El título suena algo raro, pero no lo es, ya que simplemente refleja una realidad: La fotografía es un vicio caro, especialmente para usuarios de reflex. No importa si sos un tipo de buen pasar o un laburante que pelea el mango todos los días, al arrancar a fotografiar siempre te querés comprar un chiche más e irremediablemente terminás en la pobreza. La idea de este post es darte algunos consejos para cuidar el bolsillo resignando lo menos posible. Éste post aplica casi exclusivamente a usuarios de reflex, pero también sirve como guía para usuarios de compactas o bridge que busquen dar el salto.

Comprá lentes usados.

A diferencia de las cámaras (cuerpo o body) el lente es una pieza que sufre poco desgaste y, en caso de tener defectos, se comprueban fácilmente con solo probarlo unos minutos. Normalmente se devalúan una sola vez, es decir, cuando pasan de ser “nuevos” a ser “usados”, así que los compramos por un valor mucho menor al real en excelentes condiciones y lo vendemos al mismo número (o más, con la inflación). Al menos en Argentina y según mi experiencia los mejores lugares para comprar son grupos cerrados de Facebook.

Tuve un Canon EF 70-200 f/2.8 IS USM L como éste. Después me desperté.
Mantenete dentro de los fabricantes de cámaras más usados.

Es innegable la calidad de las cámaras fabricadas por Pentax. Olympus, Panasonic, Sony y muchos más, pero la enorme mayoría del mercado Argentino se maneja en Canon y Nikon. Movernos en esas dos marcas, aunque nos limita, nos asegura repuestos y precios competitivos, además de buen valor de reventa.

Dale una oportunidad a los fabricantes alternativos de lentes y flashes.

Pese a que lo ideal y lo que solemos querer es tener lentes fabricados por quien hizo nuestra cámara, normalmente son carísimos. Empresas como Sigma, Tamron y Tokina tienen muy buenos vidrios que suelen conseguirse a menor precio que los “oficiales”, solo hay que estudiar un poco más las reviews y videos que encontramos en internet para asegurarnos que el modelo hace lo que necesitamos y es compatible con nuestro cuerpo. Del lado de los flashes Yongnuo es una gran alternativa.

Invertí en una buena mochila.

Si, ya se, estás pensando “¿Y para qué voy a estar gastando plata en algo que no mejora mis fotos?” y la respuesta es muy sencilla: Reducís muchísimo las chances de que se te rompa o dañe algo y en consecuencia mantenés un buen valor de reventa, ya que no es lo mismo vender un body impecable a uno todo raspado y con la pantalla quebrada. Las mejores se supone que son las Lowepro, pero como equivalen a colgarse un cartel de “tengo una cámara muy cara en mi mochila, róbenme por favor” -y perder todo el equipo a manos de un migo migo tampoco ayuda mucho a tu economía, sin mencionar las facturas del médico si te llevás un puntazo de regalo- te recomiendo la marca Courser.

Mochilas Courser o “cómo caretear que llevás el valor de un auto en la espalda”
Pensá bien tus necesidades antes de comprar un lente.

¿De verdád necesitás un zoom o con una focal fija en el medio del rango te alcanza? ¿Es imprescindible el estabilizador de imagen (IS/VR/OS/SARASA)? Si usás Nikon, ¿Es necesario el motor de enfoque? Todos estos factores encarecen el lente, talvez te conviene apuntar a una versión despojada de “lujos” y que haga solo lo imprescindible.

Buscá modelos antiguos.

Especialmente para los usuarios de Nikon que gusten de filmar o utilizar el foco manual, hay un enorme mercado de usados viejísimos en excelentes condiciones que se consiguen mucho más barato de lo que saldría un lente nuevo (y para colmo suelen tener mejor calidad óptica y constructiva. También puede haber lentes con otra montura (Pentax K, M42, Canon FD y FL, etc) adaptables a tu cámara con algunos anillos intermedios… A veces se pierde foco a infinito, confirmación de foco, algo de luz o algo de calidad, pero si el bolsillo manda la opción está.

DSLR con lente M42, sensualmente vintage

Para terminar, ¿Hay alguna compra fotográfica de la que te arrepientas? ¿Y alguna de la que estés orgulloso?

5 Comentarios

  1. Buen articulo, la verdad solo un usado tengo un Tamron 2.8 24 75 el cual adquiri despues de un 35 1.8g, este ultimo es lo mas lindo para disfrutar, lo hago de forma amateur, muchas fotos de mis hijos… y amo cada foto que logro cerrar de manera correcta.

  2. Hace unos meses me salio la oportunidad de comprar una D5200 para reemplazar una Fuji que me afanaron.
    Un camaron!, de lo que me arrepiento es de haberla comprado con el 18-55.

    Para aquellos que gustan de disparar a cualquier cosa (sin un animo profesional o de lucro) existen lentes alternativas ( y algunas de marcas poco vistas por estas tierras), que ofrecen unos resultados bastante interesantes a un valor económico.

    Algunas marcas son:

    Opteka, Olympus (el 50mm Zuiko 1.4 es lo mas), Quantaray, Razor, Tokina, Helios, Rokinon, Pentacon, Chinon, Tomioka, Bronica, Makinon. (hay cientos)

    Muchos carecen de todo automatismo, se montan a pelo!

    En cuando al tema de anillos adaptadores, para Nikon, con lente… el vidrio le quita calidad a la toma, bastante, pero en una impresión de 15×18 nadie lo nota y me atrevo a decir que en tamaño 28×21 tampoco (salvo que la lentilla sea una virulana)

    Las lentes de muchos mm van con estabilizador a menos que tengan apoyo (tripode o similar) si quieren un lente versatil (y muy costoso) el Tamron AF 16-300 Di II VC PZD es el que va.

    El 35mm 1.8 de nikor es excelente, de haberlo sabido antes, ni en pedo agarraba el 18-55.

    Mochila? una común, a la que le adapte una gomaespuma para proteger el equipo.

    Un lente, se acompaña de un filtro para protegerlo, siempre.

  3. Arrepentirme todavía no. Pero estoy viendo con mucho cariño al Nikkor 35 mm 1,8 que mencionaron en el comentario anterior.

  4. Hola Guille, con los precios hay que pensar muy bien antes de comprar.

    Lo ideal sería probar las cosas antes (digo por los lentes), ir a un club de fotografía donde los compañeros te puedan prestar tal lente y hacer unos tiros. Yo compré varias cosas al cohete, uno compra por encargo, en los negocios/importadores no tienen las cosas para probar (no digo salir y hacer un safari por el Delta).

    Compras que me arrepiento: Nikon 55-200mm, Nikon 18-105mm, Nikon D5000, Nikon D600 (me siento estafado por Nikon debido al problema con las manchas en el sensor, si bien no es algo que me jode me mata el valor de reventa de la cámara por la mala publicidad).
    Compras que la pegué: Nikon 70-200 f/2.8 (lo vendí hace rato), Nikon 60mm f/2.8, Nikon 50mm f/1.8D, Nikon D7000

    Saludos,

    beto

  5. Un unico consejo, cuidado cuando van a comprar un lente usado viejo. Me paso una vez que fui a ver unos lentes entrados en edad, al mirar en detalle la parte de atras del lente encontre que tenia hongos. La gente a veces guarda esos lentes por un largo tiempo y por la humedad se forman hongos, estos arruinan los lentes dejando manchas que no salen mas. Miren en detalles los cristales!

    Tengo una d3100 y no puedo cambiarla esta todo muy caro.

    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here