En el mundo de la fotografía amateur hay todo un prejuicio alrrededor de quienes usan su cámara en Automático, Semiautomático o algún Preset y se cree que el que es bueno denserio gatilla siempre en Manual. La realidad es que una buena foto no depende del hecho de que toquemos un botón o treinta para obtenerla sino de lo que queremos mostrar: Qué quisimos transmitir en nuestra imagen y cómo nos las ingeniamos para capturarlo de una manera eficiente son factores mucho más importantes que una mera configuración.

De todas formas siempre es bueno saber operar la cámara en modo manual por varios motivos:

– Podemos obtener exactamente lo que queremos de nuestra fotografía y no dejar nada librado al azar. Cosas como foco, profundidad de campo y movimiento pueden convertirse, si son bien usados, en poderosos elementos de composición.

– Al saber cómo funcionan los distintos parámetros que modificamos, cuando no queremos disparar en manual podemos “orientar” a la cámara a hacer lo que buscamos cuando sacamos en auto o semiauto.

– El día que agarremos una cámara antigua sin automatismos vamos a poder manejarla sin mayores contratiempos. Si estás pensando “¿Y para qué quiero sacar con una cámara de rollo de 1965 si tengo una DSLR?” quedate tranquilo que ya te va a picar el bichito tarde o temprano.

– Vamos a ver muy potenciadas nuestras posibilidades para sacar fotos con poca luz. Al saber qué hace cáda parámetro podemos elegir a conciencia qué factor podemos “resignar” y cuál no para obtener el resultado buscado. Ésto lo van a entender en unos párrafos.

– Se aprende un montón, y esa es la magia ¿No?

Canon EF 50mm f/1.4 USM, la gama media de los lentes fijos ultraluminosos. Si no tenés idea qué dije seguí leyendo.
Canon EF 50mm f/1.4 USM, la gama media de los lentes fijos ultraluminosos. Si no tenés idea qué dije seguí leyendo.

Bueno, ahora que te convencí, vamos a lo importante. Los controles manuales nos permiten modificar a discreción tres factores en la sencilla ecuación de la exposición y esos tres factores llevan a un mismo resultado: Obtener una foto con más o menos luz logrando así una imagen equilibrada, quemada (sobreexpuesta) u oscura (subexpuesta). Es decir, cualquiera de los tres items que modifiquemos nos va a dar básicamente una foto más clara si lo movemos para un lado y más oscura si lo movemos para el otro, por lo que debemos compensarlos entre si. Los 3 tienen unidades distintas para medirse, ven sus valores limitados por distintos componentes de nuestro equipo y afectan, además de la “cantidad de luz”, otros factores igual de importantes. Empecemos.

Velocidad de obturación

El primero de los factores que podemos alterar es la velocidad de obturación, es decir, cuánto tiempo permanece expuesto el material sensible a la luz (sensor, placa o rollo). Se mide en segundos y normalmente va de 30 segundos a fracciones tan chicas como 1/4000, además de la configuración “bulbo” que se mantiene abierto mientras mantengamos apretado el disparador. Cuanto más tiempo permanezca expuesto el material sensible más luz pasará y tendremos una foto más clara, es decir, en 5 segundos pasa mucho más luz que en 1/60.

IMG_2771
Ventilador en 1/500. Se puede apreciar la paleta.

El elemento compositivo que afectamos al alterar la velocidad de obturación es la percepción de movimiento en nuestra imagen. Una obturación rápida (arriba de 1/100 para el día a día por poner un número, y bastante más -llegando a 1/1000- para deportes o cosas que se muevan muy rápido) permite congelar la imagen mientras que en una obturación lenta el sujeto que estamos fotografiando dejará un “rastro”.

Ventilador en 1/25. Las aspas quedan prácticamente invisibles.
Ventilador en 1/25. Las aspas quedan prácticamente invisibles.

La mínima y máxima velocidad de obturación la determina el modelo de nuestra cámara y normalmente se incluye un modo semiautomático que nos permite modificar solo la obturación sin preocuparnos por el diafragma (“Tv” en Canon y “S” en Nikon).

Apertura de diafragma

El segundo factor es la apertura de diafragma, es decir, “cuánta” luz dejamos pasar en una determinada cantidad de tiempo. Se mide en “f stops” y va de f/1 a f/32, y cuanto menor sea el número (ojo acá) MAYOR será la cantidad de luz, dando por ende una foto más clara. Es decir, una apertura de f/2.8 dejará pasar mucha más luz que una de f/11.

IMG_2766
Mario en f/16

Además de la cantidad de luz que dejamos pasar durante un tiempo determinado nuestra apertura de diafragma modifica la “profundidad de campo”, es decir, qué porción de la fotografía aparece en foco detrás y delante del punto de foco total. Si usamos el diafragma muy cerrado -digamos f/16- nos aparecerá casi toda la fotografía razonablemente enfocada (ideal para paisajes) mientras que con un diafragma abierto -digamos f/2.2- saldrá desenfocado –bokeh le dicen- prácticamente todo a excepción de nuestro sujeto (ideal para retratos). La ecuación de la profundidad de campo es bastante compleja y además de la apertura de diafragma la afectan componentes como la focal de nuestro lente (el “largo” en milímetros por decirlo de alguna manera), la distancia entre la cámara y el sujeto y la distancia entre el sujeto y el fondo, pero no nos vamos a meter en ese baile en éste artículo.

Mario en f/1.4
Mario en f/1.4

La mínima y máxima apertura de diafragma la determina nuestro lente y por regla general cuanto más se pueda abrir el lente más nos va a doler el bolsillo. Los lentes de focal fija (es decir, sin zoom) suelen tener las aperturas más grandes y ser relativamente económicos. En el caso de los lentes con zoom tenemos los de apertura mínima variable (como el clásico lente kit económico cuya mínima apertura es f/3.5 en 18mm y f/5.6 en 55mm) o constante en todo el rango focal (como los que vienen con las “full frame” que suelen ser f/2.8 o f/4 tanto en 24mm como en 70mm), siendo los últimos muchísimo más caros. El modo semiautomático para elegir apertura despreocupándose por la velocidad es “Av” en Canon y “A” en Nikon.

Sensibilidad ISO

La tercera en discordia en nuestra ecuación del amor fotográfico (digital) es la sensibilidad ISO que es, por decirlo de alguna manera, qué tanto reaccionan los pixeles del sensor a la luz que dejamos pasar con nuestra apertura y velocidad. Suele arrancar en 100 y cada incremento suele ser el doble del valor anterior, es decir que la progresión sería 100-200-400-800-1600 y así.

Las patas de mi gato en ISO 100 (detalle)
Las patas de mi gato en ISO 100 (detalle)

Algo importante es que la sensibilidad ISO no afecta ningún elemento compositivo, simplemente nos da una foto más clara o más oscura, pero la regla general es que cuanto mayor sea su valor mayor será el “ruido” de nuestra imagen. Debería ser nuestro último recurso ya que degrada directamente la calidad final de nuestra imagen y no sirve como herramienta creativa.

Las patas de mi gato en ISO 6400 (detalle, y me olvidé de anular la cancelación de ruido de la cámara...)
Las patas de mi gato en ISO 6400 (detalle, y me olvidé de anular la cancelación de ruido de la cámara…)

Nuestra cámara es la que determina el valor máximo que podemos poner y, mucho más importante, hasta qué valores de ISO obtendremos resultados razonables (siendo un “resultado razonable” algo bastante subjetivo) y normalmente cuanto más moderno y caro sea nuestro equipo más altos serán ambos números. Por ejemplo, una Canon T3i soporta hasta ISO 12800 pero según a quién se le pregunte genera cantidades tolerables de ruido hasta ISO 800 o 1600, mientras que una Canon 6D soporta hasta ISO 102400 y da fotos usables hasta ISO 3200 o 6400 aproximadamente.

Conclusión

Obviamente hay mucho más que lo acá expuesto pero no soy ningún experto académico y, aunque lo fuera, no tendría sentido incluirlo en éste artículo. Espero haberte ayudado a perder el miedo a los controles manuales. Saber todo ésto ayuda mucho pero nada le gana a la práctica así que a agarrar la cámara y practicar, experimentar y probar es la mejor alternativa para incorporar éstos conocimientos. Aprovechemos que vivimos en la era de la fotografía digital y podemos ver nuestros resultados al instante; Si sacamos una foto quemada alcanza con mover una perillita y gatillar de nuevo para enmendar nuestro error.

13 Comentarios

  1. Amante del diseño, siempre quise una super camara, pero siempre fue una deuda pendiente… gracias a tu articulo empece a investigar camera+ una app que tenia para el iphone que te permite sacar y retocar fotos.

    Me acabo de dar cuenta que te permite controlar de manera manual iso, enfoque, etc… algo copado que antes lo hacia tocando sobre la pantalla pero de esta manera se mejora MUCHO la calidad de la toma.

    En definitiva, gracias por el articulo, siempre es bueno curiosear sin depender de que tengas una reflex, semireflex o una camara de celular…

  2. Algo fácil para hacer ( o que suelo hacer) cuando llego a un lugar a sacar fotos es sacar la primera en automático y ver que parámetros usó la cámara, de ahí parto en modo manual y voy variando.
    Otro tema que cambia mucho el aspecto de la foto es el balance de blancos, no se bien si es algo de mi cámara, pero cuando está en automático no siempre queda bien.

    Saludos!

  3. Yo empecé a usa el modo Manual y a veces tenés que ser muy rápido para cambiar los parámetros y te perdés de sacar una buena foto.

    Situación 1… en un playa, mitad al sol, mitad a la sombra, parámetros en manual para la sombra, quería fotografiar un pájaro que salió volando, pero en la parte soleada… salió quemadasa la foto… no tenía tiempo de cambiar los parámetros. En esta situación lo mejor es usar modos semiautomáticos. El modo P que maneja velocidad y apertura, el modo S que maneja velocidad y modo A que maneja apertura. Si queremos que el pájaro salga “congelado” lo mejor es usar modo S con una velocidad alta, por ej.

    Situación 2… Recital de Rock de noche. La luz no cambia, salvo por las propias del escenario. En automático o semi, la cámara trata de “hacer visible” la zona oscura y no es lo que queremos. Lo mejor usar manual y dejar que la foto la ilumine las luces del recital. Yo usé un tele Nikon 55/200 con apertura 4 a 5.6 en 200, lo mejor es usar apertura fija de 5.6, porque sino se nos va a cambiar a 4 cuando saquemos una foto a 55mm y nos cambiará la exposición.

    El ISO, depende de la hora del día y la luz o si queremos tener un poco más de velocidad si no tenemos un lente rápido.

    Yo usaría el modo maual en algunos casos, sobre todo cuando las iluminación es fija, como dije, en un recital, en un casamiento, en una fiesta.

  4. Nacho muy buen articulo, me despejaste varias dudas, y agregue tu post a un marcador para que lo pueda ver siempre. La unica duda que me sigue quedando es que significan esos 18-55 mm del clasico kit para la camara.

    Gracias por enseñarme todo esto

    • ¡Gracias por la buena onda!

      Fui a la wikipedia a buscarte la definición de “distancia focal” y, te soy sincero, es un quilombo xD. Básicamente la distancia focal es el espacio en milímetros entre el plano focal (el sensor) y el “centro óptico” del lente, que es algo así como el punto entre los cristales donde los rayos convergen.

      La cuestión en la práctica es que te indica qué tan cerca o lejos ves las cosas, y la diferencia entre un extremo y otro son las “X” del zoom, entonces, los lentes kit (18-55 para sensores APS-C y 24-70 para Full Frame) tienen algo así como 3x de zoom… Pero ojo, porque por ahí tenés un lente 200-500mm (2.5x) y un usuario de cámara bridge dice “ah pero la mía tiene 6x de zoom óptico, veo más lejos” y no, porque la mínima de ellos es de unos 17mm y 17×6=102, es decir LA MITAD que el de tu lente “sin hacer zoom”.

      En resumen, un quilombo. Lo importante son los rangos en los que se clasifican los lentes que es algo así como 8mm = ojo de pez, menos de 18mm gran angular, menos de 35mm angular, ~50mm normal, menos de100 tele corto, más de 100 tele largo. Recordá que si tenés un sensor APS-C (lo habitual en cámaras por debajo de $20k) tenés que multiplicar el valor del lente por 1.6.

      ¿Entendiste? Yo tampoco.

    • Está para hacer un artículo completo sobre ésto, pero me tengo que poner a leer un poco más :P.

      Igual, dicen que una imagen vale más que mil palabras así que te dejo éste gráfico que seguro te lo explica mejor:

      Distancia focal

  5. Yo tengo esto siempre a mano, es excelente:
    http://imgur.com/gallery/pDC1X

    Alguas cosas son bastante avanzadas y no tengo idea de que hablan, pero hay muchos datos que para entusiastas de la fotografía como yo vienen muy bien, y sobre todo se entienden fácil!

  6. Muchas gracias por explicar las cosas asi, la verdad , me aclaro muchas dudas al respecto.

    Segui con articulos asi, suerte!

  7. Básico, sencillo y fácil de entender, muchas gracias!

    Alguien que quiere empezar con la fotografía, aunque sea amateur…

    Saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here