Hay algo que Canon, Nikon, Apple y Samsung tienen en común: todos usan en algunos de sus productos sensores para cámaras digitales de Sony. Desde una Nikon D300 hasta un iPhone 6S, pasando por una Hasselblad de formato medio, todos en algún momento han recurrido a su competencia para que les fabrique la pieza más importante del cuerpo de una cámara.

Aunque no sea algo que se grite a los cuatro vientos, la división de sensores para cámaras de los japoneses es uno de los más interesantes negocios que tienen, y desde los más chicos a los más grandes los usan para fabricar los sensores que se emplean en la gran mayoría de cámaras del mercado.

Los grandes diseñan, Sony fabrica

Parece increíble pensar que Nikon, con el renombre que tiene, dependa de un gran competidor como Sony, pero aunque cueste creerlo, icónicas cámaras como la D300 usan chips de sus hermanos nipones.

En el caso de Canon, si bien sus dSLRs usan sus propios sensores, diseñados y fabricados por ellos mismos, la popular línea Powershot muchas veces ha dependido de sensores de Sony.

Fuji, Olympus, Pentax, Hasselblad también usan los servicios de Sony, y la lista no para de crecer.

Sensores para todos los gustos

Según los resultados financieros del último trimestre del 2016 las ventas de sensores aumentaron un 40%, completamente opuesto a la tendencia del mercado donde cada vez se venden menos cámaras. El motivo es claro, el aumento en el volumen de chips para teléfonos celulares. Si bien Sony domina contundentemente el mercado de sensores de cámaras tradicionales, todavía tiene mucho espacio para crecer en el segmento móvil, y los números no podrían ser mejores.

Como sucede con las cámaras la cantidad de marcas de celulares que usan sus sensores es kilométrica. Apple, Google, LG, ZTE, Huawei, Motorola, HTC, Meizu, Xiaomi, Asus e incluso Samsung han utilizado sus chips.

El terremoto que lo paró todo

En abril de 2016, una serie de terremotos afectaron varias de las plantas que producen sensores tanto para Sony como otras empresas, y el impacto se hizo notar. Tan considerables fueron los daños que causaron el cierre temporal de la planta de Kumamoto, y con esto Nikon tuvo que retrasar el lanzamiento de su línea DL. Otros también fueron afectados, y marcas como Phase One y Hasselblad vieron caer la disponibilidad de algunos de sus costosos modelos.

Uno para todos y todos para uno

Probablemente no lo hubieses creído, pero es así, la mayoría de las cámaras del mercado, ya sean tradicionales o de teléfonos celulares, vienen de un solo proveedor. Para nuestra fortuna, es un proveedor que no para de innovar y demuestra que la tecnología que presentan año a año sigue dando pasos agigantados para que nuestras cámaras, desde las más grandes hasta las más pequeñas que llevamos en el bolsillo todos los días, guarden cada día mejor nuestros recuerdos.

4 Comentarios

  1. Una de las pocas notas de este blog no escritas por Guillermo que mantienen ese carisma, simpleza y calidad que este blog merece.

    Quiero más de este hombre.

  2. La competencia directa que tenia Sony en sensores era Toshiba, hasta hace 2 años que Sony compro la división de estos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here