Febrero es el mes donde Samsung presenta a, quizás, el Smartphone más importante – y uno de los referentes – del universo Android.

Y el 20 de Febrero de 2019 se ha presentado a la décima generación de los famoso “S Series”.

Y la realidad es que después de ver el evento no quedan dudas de que los Samsung Galaxy S10 mejorarán ya a los, casi, inmejorables Samsung Galaxy S9. Será más rápido gracias al Snapdragon 855/Exinos 9820, tendrá más superficie de pantalla y menos bezels, más y mejores cámaras (con un modo ultra wide que se me hace una delicia) y de 8GB a 12GB de memoria RAM, más de lo que tengo en la computadora donde escribo esto. Increíble.

La generación 10 del Galaxy S tendrá 3 variaciones. A las ya conocidas S10 y S10+ se agregará el S10E. Que será algo así como la versión más recortada del modelo de alta gama y que le permite seguir compitiendo con los gama alta de los fabricantes chinos como Huawei y Xiaomi. Sin dudas y al igual de lo que hizo Apple con el iPhone XR, lo que está haciendo la empresa coreana es agregar un modelo en un escalón de precios inferior para que aquellos consumidores que no puedan pagar U$S1000 (afuera) por un equipo de alta gama tengan una alternativa.

Y ahí es donde entran los dilemas. Ya que la evolución del Hardware para móviles sigue avanzando muy rápido y el software para los mismos se ha optimizado tan bien – de hecho hoy con un Smartphone de gama media Android y hasta los juegos literalmente “vuelan” – que se ha creado una brecha de necesidad que ha dejado de hacer de sentirle al usuario frustración en el uso de sus equipos.

Si a lo anterior, que también sucede en el mundo de la informática personal, se le suma el hecho de que los Smartphones de alta gama están más caros en cada lanzamiento (arracan en U$S 749 el Galaxy S10E, U$D 899 el Galaxy S10 y U$S 999 el Galaxy S10+) y en nuestro país en particular la moneda verde está, a su vez, cada vez más cara. Convierten a estos dispositivos en verdaderos equipos de lujo para la mayoría de las personas.

That Ass

Hay cosas realmente sorprendentes en estos equipos. Nadie puede decir que son literalmente caros por todo lo que ofrecen. Son básicamente supercomputadoras de bolsillo con la capacidad de sacar fotos como una DSLR, con la potencia y el storage de una PC, GPS y hasta jack de audio de 3,5′ (!) y tienen el lujo de ser resistentes al agua. Son Smartphones para tener por años, salvo por el famoso talón de aquiles que se llama batería.

El gran problema que se enfrenta Samsung (y también Apple pero ellos ya tienen ese mote de “caro pero el mejor”) con sus S10’s es, justamente, el precio. Quizás en el primer mundo lleguen a tener muy buenas ventas pero en países cómo el nuestro – y en mercados más importantes cómo China e India –  es muy probable que aquellos entusiastas se vuelquen a dispositivos tan rápidos cómo éste pero un poco menos aspiracionales como pueden ser el OnePlus 6T o los próximos Flagships de Xiaomi (MI9) o Huawei (P30) que a decir verdad, no tienen demasiado que envidiarle. Ni hablar de el nuevo segmento “rápido y baratesco” que cuentan con Hardware de alta gama y construcción de gama media cómo los Pocophone F1 porque ahí puede ser aún más doloroso.

Quizás, lo mejor del Galaxy S10 es que van a bajar de precio los sensacionales Galaxy S9 (y también los todavía buenos S8’s).

8 Comentarios

  1. Eso de la bajada de precios de los Galaxy anteriores ya no te la creo… Esperaba una bajada de precio del Pixel 2 después del lanzamiento del 3, pero sigue costando un ojo de la cara.

    Bueno, quizás sí haya bajado, pero sigue siendo caro :’D

    • Al pedo comprar un Pixel en un mercado como el nuestro. Se te llega a romper la pantalla o la batería se te muere y estás en la lona porque no vas a conseguir un puto repuesto. Abstenerse.

  2. Además del talón de Aquiles como la batería está la maldita obsolescencia programada que ralentiza los equipos, práctica bastante común entre los fabricantes.

    Yo también creía que un tope de gama me iría a durar años, por eso compré uno, pero estoy muy decepcionado y con muchas dudas que siga aplicándose en los próximos modelos.

    • Totalmente de acuerdo

      Ya no se puede confiar en nada! En mi próxima vida voy a dedicarme al bricolage, esto de “saber” un poco de tecnología no garpa!

  3. Todo muy lindo, pero el verdadero talon de aquiles de estos aparatos tan costosos, es la gravedad. Una caida, pantalla abajo, y chau tus US$ 1000.

    Lamentablemente ya no existen los telefonos que resistan golpes (salvo caterpillar y los viejos Moto #Force).

    • Me uno a esto, porque siempre termino gastando 1500 pesos mas en una funda y vidrio resistente a golpes que no veo el celu por fuera….

  4. Que lo parió Mendieta! y sí, es toda una bestia de poder, pero por otro lado…q ue querés que te diga, este tipo de post me hacen sentir cada día un “bicho raro raroo rarooo”… por acá ando satisfecho con un humilde Moto E5 Play, que es de lo más bajito de la (ex snif) Motorola, pero bueno, por el momento cubre bastante bien mis necesidades diarias…aunque si pudiera tenerlo se me hace que ni loco andaría con esto por la yeca! ja.

  5. Es lo que crees, hay muchísimas personas que se lo pueden permitir en nuestro país, que nosotros seamos medio pobres no quita que haya muchísima gente que cobre un buen sueldo y pueda comprarlo sin que le duela el bolsillo, por lo menos donde vivo veo muchísima gente que se compra teléfonos como por ejemplo el iphone x, en lo personal si tuviera el dinero suficiente para un gama alta sin dudarlo me iría a un producto que valga la pena en serio y tenga un software a la altura como un iphone x por ejemplo, con samsung ya aprendí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here