Recuerdo la primera vez que escuché un CD cómo si fuera hoy.

Quizás parezca exagerado. Pero… es que, desde siempre, tuve una relación muy emocional con la tecnología. Desde chico veía a personas que se morían por una pelota o unas zapatillas, a mi eso me pasaba con cualquier cosa con pantallas, botones o parlantes.

Creo que además, el contexto fue importante para ello. Fue en 1991. Yo tenía 9 años y viajaba a Buenos Aires a visitar a unos Tíos Abuelos. Pero como siempre y antes de caer en el barrio de la Boca, pasábamos por lo de unos amigos de mis viejos. Ellos vivián (todavía viven) en Boulogne, a metros de la parada de Thames.

Yo vivía en el Campo – en la localidad de Perucho Verna, más precisamente – y lo más tecnológico que teníamos a nivel audio era una radio AM con casetera. Los días pasaban escuchando Radio AM (las FM no llegaban, salvo una uruguaya que era una maravilla) lástima que, por razones de doctrina campera, terminaba escuchando lo que quería mi abuela, y eso era un programa donde la gente le avisaba cosas a otra gente del campo. Por ejemplo: “Se le avisa a Tita de Colonia Hocker que nació la hija de Jorgelina, está todo bien. En unos días Cacho va a ir a dejar a Jorgelina con la nena si Dios quiere” y todo tipo de SMS over the public air. Las radios locales eran, por entonces, una especie de servicio público con noticias y música.

Mis escapadas a la música eran solamente cuando venía algún tío o primo con auto. Ahí con el mayor de los cuidados les pedía permiso para escuchar FM Casino en el Stereo. “Cuidado que no se me gaste la batería” me decían, por lo que no podía escaparme hacia la música por más de 1 hora con suerte.

Imaginen ahora caer en lo de la Tia Alicia y que Daniel, su yerno (que era una especie de nardogeek de los ’90) había comprado un equipo de audio Panasonic que guardaban junto a su novia muy cuidadosamente en la biblioteca de la casa.

“Veni Memo, te voy a hacer escuchar algo que te va a romper la cabeza”.

Daniel abría una pequeña caja de plástico y de ella sacaba algo muy finito y redondo. Por un lado opaco y por otro demasiado brilloso, casi espejado. Mientras cerraba la caja con una mano apretaba un botón del equipo y se abría una bandeja. De reojo miro la caja y decía “Soda Stereo – Doble Vida”.

Puso el disco, mientras me decía “el lado que brilla siempre va para abajo, porque desde ahí lo lee el láser”.

– ¡Un láser! (pensé…) solo había leído de lásers en las revistas Muy Interesante y Conocer y Saber.

Una pantalla LCD muy básica tomaba vida y mostraba un número. Daniel marcó una vez el Botón >> luego de que apareció el 2, puso >

Comenzó a sonar “En la Ciudad de la Furia“. Los sonidos que salían del equipo de audio eran tan claros y cristalinos que daba la sensación de que habían capturado el alma la banda y la habían metido en ese círculo de plástico transparente.

Me veras volar
Por la ciudad de la furia
Donde nadie sabe de mi
Y yo soy parte de todos
Nada cambiara
Con un aviso de curva
En sus caras veo el temor
Ya no hay fábulas
En la ciudad de la furia
Me veras caer
Como un ave de presa
Me veras caer
Sobre terrazas desiertas
Te desnudará
Por las calles azules
Me refugiaré
Antes que todos despierten
Me dejarás dormir al amanecer
Entre tus piernas
Entre tus piernas
Sabrás ocultarme bien y desaparecer
Entre la niebla
Entre la niebla
Un hombre alado extraña la tierra

Escuché el disco entero 5 o 6 veces, el tiempo que pude mientras estaba en la casa de la Tía Alicia. No me cansaba de escucharlo, aunque al día de hoy tampoco me canso de hacerlo. De ese momento han pasado más de 25 años y la calidad del audio no ha mejorado, porque ya era perfecta.

Soda Stereo. No queda mucho más para decir.

Ya nada fue igual.

El estado de arte del audio es, básicamente, el mismo desde que se creó el CD. Lo que ha cambiado, eso si, es que los fabricantes de  reproductores hogareños se han centrado en equipos del tipo “torre” que han matado el sonido stereo y cuyo argumento de venta se basa más en la cantidad de luces y la potencia que en la calidad. Pero eso es otro tema del que vamos a hablar en otra ocasión.

Y vos… ¿También recordás la primera vez que escuchaste un CD?

10 Comentarios

  1. Qué historia! Te cuento la mía, no tan glamorosa:

    Mi primer equipo de CD, fue simplemente la lectora (casualmente tambien marca Panasonic) que compré para mi PC 486 DX4, allá por 1996. Como no tenía placa de sonido, escuchaba con un par de auriculares conectados directo al plug de la lectora.

  2. Que buenos temas sacás para leer y para que comentemos.

    Mi caso fue con un tío que era y es un muy fanático de la música. Parlantes Technics con boofer con la amortiguación mejorada, medios y twiters, complementados con dos columnas Infinity doble boofer, medios y twiters… Unidad de potencia Technics con la perilla de volumen del tamaño de una pizza y todo aluminio, reproductor de cassette Nakamichi, ecualizador Tec de de 10 vías por canal, dos bandejas Technics con púas guardadas bajo llave. Todo anterior a los plásticos negros de los ’90 y equipados con vúmetros que me flasheaban los ojos.

    El cielo raso estaba rajado y un vidrio de la ventana también. La vecina se cansaba de tocarle el timbre. Por último el nuevo reproductor de CD adquirido a principios de los ’90. Creo que lo que primero escuché en CD fueron ZZ Top y Kraftwerk – The Mix, banda que no es de mi época pero que hizo mella en mis oídos (Kraftwerk).

    Me explicó lo del láser y que había calidades de AAD, DDD, etc. y que quería comprarse equipos con válvulas y conectores de oro para más calidad… pffff… una locura. Para mí el equipo sonaba mejor cuanto más fuerte lo ponía… glorioso y muy definido. Me hiciste volver y escarbar.

    • Yo tenia un amigo, que falleció por el maldito cáncer, que en el 94 puso en Venado Tuerto un local exclusivo de equipos Technics, era una locura! Y Dario sabía que su local era especial y lo tenía preparado para volarte la cabeza apenas ponías un pie, que épocas, acá en el pueblo tengo 2 amigos que les compraron a el los equipos, los 2 están andando perfecto, cuando los veo, es inevitable que ponga algún disco, de hecho hace poco puse el Doble Vida de Soda en vinilo y nos sentamos a tomar unos mates y escuchar el disco entero… Una delicia…

  3. Uno de los momentos mas importantes en mi vida…Soy muy fanatico del sonido y siempre fui medio enfermito con este tema, recuerdo que era el año 1991 tenia 10 casi 11 años y ya era bastante melomano, ya sabia que el metal era mi estilo preferido pero ya flasheaba con otras cosas fuera del metal… en esos años mi viejo era gerente de un banco y se podia decir que estabamos bien… jeje! asi que en un viaje a Bs. As. fuimos a un local (si no se me confunden los tantos creo que era de Scioli, si alguno se acuerda y diganme y si se me cruzaron los ttambien) y se compro un equipo Noblex, de lo mas comun pero con una compactera… de ahi nos fuimos a comprar unos discos… no habia mucho en ese entonces pero me acuerdo de los discos que compramos…

    La banda de sonido de Mujer Bonita, Joe Cocker Live (al dia de hoy lo tiene arriba de la camioneta), Help de The Beatles, el Greatest Hit II de Queen, Uno de Roxette Joyride y yo me compre el Use Your Illusion II de los Guns, Back in Black de AC DC y el disco negro de Metallica. Recuerdo llegar a casa y armar el equipo y poner el de Metallica, y que empiece a sonar Enter Sandman con esa bateria que te vuela la peluca, no podia creer lo que sonaba aquel disco de plastico que parecia tan fragil… Hoy en dia cuando escucho Enter Sandman y empieza a sonar la bata es como un tiron mental que me lleva al living de la casa de mis viejos esa tarde de 1991 donde la musica para mi paso a otro nivel…

  4. El primer CD que escuché fue “The Number of the Beast” de Iron Maiden, el año 1992. Lo primero que me llamó la atención fue la carátula y el librito con letras. Sobre el sonido del CD, era lo mejor que escuche, pues hasta antes de ese momento solo había escuchado grabaciones de CD en cassettes de Nikel Metal y Dioxido de Cromo. Mi equipo era un SONY con un lector independiente. Uno o dos años despues, algunos amigos que tenian grabadoras de CD en sus PC, ofrecían discos CDDA creados a partir de Mp3 bajados de internet.

  5. La primera vez que escuché un cd fue también en el 91. Vivíamos en La Rioja, yo tenía 6 años. Mi viejo había vuelto de un viaje a Buenos Aires, a donde iba todos los meses por un curso que hacía, volviendo siempre con alguna novedad de ese mundo lejano que yo no conocía pero al juzgar por las cosas que llegaban, era del futuro.
    Esa vez llegó con una lectora independiente Sony (la misma que usa al día de hoy), la instaló en su equipo, y me mostró los dos discos que tenía: el álbum blanco de los Beatles para él, y el Batman de Prince de regalo para mí. Escuchar esa primera vez, todos en familia reunidos alrededor de ese aparato, viendo sobre todo maravillado cómo mi papá sostenía ese disco al estilo vinilos (con las dos manos, apoyando apenas los dedos índices en los bordes), fue un momento que me quedó grabado para siempre.
    Luego supe que esa lectora había sido comprada por mi papá por un motivo muy especial y casi como regalo hacia mí: yo tenía el disco de Prince en cassette, y lo escuchaba una y otra vez, hasta que mi cassettera Hitachi lo comió y no pudo ser salvado. Cuando mi viejo quiso conseguirme otro cassette en Buenos Aires, sólo consiguió el CD, y fue entonces que decidió comprar ese aparato tan espacial.

  6. PD: Gracias por estas propuestas, es muy grato poder recordar y compartir estos momentos de cada uno, imagino que para todos, y refrescar momentos familiares que nos marcaron. Un abrazo

  7. Si, en serio Guille, gracias por tirar estos temas que nos hacen viajar por el tiempo y ver como a todos nos pasó más o menos lo mismo….

  8. Muy linda nota Guillermo…en lo unico que dispcrepo es que no ha mejorado la calidad de audio desde entonces. Ya se pueden comprar a precios accesibles DAC´s de de buena calidad por 300 dolares y bajar temas en HD real (96Khz a 24 bits) los cuales tienen una calidad infinitamente superior a un CD común. Recordemos que el CD esta grabado a 16 bits y 48Khz.

    Me pasó algo parecido a tu experiencia cuando escuché temas en HD a 24 bits hace unos años y es realmente increíble.

    Sugiero prueben escuchar a esa calidad.

    Yo reproduzco desde una Macbook pro con un DAC marca Cambridge Audio. Los temas los compro desde HDtracks.com. Espero les sirva la información…Saludos..

  9. Puedo decir que en 2006 tuve mi primer equipo de sonido. Un Aiwa que todavía sobrevive. EL pasar de Long Plays viejos y rayados fue como estar en el paraiso. Sin embargo en la actualidad estoy disfrutando en un Tocadiscos Technics conectado a ese equipo del sonido de vinilos de buena calidad y bien cuidados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here