En 2016, Razer, una compañia conocida por sus excelentes periféricos destinados casi en exlusiva al mundo que rodea a los videojuegos (conocido como “mercado Gamer”) compró Nexbit, una compañia formada por ex empleados de HTC y Google que recién había lanzado el Nexbit Robin, un muy interesante Smartphone que se caracterizaba por contar con una versión especial de Android que, además de los 32GB de ROM, ofrecía 100GB de almacenamiento en la nube con una sincronización a nivel OS, alejada de lo que en su momento y en la actualidad ofrecen servicios como Google Drive, OneDrive o Dropbox.

Fue una movida lógica e inteligente. Con ella Razer se ahorraba tiempo y dinero en R&D y ya disponían de un modelo base como para arrancar con sus planes de su primer teléfono. Los medios predecían el primer teléfono Gamer de Razer para 2017, y así sucedió. Casi a fin del mismo – es decir… ahora – fue presentado el Razer Phone. Un Smartphone Gamer, pero que a decir verdad, es para un mercado mucho más grande.

Un telefono de alta gama, pero no para la gilada

Vamos a ser políticamente incorrectos: el Razer Phone es un Smartphone caro. Tiene características técnicas de lo más avanzadas del momento pero a su vez, no parece un objeto de lujo. Y esto último, queridos amigos, es algo que quién paga más de 600 dólares es lo que más tiene en cuenta a la hora de comprar.

El Razer Phone viene equipado con un CPU Snapdragon 835, 8GB de RAM y 64 de almacenamiento (que se puede expandir hasta 2TB mediante MicroSD), además, cuenta con una inmensa batería de 4000 mAH para bancarse con ganas la pantalla Quad HD de 2.560 x 1.440 en 5,7′ con – atención – un refresh rate de 120HZ.

Pero a su vez, el diseño del teléfono es sobrio, cuadrado, tosco y sus bezels (bordes de pantalla) son similares a los que tenían los Flagships de 2015. Esto tiene una explicación técnica. Por un lado, el hecho de que cuenta con verdaderos parlantes estéreo en la parte frontal (algo lógico y se agradece ante un dispositivo que se denomine “Gamer”) y por el otro, la necesidad de que cuando tomamos el equipo con las manos en posición horizontal no toquemos sin querer la pantalla, algo que me pasa seguido con la bendita (y maldita) pantalla Edge del Samsung Galaxy S8.

Aquellos que gusten de sacar fotos – como este humilde servidor, estarán bastante contentos con las cámaras. Un par de 12MPX traseras (con aperturas f/1.7 y f/2.6 respectivamente) y una frontal de 8MPX. Los primeros tests la sitúan bastante bien, pero es probable que debido a la falta de experiencia de la empresa, por más que usen los mismos sensores que los grandes jugadores, el resultado final esté un poco debajo.

La realidad es que los Gamers (casi) no juegan en Smartphones, pero saben

Seamos sinceros. Casi cualquier Gamer que se digne de tal o es parte de la Master Race (y quizás hasa use periféricos Razer) o bien tiene una consola con una gran cantidad de títulos. Asimismo, ser Gamer es casi lo mismo que ser entusiasta y por lo tanto son de la raza que suele gastar gran parte de su presupuesto en su arsenal tecnológico, Smartphone incluído.

Entonces, ¿qué tiene el Razer Phone de tentador para nosotros? Bueno, la verdad que todo.

Y acá es donde hablo en primera persona, porque soy Gamer y entusiasta. Pero también, soy de los que no ponen la “facha” o el Glamour del dispositivo por delante de las aspectos técnicos. Por eso siempre preferí las, por entonces, indestructibles Thinkpads por sobre las Macbooks y es probable que por eso quizás mi próximo Smartphone sea un Razer. Y no, no es por los juegos porque la realidad es que la experiencia de jugar en un Smartphone puede que haya mejorado, pero está a años luz del Teclado+Mouse o en su defecto, del Gamepad.

Yo me compraría un Razer Phone porque tiene una batería de la reput*s*ma madre, que probablemente le dé un día/día y medio de uso. Porque el conjunto CPU/GPU/RAM es bestial y porque incluso, se puede agregar almacenamiento a través de una memoria MicroSD. Me lo compraría, además, porque es sobrio, cuadrado, y eso me gusta porque me recuerda a los primeros Microsoft Nokia de policarbonato.

Sin reviews todavía, el Razer Phone se aproxima como una compra para entusiastas de la tecnología. Para “entendidos” como le dicen los que saben de autos. Es un Volkswagen Golf GTI en un mundo donde todos quieren tener un Alfa Romeo.

7 Comentarios

  1. Este teléfono junto todo lo que todos los fabricantes tendrían que haber hecho hace varios años y nunca logaron unificar.

    Lo mejor de todo es que para lo que trae el precio es super competitivo(700USD) para la gama en la que aplica comparado con teléfonos como el S8+, Note 8, iPhone 8+, X y el pixel 2 XL. A los cuales a todos les faltan por lo menos 2 cosas que este trae y si lo llegan a mantener actualizado por mas de 2 años puede llegar a ser un teléfono muy confiable. Ademas, con suerte en unos meses tenga alguna rebaja de precio que lo haga mas interesante.

    La mayor pega para mi es el jack de 3,5mm. Pero bueno, nada que un par de auriculares bluetooth (podrían venir en combo) no arreglen.

  2. Esta genial pero ni en dope llevo las casi 20k (que costará por aquí), encima mio cuando salga a la calle…

    Bastante que me da cosa mi lumia 640 que lo pagué $2100…

  3. Talvez sea porque odio casi todo lo “gamer” con razer a la cabeza, pero no veo nada interesante. Creo que va al mismo publico que compran periféricos con luces y no tienen ni la mas [email protected] idea del mismo. Razer es la marca mas poser del rubro (/hater mode off)
    Una pantalla a 120hz parece interesante aunque bastante al dope.

  4. Guillermo, salvo por la tasa de refresco de la pantalla, no entiendo porque el entusiasmo. Si querés un teléfono con una batería de la hostia con el mismo procesador tenés el Moto Z2 force con el motomod de gamepad. Es unos dólares más caro… pero se consigue en todos lados y el gamepad es genial!

    Además, ponele que no te alcanza con la batería de 3000mah que tiene el teléfono, el gamepad incorpora otros mil y pico (tiene otra batería). Fijate, si sos gamer y te copa, chequeá el mod. Sirve para cualquier Moto Z de cualquier generación.

  5. Los Lumia basaban su diseño en el incomprendido N9 de Nokia. Qué tenía una carcaza monocuerpo de fibra de carbono…. Dios, de solo acordarme se me hace agua la baba!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here