Las buenas películas, y en especial las que vimos de chicos, nos hacen viajar a mundos fantásticos, queriendo ser ese gran personaje en sus aventuras. Los buenos juegos tienen ese mismo efecto, pero aunque hay muchos que sobresalen por sus mecánicas, no todos logran destacarse en el aspecto cinematográfico. En mi caso personal, si tengo que elegir un solo referente, tengo dos indiscutidos. En películas ese premio se lo lleva Indiana Jones y en juegos Uncharted. Habiendo concluido la saga de Nathan Drake en la última entrega, existían algunas dudas si Uncharted: The Lost Legacy (U:TLL) iba a estar a la altura sin su emblemático personaje. Lo jugué de punta a punta y te puedo asegurar que TLL es digno del título, y el principio de mucho más.

Naughty Dog tiene un sello indiscutido que lo diferencia de otros estudios, y es esa habilidad impecable de transformar sus juegos en experiencias que parecen películas del más alto presupuesto. Diálogos, escenarios, iluminación, ángulos de cámaras, detalles infinitos, todo está cuidado de forma minuciosa. Los juegos de Naughty Dog son lo más parecido a una película de aventuras interactiva que tenemos.

Este nuevo capítulo bajo el nombre de Uncharted trae a dos viejas conocidas para ser las protagonistas de un viaje por la India. La estrella es Chloe Frazer, cazadora de tesoros y tan sarcástica como Nathan, acompañada por Nadine Ross, villana de Uncharted 4 con sus mercenarios de Shoreline. Pese a sus diferencias, que son ideales para unos diálogos muy bien escritos que más de una vez te van a hacer reír, forman un buen equipo para encontrar “el colmillo de Ganesh” en medio de una guerra civil. El malo de turno es Asav, que como todo buen malo se cree el bueno de su película, trabajando para liberar a la India, pero con un par de tornillos menos que se le perdieron en el camino.

Chloe y Nadine hacen una gran pareja, con diferencias que dan pie a diálogos fantásticos.

Como les decía al principio del review, la firma de Naughty Dog es el aspecto cinematográfico, pero no crean que la jugabilidad sufre. Con cada nueva entrega, ya sea Uncharted o The Last of Us, la fórmula se sigue refinando, cada vez funciona mejor y U:TLL es una muestra de eso. Aunque lo dudo, podrías quejarte que las mecánicas son idénticas a las de Uncharted 4, pero mientras acompañas a Chloe y Nadine por la India no creo te pares a pensar en eso, la vas a estar pasando demasiado bien.

El punto negativo se lo sigue llevando la inteligencia artificial, más que nada si sos de los que les gusta jugar con sigilo. Esta mecánica es bastante básica, y para hacer las cosas peores, al tener uno o dos compañeros, no es raro verlos pasar corriendo delante a un enemigo como si fueran invisibles, pero más raro es que los enemigos tampoco los vean. Si sos más de buscar enfrentamientos armados, probablemente ni te des cuenta de esto, porque cuando empieza la acción la IA se comporta como debería.

El balance entre los distintos aspectos del juego parece incluso mejor que en otros de la saga, con puzzles interesantes, acción de disparos, stealth, manejo y las geniales trepadas al borde de precipicios de siempre. Tal vez esto esté ayudado de algo nuevo en Uncharted, y es que pasado el primer capítulo, y ya en la selva, te dejan con un jeep y bastante libertad de recorrer un área grande y diversa, con lo que le quitan la linealidad al juego.

Asav no va a dejar que te sea tan fácil conseguir el colmillo de Ganesh.

Mientras recorrés esta área, vas a notar la atención al detalle de Naughty Dog. Un buen ejemplo son los diálogos entre las dos protagonistas, que si por error interrumpís al bajarte del jeep, eventualmente se retoman automáticamente, con un casual “¿De qué estábamos hablando? Ah, sí!”. Estos diálogos te darán una buena idea de qué motiva a las chicas a esta aventura, la historia de sus padres y algún que otro comentario gracioso sobre Nathan Drake!

Algo que siempre me ha gustado de los Uncharted es que a diferencia de la mayoría de las películas o juegos occidentales, donde no hay dudas que el bueno es el bueno y el malo es el malo, todos estos personajes que encarnamos y que tanto queremos son grises. Cazadores de tesoros, ladrones y mercenarios, pero con un buen corazón que termina ganando al final del día.

Los escenarios del juego son imponentes, difícil no pararse a mirarlos en detalle.

Este gran viaje por la India debería llevarte algo más de 8 horas, 9 si como yo te parás a cada rato a mirar el paisaje y usar el modo fotografía. Y te soy sincero, es difícil no hacerlo, porque los escenarios imponentes son de lo mejor del juego.

Esas 9 horas con Chloe y Nadine fueron memorables, y aunque los que venimos desde el primer juego en este viaje podemos extrañar a Nathan, no hay dudas que Chloe llena sus zapatos sin problemas, y no puedo dejar de esperar su próxima aventura!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here