NFC es una de esas tecnologías a la que cual me costó entender realmente su verdadera función.

Históricamente se la presentaba como “la plataforma ideal de pago para Smartphones”, algo que en Argentina al menos no es tan común, y muy atrás se destacaban algunas cualidades extra cómo la transferencia de archivos, por ejemplo.

Así que, al menos para mi, su funcionalidad parecía algo más cliché que útil, especialmente cuando pasas archivos mediante la nube en cuestión de segundos y pagas en efectivo, algún sistema tipo MercadoPago con código QR o con tarjeta con la misma facilidad.

Pero ayer me tente a probarlo, en quizá una de las mejores funciones que no sabia que tenía. Mas por necesidad que por gusto.

Quería conectar mi teléfono a un parlante portátil mediante bluetooth. Pero era uno de esos días, o uno de esos casos en que simplemente los dispositivos no se quieren hablar. Bluetooth. tiene ese esoterismo, especialmente a la hora de vincular aparatos.
5 veces fallidas, haciendo todo lo que hay que hacer. Al borde de buscar un cable miniplug para volver a la edad de piedra.

Hasta que frené, y al detenerme a pensar noté que el parlante tenía conexión NFC.

Y dije, ya fué… si no puedo pasarle música mediante Bluetooth se la paso mediante NFC. No tenía ni idea del protocolo ya que nunca lo había usado ni tampoco había leído del mismo, pero cuando estás en las ultimas, cualquier idea es válida.

Entonces hago como en las publicidades: simplemente apoyo el teléfono sobre el parlante y a los 2 segundos no solo se sincronizo el Bluetooth si no que la música ya estaba sonando.

Sin saberlo hacia realizado la sincronización mas rápida de Bluetooth en mi vida.

No puede ser tan fácil, agarre un equipo de música, probé apoyar el teléfono, y se vincularon al instante.

NFC, más allá de todas sus funcionalidades esotéricas salidas de la ciencia ficción del 1980, encontró una función clave en mi vida, dejar de perder tiempo vinculando aparatos mediante Bluetooth. Especialmente, cuando por razones aleatorias simplemente no se quieren hablar.

Es uno de esos protocolos 100% APB, en el que un abuelo que ni siquiera sea que es Bluetooth lo puede hacer funcionar.

Y esos, son lejos, los mejores protocolos.

9 COMENTARIOS

  1. Nicolás

    Le mejor uso que le encontré fue usarlo para imprimir desde el celular.

    Lo apoye en la impresora y salió andando

  2. Federico

    A mi me pasaba con una cámara DSRL que tengo. Para pasarme alguna foto al celu tenía que conectarme al wifi de la cámara. Y por alguna extraña razón en la cámara tenía que hacer varios pasos que, obviamente a veces le pifiaba a alguno o no sé y no podía conectar. Eso y ademas me tenia que desconectar de la red wifi a la que mi teléfono estaba conectada obviamente.

    Tenía un teléfono viejo sin NFC y cuando cambié a uno nuevo no dudé en probarlo. Al igual que a vos, en 3 segundos estaba viendo las fotos en mi celular. La opción NFC hizo todo por mí me desconectó de mi red, me conectó a la cámara y (no recuerdo bien lo siguiente) hasta me habió la app de la cámara para ver las fotos.

    E’ cosa ‘e mandinga.

  3. Shengdi

    Yo intenté usarlo para pasar archivos desde un celular a otro y no me funcionó uno de ellos era un Windows phone y el otro u Galaxy.

  4. Fer

    El nfc esta bueno, requete bueno. Dato para amarlo mas, la tarjeta sube tiene NFC. El celular tiene NFC. Podes chequear el saldo.

    Te amamos tecnovortex. Perdon por no trollear, si quieren bardeo algo la proxima.

    • Thyranus

      No sólo podés averiguar tu saldo de la SUBE, sino que también podés actualizarle el saldo a tu tarjeta, que le cargaste por el home banking o mercado pago. Es un golazo el NFC en esos casos!

  5. Damia

    Vivo en un pueblo cerca de rosario y el transporte se mueve solo con sube hay 2 centros de carga a 15 cuadras de casa y a veces no tienen saldo y una terminal dentro de la municipalidad que siempre esta cerrada.
    Me baje la app de la Sube y con nfc cargo al instante apoyandola sube al telefono.

  6. Damian

    La carga de la Sube es el mejor uso que se le puede dar mas teniendo solo 2 puntos de carga que nunca tienen saldo y una terminal de gestion en la municipalidad que siempre esta de paro y todo a15 cuadras de casa.

  7. KMJB

    Como bien comentas, siempre te saca de algún apuro el protocolo, lástima que es bastante inseguro, más que nada por el tema de los pagos…

    Saludos.

  8. Pablo

    No sabía que había parlantes e impresoras NFC. Lo usé una vez hace mucho para probarlo, enviando fotos de un celular a otro. Y ahora cargo la tarjeta SUBE. De pagos en Argentina por ahora nada.
    Para cargar la SUBE, sólo se puede con dispositivos Android. Los de la manzanita no dejan que apps de terceros usen el NFC, Se joden.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here