Estás a punto de descubrir porqué soy uno de los cazarrecompensas más temidos del Yermo. Y ni siquiera me van a pagar por ello.

Con esas míticas palabras, Chris Avellone empezaba su carrera en el mundo de los píxeles. Al menos, como parte de un juego, ambientado como un personaje del desolador paraje tan propio y característico del primer Fallout. Pero la verdad es que el maestro que nos concierne hoy ha hecho mucho más que aparecer como uno de los mejores, entre tantos, chistes de la saga Fallout. Esta es su historia.

A diferencia de muchos otros diseñadores o creadores de videojuegos, Chris comenzó su carrera en un campo distinto pero muy relacionado. La escritura, especialmente aquella que versa sobre el RPG, fue su primera escuela de como armar una trama consistente, personajes y agradar al público. Sus estudios en Inglés, propios de un profesor literario quizás, no hicieron más que acercarlo a la entonces floreciente industria del Rol, y por consiguiente, en la de los juegos por computadora.

Como contara yo en mi primer artículo para esta santa casa, el RPG fue el padre, mentor y hermano durante el desarrollo de muchos juegos y géneros. Avellone tal vez no fuera de la primera oleada creadora, pero fue y se mantiene como un fiel representante de esa forma de contar historias y asociarlas a la jugabilidad de manera maestra.

Buscando inspiración en el desierto para Wasteland 2. U oficiando de mercenario, probablemente.
Buscando inspiración en el desierto para Wasteland 2. U oficiando de mercenario, probablemente.

Los juegos de Avellone, en los que generalmente es director creativo, diseñador en jefe o escritor, llevan entonces una marcada y reconocible impronta. Las historias que cuentan suelen estar intrínsecamente relacionadas con la temática del juego, estar muy trabajadas, logradas, y se sienten parte de un todo, no una mera excusa dentro de un juego. Sino como un verdadero mundo consistente, vivo y real.

Currículim Roleae

Desde sus comienzos, la carrera de Chris Avellone estuvo hermanada con el rol. Antes de trabajar entre las filas de los artistas del videojuego, escribió guiones e historias para Dungeons & Dragons. El ejercicio no sólo demostraría una vez más la gran importancia de la marca en el futuro de los juegos, tanto de lápiz y papel como a través de pantallas; además, sería una excelente instrucción de cómo armar historias independientes, que ya se vieran bien desde el papel, y que luego irían acompañadas por gráficos que variarían de acuerdo al a época computacional de su publicación.

Interplay se convertiría en la primera casa del joven Avellone. La legendaria desarrolladora lo tendría trabajando en sus obras enfocadas al rol. Algunas, verdaderas genialidades como los dos primeros Fallout. Otras, freakeadas como juegos de D&D de dudosa calidad como Descent Undermountain (cuyo nombre me recuerda a la nunca suficientemente recomendada segunda expansión de Neverwinter Nights, Hordes of the Underdark) o juegos disruptivos pero olvidados como Star Trek: Starfleet Academy, con sus por entonces novedosas animaciones por computadora.

Tiene el honor, además, de ser una de las pocas personas en aparecer acreditadas tanto en Fallout, como en la otra gran joya de la corona y punto culmine de la época dorada del RPG en los 90’s: Baldur’s Gate. Sin haber estado directamente relacionado con el título, seguramente aportó mucho de lo que terminaría siendo. Cabe destacar además, que luego estuvo relacionado con los Icewindale, y que fue diseñador de Baldur’s Gate: Dark Alliance.

Fue su multidisciplinario carácter de trabajo, y la forma en que parecía estar en todos lados donde hubiera que hacer un tarea complicada, lo que le granjeó aquella referencia a ser un cazarrecompensas peligroso. Eso, y según contaron otros miembros del equipo jocosamente, que nadie tenía entendido si realmente le pagaban por sus servicios, o los hacía de puro “buen tipo“.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=F2n_9zSJiws[/youtube]

(Matando a Chris Avellone en Fallout)

Remunerado o no, Chris Avellone consiguió lo que pocos: estar en aquel momento único del rol y el videojuego en general, entre los actores principales, codearse con gente de la talla de Tim Cain (El Templo del Mal Elemental, Vampire: La Mascarada, Arcanum: SMO), Joshua Sawyer (Fallout: New Vegas, Neverwinter Nights 2), Feargus Urquhart (Final Boss de Black Isle, y actualmente capo mafia de Obsidian) o Brian Fargo (fundador de Interplay e inExile). Aquellas sociedades se mantendrían hasta nuestros días, al punto de que el “cazarrecompensas” de dudosa remuneración, hoy en día es segundo al mando de Obsidian.

Pero sería todo esto muy poco, sin nombrar la que, quizás, fuera su más trabajada y lograda obra. Y es que sí, no se puede hablar de Chris Avellone y su aporte al gaming, si no se nombra a uno de los mejores juegos de la historia. Con éste, van tres de esa selecta lista que tuvieron su participación temprana, siendo los otros dos Fallout y Baldur’s Gate. Pero el nivel de historia, jugabilidad y arte que alcanzó con Planescape: Torment, aún no ha logrado ser rivalizado por muchos juegos.Avellone Torment

Allí tenemos a Avellone puro, haciendo lujo de su pasado de D&D boy, adaptando magníficamente la historia desde su asiento de Diseñador en Jefe. Una mezcla perfecta entre rol tradicional, y la modernidad de las computadoras a las que era adaptado.

Exiliado del Yermo

El gran momento del joven maestro parecía imparable. Sin embargo, por esas cosas de billetes, falta de confianza en los buenos proyectos, y quien sabe que otras yerbas más, su carrera vería un golpe demoledor cuando todo el trabajo invertido en Van Buren, el nombre código de Fallout 3, se fue a la basura. Interplay era vendida en el medio, se lavaba las manos, y los escritos de Chris y de tantos otros, se verían congelados por casi una década. No desesperéis, queridos lectores: gran parte de esas ideas tomarían forma material luego.

Durante todo ese tiempo, Avellone colaboró con otras sagas y juegos similares a aquel que tan bien le había calzado. Ya fuera desde Neverwinter Nights 2, y sobre todo su brutísima expansión Mask Of The Betrayer (que karma que tuvieron los NN, siempre las expansiones mejores que el juego por muchos enteros), o la segunda entrega de Star Wars: Knights of the Old Republic.

Pero no sería sino hasta el 2010, que el cazarrecompensas regresaría triunfal al ruedo que lo viera nacer. Por un lado, sacaba a la luz Alpha Protocol, otro de sus excelentes juegos para añadir a la lista. Pero sobre todo, Fallout volvía a las manos de las que nunca tendría que haberse desprendido, las de sus creadores.

Fallout: New Vegas era la consumación de todo lo que Van Buren no llegó a ser, sin contar con las ideas que si se utilizaron en Fallout III, desarrollada por Bethesda. No sólo se regresaba al desierto, sino que lo hacía con la contundencia, jugabilidad, rol e historia que el bueno de Avellone siempre supo imprimirle a todos los trabajos en los que, aunque sea, aparece brevemente acreditado.

la pluma siempre cargada, historias listas: vida de un escritor
la pluma siempre cargada, historias listas: vida de un escritor

Fiel al karma de los Neverwinters, si New Vegas ya era bueno, sus 4 expansiones son delicia bañada en chocolate, o la lujuria gustativa de su predilección, señor lector. Lo afirmo, aseguro y firmo, créame. En ellas, Chris Avellone se yergue titánico, como uno de los mejores creadores de ambientes y leyendas del videojuego.

Maestro del Yermo desolado, de los mundos roleros y el post-apocalípsis, aquel regreso triunfal fue el puntapié para otros tres proyectos basados en viejos juegos geniales. A la colaboración en Wasteland 2, producto de la nueva companía de Brian Fargo, inExile, se le suman Pillars of Eternity y Torment: Tides of Numenera, ambos respaldados por la comunidad de Kickstarter.

Si la buena estrella de Chris continúa brillando, y ambos juegos logran su principal cometido, podemos estar ante dos sendas obras del videojuego. Sobre todo si tomamos en cuenta que apuntan a recuperar la antigua tradición de grandes historias, buena jugabilidad, e incontables horas de diversión. ¿Quién mejor para el trabajo que Chris Avellone?

Esa es la historia hasta la fecha de un creador y mente maestra detrás de nuestro querido arte de los videojuegos. Una que nos demuestra que no siempre es necesario estar adelante de las cámaras, ser el más famoso, o siquiera dedicarse exclusivamente a algo relacionado directamente con la computación. Sino, con las ganas de trabajar, de contar una gran, gran aventura, y llevarla a todos los demás en este mundo. Aunque no te paguen al principio.

Nada mal para un cazarrecompensas, ¿no?

Te cedo la pluma, amigo lector. ¿Conocías algo de Chris Avellone? Y sobre todo: ¿Jugaste alguno de sus juegos? Leo tus comentarios.

8 Comentarios

  1. Ayer me compré el Fallout New Vegas en Steam por dos loros y medio.

    Le voy a dar una oportunidad mas a los juegos de rol, pero no son mi fuerte. Por ahora no defrauda, al menos me generó la suficiente curiosidad sobre como hackear las terminales

    No obstante, y sabiendo que la historia es el fuerte de esta clase de juegos, ya sufrí por lo menos dos glitches y apenas pasé la primer misión.

    ¿no sería Fallout junto con su historia un golazo de media cancha si hubiese tenido un engine parecido al del GTA IV por ejemplo?, soñar no cuenta nada.

    • Fallout: New Vegas usa prácticamente el mismo motor que Skyrim. Hay muchas actualizaciones y mods, te recomiendo el artículo que escribí sobre New Vegas, que los uses y te fijes si mejora la experiencia. También escribí una vez sobre los mundos abiertos y los bugs, casualmente.

      Dale para adelante amigo gourmet, New Vegas es un golazo de media cancha con o sin bugs. De lo mejor, sino lo mejor, que he jugado en mi vida.

      P.S., dale para adelante con las 4 expansiones, sobre todo Old World Blues, es una genialidad total.

      • Listo!, sabé que me enfermé…hacía mucho tiempo que no me quedaba hasta altas horas jugando a algo y este juego lo logró…

        Igual para un recién iniciado en el RPG hay demasiadas siglas en el PipBoy y no entendía una goma, decí que por Steam te deja bajar el manual del juego en PDF y ahí aprendí un par de cosas y otras me siguen quedando colgadas todavía…

        Lo que no entiendo es como podés hacer mierda a un enemigo con una armadura que sería mas o menos de un nivel 10 o mas cuando tu personaje tiene un nivel 5… cuesta un huevo y medio…estúpidos legionarios del Caesar…o por ejemplo tenés una misión lateral donde te pide que para llevarla a cabo tenés que tener un nivel en cierta habilidad que triplica al que tenés hasta ese momento…en fin, aprenderé…

  2. No me gusta el rol, soy mas de FPS y RTS; pero hablás con tanto amor, tan recurrentemente de este juego, que me dan ganas de probarlo. Lo que sí ando corto de dinero, pero en cuanto pueda voy a ello.
    Saludos

    • Por Steam es la mejor opción para comprarlo legal…2,50 estaba sin los DLC este finde que pasó…o la mega ultra de luxe con final feliz a 4,50 …

      • Googlié “final feliz” y, aunque no encontré lo que buscaba, el resultado fue más que satisfactorio. Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here