Luego de superar la crisis existencial post-liga de Path of Exile y no tener más uñas que masticar a la espera de su próxima expansión a salir el viernes 2/9, decidí que era un buen momento para saldar viejas deudas videojueguiles. Probé algunos títulos que tenía en la Steam Library, me puse en campaña para terminar Half Life por primera vez (si, posta), me perdí por el mundillo indie de itch.io y finalmente decidí darle una oportunidad a Survarium, de quien vengo a hablarles hoy.

Repasemos algo de historia. GSC Game World fue un game studio de Ucrania, creadores de los RTS Cossacks y la saga S.T.A.L.K.E.R. de la que ya hablamos con anterioridad en éste bello sitio. En medio del desarrollo de S.T.A.L.K.E.R 2 se enroscaron tanto que terminaron quebrando, y poco tiempo después algunos de sus ex empleados decidieron respawnear el concepto fundando Vostok Games y encararon el desarrollo del “sucesor espiritual” de su hijo pródigo, llamado Survarium por cuestiones legales.

“¡Buenísimo, un nuevo STALKER!” dirán algunos, y… No. O al menos no a la versión 0.43d, que es sobre la que habla el presente post, y posiblemente no lo sea nunca partiendo desde los conceptos centrales: Los STALKER fueron FPS single-player con elementos RPG de fuerte ambientación, mientras que Survarium dice ser un MMOFPS pero en realidad es una especie de “arena” free-to-play con progreso simil RPG. ¿Confundidos? Paso a explicar.

El inventario está interesante, eh
El inventario está interesante, eh

El juego nos recibe en un lobby repleto de botones y algo confuso, regalándonos de entrada una cuenta Premium por unos días y algunos chiches más. Luego de elegir nuestra facción (la “casa” donde progresaremos cumpliendo objetivos y de la cual obtendremos armas, armadura y accesorios) ya podemos darle al botón de Play para que el sistema de matchmaking nos ubique en alguno de los cuatro modos de juego presentes a la fecha, de los cuales podemos descartar hasta dos que no nos gusten. Podemos jugar Team Deathmatch, Research (donde nos disputamos con el equipo enemigo el control de tres bases), Artifact Hunt (si, los Artifacts son items que spawnean dentro de Anomalies como en STALKER) y Battery Retrieval, éstos últimos variantes del clásico “Capture the flag”. Nada nuevo bajo el sol hasta acá, y el modo PvE o “free roam” que la comunidad pide hace años -imaginen algo similar a DayZ pero con la onda de STALKER- no parece estar ni remotamente cerca de aparecer.

Cuánto botoncito... Ta, te, ti, suerte pa ra...
Cuánto botoncito… Ta, te, ti, suerte pa ra…

Por cada combate finalizado el juego nos recompensa con 1/5 “lootcrates” que podemos abrir (Podemos abrir más de uno pagando en oro, la moneda premium del juego únicamente adquirible con dinero real) con premios que se ajustan a nuestro rendimiento en la partida. Luego viene el recuento de experiencia ganada por hacer cosas normales durante el juego (headshots, killstreaks, venganzas, contribuir con los objetivos de equipo, etc) tanto para nuestro progreso personal -que nos sirve para progresar en tres árboles de habilidades, que serán cinco en versiones posteriores- y para la facción. El tercer tipo de progreso se obtiene con victorias de nuestro equipo y nos permite avanzar en la “liga”, lo que nos da currency de la común y algún objeto para el inventario, además de subirnos el típico rank que le muestra a nuestros compañeros y rivales qué tan mancos somos.

Además del oro para los premium features y la plata para las cosas del día a día tenemos una tercera currency que son las “Parts”, sólo adquiribles vía las lootcrates del final de partida, que nos permiten mejorar nuestro equipamento con hasta tres modificadores al azar de un pool que varían según qué estemos tratando de modificar. Por último, las armas tienen módulos que podemos agregar a medida que matamos rivales con cáda una, entre los que contamos silenciadores, miras telescópicas y demás.

victory

Vamos a lo técnico. El apartado gráfico está muy bien, no se nota en las capturas porque mi computadora está bastante vieja y yo estoy bastante indigente. Los mapas son bellísimos, cargados de detalles, desniveles y elementos que dificultan la visión, haciéndonos sentir parte de una verdadera escaramuza en un descampado hostil. Los efectos de sonido son de los mejores que escuché y la música, si bien escasea, cumple. Se supone que hay grandes problemas con los cheaters pero en mi experiencia no me crucé ninguno. Lo que si hay a rolete son problemas de lag, pero es esperable en un juego cuyos servidores más cercanos están en Próxima Centauri b.

mipcapesta
Vale por una buena screenshot

Entonces, ¿Qué problema tiene el juego además de la lejanía de los servidores, cosa que con algo de suerte se resuelve a medida que crezca la playerbase latina? A mi humilde criterio, tres problemas muy grandes:

1- Balance. Las facciones están MUY mal balanceadas en casi todo su progreso y hay estilos de juego netamente inferiores a otros. Para un juego con 17 meses desde el lanzamiento de la beta es bastante jodido.

2- Documentación escasa y desactualizada. Seguramente mejore cuando crezca la cantidad de jugadores activos pero al desarrollador no parece importarle demasiado.

3- El juego pide dinero todo el tiempo y el progreso para los que deciden gastarlo es notoriamente más sencillo. No será estrictamente “pay to win” pero vamos, que el dinero no es todo… Pero como ayuda.

El shop de las facciones
El shop de las facciones

¿Lo recomiendo? Si, aunque sea un rato para ver qué pasa, total es Free 2 Probar (?). Es un título divertido y ágil, que todavía está muy lejos de generar el engagement en la comunidad que tanto necesita. Eso si, si lo bajás esperando un nuevo STALKER la vas a pasar muy mal.

3 Comentarios

  1. eVer

    Ya no es spoiler decirlo, pasaron 10 años:
    Al final matan a Eli Vance y te quedás con la manija a mil.
    Besos :P

  2. alete

    Crucé los dedos y dije “tiene que estar en steam, tiene que estar en steam”…

    Downloading…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here