Todos en algún punto soñamos con trabajar desde casa, manejar nuestros horarios, estar en pijama todo el día…

Pero… ¿Es esto realmente bueno?

No me considero un experto pero puedo compartirles mi experiencia luego de trabajar 7 meses de manera 100% remota desde mi casa, pero antes quiero darles un poco de background de mi home office.

Empecé a trabajar en oficinas hace 5 años aproximadamente, antes siempre trabajé por mi cuenta entonces ir a la oficina era estar en casa. Entre 2013 y 2017 trabajé felizmente como administrador de sistemas en una empresa líder en ofertas de empleo y bienes raíces de Latinoamérica, probablemente uno de los trabajos más satisfactorios que tuve por lejos. Trabajaba con amigos, ascendí rápido de puestos, manejé una infraestructura muy grande, viajé al exterior incontables veces, conocí muchas personas y aprendí un montón. Trabajaba 100% en oficinas, pero como además, el equipo de infraestructura hacía guardias (nosotros) que no estaban reglamentadas/no eran pagas, nos compensabamos esas horas extra de trabajo nocturno/de madrugada con horas de trabajo durante el día, poder llegar tarde, irse temprano, o no ir a la oficina y trabajar desde casa. Era algo realmente cómodo y realmente no me molestaba no cobrar las guardias en tanto y en cuanto las reglas sean así, porque me gustaba.

Con los años y el crecimiento de la empresa, se fueron comprando distintas compañías de la competencia, hasta que finalmente adquirieron a su principal competidor. Ahí fue donde todo se tornó peor, feo, pesado. Nos quitaron la posibilidad de horario flexible, de trabajar desde casa, pero había que seguir haciendo las guardias “porque el producto tiene que estar disponible 24×7”. A pesar de haber lidiado meses y meses para lograr acordar el pago de las guardias, y frente a la ineptitud del otro lado, el equipo de infraestructura que tanto amaba se empezó a desmoronar, hasta que yo renuncié.

En Febrero de 2017 dejé mi trabajo de los últimos 4 años porque ya la cosa no iba bien, los jefes habían cambiado, empresas se habían fusionado y no me sentía cómodo trabajando allí, perdí mis libertades y eso me llevó a un cambio. Entre esos meses de bronca en mi trabajo anterior, me postulé a varias ofertas laborales de Sysadmin y Devops, donde terminé quedando como Devops para una empresa que desarrolla software del tipo chain supply. Y lo ofrece a través de cloud computing (AWS mas precisamente). Si bien los headquarters de la empresa están en USA, gran parte del equipo está en Argentina, tanto de desarrollo como de operaciones/infraestructura. Ir a la oficina se transformó en algo raro, ya que muy poca gente lo hace. De hecho durante la semana si uno concurre, con suerte verá 4 o 5 caras en el edificio, el resto trabaja de manera remota.

El trabajo se organiza a través de una daily cerca del mediodía donde todos nos ponemos de acuerdo en que tenemos que trabajar y que tenemos que enfocar, junto a un sistema de tickets (Jira) para poder organizar el trabajo y darle seguimiento al mismo, no solo para nosotros sino también para nuestros clientes (los equipos de desarrollo y testing). Así fue como empecé a trabajar desde casa de manera constante, tan constante que me fabriqué un escritorio por $500 con madera y patas de hierro del Easy.

No place like 127.0.0.1

Que al día de hoy uso y estoy feliz, aunque no tenga la mejor terminación

Los primeros meses fueron espectaculares ya que la comodidad de trabajar desde casa, de poder salir y volver, y de trabajar por objetivos son cosas que uno no puede ni quiere cambiar en su vida cotidiana. Pero hay un problema, uno muy grave.

El hecho de estar siempre trabajando desde casa te desconecta de la realidad, no hablás con seres humanos, no interactuás, no reís. Si bien esto al principio puede no ser preocupante, con el paso de los meses uno empieza a sentir esa cosa extraña, como que se está convirtiendo en un ermitaño. Y no solo es un problema de no-interacción con seres humanos, también es la pérdida de sentido del tiempo. Trabajar tal vez 12hs (o más) por día se me hizo costumbre al punto en que no veía un rayo de sol durante una semana. El problema de no tener un horario de inicio y uno de fin te hace estar dependiente del trabajo, y si sos un maldito adicto como yo, el problema se agrava x1000, ya que no te molesta realmente estar 14hs trabajando de corrido, porque hasta te parece normal, cuando tu trabajo diario debería ser de 8hs.

Trabajando para un cliente desde Dubrovnik, Croacia. Junio de 2017

Eso es un problema que puede alivianarse bastante si uno decide trabajar y viajar, como hice algunas veces. Eso me enseñó a poder cortar con los tiempos laborales, a definir un esquema de trabajo y una agenda acotada, donde el trabajo estaba realizado, pero no abordaba mi vida cotidiana por completo. Viajar y conocer nuevas culturas, nuevos lugares y paisajes realmente es relajante e interesante. Uno no puede dejar de conocer lugares y de estar manija de los próximos tickets de vuelo cuando empezó a viajar, es atractivo.

De todos modos ese tipo de cosas me hicieron replantearme si realmente es bueno trabajar siempre desde casa, donde sólo vivo yo y nadie más que yo. Me tomó mas de 7 meses darme cuenta de tal error, y creo que hay una explicación para esto. Mi amigo Iván, al que conocí gracias a la compu hace muchos años atrás, había estado buscando trabajo por Capital Federal, siendo él de Quilmes/La Plata. A las pocas semanas fue contratado por una empresa cerca de casa, por Palermo. Entonces le ofrecí a modo de ayuda, que se quede en casa a dormir/vivir el tiempo que el considere necesario hasta mudarse 100% a Capital Federal, ya que el viaje hasta La Plata o Quilmes en horario pico puede ser muy engorroso y estresante. Entonces en lugar de viajar 2 o 3 hs por día, solo era una caminata de algunas cuadras

Lo mismo pasó con mi amigo Guido, a quien conocí cuando cursaba Ingeniería de Sistemas en Tandil. Guido consiguió trabajo en Palermo también, él estaba buscando un cambio porque estaba sufriendo lo mismo que yo en mi anterior trabajo, entonces para darle una mano también me pareció lógico que podría vivir en casa algún tiempo hasta conseguir casa aquí, para los que no viven en CABA, alquilar aquí es muy engorroso. Los costos y las trabas son terriblemente complejas y estresantes, uno tiene que desembolsar mucho dinero de entrada para poder alquilar algo. Convivimos con Guido e Iván por dos o tres meses en casa, y en parte eso me despejaba bastante por lo tanto no sentía el principal agravante del trabajo 100% desde casa. El departamento es chico pero el corazón es grande.

Arreglando un storage de imágenes desde Krakow, Polonia. Junio de 2016. (El Hostel tenía computadoras con Linux) – NR: La cámara es de un Nokia 1100

Conclusiones

No quiero ser mucho mas extenso para algo que no necesita real extensión: Trabajar desde casa es espectacular, hoy por hoy lo sigo haciendo por la comodidad que me da estar en casa, pero a la vez lo mezclo con ir a la oficina al menos 2 veces a la semana, y tal vez 3. De esa manera puedo estar en contacto con mis compañeros y con algunos desarrolladores, establecer una charla, salir a comer y compartir un poco de tiempo.

Por mas que uno prefiera estar solo (como yo lo prefiero), también es bueno salir de esa zona de confort y establecer contacto humano-emocional, y por supuesto, no pasarse con la cantidad de horas trabajadas, eso es muy muy dañino para la salud tanto física como mental.

16 Comentarios

  1. Yo trabajo hace 4 años y medio como sysadmin desde casa para una internacional. Al principio me costo un huevo, pero le agarre la vuelta hago la misma vida que si fuera a oficina pero en casa y si bien a veces me cuelgo un poco mas laburando la rutina diaria me obliga a cortar. Tengo dos chicos asique quiera o no tengo que cortar para llevarlos traerlos y todo lo que implica.

    Ventajas? un monton… Hacer tramites, escuchar la música que queres, desayunar sano, comer sano, no manejar / tomar bondi hasta la oficina, laburar en patas o crotisimo o con 5 kg de abrigos en invierno…

    Desventajas? la sensacion de no cortar con el trabajo pq seguis en el mismo lugar, la dificultad para resolver ciertos problemas que en persona los sacas en 5 minutos, la dificultad de relacionarte con los superiores y las ventajas que ello implica… ascensos, aumentos de sueldo, capacitaciones…

    Para mi lo ideal seria todo el tiempo que quieras en casa pero que este la posibilidad de tener una oficina a donde ir para socializar, cortar con la rutina de casa, resolver issues dificiles por chat/telefono.

    No obstante prefiero mil veces todo el tiempo en casa que todo el tiempo en la oficina e incluso prefiero todo el tiempo en casa que algun que otro dia obligatorio y fijo en la oficina.

    • Olvidate, la principal ventaja es poder hacer de todo. Tanto trámites como cocinar, como salir, moverse, hacer cosas de la casa, etc. Ni hablar de andar en calzoncillos

  2. Muy buena nota, compartiendo tu experiencia con una comparación del antes, durante y después.

    Noto que la diferencia para vos no la hace trabajar mas o menos horas sino estar compartiendo con gente durante esas horas de trabajo.

    En mi caso, trabajo en casa desde hace 6 años, primero de manera obligada porque no habia posiciones on-site, y hoy porque en esta empresa me mantuvieron la oferta de seguir en home office.

    Sinceramente, no extraño el ambiente de oficina, solo a veces me gustaria tenerlo a mano para evitar webex, teléfono y capacitaciones, pero por lo demás, me resulta muy distractivo el ruido de oficina, los problemas de los demas, el “vamos abajo a fumar o tomar mate” etc etc. En casa soy mucho mas eficiente y manejo mis breaks como yo quiero.

    En cuanto a la parte social, yo respeto trabajar 8 o 9hs por dias, tengo un shift fijo pero a veces me conecto antes y luego estoy mas relajado, a veces sigo hasta mas tarde para evitar mucha carga al dia siguiente. Entonces en cuanto tengo tiempo libre me voy a crossfit o andar en longboard con amigos y ahi esta la parte de sociabilizar.

    Encima en casa trabaja mi mujer tambien y tengo 3 perros, con lo cual, imposible sentirse solo o ermitaño asi.

  3. Como todo en la vida es relativo. Si sos un workaholic va a ser insalubre siempre.
    Creo que la posta es aprovechar la libertad de trabajar desde cualquier lado como mostras.

    Para saber si vale la pena trabajar desde casa, lo principal es saber que vas a estar cómodo donde vayas a trabajar.
    Si tu casa no es un lugar cómodo, el trabajo remoto desde ahí no te va a traer ningún beneficio. Hay oficinas que están super equipadas y son cómodas, perder ese beneficio para ir a trabajar a una computadora vieja en tu casa mientras los vecinos ponen música molesta al taco no rinde. También puede aplicarse el caso opuesto y tu casa tiene mucha mejor infraestructura que la cueva donde te mandan a trabajar y eso puede mejorar tu productividad ante circunstancias normales.

    Otra cosa que tiene el trabajo remoto es que la empresa se desliga de la responsabilidad de la infraestructura, osea, si se te corta la luz/internet/etc en tu casa, salir corriendo a buscar un lugar a donde trabajar. Porque no te salva nadie. En cambio siendo responsabilidad de la empresa. Todo esto sin contar los costos de dicha infraestructura.

    PD: En cualquier momento te caigo yo también esa casa da para todo.

    • Ni hablar Marian, va a ser insalubre como sea si es así. Pero bueno, al menos la oficina tiene un “corte” o rango horario que mal que mal podés respetar

  4. Che, estoy laburando en palermo, me das hospedaje?

    Jajaja.

    A mi me pasa que desde casa no soy productivo, cuelgo, prefiero ir a laburar a la oficina (trabaje mucho tiempo solo, en oficinas totalmente aislado del mundo, o en horarios muy chotos) ya que me gusta el contacto humano, desde casa tomar mate solo, se me hace bastante engorroso, me distraigo con cualquier cosa.

    • Bueno, eso de la productividad lo hemos hablado con algunos amigos y si, es como decís vos. Uno a veces en casa se distrae mas, pero también a otros les pasa en la oficina. Cada persona es un mundo

  5. Yo tengo un trabajo de 8 horas en la oficina, y en los trayectos me demoro una hora adicional (4 trayectos de 15 minutos caminando). El problema no es ese, sino que muchas veces el trabajo que hago no me da para llenar esas 8 horas, y me quedo en la oficina sentado haciendo nada…

    Quiero decirle a mi jefe que, o me reduzca la intensidad horaria, o que me permita trabajar por metas desde casa, así puedo aprovechar esas horas que me sobran para hacer cositas varias, como ir al gimnasio, retomar la música, etc.

    Deséenme suerte!

    • Eso me había pasado en los últimos meses de mi anterior trabajo, me habían sacado tantas cosas que ya iba directamente para mirar Los Simpsons durante 8hs y nada más.

  6. Hace un año y medio que trabajo desde casa, para un empresa de Argentina.

    En este tiempo por distintas razones cambie de ciudad, y pase por 3 departamentos. Es clave tener tu espacio de trabajo prolijo, ordenado, al menos para mi, para que la jornada se haga mas amigable. Ademas de esto mencione los departamentos porque el lugar de trabajo tambien es importante, es bastante pesado estar mirando todo el dia a la pared y solo.

    En cuanto a estar solo para realizar mi trabajo, me llevo bien con eso. Pero es casi obligatorio realizar alguna actividad grupal en algun momento del dia un par de veces por semana, como asi tambien aprovechar cada reunion con amigos y explotarla al maximo, esto tambien siempre incluye ser el pesado que siempre incita a tomar algo.

    Saludos!

  7. Trabajo desde casa hace más de 10 años. Si no me dedicara a mi otra actividad, la música, que me obliga a salir, conocer lugares y personas; sería un completo ente ermitaño antisocial.

    Gracias a eso ahora únicamente soy un ente.

  8. Trabajo en casa hace 7 años (recién cumplidos). Para mi no hay nada mejor. No lo cambiaría NI EN JODA volver a laburar en una oficina. Viajar (subte, colectivo o auto en capital/gran buenos aires es una chorga siempre)? Lluvia? Frío? Calor? Me levanto de la cama y ya estoy en el laburo. Puedo matear todo lo que quiera, escuchar Pappo’s Blues al taco.

    Si bien antes vivía en lo de mi vieja y tenía más contacto con mi familia, hoy vivo con mi novia y no pierdo contacto con mis seres queridos. Todo el mundo sabe que de 7 a 17 a Nico lo podés llamar y hablar o pasar a visitar. Vivo más tranquilo, lo cual ya de por sí es un aumento de sueldo. Y hablando de aumentos de sueldo, comés tranquilo lo cocinado en casa y no gastas en pilchas.

    El laburar desde casa hizo que mi trabajo sea muchísimo más objetivo. Si tu trabajo está hecho, nadie te puede reclamar nada; esto para mi es glorioso, porque en las otras empresas donde laburé, con todo el trabajo hecho te venían a romper las bolas con idioteces que nada tenían que ver con el trabajo y, falacia ad hominem, descalificaban lo que habías hecho trabajando.

    Podes estar viendo televisión, jugando un juego, estudiando (lo cual hizo que avanzara en sobremanera en mi carrera de ingeniería) o incluso haciendo otros laburitos ajenos al trabajo del día a dia. No tenés a tu jefe respirándote en la nuca. No te aguantás forreadas de ningún tarado que no tiene nada mejor que hacer que joder al prójimo. Si el laburo está tranquilo, vas a hacer cosas para vos. Sos semi-dueño de tu tiempo.

    La parte mala: El aislamiento. Los días de invierno, las épocas de parciales/finales, los días en que no curso… No hay un corte claro en lo que es tu vida personal, tu vida laboral, tu vida estudiantil. Siempre estás en la misma silla. En mi caso, por poco espacio, la mesa de la computadora es la mesa del comedor, con lo cual laburo, estudio, almuerzo/ceno y me miro alguna serie sentado en la misma silla (me invertí unos buenos mangos y me compré una buena, por lo menos). Ha habido semanas en las cuales si salí, por algún motivo, dos días fue mucho. La falta de exposición solar hace que captes menos (por no decir “nada”) de vitamina D, lo que te jode toda la existencia. Llega un momento en que el encierro te ahoga, pero es tan paulatino que no te das cuenta.

    Me han ofrecido trabajos muy atractivos en cuanto a capacitaciones, posibilidad de viajes y contacto con equipamiento que de otro modo no tendría. Pero mientras me ofrezcan la misma guita que laburando desde casa… todos saben que de 7 a 17 me encuentran en el mismo lugar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here