En Agosto de 2011, Google anunciaba la noticia con más importancia en el ambiente de la tecnología de ese año, la compra de la división hardware de Motorola. No fue hasta 2 años luego de aquel anuncio, que se presentó el Moto X, el primer flagship. Por primera vez un equipo tenía una experiencia pura, similar a la de un Nexus. Pero la verdadera revolución llegó algunos meses después, con el Moto G. Este equipo rompió con los esquemas, siendo su precio libre comparable con otros equipos considerados de gama media  – baja, pero con una experiencia que sin dudas era superior.

Este año llegó el Moto G Segunda Generación, con algunas modificaciones, para intentar seguir siendo el rey de la gama media en Android.

Diseño

Frente del Moto G Segunda Generación
El nuevo Moto G mantiene los lineamientos generales de su antecesor. Sin embargo, comenzando por el frente del dispositivo, se hacen visibles las 2 características que lo diferencian de este último. La primera es el tamaño de la pantalla, que aumenta de 4.5” a 5”. Dado que ambos bezels poseen un tamaño similar, el equipo es considerablemente más grande. Esto puede ser una desventaja para aquellas personas con manos más pequeñas.

La segunda característica que lo diferencia, son un par de speakers en la parte frontal del dispositivo. El diseño de los mismos es similar al visto en el Moto E: dos tiras plásticas con acabado metalizado y  aspecto redondeado, como si fueran dos tubos. En mi opinión el acabado y la curvatura de los mismos transmite poca calidad de construcción, algo que no se cumple con los speakers del nuevo Moto X. Ambos están dispuestos algo desfasados de lo que se consideraría el centro del bezel.

A la derecha del speaker superior encontramos la cámara frontal, de un tamaño menor a la encontrada en el modelo 2013. Por debajo del mismo speaker, encontramos sensores de luminosidad y acercamiento. Hubiera sido interesante que pudieran colocarlos a la izquierda del speaker, para poder ahorrar algunos milímetros de altura.

En el borde derecho del equipo nos encontramos con el botón de encendido y controles de volúmen, con un acabado metálico similar al de los speakers. El borde izquierdo, sin embargo, permanece sin alteraciones. El borde inferior contiene un puerto micro-usb para carga y transferencia de datos.

Parte trasera Moto G Segunda GeneraciónPor último, se destaca nuevamente su parte trasera curva, tal vez uno de los grandes aciertos que Motorola incluyó en sus últimos diseños. Gracias a este, y a pesar del aumento de tamaño, el smartphone es cómodo de sostener con una mano mediana o grande. Conserva el biselado, también curvo, en la parte superior del equipo, en el cuál se encuentra el conector Jack 3.5mm. Mantiene, además, la disposición central de la cámara, flash LED y un pequeño dimple con el logo de la marca. El material es un plástico suave agradable al tacto, pero con una calidad menor que la encontrada en el Moto X o algunos equipos de Sony y Nokia.

Arranquemos.

Hardware

Pantalla

Como se mencionó en el apartado de diseño, la pantalla sufrió un incremento de 0,5”, para llegar a las 5”. La relación de aspecto es de 16:9, manteniendo la resolución de 1280 x 720 px. Al aumentar el tamaño y conservar la misma resolución, los dpi disminuyen de 326 a 294 con respecto al modelo anterior. La realidad es que en el uso del día a día, esta diferencia no es muy notoria, pero si prestamos atención, se puede apreciar la disminución de densidad.

La tecnología de la pantalla es IPS LCD de 16 millones de colores, que permite una buena visión desde diferentes ángulos, sin llegar a ser perfecta. Además, se encuentra protegida por un panel Gorilla Glass 3.

Sonido

Vista Frente del Moto G Segunda GeneraciónEl nuevo Moto G cuenta con dos speakers stereo en su parte frontal. Esto permite una gran evolución del sonido respecto con lo que encontramos en su predecesor. El volumen que consigue el equipo es realmente alto, aunque la calidad del sonido no llega a ser, por razones obvias, la del HTC One con su BoomSound. Demás está decir que la disposición frontal de sus salidas tiene como ventaja que al apoyar al smartphone con la pantalla hacia arriba, el sonido no se ve silenciado por la superficie de apoyo.

Una nota de color: mientras corríamos algunos benchmarks que incluyen la emulación de un juego, el sonido tapaba con facilidad al de una TV con el volumen en un valor “normal” para escucharla en una sala de estar. Definitivamente arrasa con todo dispositivo de gama media – baja en este aspecto.

Camara

En cuánto a las especificaciones de la cámara principal, nos encontramos con un sensor que nos permite sacar fotos con una resolución máxima de 3264 x 2448 (8 MegaPixels) con una relación de aspecto de 4:3 y apertura f/2.0. La misma nos permite hacer zoom de 4X digital aún utilizando la máxima resolución. Como complemento, el Moto G tiene una cámara frontal de 2 MegaPixels.

En cuanto al modo video, nos  encontramos con la posibilidad de grabar videos a 720p con un frame rate de 30fps. Además, graba sonido estéreo y permite filmar en slowmotion.

Cámara del Moto G Segunda GeneraciónEs difícil hablar de cámara sin el software que la utiliza. En este caso nos encontramos con la ya conocida aplicación de Motorola, con una interfaz muy sencilla. No existe botón de disparo, para poder hacerlo alcanza con tocar cualquier lugar de la pantalla. El primer contacto con la cámara puede ser un poco complicado, ya que esa acción suele ser la utilizada por otras cámaras para enfocar una zona de la imagen. Hablando de esto, la manera de enfocar en un lugar particular, por defecto, es moviendo con el dedo al círculo de foco. Al presionar para obtener una foto, en caso de no haber movido este círculo, la cámara se encarga de enfocar automáticamente.

Si deslizamos el dedo desde la parte izquerda hacia el centro de la pantalla, se despliega un semicirculo que contiene las opciones de la cámara. Encontramos ahí las opciones de modo HDR, Panorama, cambio a modo video y a la cámara secundaria, entre otros.

La calidad de las fotos es muy superior a la que encontramos en la iteración anterior, logrando buenos resultados para el segmento al que pertenece. En general podemos conseguir buenas fotografías en lugares con buena iluminación, especialmente con el modo HDR (aunque, en ciertas ocasiones, el efecto le agrega mucho contraste, para mi gusto). Cambiando de contexto, en lugares con pobre iluminación, los resultados son pobres.

Por último, una característica algo molesta del software de la cámara es que cuando tomamos una fotografía, la primera preview da la sensación de estar desenfocada. Sin embargo, el resultado final suele tener mucho mejor enfoque. Esperemos que Motorola lo corrija en una actualización de la aplicación.

Componentes internos

Si hablamos del procesador, RAM y la GPU del nuevo Moto G, no vamos a notar grandes diferencias con las especificaciones del año pasado. Nuevamente el chipset utilizado es un Qualcomm Snapdragon 400, que integra una CPU Quad-Core basada en la arquitectura ARM-V7, con una velocidad del clock de 1.2GHz. Así mismo, la GPU sigue siendo una Adreno 305 con velocidad de 450 MHz. La RAM se mantiene en 1GB.

De todas maneras, no todos los componentes internos son iguales. Al igual que con la versión LTE del modelo 2013, Motorola decidió agregar una ranura microSD para poder insertar tarjetas de hasta 32GB. Esto sin dudas son buenas noticias para los que suelen tener muchos archivos multimedia, porque la memoria interna es de 8GB que, con el sistema operativo instalado, se convierten en aproximadamente 5GB libres para instalar aplicaciones.

Con estas especificaciones, los benchmarks que realizamos nos indican que hubo una leve mejoría de la performance, aunque esta es imperceptible para el usuario. Excepto en los benchmarks web que, corriendo sobre Chrome, el navegador por defecto, tuvo un leve retroceso.

 

 

Batería

Otro componente que permanece igual que el modelo anterior es la batería. A pesar de que la tapa trasera pueda retirarse, no es removible.

La batería es de Li-ion con 2070 mAh. Al aumentar el tamaño de la pantalla y mantener la capacidad de la batería (que a decir verdad, no es muy grande), podríamos pensar no tiene una gran autonomía. Sin embargo fue una sorpresa encontrarnos con una buena duración, aunque no la que deseamos. Con un uso normal, teniendo aproximadamente 5 horas y media de pantalla encendida, llegamos al 1% de batería luego de algo más de 24 horas de haberlo desconectado del cargador.

Hubiera sido bueno que se aprovechara el aumento de tamaño de pantalla y el espesor del dispositivo para utilizar una batería de un mayor tamaño, para poder tener un día y medio de duración. Y no quedarnos sin batería si vamos a una disco al final de un largo día de trabajo.Batería del Moto G Segunda Generación

Conectividad y sensores

Las versiones que se presentaron del Moto G, por el momento, no incluyen soporte para 4G LTE, solo existe soporte para HSPA+, con el que se llega a velocidades de descarga “aceptables”. En cuanto a la antena Wifi, es la 802.11 b/g/n que se encuentra en la mayoría de los dispositivos, sin tener soporte para el standard ac. Además, integra también una antena Bluetooth 4.0 LE, eficiente en el consumo de la batería.

El equipo contiene algunos de los sensores ya tradicionales, como son el  giroscopio, acelerómetro, compass y sensor de proximidad. Con respecto a la navegación, posee antena GPS con soporte para A-GPS. Por último, también contiene antena de Radio FM.

Accesorios

Esta es la sección con menos información de la review, ya que Motorola solo incluye un cargador en la caja del Moto G. Pero, además, la edición de este año es solo un cargador de pared, es decir que, al menos la versión que testeamos, no incluye un cable USB más su correspondiente adaptador.

Como accesorios no incluídos con la compra del equipo, se podrán conseguir shells de distintos colores, así como también una shell que integra un flip cover, para proteger la pantalla.

 


 

Software

Android

Android del Moto G Segunda GeneraciónMotorola últimamente no defrauda cuando hablamos de software, y es que implementó la estrategia que muchos fanáticos de Android querían: equipos con el OS actualizado y sin grandes capas de personalización. Es por eso que el Moto G está actualmente en la última versión de Android, 4.4.4 KitKat. Además, Motorola ya comenzó a actualizar al equipo a 5.0 Lollipop, el último gran release de Android. Cabe destacar que lo actualizó junto al Moto X antes que Google actualizara a alguno de los Nexus, algo excepcional.

Como se mencionó anteriormente, el Moto G mantiene casi intacta la interfaz de Android. Algunos cambios visibles se dan, por ejemplo, en que el nombre de la operadora aparece por defecto en la barra de notificaciones. Lamentablemente por no tener pantalla AMOLED ni co-procesadores como el Moto X, el equipo no cuenta con Moto Display ni comandos por voz con la pantalla apagada.

Un agregado que se encuentra en las configuraciones del OS, y que vendrá por defecto en todos los Android con su versión 5,  es la posibilidad de agregar un dispositivo Bluetooth como “confiable”. La ventaja de esta característica es que en caso de tener un patrón o contraseña de desbloqueo, si el dispositivo Bluetooth está conectado con el equipo, entonces automáticamente se deshabilita. La función puede ser útil si, por ejemplo, usamos un smartwatch o auriculares Bluetooth.

En general el OS y las aplicaciones funcionan muy bien. No voy a mentir, durante la review alguna animación salteó frames, e incluso experimenté pequeños lags. Pero, en general, el smartphone anda fluido y llamativamente rápido para ser un equipo de bajo costo. De hecho hizo que me sintiera más que cómodo y no extrañara a mi Nexus 4.Dispositivos confiables del Moto G Segunda Generación

Aplicaciones

Siguiendo con la línea del OS, la intervención de Motorola en las aplicaciones es mínima. De hecho, solo agrega 3 a las que se encuentran en un Android stock.

La primera es Motorola Assist, que reconoce distintos tipos de situaciones por las que pasamos en un día, y nos permite modificar la forma en la que el equipo se comporta. Se podría decir que es una versión simplificada de aplicaciones como Tasker. Por ejemplo, se puede configurar para que, al estar manejando, lea los mensajes de texto que nos llega.

La segunda aplicación que encontramos es Motorola Alert, que nos permite configurar números de conocidos para poder pedir su ayuda en caso de emergencia. Además permite enviar datos de localización y enviar una notificación cada vez que llegamos a nuestra casa. Es un botón de pánico con esteroides.Motorola Alerta y Migración Motorola

Por último nos encontramos con Motorola Migrate. Es una aplicación que nos facilita la configuración inicial del equipo, ya que nos permite pasar contactos, mensajes, photos, música e incluso logs de llamada desde un dispositivo Android o iOS.

 


 

Conclusión

¿Es el Moto G Segunda Generación el mejor teléfono del mercado? No. ¿Es el que mejor cámara tiene? Definitivamente, no. La mejor pantalla, ¿la tiene el nuevo Moto G? Tampoco. Pero eso está perfecto, porque sin tener características particulares que lo destaquen del resto de los equipos que podemos encontrar en el mercado, Motorola creó un smartphone  que se destaca en su conjunto. Una vez más.

El equipo es recomendable para aquellos que busquen una muy buena experiencia y actualizaciones rápidas, a través de una generosa pantalla, con un precio relativamente económico. Por el momento, en Argentina, sólo se consigue con Claro por $4249 con un plan de $190 teniendo la posibilidad de elegir otros planes, que modifican el precio. Una pena que un equipo que seguramente va a ser popular tenga como restricción a una única operadora, ni siquiera se puede conseguir liberado. Esperemos que otras compañías y retailers lo agreguen pronto a su catálogo.

Ahora me gustaría escuchar su opinión. ¿Qué les parece el nuevo Moto G Segunda Generación? ¿Lo van a comprar?

 Gracias a Florencia Koch por la ayuda con las fotos.

26 Comentarios

  1. Al igual que hicieron con el Defy y Defy+, este modelo es el mismo que el anterior con ajustes minimos. En resumen, la clave de Motorola es hacer grandes desarrollos para el lanzamiento y luego sacar una version “nueva”, que en realidad, es un reciclado de la 1ra. Muy similar a la estrategia Tick-Tock de Intel ( http://es.wikipedia.org/wiki/Intel_Tick-Tock ). En los 2 casos, no tiene sentido actualizarse si tenes la 1era generacion, y la 2da puede no ser realmente mejor de la primera dependiendo el precio de diferencia.

    • Es cierto, en ambos dispositivos hubo un cambio incremental. Sin embargo, y a mi entender, el cambio que hubo en el Moto G fue mucho más importante que en el Defy. Yo tuve al original Defy, y un amigo al Defy+, y la verdad que salvo por un aumento en la autonomía de la batería, no se notaba diferencia.

      • Es que literalmente los Defy’s son el mismo aparato salvo la bateria mas grande y la camara mejorada (pero que ya estaba en las ultimas versiones, de distinta epoca de fabricacion, del Defy original). Aun asi los cambios de hardware entre los Moto G son casi iguales de basicos salvo por la pantalla… el resto es: Parlante, camara y el slot (este ultimo ya estaba en algunos modelos del Moto G original). El SoC (CPU, RAM, GPU, etc… en un mismo chip) se mantiene, y sinceramente, no me parece para considerar realmente como un celular nuevo… por eso me parece bien que mantengan el nombre.

        La clave es el precio, y ahi fallaron porque lo incrementaron… cuando el otro tiene 1 año de antiguedad ya… (los costos bajan con el tiempo, no?).

        A opinion personal, el incremento del pantalla a mi me parece horroroso (muy grande)… yo me quedo con el Moto G original, o el dual SIM para quienes lo requieren.

        Sobre el review me parece que fue muy bueno, salvo que no queda claro que son practicamente (no fisicamente) el mismo equipo, algo mas caro y con cambios que no lo hacen una experiencia realmente nueva; solo mejorada.

        • Sobre lo parecido que son en cuánto al CPU, RAM y GPU, lo traté de exponer en la sección “Componentes Internos”, y también en “Batería” y “Diseño”. De todas maneras, tomo el feedback para las próximas reviews. ¡Gracias!

  2. Buen review!

    No estaba para nada interesado en comprar un teléfono hasta que anoche se me cayó mi SGA de la mesa y se rajó la pantalla. Por suerte se ve y funciona OK, pero ya estoy pensando en el reemplazo.

  3. Si bien la tendencia es que las pantallas sean cada vez mayores, yo me quedo con la del Moto G 1ra Generación, en el nuevo la pantalla es más grande pero la resolución es la misma… Y además, hubiera preferido que se mantenga el tamaño del equipo y que no aumente, o que se achique en todo caso…

    Hay que ver con qué equipos va a competir y los precios de éstos…

  4. Gracias por el review.

    Tengo un lg l9 que la verdad nunca me gustó mucho, lo noto lento casi siempre, se queda “bobo” muchisimas veces. Si paso a un moto g comun o a un 2014 notare diferencia o conviene ir un poco mas arriba? Gracias!

    • Definitivamente vas a notar la diferencia. Una particularidad de los LG, al menos los gama baja, es que el software que tiene lo hace mucho más lento y menos estético.

      En cuánto a performance, ambos modelos de Moto G son muy similares, así que tu decisión se debería basar en la ventaja y desventaja de una pantalla más grande, y las mejoras del sonido y la cámara.

    • No pasa casi nunca lo que decis en Moto G… y es la GRAN clave de todos los ultimos celulares de Motorola (eso porque no modifican casi en absoluto el Android original)

  5. El teléfono esta barbaro pero…

    Ya no es el smartphone accesible que fue el de 1era generación, por el precio y la pantalla parece ir a pelear el puesto del moto x 2013, y le deja el lugar de accesibilidad al moto e. Lamentablemente el Moto e es muy bueno pero la cámara es demasiado mala y no tiene flash. Desde mi punto de vista, falta un modelo que tenga un precio intermedio entre el moto e y el moto g 2014.

  6. Muy buen review.

    No había necesidad de hacerle unos parlantes tan feos. Pobrecito, él no tiene la culpa.
    Y agrandarle el tamaño al dispositivo para no aumentar la batería, y ni siquiera mantener la densidad de pixeles, me parece un gran punto en contra. En general me quedo con la primera generación.

  7. Me interesaba la 2da generacion cuando escuche los primeros anuncios, pero mas allá de que finalmente no me convencen el tamaño tan grande y el no aumento de la bateria, lo chocante es el precio al que lo trajeron, y encima solo en Claro. Tengo entendido que afuera sale los mismos 180 dolares que salía el modelo original. Acá por mucha inflación e impuesto que le metas no llegas a 4200 sin liberar ni a palos. El original libre estaba mas barato que eso.

    • Estoy de acuerdo, últimamente los precios de los smartphones aumentaron muchísimo.

      El año pasado, aproximadamente a esta altura del año, habían anunciado al Moto G original por 2500 libre, si mal no recuerdo. Hoy en Claro está aún más caro que el Moto G nuevo ($4500 vs $4200 de precio promocional). En Personal está más barato, y en Movistar más, pero aún así todos superan los $3000 por operadora.

  8. Uf acabo de leer el review y me quede algo preocupado. La semana pasada me lo compre y lo estuve usando. La verdad me encanto y anda excelente no me puedo quejar de nada.

    Lo único que me preocupa es el tema de la batería. A mí no me pasa las 14 o 16 horas de uso. Recién me fije y después de solo 6 horas ya me gasto el 40% usando la pantalla 1 hora y media. Me habrá venido con problemas o será así?

    • Mi recomendación sería que esperes algunos días más para juzgar si tenes una falla o no.

      Además, el uso de la batería se ve afectado por muchas razones. Así que si, por ejemplo, usas el GPS un rato, o tenes activada la localización y alguna app usa pin-point location constante, obviamente te va a gastar más batería. Durante el test se usó principalmente para redes sociales, mails, algún que otro juego liviano y alguna foto. Es posible que tu uso sea más intensivo.

  9. En abril compré el Moto G 2013 y ayer mis suegros me trajeron el 2014 de EEUU. Por ahora al funcionamiento no le noto grandes diferencias, la unica es que agrandaron la pantalla pero no asi la resulucion, asique la densidad de pixeles bajo minimamente, haciendo los iconos mas grades y mas “toscos”.

    Si quieren darme una manito, en preguntag creé un tema ayer, ya que tube un problemita con el hard reset del primer moto G :p

  10. Me lo compré ayer. Si leen este comentario, nunca, JAMÁS, compren un celular en Claro. Es aceptar ser prisionero de ellos… Yo me lo compré nuevo, libre, color negro y con dual sim en un local de Córdoba por $4200, es decir, mas barato, mejor y libre a diferencia de el que vende Claro. Así nunca estarán atados a la exagerada permanencia, multas, precios altos y mal servicio de Claro.

  11. Entre el LG G2 Mini y el Moto G (2da generacion), ¿quien tiene la mejor cámara? Pues, me encanta la fotografía, y estoy indeciso por ese aspecto importante, la “Cámara”. Claro, actualmente tengo un Sony Xperia P, y busco un buen sustituto entre esos dos modelos.

    • Por lo poco que experimenté con el LG G2 Mini, te podría decir que los dos tienen sus ventajas y desventajas. Pero ambos son una mejora con respecto al Xperia P. Por lo que para elegir deberías comparar las features restantes de ambos teléfonos. Hint: el Moto G ya tiene Lollipop

  12. Tengo un Moto G (segunda generación) tengo como 1 mes con el y me avía dado cuenta que en la bocina posterior, siempre que habro una app o abro el cajón de las aplicaciones o los ajustes, cualquier cosa que habrá se escucha un ruido,

    Un amigo lo también lo tiene y es lo mismo,

    Es normal del móvil?

    • Realmente no lo experimenté, por lo que no puedo decir si es normal o no. Sorry!

  13. Tengo un motorola G 2da generacióny lamentablemente no puedo bajar una aplicación d grabación d voz q pueda escuchar lo q m dicen. Sólo escuchó mí voz y nada más. Habrá alguna solución u otra aplicación q pueda bajar q m sirva?

    Muchas gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here