Google Wear, porque ahora quieren estar en tu muñeca

No contentos con estar en casi todos los bolsillos del mundo (o las carteras, en caso de algunas damas) los fabricantes y “generadores de necesidad” del mundo tecnológico están apuntando a otros usos. La wereable technology será quizás la era “post post-PC” y será la tecnología que nos permitirá interactuar con el entorno casi naturalmente, o al menos, a eso apuntan. Desde sensores de temperaturas en la ropa para bebé hasta sensores que registrar nuestro tipo y calidad de sueño. Todo, tarde o temprano, se va  a poder dimensionar con objetos de electrónica avanzada o mejor dicho, pequeñas computadoras.

Los relojes son, quizás, el objeto más sencillo al cual apuntar para generar una necesidad de este tipo ya que los seres humanos los usamos desde hace siglos, aunque en la muñeca particularmente, es decir, los relojes pulsera, desde aproximadamente hace un siglo. Son objetos de moda con los cuales socialmente se permite transgredir sin quedar como un “bicho raro”. Un smartwach – así es como se llaman – puede pasar quizás como algo extraño, pero creería que a nadie le molesta verlo puesto en una persona.

Distinto es el mundillo de los anteojos. Google – una empresa con una visión bastante nardogeek del mundo – se jugó un pleno con una idea de futuro en donde todos ibamos a tener anteojos y desde ellos tendríamos acceso a la información desde el paradigma de la realidad aumentada. Google Glass a pesar de recibir excelentes críticas por sus funciones y usabilidad también tiene esa gran contra social que es la de ver a alguien con una cámara. No sé a ustedes pero a mi medio como que me daría “cosita” andar con unos lentes así aunque sean geniales y también me generaría una sensación extraña tener a alguien cerca con una de esas cosas y que esté mirándome… creepy, le dicen en inglés.

Pero como Google es una compañía en constante expansión y quiere, o cree que puede, abarcar todo, parece que desde hace algún tiempo le pusieron el ojo a los relojes inteligentes, aunque de una manera bastante secreta, dejando que salgan muchos al mercado, desde el Pebble hasta el Gear fit, pasando por el Galaxy Gear hemos visto una gran cantidad de opciones, algunas más interesantes, algunas más delirantes pero todas con un denominador común: no tenían un OS estándar.

Seguramente con esto como objetivo y con análisis de un mercado gigantesco abriéndose paso en un futuro a mediano plazo, Google decidió crear Android Wear, una apuesta a un Sistema Operativo versionado específicamente para dispositivos “vestibles”, por ahora al parecer el foco está en los relojes inteligentes aunque probablemente en un futuro las posibilidades crezcan.

Google Wear

(Una mina deseando buen viaje a través de Google Hangouts. Momento… ¿una mina en Google Hangouts?)

Es importante entender la movidad de Google con Android Wear porque si bien dispositivos como el Galaxy Gear es uno de los tantos ejemplos de smartwatches con Android, las versiones de estos Android son demasiado customizadas, con esto Google se pone al mando y genera un OS para smartwatches abiertos y planta las bases tal como lo hizo con los OS móviles.

Supongo que esto traerá un sinnúmero de beneficios para las empresas con interés en desarrollar SmartWatches. Con un gigante en las espaldas que se encarga de desarrollar un OS móvil y de trabajar con los fabricantes de la chips y empresas “del palo” como Qualcomm, Intel o ASUS mientras ellos pueden dedicarse a desarrollar aplicaciones, una capa superior (el horror) como lo hicieron y lo hacen con los smartphones o, porqué no, meterle energías en crear relojes hermosos y funcionales como el sensacional concepto presentado por Gabor Balógh hace unos días.

Veamos el video-presentación de Android Wear.

El SDK, mejor conocido como Kit de desarrollo, estará disponible para los programadores próximamente y al parecer estará enfocado en la facilidad de acceso a los sensores y a las acciones de voz. Ya hay modelos anunciados de Motorola y LG de los cuales vamos a hablar próximamente.

Ah, y no intenten mirar un reloj mientran andan en bicicleta, es peligroso y se los digo por experiencia.

2 Comentarios

  1. Comparto la idea de que es “creepy” platicar con alguien que lleva puestas unas gafas google.

    Saber que pueda estarte grabando, compartiéndolo todo en alguna red social.

    No me importa si llegan a ser un éxito, no me gustan.

  2. La tecnología tiene su lugar, y como tal hay que respetarlo. Ya se está metiendo en lugares en los que no encaja. Estas cosas wearable no van a ser masivas, van a tener relativamente éxito. Mas o menos como pasó con la evolución de los medios ópticos. Primero el CD, lo impusieron, se masificó, es común. Luego el DVD, ya le costó un poco mas pero logró masificarse.

    El blu-ray esta ahi, no termina de entrar, ni de salir, apunta a ciertos mercados, ciertos nichos, yo que se.. ahi ahi.

    Con estas cosas va a pasar lo mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here