Recuerdo con cierta nostalgia la época en la que uno iba con todas las ganas a comprar un celular para terminar casado con la compañía que lo vendía, casi con las mismas ganas con las que uno iba al registro civil para escuchar al juez decir “hasta que la muerte los separe”.

Pero en esos años no había poder en el mundo que pudiera separar al dueño de un número de teléfono de la compañía que se lo vendió. Y pensar en desbloquear el teléfono mismo para usarlo con otra compañía era casi un pecado capital. Al menos era un procedimiento poco desconocido… ¡Y muy costoso!

Afortunadamente hemos evolucionado lo suficiente como para superar ese oscurantismo de teléfonos SIMLOCKED y las ataduras eternas a las compañías de telefonía.

Pero pese a todo el avance técnico y legal (porque, seamos sinceros, esos fueron unos curros legales de dimensiones astronómicas por parte de las prestadoras de servicios telefónicos) todavía hay quienes se rehúsan a dejar de lado sus viejos teléfonos (tengo un amigo que lleva unos 5 años, quizás, con su Galaxy S3 mini), y como consecuencia siguen atados a la misma compañía telefónica sin poder gozar de algún beneficio que pudiera llegar por el lado de la portabilidad numérica.

Desde que hace un par de años los celulares se comenzaran a vender liberados (o bloqueados mientras hubiera un contrato de permanencia de por medio, y la promesa de proporcionar el código de desbloqueo una vez finalizado) ha sido todo mucho más fácil.
Sin embargo no todo es color de rosa, porque todavía queda una gran cantidad de teléfonos, de segunda mano mayormente, en la calle que no se pueden liberar porque, por ejemplo, el propietario no es el titular original del dispositivo.

Sin importar la razón, cuando se requiera desbloquear uno de estos aparatejos, siempre se puede recurrir a un sitio de la talla de Movical.net, quienes presumen de tener más de 2 millones de clientes satisfechos desde 2004. Y la realidad es que aguantar 15 años ofreciendo un servicio de esta clase no es poca cosa.

Me atrevo a pensar que actualmente no sea algo tan requerido ahora como lo ha sido hace algún tiempo, pero siguen ahí, ofreciendo un servicio de calidad por un precio razonable.

Prácticamente no parece importarles de qué marca sea el móvil, porque liberan desde los extremadamente populares iPhone y Samsung Galaxy S hasta los casi olvidados Kyocera (sin mencionar algunas marcas desconocidas en nuestro mercado).

Y lo mejor de todo es que, salvo contadas excepciones, es totalmente online.

Ahora contanos: ¿Cómo hiciste cuando necesitaste desbloquear un teléfono?

5 COMENTARIOS

  1. Shengdi

    Acá en Colombia Comcel (ahora Claro) y Bellsouth (ahora Movistar) siempre vendieron los teléfonos bloqueados, luego llegó Ola (ahora Tigo/Une) que los tenía desbloqueados, entonces la gente compraba teléfonos en Ola para andar con varias SIM de varios operadores. Ola en ese entonces era el más barato, pero no tenía tan buena señal como Comcel y Bellsouth, además era el operador minoritario (en ese entonces, los planes postpago eran costosos y solo unos pocos se los permitían, y las llamadas “otro operador” costaban una millonada).

    Pero luego todo cambió, por ley los celulares se empezaron a vender desbloqueados cuando en Colombia se eliminaron las cláusulas de permanencia. Ahora el único problema es que toca “registrar el IMEI del celular”, y este queda atado a una sola SIM… lo hicieron para evitar el robo de celulares (no sé qué tanto haya reducido) pero, si tienes un celular con tu sim y -por razones arbitrarias- cambias la SIM, te pueden bloquear el IMEI (en un plazo razonable de tiempo) y no puedes hacer ni llamadas ni enviar mensajes de texto. Eso sí, el celular sigue funcionando como si nada (¿Actualmente la gente hace llamdas?).

  2. Pablo

    Recuerdo haber desbloqueado un Nokia 1100 solamente por el placer de hacerlo ya que desde la época de esos celulares hasta hace casi dos años siempre estuve en la misma compañia, Personal.
    Lo hice bajando un programita al que le ponías algunos datos (el IMEI?) y te daba la clave que te pedìa el aparato cuando le ponías una sim “intrusa”. Creo haber liberado también algún smartphone de los primeros que tuve, ya que los ùltimos que tuve hasta hoy, los comprè liberados. Pero sí, siempre es un trastorno el tema de los celulares bloqueados.
    Creo que ya nadie, o muy pocos le compran los celulares a las empresas de telefonía, pero, me pregunto… Todavìa los siguen vendiendo bloqueados?

  3. Ariel

    Hace unos años a mi me fue bien Dr. SIM

  4. luchobarrios

    ohh. que epocas aquellas en las que habian codigos para desbloquear, basados en el IMEI.
    Si mal no recuerdo, he desbloqueado un Nokia 6101 y nokia 6131. Milestone 2, (hasta le cambie el firmware), Morotola Razer HD, y luego de eso… siempre compré desbloqueados, fuera de Argentina. En mi ultima compra, directamente lo hice desde la pagina de motorola. Si… desde mis ultimos desbloqueos al dia de hoy, solo usé motorola. No concibo usar un android modificado…. Ni mucho menos, bloqueado.

  5. Nahir

    uff… De haber sabido esto unos años atrás…

    Hace dos años un conocido que es re antitecnología, tenía un iPhone se64gb de segunda mano que le habían regalado hace más de un año y apenas si lo usó en toooodo ese tiempo. A mí me encantaba ese modelo así que se lo quise comprar toda ilusionada, el teléfono estaba inmaculado, parecía nuevo, lo único que no tenía eran los auriculares, lo demás, estaba todo. Lo probé, funcionaba perfectamente… mi odisea empezó cuando quise quitar su cuenta de apple, no se acordaba la contraseña, fue todo un lío para recuperarla.

    Luego, cuando le voy a poner mi sim (movistar) me doy cuenta que no está liberado, y él no tiene idea de nada, porque resulta que ese teléfono originalmente fue del hermano de un ex cuñado de mi amigo y ni mi amigo ni su hermana tenían contacto con él, lo que hacía falta era que el tipo este (no sé ni su nombre) llamara a la compañía que le vendió el teléfono y diera sus datos así ellos hacían la liberación, pero no fue posible… Así que, ya bastante harta del temita, fui a una casa de celulares donde supuestamente le iban a poner un adaptador de sim para que lo pudiera usar como si estuviese liberado, me tubieron un mes esperando con el cuento de que habían pedido el dispositivo y no llegaba, Cuando me cansé de esperar y les pedí el teléfono me lo dieron con la batería inchada, el botón home flojo y el lector de huellas no funcionaba, aveces el táctil tampoco… Un desastre del que obviamente ellos no se hicieron cargo.

    Al final al celular se lo quedó un amigo mío al que sí le servía, él se hizo cargo del arreglo. Y yo saqué el iPhone se de 64gb a crédito en una casa oficial de Apple.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here