Hace tiempo escribimos sobre la parte técnica del gapples playback (reproducción contínua), pero nunca sobre discos.

Hace unos días, en un asado, con unos amigos nos pusimos a hablar sobre música.

Salió el tema de los discos actuales, de los buenos díscos, que «discos eran los de antes», de los distintos tipos de mastering que se hacen respecto a cada formato (por ejemplo, los vinilos) y también salió el tema de los discos de reproducción contínua. Este último siempre fue un tema que me encantó, ya que considero que por lo general aquellos discos que salen pensados de esta manera suelen ser discos excepcionales.

Mi teoría al respecto es que este tipo de discos solamente es posible cuando el grupo o artista en cuestión está en una etapa de verdadera iluminación en su carrera ya que desde el vamos… si ya es difícil hacer buenas canciones el hecho de hacer buenas canciones y además generar una eperiencia continua, con cada pista fluyendo perfectamente hacia la siguiente es una cuestión de que pocos, y por sobre todo, muy de vez en cuando, pueden hacer.

Siempre que hablo de este tema sale de mi mente como primer ejemplo el álbum «Discovery» de Daft Punk, un disco realmente increíble, con temas sublimes que riza aún más el rizo cuando uno se entera que existe una película animada llamada Interstella 5555 cuya historia va siendo contada canción a canción.

De todas maneras, quizás el disco de reproducción contínua más conocido por la mayoría de los lectores sea «The Dark Side of the Moon», la obra maestra de Pink Floyd que no necesita demasiados adjetivos a esta altura. Debo decir que de todos los discos «que siguen una historia» este álbum es realmente un verdadero viaje musical.

Obra maestra.

Otro álbum que sigue esta línea y que si bien mucha gente conoce varios temas «sueltos» (cosas de vivir en épocas de Spotify) no todos han tenido el placer de vivir la experiencia completa de escuchar cómo si se tratase de la reproducción de una estación de radio de los 80’s es «Dawn FM» de The Weeknd, uno de los mejores discos de este siglo a mi entender (y lo que canta el tipo en vivo no tiene goyete).

Dawn FM, de lo mejor post siglo XX que he escuchado.

Según lo que leí, el primer álbum de este tipo fue realizado, cuando no, por The Beatles. En 1967 lanzaron «Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band» donde, si bien no todas las pistas están unidas, muchas de ellas fluyen juntas, creando una experiencia muy interesante.

Si no lo escuchaste, deberias.

Más adelante en el tiempo recuerdo «Dig Your Own Hole» de The Chemical Brothers (1997) y «My Beautiful Dark Twisted Fantasy» de Kanye West (2010). Obviamente existen un montón de discos de este tipo, aunque no tantos cómo me gustaría. También, investigando, me encontré con una obra de Gloria Gaynor que se llama Never Can Say Goodbye y parece un «set» de música disco.

Y vos, ¿tenés algún disco de reproducción contínua que te haya marcado?

10 COMENTARIOS

  1. javier

    Los discos ultima estación esperanza y clandestino de manu chao también son asi

  2. Nano

    Sheik Yerbouti, de Frank Zappa, es una obra maestra del «género». De hecho Zappa tiene muchos discos así, Joe’s Garage es otro ejemplo igual de bueno.

    En tiempos de vinilo y en especial de rock progresivo, hubo docenas de discos con al menos un lado de reproducción continua (te dabas cuenta al mirar el vinilo porque no tenía los surcos de separación). En algunos casos se anunciaba como un solo tema con muchas partes, como Close to the Edge de Yes o Tubular Bells de Mike Oldfield. Las bandas competían a ver quién hacía el tema más largo o el mayor número de enganches entre temas.

    El disco «Nunca se puede decir adiós» de Gloria Gaynor también lo tuve en vinilo y efectivamente, el lado A son tres temas largos bolicheros enganchados entre sí. La música disco también tuvo estos experimentos. Incluso llegó a haber recopilaciones de temas de varios artistas -lo que ahora se llama «compilados»- que también venían enganchados por DJs. «Non-stop dancing»

  3. Camilo

    El disco 2 de six degress of inner turbulence de Dream Teather (y algunos otros de la misma banda) es asi, para el que le gusta este genero creo que tocaron el cielo con esta obra. Es un disco de Metal Progresivo conceptual (habla de diferentes dolencias mentales). Hay otro disco de la misma banda que se llama Metropolis part 2: Scenes from a memory, tambien conceptual y creo que el mas conocido de la banda, tambien con reproduccion continua

  4. Axel

    La biblia de Vox Dei es algo así

  5. Lucas Saconi

    Yo soy muy termo de escuchar los discos como un concepto único, y no hay nada más lindo que seguir el «camino» que la banda determina para ello. Para ejemplificar con nacionales, Hay álbumes como La esquina del infinito de La Renga (placa producida por Mollo), que te va llevando por un viaje y eso me encanta. Por otro lado tenés «Sinfonías para adolescentes» de Sui Generis, que también te lleva mucho.

  6. omar gaytan

    El dark side of the moon de Pink Floyd. Y del que fue ingeniero de sonido de Pink Floyd del mismo disco del de Dark Side of The Moon,
    Alan Parsons, con su grupo Alan Parsons Project. El album «I Robot» tiene ese efecto de pistas continuas. Saludos

  7. Leo G.

    Justamente uno de los mejores discos de Madonna, según mi opinión, Confessions on a Dance Floor.

  8. Aleon21

    Nah, antes que el de los 4 de Liverpool fue el primer album de rock progresivo de la historia, In the Court of the Crimson King. Ese album todas las canciónes siguen la secuencia como si termina una y empieza otra, especialmente el lado a.

Dejá una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí