El autofoco es un tema complejo en el mundo de la fotografía, más aún en la digital, y más aún en cámaras DSLR (Digital Single-Lens-Reflex). Salvo que hagamos macrofotografía, nos dediquemos al vídeo o nos guste particularmente el método de enfoque manual es muy probable que usemos el sistema de autofoco la gran mayoría del tiempo usemos el sistema de enfoque automático de nuestra cámara. Pero ¿Por qué digo que es tan complejo? Pasen y vean…

foco-foto

(Nota: Para entender buena parte de los conceptos de este artículo es fundamental comprender el funcionamiento interno de una cámara reflex y, por qué no, conocer un poco los conceptos básicos de su uso)

Sistema pasivo o activo

No me voy a extender demasiado acá. El único sistema de autofoco activo que van a usar es el de la “asistencia” de su flash (los externos, no la cámara) que proyecta un patrón láser o infrarrojo sobre las figuras y con eso calcula distancia, siendo muy efectivo para sujetos estáticos pero no tanto para movimiento. De acá en adelante, son todos modos “pasivos”.

Sensores usados para hacer foco

Hasta mediados de la década pasada las DSLR no incluían live view, es decir, la posibilidad de ver por la pantalla LCD lo mismo que veía nuestra cámara en tiempo real tal como lo hacemos en nuestro celular o en cámaras digitales compactas/bridge (osea que la pantalla servía únicamente para mostrar menúes y visualizar las imágenes ya capturadas). La solución más razonable para las reflex digitales en su nacimiento fue entonces adoptar la tecnología utilizada en las últimas generaciones de cámaras analógicas llamada phase-detection (detección de fase).

autofoco-disparo

Los sistemas de autofoco para DSLR mediante detección de fase funcionan por medio de sensores situados en la base de la cámara. La primera “lámina” del espejo (la que rebota con la ayuda del pentaprisma la imagen al visor óptico) es semitransparente, y la luz que lo atraviesa rebota hacia dichos sensores en un segundo espejo que divide la luz como lo hacen las cámaras rangefinder o telemétricas en su sistema de enfoque manual, los cuales calculan si el foco correcto está detrás o delante del actual y ordenan al motor corregirlo en un movimiento preciso. El area de la imagen que queda enfocada lo definen los sensores de enfoque de nuestra cámara que varían en cantidad y calidad (sencillos o cross-point, estos últimos superiores) según el modelo que tengamos, y por ende no podemos buscar foco en la totalidad del cuadro sino en los puntos donde se encuentran los sensores. Esta tecnología no funciona cuando la cámara está en modo live view ya que el espejo se encuentra constantemente levantado, por lo que con la incorporación de esa tecnología fue necesaria la creación de un nuevo sistema.

Los sistemas de autofoco para DSLR mediante detección de contraste operan cuando utilizamos live view ya que al mantenerse levantado el espejo la luz no llega a los sensores de abajo y el foco se busca directamente en el sensor CCD o CMOS (el que captura la imagen) basándose en el principio de que el máximo contraste entre pixeles adyacentes se produce cuando el sujeto está enfocado. Es una tecnología más lenta que la otra pero podemos buscar foco en cualquier parte de la imagen moviendo el recuadro con las flechas. Algunas cámaras permiten anularlo mediante alguna opción (Quick AF en el caso de mi Canon) que apaga la pantalla y baja el espejo para enfocar con los sensores y vuelve a levantarlo para mostrarnos la imagen ya enfocada en la pantalla.

Puntos de enfoque de una cámara gama baja, en este caso Canon T3i
Puntos de enfoque de una cámara gama baja, en este caso Canon T3i

Motor de enfoque

El motor de enfoque es la pieza electromecánica que se encarga de mover los elementos internos del lente para, comunicándose con los sensores de la máquina, adquirir foco. Varía según la marca así que vamos a dividir el apartado para Canon y Nikon.

En el caso de Canon el motor de enfoque se encuentra siempre en el lente en lugar de en el cuerpo y todos los lentes con denominación EF o EF-S (variante moderna para sensores crop APS-C) lo poseen, por lo que prácticamente la totalidad de los lentes fabricados de 1987 a la fecha podrán darle funciones de autofoco a nuestra cámara. Lo que diferencia el autofoco de los diferentes modelos de lentes es la “calidad” del motor. Los que no aclaren cuál traen -que suelen ser los más económicos como los kit 18-55mm, el 50mm f/1.8 o algunos 75-300mm- suelen traer el motor básico lento, ruidoso y sin override manual (es decir, para usarlos en foco manual hay que mover obligatoriamente la palanquita del costado) llamado “Arc form drive – AFD” o “Micro motor” mientras que los lentes de gama media y alta gozarán del silencioso, rápido y versátil motor USM (que puede ser de tipo “micro” o “ring” -superior- dato para el cual deberemos bucear entre las hojas de especificaciones) y llevarán orgullosos sus siglas en el nombre. Desde el lanzamiento de las cámaras T4i y 70D Canon vende algunos lentes con motor STM, que es un motor silencioso y paso a paso adecuado para el autofoco en video.

Puntos de enfoque en una cámara de gama alta, en este caso Canon 7D Mark II
Puntos de enfoque en una cámara de gama alta, en este caso Canon 7D Mark II

En Nikon la situación es un poco más compleja ya que hay lentes con y sin motor, y cámaras con y sin motor. En las gamas actuales encontramos motor de autofoco en los cuerpos desde la D7x00 hacia arriba (ya pasando a las Full Frame a partir de ahí) pero no en las D3x00 y D5x00, por ende si tenemos uno de los últimos mencionados y queremos disponer de autofoco tendremos que buscar lentes con la denominación AF-S, es decir con motor en el lente (a la usanza de Canon). Si tenemos una cámara con motor incorporado gozaremos de autofoco con prácticamente cualquier lente (y de paso ahorraremos un buen billete a la hora de comprarlos).

Modos de enfoque

Al menos en Canon y Nikon el autofoco puede operar de tres maneras distintas, a saber:

El modo de enfoque de un disparo mide con los sensores y mueve las piezas una sola vez al presionar el disparador por la mitad  y cuando encuentra el foco lo mantiene estático hasta que disparemos o soltemos el botón. Si el sujeto o la cámara se mueven la foto saldrá fuera de foco. Este modo de enfoque es ideal cuando estamos retratando algo con poco o nada de movimiento.

El modo de enfoque contínuo ajusta constantemente el foco a medida que nuestra posición y/o la del sujeto varíen mientras tengamos el disparador presionado a la mitad de su recorrido, convirtiéndose en la opción ideal para fotografiar cosas que se muevan mucho (fauna, deportes, niños, etc) o si estamos cambiando constantemente nuestra posición o el punto de foco. Tengamos siempre en cuenta que al mover frecuentemente el motor nos reducirá la duración de la batería.

ultrasonic
Canon EF 28-135mm f/3.5-5.6 IS USM, un lente accesible con motor USM

El modo de enfoque híbrido es como se estarán imaginando una mezcla de ambos, que mantiene el foco quieto si detecta un sujeto estático y lo adapta si ve que se mueve. A mi gusto es darle demasiado control a la cámara y puede traernos problemas si el equipo no interpreta bien qué estamos intentando fotografiar.

Tips adicionales

– Aparentemente la apertura de diafragma ideal para el autofoco está en el rango de f/2 – f/2.8 por el balance entre cantidad de luz que llega a los sensores y la precisión necesaria en profundidad de campo.

– La cantidad de luz disponible afecta la operación de los sensores. Más luz, mejor.

– Las cámaras mas profesionales (y caras) tienen sistemas de autofoco complejísimos con muchos más sensores y de mejor calidad. De todas formas, para usos que no impliquen deportes o fauna suele bastar con los 9-11 sensores con algunos pocos cross-point que traen las cámaras más básicas.

– Ningún modo de enfoque es mejor que otro, simplemente hay que elegir en base a nuestra preferencia personal y la situación en la que nos encontremos.

– El punto de autofoco central suele ser el más preciso, especialmente con el diafragma muy abierto.

– No nos olvidemos del foco manual. A veces es más fácil manipular el foco directamente que renegar porque la cámara no entiende lo que queremos hacer.

7 Comentarios

  1. Hola, Interesante articulo.

    ¿Tenés alguna experiencia con foco manual en objetivos de “Gran Angular”? te pregunto esto porque estoy penando en comprar un 10-20mm (usadito y a gran precio) sin motor de enfoque para mi nikon 3xxx. Imagino que que no es necesario lidiar demasiado en cuanto a paisajes se refiere…

    Saludos.

    • No tengo experiencia con ese lente y los paisajes no son mi campo, pero los libros dicen que vas a sacar con el diafragma cerradísimo y enfocando lejos o a infinito… La profundidad de campo debería ser bastante permisiva. Además, los paisajes se quedan quietitos mientras uno les gatilla, así que podés ajustar el foco a gusto

  2. Muy interesante! no creo que me influya en la (totalmente amateur) práctica de sacar fotos, pero me gusta saber como funciona todo lo que pasa ahi adentro cuando uno aprieta el botonito!

    Por otra parte, y ya que estás en el tema… escuché hablar de camaras tipo dslr pero donde el visor en lugar de ser optico es una mini-pantalla de led, o sea que vuela el espejo… tenés alguna referencia de estas cosas?

    • ¿Hablás de las mirrorless de lentes intercambiables? El concepto está bueno pero nunca las probé. El problema con esos equipos (y las compactas pro modernas como las x100 de Fuji) es la ergonomía… La forma de las reflex me parece perfecta.

      • Eso serían algo así como cámaras pocket avanzadas, estuve buscando y lo que yo decía se llama EVF (electronic view finder). Sería como el live view que usan las dslr para hacer video, pero en lugar de en la pantalla grande de atrás, es una pantallita de led o oled dentro del viewfinder que reemplaza la imágen óptica real. Dicen que como ventaja tiene que uno estaría viendo la imagen exactamente igual que como la capta el sensor.

        Si te ponés a pensarlo sería una onda las mirrorless, pero con el cuerpo y lentes habituales de una dslr.

  3. Solo agregar que las Nikon D50/70/80/90 tienen motor de enfoque en el cuerpo.
    Y las D40/60 carecen del mismo.

    Lo peor de cualquier DSLR es la falta del viejo sistema SIF (visores de enfoque partido) en el cual un prisma permitía enfocar manualmente. Aunque se puede cambiar el original por este http://www.focusingscreen.com/

    Son medio oscuros pero te adaptas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here