“Los gigantes de internet no merecen nuestra protecciÓn. nuestra relaciÓn con ellos deberÍA ser una de adversarios, llena de Crí­tica y escepticismo”

¿Qué ventajas le trajo el voto electrónico a la ciudad de Buenos Aires y a la provincia de Salta comparado con un cambio más simple hacia la boleta única? Ninguna, salvo un conteo muy rápido de los votos. En contra, usamos un sistema más caro, más inseguro y privatizado. Pero mi compañero de piso lo defiende argumentando que el sistema de votación ‘algún día tenía que actualizarse’.

¿Conocías el concepto de ideología californiana? Es un término que engloba un conjunto de creencias de las industrias de Silicon Valley que defiende la tecnología como una solución a todo: la innovación y electronización de todo y todos como parte de una revolución que aparentemente no tendría desventaja alguna y que no necesita del control estatal o social . Es Mark Zuckenmberg diciendo que ‘companies over countries’. Es la ¿nueva? creencia de que las compañias tecnológicas, dejadas a su buen hacer, son simplemente buenas para el mundo.

bits-privacy-tmagArticle

De desmitificar estas relaciones entre sociedad – tecnología – empresas tecnológicas se trata Terms of Service: Social Media and the Price of Constant Connection. En algo más de 400 páginas Jacob Silverman analiza cuestiones de privacidad, empleo, amistad, política y publicidad de una manera amena y desde una perspectiva anti-californiana a la que se le debería prestar más atención, sobre todos los que estamos metidos, de alguna manera u otra, en la informática.

Después de leer el libro aún me quedaban algunas dudas sobre qué opinaba Silverman sobre algunas cuestiones particulares. La internet actual tendrá sus problemas, pero si tiene algo bueno es la capacidad de contactarse con personas a kilómetros de uno. Pueden leer la entrevista en inglés y sin editar.

– En el libro decís que ‘los viejos poderes siguen teniendo la voz en el mundo’, simplemente porque tienen la plata y las armas. ¿Sos escéptico entonces de proyectos como DemocracyOS, que buscan cambiar totalmente la sociedad a través de plataformas tecnológicas?

– No conozco DemocracyOS, pero soy escéptico de los proyectos que ven en la tecnología algún tipo de potencial liberador o que creen que van a ‘resolver’ problemas políticos con plataformas tecnológicas. Estas innovaciones pueden simplemente crear nuevas divisiones; por ejemplo, entre quienes pueden usarlas y quienes no. Además, sitios como Cause o el sitio de peticiones de la Casa Blanca a veces logran atraer mucha atención, pero no crean movimientos duraderos.

estoy argumentando en contra de que se asuma el progreso, en contra de la idea de que la innovación tecnológica es necesariamente una fuerza progresiva.

– Usando el sentido más literal de la palabra, ¿creés que estás defendiendo una postura conservadora? ¿una que indica que hay que mantener ciertas cosas de la web como solían ser, que el cambio no es necesario?

– Supongo que estoy argumentando en contra de que se asuma el progreso, en contra de la idea de que la innovación tecnológica es necesariamente una fuerza progresiva. No hay nada sobre lo que estar seguros cuando se trata de progreso social. En los Estados Unidos, por ejemplo, hemos visto cierto progreso en algunos temas (matrimonio igualitario, aumento del salario mínimo) pero estamos yendo para atrás en problemas como la vigilancia masiva, las guerras secretas o la influencia de las corporaciones.

Además creo que es el trabajo de los comunicadores decir ‘sí­, frenemos un poco acá’. Es su trabajo pararse fuera la cultura consumista y preguntar cual es realmente el costo de todo esto.Mucha gente es muy cínica y simplemente se saca este tema de encima argumentando que siempre nos preocupamos sobre el efecto negativo de las nuevas tecnologías. Lo que estoy tratando de hacer es cambiar ese tipo de discurso y escribir de la tecnología como parte de un sistema económico, social y político. Google, Amazon y Apple son los nuevos poderes corporativos, incluso si amamos sus productos. Tenemos que ser críticos y decidir cual debe ser nuestra relación con estas empresas.

Lo que estoy tratando de hacer es cambiar ese tipo de discurso y escribir de la TECNOLOGÍA como parte de un sistema económico, social y político.

– El libro discute muchos problemas, pero no hay demasiadas soluciones. ¿Por qué nos cuesta tanto encontrarle la vuelta? ¿Quizás debemos simplemente aceptar que para la mayoría de la gente es mejor usar tecnologías y productos que espían porque les asegura mejores resultados? 

– Creo que diagnositcar y encontrar una manera de hablar sobre estos problemas es igual de importante que solucionarlos y no me quería meter demasiado en eso dentro del libro, creo que ahí es donde entra la política.

Es cierto que muchas grandes empresas tecnológicas proveen un excelente servicio. La afirmación de que son mejores, de que ‘conocen’ a sus usuarios a través del monitoreo, es tentadora. Gratis es el mejor precio que se conoce. Pero la gente esta cada vez más preocupada con la recolección de datos, incluso cuando no saben qué hacer con esa preocupación. Hasta el Senado estadounidense, muy a favor del empresariado, ha llevado a cabo audiencias para investigar las prácticas de los comerciantes de datos.

Va a tomar trabajo en todos los niveles, desde los políticos legislando a entrepreneur investigando otros modelos de negocio. Admito que a veces soy bastante pesimista. Pero siempre está el hecho de que los gigantes de hoy pueden ser los fósiles de mañana, así que quizás podamos remplazarlos con algo mejor.

la gente esta cada vez más preocupada con la recolección de datos, incluso cuando no saben qué hacer con esa preocupación

– Pregunta difícil: en países en desarrollo como Argentina el uso de internet y las redes sociales está creciendo muy rápido. Pero tenemos problemas más importantes que tocar al mismo tiempo. ¿Cómo podemos hablar y luchar por la privacidad cuando parece un tema que, aún hoy, le es relevante solo a la clase media-alta?

– Los derechos básicos son eso: básicos. No creo que sean tan importantes como la conectividad o la privacidad. Pero estos últimos siguen siendo problemas políticos, ¿no? Si las redes celulares están diseñadas para reportar donde está cada usuario, y los gobiernos tienen acceso a esas redes, eso es un problema. Mirá por ejemplo este caso en Ukrania, donde se le mandó un mensaje de texto a participantes de una protesta. Esto es un problema de libre expresión, de privacidad y de derechos políticos; no importa si el país es rico o pobre. O en Kenya, donde el mobile banking es muy popular. ¿Podrían los políticos usar su poder para ver las comunicaciones de esas aplicaciones?

El lado positivo es que los habitantes de países en desarrollo tienen experiencias con el colonialismo y con el poder abusivo del estado, por eso saben cuando alguien está tratando de sacarle ventaja. Por eso me movió tanto la respuesta de India a internet.org. Este tipo de reacción es importantísima, tanto para preservar la autonomía del pueblo y para, quizás, activar soluciones locales para problemas locales.


Si les interesa el tema, hay mucho que decir. ‘This is the web we have to save’ es un artículo escrito por un periodista iraní que también habla sobre algunos de estos problemas y cómo están modificando (para peor) la internet que tenemos. También pueden leer capítulos del libro de Silverman acá, acá y acá.

12 Comentarios

  1. Temas difíciles e incomprendidos que en un futuro no muy lejano valoraremos mucho mas.

    Saludos.

  2. Gran cantidad de informacion que tal vez no es intersante para muchos, “por que aqui no hablamos ingles” y simplemente la pasan por alto, o simplemente estan hipnotizados y muy bien entretenidos con la infoxificacion. Me ha dado algo de escalofrios leer el tema.

    Seras un verdadero gran reportero Joaquin.

    Gracias por el post.

  3. La visión del autor es válida, pero no llevará a ningún lado, ni llegará a ningún lado, probablemente estemos en una especie de “órbita a un agujero negro tecno-evolutivo” en el que el resultado final serán dos cosas: la conversión de la tierra en “materia gris” o un grado similar en donde la tecnología sea capaz de auto replicarae, o en la entrada en simbiosis de la raza con el planeta, pero para ello se debería reducir mucho la población actual.

    Hablar sobre si la tecnología es progreso o no, no tiene sentido cuando no se puede escapar de ella, y aún más, cuando cada día nos consume más y más. Es decir, van desapareciendo las opciones no-tecnológicas, por más que sean mejores en algún aspecto.

  4. Excelente nota e iniciativa desde Tecnovortex! muy bueno muchachos, estas cosas son las que marcan diferencia. Con respecto al destino supuestamente imposible de cambiar, bueno… depende de nosotros. En principio ya es excelente que hayan publicado esto aca como puntapie.
    Gracias

  5. Creo que se mezclaron varias cosas en este artículo. Desde ya que el único fin de la tecnología es (o debería ser) mejorar la calidad y la experiencia de vida. Pero comparar una aplicación utilitaria como el voto electrónico (entre cuyas “falencias” se menciona que está privatizado, como si no surgiera en respuesta no sólo a la lentitud, sino a la inseguridad que provoca justamente el abuso no privatizado) con la intromisión gubernamental que la tecnología facilita y que podemos ver en China, por ejemplo, es realmente estirar el argumento.

    Claro que la tecnología por sí sola no va a resolver los problemas fundamentales de la humanidad. En muchos casos, los puede empeorar. Pero eso no quiere decir que tengamos que volver a las señales de humo movidos por una concepción romántica del “stick it to the Man”.

    No, la tecnología no es LA solución, así como no lo sería la fantasía de la Net Neutrality. Lo que hay que vigilar no es el martillo sino quién lo empuña, y por supuesto, los propios hábitos. El resto, como dice Denis, es incontrolable.

  6. Seria interesante aclarar en el título algo como “Entrevista a Jacob Silverman” ¿Quien es? ¿Debería saberlo? No parece haber inventado nada, sobre el tema de la privacidad, la neutralidad, la libertad ya se escribió mucho. Como siempre el problema no esta en la tecnología sino en como cada cual la utiliza y ya nos contó Snowden (y muchos otros antes que él) que no la usan para nuestro beneficio. Sin embargo no utilizar tecnología no nos garantiza que no nos están vigilando o limitando nuestras libertades.

    Volviendo al tema del voto el problema no es si es electrónico o manual, el problema es el tipo que hace la cuenta al final y sus intenciones. Si es electrónico, si no hay fraude, entonces el costo no es relevante ya que solo es un proceso administrativo y se podrían reducir la cantidad de lugares de votación, la cantidad de personas que se movilizan, la cantidad de colegios e instituciones que tienen que cerrar al día siguiente y eso por si solo compensaría el costo del proceso. Hay países donde se puede votar por correo o por intenet y no hay quejas al respecto. Me gusto la frase de Charles. El problema es quien empuña el martillo, no el martillo.

    • En que paises se puede votar por correo e internet? A mi entender eso seria posible solo en un país utópico donde todos tienen buenas intenciones.

      • Pablo, en Suiza podes votar por correo. Incluso he visto que votan desde Argentina utilizando el correo… Argentino. Y parece que a ellos les funciona.

  7. interesante info la idea que el progreso en si es bueno se debate hace casi 2 siglos lo interesante que siendo de izquierda o de derecha nunca se plantean si es algo objetivamente util algunos avanzases tecnológicos sin evaluar todos sus pros y contras de una forma objetiva
    un ejemplo es el glifosato que se clasifico durante años como no dañino y seguro, quien digiera lo contrario era clasificado de seudocientifico e ignorante, recien tubo que aparecer la oms a re clasificar su nivel de toxicidad paso de menos toxico de la sal de mesa a comparable al pcb y el amianto
    algo similar tendria que pasar con un montón de quimicos clasificados como seguros como es el bisfenol a que se encuentra en la mayoria de los plasticos que consumimos
    pero bueno esta fuera del tema jaja tenia ganas de decirlo

  8. En arg no hay voto electronico. Se implemento en CABA al igual que en Salta la Boleta Electronica. No es lo mismo. Tiene tasa de error cero, sumado que sigue habiendo fiscales. Acordate tmb que se eliminan las boletas, algo bastante molesto y complicado. Mas Research please.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here