Allá distante, en 1982, dos hechos marcarían la historia del videojuego para siempre. Por un lado, Atari publicaría en diciembre el más infame juego nunca visto, que desencadenaría todo un colapso en la Industria: E.T., The Extra-terrestrial. Unos meses antes, por su parte, veía la luz una empresa con sugestivo nombre.

Artes Electrónicas, Inc.“, EA, para los amigos. Sugestivo, teniendo en cuenta que recién hace una década, con suerte, empezó a tomarse la importancia artística de los juegos de video, tema que retomaremos más adelante.

EA no sólo sobreviviría a la brutal debacle del 83, la crisis que casi acaba con los videojuegos. Sino que sería una de las pocas compañías previas a esa catástrofe, que aún tienen resonancia y peso en el mundo del gaming. Y cuánto peso específico, ya que hablamos de la tercera productora más grande del mundo, detrás de Activision Blizzard y Nintendo.

Sin embargo, su camino al ascenso y señorío no es la historia de un humilde caballero de brillante armadura. Su sendero esta lleno de intrigas, compañías compradas, estudios cerrados, y rivalidades con creadores. Especialmente, se destacan algunos casos ejemplares, en donde sendas compañías y videojuegos asociados a ellas, se fueron directo al olvido. Sagas enteras se perdieron.

Desde la legendaria Origin y los Ultima a BioWare, Westwood con sus Command & Conquer, Bullfrog y Mythic; muchos tuvieron un final antes de su tiempo que dejó en un suspenso, en el mejor de los casos, algunas de las series más relevantes de la industria, o les dio una continuación que no estuvo a la altura de las circunstancias, en el peor.

Ésta es la historia de los Mundos Destruidos de EA.

Origin

Volviendo al comienzo, a 1983 para ser más precisos, nos encontraremos con la fundación de una de las compañías más emblemáticas en la historia del videojuego. Origin Systems era la materialización empresarial de los sueños de un fanático del rol y la computación llamado Richard Garriott, su hermano Robert, y su padre. Richard, por aquel entonces de 22 años, ya tenía 2 juegos míticos debajo del brazo: Ultima I y II.

Paradójicamente, un combate legal con Sierra, otra de las grandes compañías de aquella época, fue lo que incentivó a la familia a abrir sus propios estudios.

El buen nombre de sus títulos les permitió continuar a pesar del gran quiebre del 83, e inclusive prosperar. Con el correr de los años, las sagas Ultima y Wing Commander pasarían a formar parte del altar de culto de los gamers, especialmente la primera. Cuna de programadores, las ambiciones de Garriott se volverían tanto pasto de leyendas como sus juegos, y abrirían camino tanto a los juegos de Rol, como a los FPS y RTS.

Nada inesperado, teniendo en cuenta su paradigmático slogan: “We Create Worlds“, nosotros hacemos mundos. Todo un símbolo de su dedicación, su artesanía para hacer videojuegos. Pero en 1992, el mismo año en que publicaba Ultima VII: The Black Gate, las riendas de la compañía cambiarían de manos. EA compró Origin, y para bien o para mal, el estilo, la impronta y hasta la política de la misma, se vería afectada.

Richard Garriott
Garriott posando con sus creaciones, best sellers.

Lo cierto es que Origin publicaría más de la mitad de sus títulos bajo la influencia de EA. A un claro costo: la relación entre el creador y sus juegos. Garriott protestaría por los Ultima siguientes, VIII y IX, acusando a EA de apresurar el proceso creativo, y consecuentemente, de haber terminado publicando dos juegos muy inferiores a lo que la saga estaba acostumbrada a presentar.

El público le daría la razón a Richard Garriott, y ante las críticas y el claro rechazo, en especial a Ultima IX, EA terminaría por cancelar la serie. Origin, por su parte, se retiró de los juegos tradicionales para meterse de lleno en los online, cosa que no duraría mucho. Su creador abandonó la nave antes de que se hundiera del todo, y en 2004, EA le dió el golpe de gracia, cerrando uno de los estudios más importantes que se hubieran visto.

En el camino quedaron juegos de la talla de Ultima, System Shock, Wing Commander, o BioForge. Si eso no fuera lo suficientemente elocuente, vasta con mirar la lista de gente que militó en sus oficinas, y las nuevas sagas que nacerían. Desde John Romero (DOOM, Quake), Warren Spector (Deus Ex), Tom Chilton (jefe de diseño en Blizzard, especialmente WoW) hasta M.A. Nelson (BioWare). Looking Glass Studios también bebería de sus fuentes, antes de tener una suerte similar con Eidos.

A pesar de su caída, Origin sigue siendo una pieza fundamental de la historia del gaming. The Elder Scrolls (entre ellos Oblivion y Skyrim), Bioshock, y el reciente Dishonored son deudores espirituales de Ultima, System Shock, y Thief, respectivamente. Lamentablemente, también sería uno de los mayores errores de EA… y aún peor. No sería el último.

BioWare

Fundada en 1995 como un proyecto de 3 amigos, recién graduados de la facultad de medicina, BioWare sin dudas será recordada por haberle puesto la firma a juegos como Baldur’s Gate, Neverwinter Nights, Star Wars: Knights of the Old Republic, Dragon Age o Mass Effect.

Con tales pesos pesados del videojuego, la marca ganó una fama descomunal, llevando al Rol por computadora a una nueva era dorada, que terminaría demasiado pronto. Su motor gráfico Infinity alimentaría, además, otro clásico del género; Planescape:Torment. En su oportunidad también cité las bondades del posterior Aurora Engine, usado en Neverwinter Nights y luego en The Witcher.

Junto con BioWare, su compañía hermana Black Isle ayudaría a cimentar el éxito y traería a la vida obras de importancia, como la serie Fallout. No sería descabellado asegurar que BioWare y Black Isle eran las estrellas más luminosas del Rol por computadora a finales de los 90’s, sin embargo, su colosal ascenso es fácilmente contrastable con su lento, pero incontestable ocaso.

Logo_bioware_dragon
Éste logo era bastante descriptivo del target de la compañía.

El de Black Isle fue más rápido y destructivo inicialmente, ya que Interplay, su distribuidora, los abandonó  aún teniendo a medio terminar Van Buren, el nombre código usado para Fallout 3. El éxodo de mentes maestras que hicieron de Black Isle lo que era, terminó por fundar Troika Games, y más tarde, Obsidian, que sigue viva hasta la fecha.

Por su parte, BioWare continuaría sacando juegos de buena calidad, especialmente los inspirados en las películas de Star Wars. Pero poco a poco, el complemento de Rol que una vez fuera la marca registrada de la casa, se diluyó.  La fusión en 2005 con Pandemic Studios, y la posterior compra por parte de EA en 2007, terminaron por sellar la suerte de BioWare.

Dragon Age: Origins, del 2009, sería el último juego de Rol medianamente puro que la marca daría a luz. Tanto sus sagas asentadas y famosas, Knights of the Old Republic y Mass Effect, como la nueva Dragon Age sufrirían un cambio que para los adeptos de la casa serían muy notorios, y negativos. El simplismo, la pérdida de decisiones trascendentales en los juegos, y la linealidad de las historias, empezaron a plagar su catálogo.

Dragon Age II, del 2011, sería el punto culmine de lo recién comentado: un argumento predecible que nos termina enfrentando con los que sabemos desde el principio del juego que son los malos, aunque aún no lo delaten. Si bien, habiéndolo jugado, debo admitir que lo disfruté, también es cierto que su rigidez de trama lo convierten en uno más de tantos juegos que se instalan una vez, y nunca más.

Un triste alegato para otra gran saga que, ante la masividad planteada, perdió a muchos de sus seguidores. Y también creadores, visto y considerando la gran cantidad de jefes de departamento importantes que abandonan la nave BioWare, quizás, antes de que se hunda o cambie de curso eternamente, hacia costas indeseadas.

Otro creador tuvo un desarrollo inverso, y puede darnos a comprender mejor la situación que se genera, cuando EA compra un pequeño pero prometedor estudio. El mismo creador, padre del juego Dios, que terminaría siendo ni más ni menos que vicepresidente de EA.

Bullfrog

Peter Molyneaux, uno de los desarrolladores más conocidos del mundo, tuvo su propio roce y lucha con EA. Su compañía, Bullfrog, fundada por él mismo en 1987, acuñaría juegos como Populous, Syndicate, y Dungeon Keeper. Todos ellos juegos con claros componentes revulsivos, ideas frescas y originales, que desde entonces se han redituado incontables veces en el gaming.

Esa racha impresionante e histórica no alcanzaría, de todas formas, para salvar a Bullfrog de la ya tan nombrada compra por parte de EA.

La gran diferencia, es que Molyneaux era el vicepresidente de EA, desde 1994, año en que la supercompañía adquirió una gran parte de Bullfrog. El resto, lo absorbería en 1995. Aún a pesar de este importante detalle, Molyneaux terminaría abandonando la empresa que él mismo había fundado, aduciendo que EA no le daba suficiente libertad, la libertad requerida y necesaria, para poder desarrollar el estilo de juegos innovadores y diferentes, a los que el desarrollador estaba acostumbrado.

PopulousF
Con Populous, los juegos aprendían a ponerse en la piel de un Dios.

Años después, con las aguas probablemente más calmadas, Molyneaux explicó un poco mejor la situación. En sus palabras, EA les daba “demasiado”, quitando el componente humano, el diálogo y la discusión del proceso creativo. Pasaban de ser pequeños estudios en donde todos se conocían y podían “golpearse cuando quisieran”, a contar con instalaciones descomunales, con un método creativo semi fabril, industrial.

A pesar de la partida de su alma máter, Bullfrog Productions seguiría sacando buenos juegos, entre ellos uno que todo gamer debería probar aunque sea una vez; Populous: The Beginning.

Lamentablemente, quizás por desgaste o, como dice la declaración oficial, por cambio de políticas, el 2001 veríamos las puertas de Bullfrog cerrarse para siempre. Las mismas políticas, sepultarían dos años más tarde, a otra de las más grandiosas compañías de videojuegos en los últimos 30 años.

Westwood

Toda presentación posible a Westwood es una obviedad. Es posible y hasta entendible, que muchos gamers no conozcan los nombres de Garriott, Molyneaux, o no estén familiarizados con sagas como Ultima, Populous y Baldur’s Gate. Sobre todo los más jóvenes.

Pero, ¿quién no ha jugado a Command & Conquer?

Los juegos herederos de Dune II, C&C, se convertirían junto a Age of Empires, en los causantes de toda una revolución del gaming. Una vez conté también acerca de los orígenes roleros de Westwood, Eye of the Beholder mediante. Pronto supieron adaptar y co-inventar los principios básicos de RTS, aquel género que dominaría el mundo, hasta el triste final.

La música, la jugabilidad, y el principio de las partidas por LAN e Internet, por GameSpy. Todos detalles que entronarían a Westwood, especialmente en su saga Red Alert, como amos y señores de la estrategia en tiempo real. Trono obviamente compartido con la saga AoE. Los gamers, contentos.

Command and Conquer Red Alert 3
Red Alert planteaba una historia y tiempo paralelos.

Corporativamente hablando, las cosas no iban tan bien. Nacida en 1985, ya en 1992, mucho antes de su gran explosión comercial, Westwood había sido comprada-fusionada con Virgin. Y no tendría lugar en este artículo, de no haber sido adquirida por EA en 1998. La debacle fue frenética, total e irrecuperable.

Ninguna otra empresa sufrió más a EA que Westwood. Sus juegos fueron apresurados, obligados a cumplir el, a esta altura de la lectura, ya conocido ideal de “1 juego por año sobre temática X” que EA aún hoy en día utiliza con sus desarrolladores (Battlefield, FIFA, etc.). El efecto fue nocivo para Westwood, que experimentó un éxodo de sus creativos y trabajadores. Uno tan rápido, que menos de 5 años después de la compra por parte de EA, ya no quedaba un solo empleado de original de Westwood entre sus filas.

En el camino, varios juegos fueron cancelados, desafectados o simplemente dados de baja por EA. La agonía de la una vez ilustre desarrolladora, no se prolongaría demasiado. En 2003, Westwood Studios fue finalmente terminada y cerrada, convertida en una simple filial más de EA, una que cada vez lanzaría juegos de menor significado y valor específico.

La saga Red Alert moriría por lo alto, en una nube de hype descomunal, que terminó ofreciendo un juego simplón aunque entretenido, Red Alert 3. Tal y como le sucediera a Dragon Age II, una entrega menor y desarraigada de principios e historia, de jugabilidad y trasfondo, fue su tumba, por lo menos hasta la fecha en la que se escriben estas líneas. Extrañamente, Age of Empires también tendría un amargo final parecido, con su tercera y todavía última muestra.

Reflexión Final

Desde los delirios oníricos de Richard Garriott, las campañas interminables de Ultima, el juego de dioses de Peter Molyneaux, hasta la masificación de BioWare y el cataclismo de Command & Conquer, la línea conductora apunta a Electronic Arts como denominador común.

También es cierto que EA desarrolla muchas más sagas a las que les va bien, y no tanto. Pensar en los últimos Need for Speed me hace dudar si, en un par de años, aquella serie de videojuegos no se unirá al panteón de los caídos. Sobretodo después de haber probado el último Grid, sobre el que escribiré en un futuro.

FIFA y Battlefield gozan de una vida un tanto más próspera, pero cabe preguntarse si tales juegos, clónicos entre ellos y basados en una misma idea repetida hasta el hartazgo, pueden considerarse una victoria. Quizás lo sea para EA, porque las ventas no se las quita nadie… pero, ¿y para el gaming? Nosotros, ¿ganamos o perdemos?

En todos los casos, especialmente con Origin, el desmembramiento de aquellas grandes marcas del juego, fue el nacimiento de muchas otras más. Obsidian nace de Black Isle, Troika y BioWare. Molyneaux fundó Lionhead, y al menos una docena de compañías y juegos son deudores de Westwood.

Muchas grandes sagas ya están extintas o trastabillando. Tal es el caso de Dungeon Keeper y Mythic, la compañía que terminó en quiebra luego de producir una muy criticada secuela para EA. Por el lado de C&C, en 2013 se informó que su último intento de resucitar no pasó del alpha. Y el propio Garriott, ni siquiera puede publicar un juego que se llame Ultima, ya que EA es dueña de los derechos. Si, hasta del nombre.

Para algunos como Carmack, EA aprendió bastante de sus errores y ya no es tan invasiva a la hora de producir o exigir a sus compañías subsidiarias. También es cierto que gran cantidad de IP’s, de sagas del videojuego, han muerto sin tener absolutamente nada que ver con EA, como mencionamos a Age of Empires. Pero intentar negar su tremenda participación en la simplificación forzosa, la masividad y la falta de originalidad en los juegos, sería simplemente absurdo, luego de todo lo ejemplificado en este artículo.

En plena era de resurgimiento Indie, de Steam y Kickstarter, vemos la posibilidad de que muchas grandes historias, que nunca debieron desaparecer de esa forma resurjan, al menos como sucesores espirituales. Mientras, sobre la cabeza de EA, pesará el haber puesto precio y fin a tantos mundos, de ser su destructor, queriendo sintetizar su éxito y repetirlo indiscriminadamente.

Tal vez, esa sea la mayor traición de Electronic Arts. La que ha realizado a su propio nombre, abandonando lo artístico, lo irrepetible, lo que surge de la más pura inspiración. Y hasta Warhol entendía que el arte, no es una fábrica. Quizás, algún día Electronic Arts se detenga a mirarse a sí mismo, y lo entienda.

22 Comentarios

    • Byron Rizzo

      Mis disculpas. Yo extraño Age y C&C. Era muy chico para entender lo afortunados que fuimos de tener tantos juegos grosos en tan poco tiempo.

  1. DrMato

    Todavía recuerdo cuando lo “asesinaron” a Richard Garriott en el Ultima Online, que quilombo se armó

    Una pena el gran tendal de estudios que fueron quedando en el camino, y de los que jugué la inmensa mayoría de los títulos que nombras. También es una pena notar que muchas sagas comenzaron a tener juegos de “relleno”, solo para cumplir con el calendario de lanzamiento impuesto por EA, y terminaron muertos.

    Pienso que como jugadores tenemos parte de la culpa, al apoyar juegos o sagas que no están a la altura. No “castigamos” tal vez a las desarrolladoras como para que puedan plantarse a EA y argumentarles algo como “miren que los usuarios no van a comprar un juego por la mitad, esperemos un año más para lanzarlo”.

    Por suerte los estudios mas chicos son capaces de lanzar excelentes juegos, y gracias a las plataformas como Steam pueden publicarlos y distribuirlos sin necesidad de juntarse con empresas como EA, que los exprimiría en pocos años.

  2. @cristian

    Extraño el Privateer.

    Origin volvé!

    • Byron Rizzo

      Volvió, en forma de red social gamer para competir con Steam

  3. Tabris

    Red Alert 3 está re bueno

    Mi única queja es que el sims 4 es un retroceso frente al 3.

    • Byron Rizzo

      No probé Sims 4, si el 3 por ver a mis hermanas fanatizadas con él. Si bien puedo considerarlo entretenido, no de mi panteón favorito. Tuve un PJ que terminó siendo presidente, y me aburrió.

      Red Alert 3, efectivamente está muy bueno. Pero parece hecho por los muchachos de Blizzard, más que por los amigos de Westwood. Sólo que sin nada que, a mi, me incentivase a mantenerlo en mi PC. Es más: ni siquiera terminé la campaña, me parece. Lo triste es que siento que ni falta me hace. Un calco de mi experiencia con Age of Empires 3. Me gustaron, pero nada del otro mundo, y muy lejos del nivel mostrado por ambas sagas.

  4. tsu

    Sabía que este artículo iba a ser interesante sólo con leer el título. Pero pensé que iba a haber más nombres (faltan varios de los “mundos” que se tragó y, a pesar de seguir vivos, arruinó de una forma incomprensible).
    Espero haya una 2da parte!

    • Byron Rizzo

      La lista de “mundos” consumidos es, como bien indicás, mucho más larga. Por cuestiones de extensión, traté de dividirlo en distintas compañías, las más emblemáticas, y de allí hacer mención de sus buques insignia hundidos. Pero también hay un sinfín de pequeños estudios que nunca tuvieron una de estas joyas de la corona digitales, y sufrieron a EA. Un ejemplo es la apenas mencionada Mythic, que se fue al tacho hace poco, quedando Dark Age of Camelot como el único atisbo de lo buenos creadores de juegos que fueron. Y muchas otras más que se convirtieron, como Westwood, en simples subsidiarias sin tenor propio, más encargadas de desarrollar los juegos anuales de EA, que su propio catálogo.

      Por lo que corresponde a EA, creo que podemos dejarlo medianamente zanjado en el presente artículo. Eso sí, me gustaría seguirme extendiendo en algún momento sobre los demás “mundos” consumidos, perdidos, olvidados o simplemente venidos a menos de la galaxia gaming. Un saludo y nos estamos leyendo, tsu.

  5. Lucho

    Asesinos…..aun recuerdo cuando vi “Generals” y dije “esto no puede haberlo hecho Westwood”, y en efecto ya se veía la mano de EA. Que tristeza….

  6. SannT

    Siempre me causó gracia el nombre de la empresa. Se agradece el post, muy bien escrito y fundamentado como siempre Byron.

  7. kernel128

    Muy buen artículo. Porqué dejaste tirado a Road Rash, EA, porqué.

  8. Nicolas

    Excelente! Muy largo tu artículo
    Odio a los hdp de EA por matar al C&C. Yo jugue al clasico, al red alert, al tiberium sun y al red alert 2. Generals y Red Alert 3 son abominaciones que NUNCA debieron ver la luz.

  9. Lucas

    Que nostalgia me causa leer el post.

    Empezas a nombrar títulos y se te cae el lagrimon.. me toco de cerca el Populous the Beginning, me acuerdo de haber probado la “Demo” que venia en el CD del sims 1 creo y flashar con el juego. Jugarlo mil veces porque conseguir el juego por esas épocas era imposible.
    Cuando por fin lo conseguí fue lo más del mundo, QUE PEDAZO DE JUEGO! era simplón pero distinto a todos los que se veían por la época, me acuerdo de haber jugado la “secuela” que se llamaba algo como Dust y quererme largar a llorar, no se parecía en nada al original. Es malisimo. Un buen titulo que bajaron, esperemos algún alma caricativa lo agarre y saque algo similar o una verdadera secuela.

    El AoE y el comienzo de experimentar con trucos, jugué todos y la verdad el 3 fue una decepción. No me convencía sin parecerme necesariamente malo.

    Y por ultimo y para no quedar como muy largo. El C&C Tiberian Sun: no se como llego a mis manos, pero es un juego que me hizo flashar en su momento.
    Con los acting de los actores (cosa que caracterizo a la saga de C&C, segun tengo entendido), la simpleza del juego y de las dos facciones. La campaña que estaba barbara y el modo skimish que mejoraba con la expansión Firestrom, eso de ir por el mapa encontrado los cositos que te daban algo random.
    Me toco jugar la secuela, Tiberian Wars.. pero claramente ya no Westwood, no se si es uno se pone viejo y exigente o que. Pero lo senti un juego de estrategia más…

    No quiero olvidarme de Black & White… que pedazo de juego!!!
    La secuela era buena y entretenida, pero el 1 siempre me parecía mejor, no se porque.
    Esos juegos que rompen esquemas y que son totalmente distinto a todo lo que había en la época, que lastima que hoy en día se ve poco. Aunque como bien dicen, gracias a Steam y Origin nos llegan los juegos indie que son geniales, y que realmente innovan.

    No me voy a extender más, genial la nota Byron, como siempre!
    Mis felicitaciones!

  10. Alex

    yo juegue el command and conquer renegade

  11. Leo

    Muy buen artículo, la verdad que es para una larga charla esto, pero EA de arte solo tiene el nombre comparando con las obras que destruyo y dejo en el olvido, y actualmente mirando el lado de Need For Speed (habiendo jugado a la saga desde el II) veo como no viene con buenos titulos desde hace años. Lo que mas me duele es lo de Westwood Studios, C&C marco mi infancia.

  12. Cristobal

    Parece tan irónicamente increíble que una compañía que se haga llamar “Artes Electrónicas, Inc” terminara con tantos juegazos compañías e incluso grandes equipos de trabajo incluyendo amistades-hermandades masifico el termino maquiladora queriéndolo trasladar a los videojuegos de este tipo que en vaya que si eran arte y dedicación y corazón por las personas que los desarrollaron no jugué varios de los que nombras pero si otros tantos aya por mi imersion a este mundo maravilloso por el 97 cuando a mis manos llego una revista americana si no mal recuerdo PC GAMER de ahi conoci por aquel entonces fallout, unreal, tomraider carmagedon y de ahi nacio le gusto por los juegos de pc aaaaa que tiempos nostalgicos. Excelente Articulo.
    Saludos desde la gran puerta de Mexico

  13. Ekeko

    Podemos agregar el simcity de Maxis, simpre mejorando hasta el simcity 4inclusive, se mete EA y sacan el simcity 5, mejoro un monton, pero lleno de bugs , carisimo, mapas chicos, etc.

    Por suerte ahora salio el cities skylines, a un precio normal, para el que ya jugo al simcity del 2014 es muy parecido y con varias mejoras pero todo funciona y lo principal se pueden ir comprando terrenos a medida que vas evolucionando , se podria desir que podes tener un mapa de 9 veces mas grande que el simcity 2014 , tal ves sea mas grande pasa que solo jugue 10 horas y hay muchos niveles por desbloquear para seguir comprando terrenos

    Saludos.

    • Nico

      No es por querer defender a EA, pero si bien se equivocaron feo con la última entrega, al punto de liquidar la la saga y practicamente Maxis entera, también estuvieron detrás de Simcity 3000 y Simcity 4, los cuales fueron un éxito en todo sentido.

      Por cierto, este es mi primer comentario en este blog. Hace relativamente poco que lo conocí, y desde que noté la calidad tanto de sus artículos como de los comentarios, no pude dejar de visitarlo… Excelente sitio, felicitaciones al staff.

      Saludos!

  14. News from the world robot

    Me encantan tus artículos, sólo leí dos y ya quiero leer todos los demás.

  15. German

    Te faltó Criterion Games, creadores de la excelente saga de conducción BurnOut para consolas.

    En cuanto EA les puso las manos encima, sacaron BurnOut Paradise, el peor y último juego de la saga… ahora son simplemente un sub-estudio, como Westwood…

  16. Mario

    Lamentablemente EA tiene la politica de sacar juegos como si de hamburgesas se tratara, todo un MCDonalds, tambien se cubren de que los juegos que ellos dicen crear no se demoren años, y salgan lo mas rapido posible, ya que saben que las demoras cuestan caro, y a pasado de juegos que demoraron tanto en salir que cuando vieron la luz ya eran viejos. Lamentablemente muchas compañias que vieron la luz con buenos juegos caen en la tentacion de la plata que EA les ofrece y se venden para ellos, cuando si ellos siguieran como compañia independiente (lease Westwood, Bioware, Bullfrog Etc) seria distinta la historia, pero la codicia puede mas y los numeros mandan, si se que no fue una compañia que saca malos juegos solamente ya que sino serian historia hay exepciones, y tambien viven de sacar secuelas y secuelas de juegos con el cuento de cambios nuca antes vistos.

    Yo tengo un hijo que cuando sale el FIFA nuevo me quema la cabeza que lo consiga para la PC y la verdad que me doy cuenta que es un timo, mentira, engaño, hay cosas nuevas pero no valen la pena y te das cuenta que le es mas rentable cobrarte un juego completo que por una expansion, y eso es algo que me llena de rabia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here