Lunes 8 AM, suena el despertador. Mirás un rato el techo, intentando hacer foco en la persiana entreabierta que te apunta directo a los ojos con ese rayo de sol radiante de una mañana cálida de verano. Agarrás el Smartphone, con un ojo entreabierto leés los emails del trabajo, borrás los poco relevantes para dar prioridad a las cosas importantes. Nada urgente, nada prendido fuego, nada prioritario.

Te levantás, inmediatamente ponés a correr el programa humano-wakeup.sh que incluye caminar un rato desnudo por la casa, ducharse con agua casi fría para despabilarse rápidamente, tal vez afeitarse si ya la barba está molestando mucho, ponerse la bata, hacer café. Leer nuevamente los emails, nada nuevo. Abrís Slack, algunas notificaciones nocturnas del sistema de continuous integration que estuvo buildeando la infraestructura de prueba. El canal tranquilo, saludás como todas las mañanas, sin esperar respuesta alguna, sabés que el resto del equipo está en una zona horaria 3 horas anterior a la tuya.

Es un lindo día, ropa de natación a la mochila, canasto de ropa sucia en mano. Bajás, saludás al portero, caminás a la lavandería, dejás el canasto allí, ya tenés las instrucciones para retirarlo a la tarde a última hora. Emprendés la caminata de 30 minutos hasta la pileta. Con una hora de nado constante ya la cabeza funciona distinto, mucho mejor. Te sentís oxigenado, libre, liviano ideal para un día de trabajo interesante. Volvés caminando, otros 30 minutos, 10:15 AM. Llegás y te sentás en la compu. Desde ya hacés mas café, el café es fundamental como impulsor para romper la barrera de la vagancia.

Así NO ES la pileta. Mi escritorio tampoco es el de la foto, pero no está nada mal.

Abrís Jira, ves los tickets prioritarios. Tomás el que mas cómodo o interesante te parece. Todavía ninguno apareció en Slack, mañana tranquila. Organizás tu día con un calendario, revisás tu agenda de Lunes. Call por la implementación de los nuevos microservicios del equipo de desarrollo, 11 AM.

Mientras tanto seguís trabajando en los tickets que ya tenías asignados. Usualmente tickets de corta duración, alguna creación de usuarios, ajustar permisos usando AWS IAM, revisar algun servidor que no está funcionando correctamente, o que el proceso que corre dentro de él ya no está ejecutándose.

De a poco empiezan a aparecer algunas almas en el chat, e inmediatamente te ponés en contacto con ellos para estar a tono con todo lo que nos espera éste día y ésta semana. No va a ser fácil, tenemos que actualizar muchos entornos de prueba mañana, por lo tanto lo mejor va a ser que nos pongamos las pilas hoy.

El build diario falló. Tal vez estemos commiteando código horrible. Revisemos los containers. Ahí está, olvidamos definir una variable en la automatización para deployar Logstash. Bamboo CI nos avisa quien fue el causante, intentemos ponernos a tono para arreglar esto. Es importante que tengamos el build diario funcionando perfecto, de esa manera podemos casi asegurar de que nuestro código está limpio y eficiente.

Un nuevo ticket creado! Luego de la call de las 11 AM el equipo de desarrollo creó el ticket con los requerimientos para los nuevos servicios que correrán a partir del próximo release del producto. Tenemos que estar trabajando codo a codo con esto para que todo salga lo mas directo y sencillo posible. El nivel de multitasking a ésta hora ya es altísimo, pero uno está acostumbrado a trabajar así, y es una forma de vida. Es intenso pero divertido.

12:30 PM. seguís trabajando duro en ese nuevo rol de Ansible para automatizar la configuración de las aplicaciones que consumen el servidor OpenLDAP para autenticarse.

1:00 PM. hora de la daily. Todo el equipo de Cloud se reune en una llamada de Slack, donde cuentan con que están trabajando, con que están bloqueados y por qué no, para descargarse un poco por ese QA que te estuvo volviendo loco toda la semana pasada. El rol de la daily es importante para ponerse a tono con todo el equipo y entender que tan cargado está cada uno para saber si podemos recibir o asignar mas tickets, o es preferible esperar.

Después de la daily el apetito se abre tremendamente. Seguro cocinás algo o si estás vago, pedís comida. PedidosYa funciona muy bien para estos casos y uno lo prefiere. Desde ya, uno no se toma nunca la hora de almuerzo, mas bien termina comiendo sobre el teclado enchastrando todo lo que pueda a su paso mientras sigue tipeando ese template de Cloudformation para construir una nueva infraestructura de servidores en AWS. El vicio es el vicio.

Luego de comer limpiás un poco el enchastre, y probablemente tengas ya otro café en mano para seguir sobreviviendo a las calls, pedidos y tickets.

Seguís trabajando duro hasta las 4 PM, hora donde ya uno empieza a perder rendimiento, en parte por la cantidad de horas trabajadas (que no son muchas) y en parte por la carga mental que eso requiere. El continuo multitasking, atender a todo el mundo, y estar en todos los problemas a la vez puede ser desgastante a nivel tal que uno añora dormir la siesta de manera obligatoria.

Para las 5 PM ya uno está prácticamente hecho con su jornada laboral, pero aún así trabaja un poco mas para poder terminar eso que le falta tan poco.

A las 6 PM, cuando ya tu día finalizó, aún tenés gente de otras zonas horarias rompiendo las bolas solicitando ayuda para terminar un deploy de una aplicación que no funciona. Desde ya, no le contestás. Tu día terminó y de contestarle sabés que las próximas 3 horas vas a estar encarnizado a la pantalla sin despegar un ojo.

Aún así, habiendo terminado el día, sabés que no podés dejar de pensar en el trabajo. Todavía estás calculando como sería la forma mas eficiente de reconfigurar todos esos servidores que necesitan ese nuevo parámetro para la aplicación.

No es fácil, no es corto, no es cómodo, pero así es un día típico en la vida de un sysadmin/devops.

(Cuando las cosas no se prenden fuego, obviamente).

4 Comentarios

  1. Tal cual…

    Aunque en mi caso:

    * en vez de pileta, gimnasio todos los dias
    * en vez de Cloudformation, uso Terraform xD
    * a las 5pm me voy a la mierda (horario oficial 10-19hs)

    xD

  2. Muy bueno. Hay que ponerse firme. Que nadie joda con un deploy 15 minutos antes de las 18. Y mucho menos un viernes (ni hablar si es de prod).

  3. Una de las cosas que estoy orgulloso (como QA Lead), es haber creado una regla irrompible, y habersela inculcado a todo QA/IT nuevo que entra, y tatuarsela en la frente practicamente: NO HAY DEPLOY A PRODUCTION LOS VIERNES.

    Esta escrito en piedra

    Es inalterable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here