El título parece el slogan de una publicidad, y si, puede serlo.

También sería el título de una nota patrocinada por Lenovo, que no nos vendría nada mal, pero no lo es.

Y también muchos amigos lectores podrían decirme que el tema de los dispositivos folding es algo que ya tiene un par de años entre nosotros y no es ninguna novedad. Cosa que es totalmente cierta pero hay algo en este dispositivo que me enamoró y no me pasó antes.

Quizás es porque el mundo de los smartphones me parece un poco aburrido y falto de innovación, o porque considero que la posibilidad de una pantalla plegable no le aporta demasiado a la usabilidad del aparato (a diferencia de hermosas excepciones cómo el LG Wing). La realidad es que, sea lo que fuese, creo que este tipo de tecnologías en los smartphones es más “para mostrar una tendencia y ver si la gente pica” que para ofrecer algo que antes no se podía realizar. Y no entremos en el tema de los precios, porque ese es otro cantar.

La computadora plegable del futuro

Debo reconocerlo, sentí una hermosa emoción cuando vi que una PC podía ser plegable, se veía tan bien y además, podía ser funcional cómo esta Lenovo Thinkpad X1 Fold. Me imaginé una gran cantidad de casos de uso donde realmente puede ser, al menos, útil o cómoda. Un exitoso abogado que no quiere llevar una mochila o un maletín pero que estéticamente le encanta llevar su agenda se va a enamorar de la X1 Fold, ni hablar de algún gerente IT que quiera llamar un poquito la atención, también.

Con un exterior de tela – que emula a la agenda de toda la vida – la X1 Fold es un dispositivo de altísima tecnología que se acerca al usuario desde la parte visual. Diseño funcional le llaman algunos. Pero a decir verdad, está muy bien pensado para parecer algo que todos usaron desde el vamos y también va a ser algo que siempre usaron cuando lo abran, ya que el Intel Core i5 con tecnología Lakefield que equipa a esta computadora le permitirá correr Windows 10 con fluidez y sin retardos. Cuando vi las primeras noticias del producto pensaba que por limitaciones de espacio iba a contar con algún procesador recortado. Pero no, al final pudieron hacer algo similar a las Microsoft Surface pero obviamente, plegables.

La pantalla es una OLED de 13.3 pulgadas (2048 x 1536, 300 nits) y lo genial es que el sistema de bisagras parece ser tan rígido que permite usarla en diferentes posiciones sin tener penalidades de rigidez a la hora de usarlo. También es posible usar un teclado en pantalla (en la parte inferior, claro) o contar con un teclado externo.

8GB de RAM y hasta 1TB de almacenamiento sólido completan el combo, y obviamente vendrán con un slot MicroSIM para contar con conectividad todo el tiempo y no depender del WiFi del vecino.

Todavía no hay precio, ni disponibilidad. Seguramente costará más de ar$200K. En la página de Lenovo se puede pedir reminder.

6 COMENTARIOS

  1. Desconfío de las pantallas plegables. Mi prejuicio es que siempre se va a terminar notando la línea de doblado, nunca va a quedar una pantalla completa uniforme y con el tiempo se irá fatigando y empeorando cada vez más. Preferiría que fueran dos pantallas únicas y separadas.

    Hablando de pantallas FOLED me quedo con la tecnología de las enrollables, estimo que es mas sana para las pantallas que lo plegable. (Todo hablando sin saber ya que nunca usé alguna de esas pantallas)

  2. No se, sabiendo que una pantalla “normal” de notebook o celular tiene tantos problemas con el uso (llevo bastante en el rubro) a este aparato le veo maximo, un año de uso y chau a cambiar de equipo.

  3. Yo que odio con todo mi ser a las notebooks y a los que meten los dedos en la pantalla… acá con esta no me meto ni loco.

    La imagino toda pegoteada, marcada de dedos, los rayones que con el tiempo irán apareciendo… yo no estoy listo para usar algo asi.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here