Videojuegos y Educación: esa materia pendiente

Mucho y profundamente se ha hablado ya, de las repercusiones propias de la era que nos toca vivir, en materia educativa. Netbooks, redes sociales, bullying y más aún. Curiosamente, parece que por otro lado vemos algunas innovaciones bastante contemporáneas, de no más de 50 años en algunos casos, pero ya exitosamente incluidas en el mundo académico y la enseñanza social. Me refiero, por ejemplo, a las películas, los programas televisivos dedicados a tal fin, y otros medios de interacción didáctica novedosos. También podemos empezar, a esta altura, a incluir el caso tan comentado y debatido de las netbooks de los planes gubernamentales , tal vez incluso como el primer paso en empezar a entender que la computación no es algo de una hora semanal, sino una poderosa herramienta cultural.

¿Cuándo le tocará entonces el turno a este último gran arte en nacer, el videojuego?

La pregunta como mínimo invita al debate y el disentimiento, inclusive más de uno dudará de llamar arte a los jueguitos. Otros, muy válidamente podrán argumentar motivos de índole didáctico, social, o meramente generacionales. Luego de una extensa e intensa reflexión personal sobre el tema intentaré dar un lugar a cada una de esas voces, y también en el proceso dar a entender la mía sobre este fascinante, a veces incomprendido, pero muy prometedor mundo del gaming y sus posibles usos, problemas y futuro en la educación.

Learning-Teaching-via-Video-Games

(Varias generaciones pueden beneficiarse de estos cambios)

¿Alguien sabe quién fue Saladino, Gengis Khan, Juana de Arco, El Cid Campeador o Federico Barbarroja? Tal vez también les suena la batalla de Azincourt, la de Hastings, entre otras. Además de ser personalidades que marcaron a hierro y fuego la historia de nuestra humanidad, todos ellos son los protagonistas de las campañas para un jugador de uno de los juegos más aclamados de estrategia en tiempo real, Age Of Empires II: The Age Of Kings. Quizás varios adivinaron correctamente antes de que terminara siquiera de formular la pregunta. Y es que, después de todo, el caso de Age Of Empires es uno histórico, pero no solo por los temas que toca, sino por su posible interpretación en el tema que estamos tratando. Al jugarlo, forzosamente uno terminaba aprendiendo sobre historia medieval. Recuerdo además, perfectamente, como entre varios compañeros nos emocionábamos cuando en la escuela nos tocaba ver alguna de las partes tratadas en el juego, al estudiar Historia.

El caso de Age Of Empires, lejos de ser uno aislado, se repite en otras sagas tanto previas como posteriores a esta. Podemos estar de acuerdo en que hace un hincapié obvio en la parte militar y violenta de la historia medieval, bastante violenta de por sí, pero su relevancia como caso digno de estudio se puede mirar desde el lado de la apabullante masividad y aceptación que tuvo el juego. Sid Meyer y sus Civilizations tal vez sean ejemplos de construcción de mundos y civilizaciones no tan bidimensionales en cuanto a profundidad histórica. Además, añaden la posibilidad de ganar una partida por múltiples vías, incluida la científica, la artística-cultural, y el clásico “romper todo”, así como también el ser el primero en enviar un cohete a una estrella cercana, trascendiendo así como civilización. Otro ejemplo de educación inesperada puede verse en la gestión de recursos y urbanismo de los viejos Sim City, donde uno tenía que ponerse en el rol de un intendente o alcalde, y lidiar con la administración de una ciudad entera, con todo lo que esto conlleva. Comandos, Empire Earth, entre otros, también pueden ser citados como muestras.

Mi intención con esto no es hacer un recopilatorio digno de los juegos con los que se puede aprender algo, sino contestar una de las preguntas clave en el entendimiento de la educación por medio de software divertido: ¿Es posible siquiera enseñar con juegos?

guernica

(Guernica grita Horror y Desesperación de formas que los libros difícilmente puedan)

Si, se puede, claro que se puede. Al ejemplo de las películas y los documentales me remito nuevamente. O al del arte y su relevancia y reflejo histórico, caso de Picasso y Guernica en la Guerra Civil Española, por ejemplo. Da la posibilidad de ayudar, interesar al alumno o espectador sobre un tema en cuestión de una forma interactiva y disfrutable. Nadie esta diciendo que esto reemplace completamente a los sistemas tradicionales de lectura, menos yo queridos lectores, que soy escritor. Acá estamos, estoy hablando de expandir las posibilidades a lugares y experiencias que de otra forma no se podrían llegar a tener. Que de cualquier otra manera convertirían al alumno en espectador y no en partícipe vivo de lo que estudia, llámese Historia, Filosofía o Matemáticas.

Esto esta directamente conectado con el debate de valoración, tal vez el más fuerte una vez zanjado el asunto de la viabilidad. Para formularlo como pregunta podríamos darle un lugar diciendo ¿Es bueno enseñar con videojuegos?

En mi dilatada búsqueda por datos y estudios sobre el asunto me encontré con muchas voces, en algunos casos diametralmente opuestas, en otros, parecía que estaba de acuerdo pero al mirar entre líneas era como comparar football con tenis. Asimismo, gran parte del material es desactualizado, engorroso y en el peor de los casos, rematadamente erróneo. Tal es así que muchos opinan desde su perspectiva de educadores, justamente algunos de los más interesados en usar juegos de video para enseñar, pero lo hacen desde un hay que combatir fuego con fuego. Poco les interesa el mundo del gaming y sus posibilidades, o tienen conceptos decididamente equivocados sobre géneros, estilos, o como se podría utilizarlos con fines didácticos. Quieren, básicamente, olvidarse del videojuego y solo hacer acento en la enseñanza. Craso error, realmente, ya que así sea educativo, si no es juego, el pobre software va a terminar siendo un híbrido engendro que no cumple ni con uno ni con otro objetivo. En la vereda de enfrente, veo a desarrolladores tratando de ir comprando a los educadores con conceptos interesantes pero mal adaptados. Como uno que pude ver en las netbooks estatales de mis hermanas, en las que a menos que el jugador tenga un nivel de empatía tremendo… poco aprenderá o le quedará del juego.

jugando-aula

(Bien utilizados pueden ser una poderosa herramienta de aprendizaje)

Lamentablemente esta falta de acuerdo común tiene un basamento, un apoyo demasiado difícil de cambiar y explicar a ambas partes, pero que vi claramente ejemplificado no en uno de estos anacrónicos estudios de profesores enojados con los jueguitos, sino en un debate entre unos foristas, siendo uno de ellos un aspirante a profesor de Historia. Casual o causalmente, fanático de Civilization, y Fallout:

Yo aprendí inglés de forma autodidacta jugando a Fallout 1 y 2 (que no los conseguía en español). Jugaba en la PC con el diccionario al lado y me iba traduciendo cada palabra que no entendía. 14 añitos tenía cuando empecé.

Aprendí más inglés así que en toda la secundaria. Relacionar directamente los juegos con el fracaso académico es negar otras realidades más graves”.

He allí el punto de la cuestión: mucha gente le tiene idea a los videojuegos. Los ven como un pulpo que atrapa a las personas y no las suelta, como un vicio. De hecho, la crítica más acérrima y repetida que he visto sobre el plan Conectar Igualdad es “se la pasan jugando”. No es mi intención opinar sobre el tema ya que escaparía al objetivo de este artículo, aunque sin dudas por la relación puedo comentarles la siguiente anécdota repetida. Es cierto, mis hermanas se la pasan jugando, en Twitter, en Facebook. Pero, ¿saben qué pasa el día antes de una prueba? Esa misma herramienta de procrastinación, se convierte automáticamente en su mejor aliada. Las ves leyendo notas, buscando en Internet, consultando los manuales que les pasó el profesor de la materia para rendir bien mañana. Incluso las he visto pidiendo datos sobre la prueba o a alguien que les explique o les pase apuntes vía Facebook. Las mismas herramientas que antes eran malas, se volcaron a ser quizás la diferencia entre un 7 y un 5.

Lo mismo sucede en muchos casos con los videojuegos, son vistos como el mal personificado… a más de uno le sonará lo mismo con la televisión hace 20 o 30 años. Yo, un poco más extremista, suelo citar el caso de un rey inglés que prohibió la lectura de novelas y escritos artísticos, por considerarlos una total pérdida de tiempo que abstrae a las personas de la realidad y los envicia en la lectura y mundos ficticios. Un mundo de zombies lectores, ¿qué extraña distopía no? Es que estos temas nunca se tratan del medio, sino de la sociedad en la que se manifiestan en una época determinada de la historia.

(El funesto estereotipo social de gamer)

El mayor problema de los videojuegos en la educación es su aceptación social. El día que tanto desarrolladores como educadores se aúnen para crear un videojuego equilibradamente entretenido y que enseñe, parándose en el justo medio y respetando las condiciones indispensables para ambas partes, estaremos ante el nacimiento de una de las fuerzas educativas más poderosas, una tan didáctica y que le asignará un rol a cada jugador/alumno, como nunca jamás podría serlo por las limitaciones mismas una película, una fotocopia o libro de enseñanza, en los cuales uno es mero consumidor, nunca partícipe de la información. Tal vez sea el paso fundamental para eliminar finalmente un sistema educativo basado en la memorización y no en el aprendizaje correcto, en aprobar y no en entender, en repetir un salmo y no hacerlo parte de la vida propia. Quizás, yo sea demasiado optimista, también es cierto. Sobre todo, porque la discusión, el debate sucio no está en los desarrolladores y educadores, sino en la sociedad misma.

Tal vez, aún no estemos listos como sociedad para comprender y abrazar un cambio tan grande de paradigmas. Lo cual sería el resultado más triste posible, coartar una posibilidad por las propias limitaciones, negarles la posibilidad a las generaciones del mañana, por la tozudez o lisa y llana estupidez de la nuestra. Borges, de opiniones políticas controvertidas, en cierta oportunidad fue consultado acerca ya no de sus valoraciones sobre X o Y modelo, sino sus propias aspiraciones en el tema. Increíblemente, se confesó anarquista. En sus propias palabras:

“-¿Qué tipo de Estado desearía?
-Un Estado mínimo, que no se notara. Viví en Suiza cinco años y allí nadie sabía cómo se llama el presidente.
-La abolición del Estado que usted propone tiene mucho que ver con el anarquismo.
-Sí, exacto, con el anarquismo de Spencer, por ejemplo. Pero no sé si somos lo bastante civilizados para llegar a eso.
-¿Piensa seriamente que tal Estado es factible?
-Por supuesto. Eso sí, es cuestión de esperar doscientos o trescientos años.
-¿Y mientras tanto?
-Mientras tanto, jodernos.”

Es cuestión de nosotros como sociedad, justamente, el cambiar ese mientras tanto, y aunque sea empezar a considerar las posibilidades. Y, por supuesto, así no esperar doscientos o trescientos años, y que nuestros hermanos e hijos puedan aprender de las formas que nosotros soñemos, las que ellos se merecen. En nosotros queda.

Recomiendo al interesado sobre estos temas darse una vuelta por un sitio muy clarificador y con un lindo espíritu, muy positivo al tratar el asunto, Aulagamer. Aunque el website parece haber caído en desuso hace un año, tiene muy buenas historias y noticias relacionadas, desde la óptica de un gamer que le da la chance a los juegos. Asimismo, como muestrario del debate social, creo que en ningún lugar lo ví tan ejemplificado como en ese link del foro 3dgames que les dejé. Por supuesto y como siempre, invitadísimos a compartir su opinión y parecer en los comentarios.

23 Comentarios

  1. Yo también aprendí más ingles gracias a los videojuegos que en el colegio y aprendí historia de la edad media con Age of Empires II, cuando veía esos temas en historia no necesité estudiar porque ya me lo sabía de memoria todo y me sacaba de 8 para arriba.

    Una gran ventaja de los videojuegos es que te dan una razón para aprender, en ingles las clases (en mi caso) eran aburridas, no me motivaban a aprender, pero con los videojuegos yo necesité aprender ingles para jugarlos en algunos casos y terminas aprendiendo.

    En el tema de las netbook estoy decuerdo con que en general las usan para jugar en el colegio y en sus casas para estudiar, pero esto no va solo por culpa del alumno o de la netbook, es en gran parte culpa del profesor.

    Cuando me estaba por graduar de secundaria (2011) repartieron las netbook en mi colegio y los de los primeros años no las podían usar en clase porque los profesores se lo prohibían, solo la usaban en los recreos para jugar, veía chicos de primero año en geografía con los mapas en papel cuando tenían en su mochila la netbook con internet y donde podían ver mapas mucho mejores y hasta hacer zoom para ver más de cerca sin tener que comprar un mapa maś grande

    Me parece triste que esto pase porque pienso que las netbook son una forma genial de mejorar la educación y que las prohiban los profesores porque no saben como aprovecharlas es terrible.

    • Como muchos de nosotros, justamente podemos comprobar más que cualquier estudio de sondeo de masas hasta donde se puede aprender por medio de los videojuegos. Tu caso y el mío Sergio son excelentes ejemplos. Aunque, en mi situación particular, aprendí más inglés por la música que por clases y clases y clases, al punto de que en 5to año, pocos años después de haberme interesado por el rock y su historia (empecé allá por 2do), una profesora de inglés no me creía que nunca hubiera ido a un instituto a aprenderlo.

      Como en el caso de los videojuegos, vemos otra herramienta más, desperdiciada. Egresé mucho antes de que el plan Conectar Igualdad estuviera en el tintero siquiera, pero lo que me comentás de tu último año en el sistema educativo viene a confirmar lo que veníamos diciendo. Será cuestión de ponerse las pilas como sociedad, y en lugar de tanto criticar destructivamente, empezar a construir algo. Como dije, en nosotros está usar esas herramientas. Metafóricamente hablando podemos verlo como un martillo… podés usarlo para armar o para romper todo.

      Saludos y gracias por compartir

  2. A un tema con tantas ramificaciones posibles le cabe la frase de Quino via Mafalda: “Todo sirve para algo, pero nada sirve para todo.”

    Los videojuegos son una herramienta didáctica poderosa, pero una de tantas en manos de docentes o padres que pongan pasión en su labor de educadores.
    Es decir, si la cosa es sólo cumplir con el plan de estudios, casi da lo mismo que asignen la parafernalia del MIT. En cambio, un maestro curioso puede hacer la diferencia con casi nada y siempre ha sido así.

    Por supuesto, va a ayudar que los derrolladores de software se pongan al servicio de la educación, pero parece igual de importante usar la imaginación. Ej: “Angry Birds” con toda su sencillez puede servir para introducir al estudio de los ángulos en primaria o la resistencia de materiales en física de secundaria.

    Y respecto a la visión negativa del gamer, tiene que ver con que nuestra especie está progamada para autopreservarse y desconfia de lo nuevo hasta que se pruebe que no daña. Pasaba en la gran madre Africa cuando bajamos de los árboles y supongo que pasará cuando dominemos los viajes temporales y otras cosas copadas.
    Va a llegar el momento en que los videogames serán no sólo parte, sino una total rutina y allí veremos al modelo del gordo, pálido y obsesionado cómo una posibilidad patológica y nada más.

    Pero atenti, la obligación es arruina cualquier experiencia potencialmente placentera y los jueguitos se convierten en una píldora dorada los pibes presentes y futuros no los van a disfrutar y van a huir, con suerte a hacer algo al aire libre.

    • Concordamos pero desde ópticas distintas: no creo que se pueda achacar la crisis del sistema educativo a esos maestros perezosos. Claro que tiene que ver, y como vos entiendo que muchos juegos pueden usarse para enseñar, en el link que dejé de 3dgames luego se habla de cómo un profesor de física empezó a enseñar diversos conceptos usando un software, y a los chicos les encantó.

      Cabe imaginar entonces, que con software especialmente diseñado para tal fin, sin olvidar la parte de diversión, tengamos un éxito casi asegurado. Ponernos a pensar que juegos que jamás tuvieron la didáctica educativa como fin enseñaron más que clases de Historia y de Inglés… es para meditarlo.

      Que un jueguito de unas horas, o un buen disco de una gran banda, termine enseñando más que una materia con 3 horas cátedra por semana, es un claro signo de que hay que recalcular bastantes cosas.

      En lo del aspecto sociopsicológico no me voy a meter Silvana, escapa a mis posibilidades y no quiero terminar haciendo un hablemos sin saber. Más aún porque entre educadores y psicólogos nunca se terminan de poner de acuerdo, y hay muy poca objetividad científica en esos temas.

      Y por último, por supuesto que todo se puede convertir en una píldora dorada, de hecho hay mucha gente que en plena globalización defiende la bandera del anarcoprimitivismo por ejemplo. No me atrevo a hacer futurología, pero hey, si se siguen haciendo juegos buenos, tal vez los pibes grandes ya nos cansemos, pero el que recién empieza en este mundo… tal y como sucede en la música, en el arte, en tantas cosas. Obviamente, cuando hablo de juegos educativos, como aclaré en el post, si son solo juegos o solo educativos… algo falló en el concepto. Hay que aprender a verlos como herramienta, como complemento, y ahí se nos abre el panorama.

      Por cierto: Por Fallout hasta latín valdría la pena aprender jajaja

      Saludos

  3. El tema de aprender mediante videojuegos es un tema que discuti bastante con varios profesores que veian los videojuegos solo como “una herramienta para perder el tiempo”. Yo como muchos aprendi mi limitado(pero util) ingles gracias a aquellos videojuegos que tenia en ingles(que no eran pocos), al igual que tambien aprendi sobre diversos temas jugando algunos videojuegos(podria tomar como ejemplo[entre muchos] el metal gear solid, que siempre mostraba ciertos conceptos o sucesos que despues a mi me interesaban consultar e interiorizar sobre esos temas). Los videojuegos si sirven para enseñar(con sus limitaciones claro esta), siempre y cuando el videojuego(aunque es apliclable para todo metodo de enseñanza) genere interes en el otro por lo que se esta contando sea lo que sea(cosa que el metodo “tradicional” de enseñanza no logra).

  4. Este es un tema largo y difícil para discutirlo en unas pocas lineas, sin embargo sirve para ponerlo en la mesa. Creo que la computadora con todo lo que ello implica como Videojuegos, Vídeos, Compartir textos, Trabajos compartidos, comunicación hace que sea una gran herramienta. Sin embargo no debemos ir mas allá de eso. La herramienta no va a educar, Educadores que utilicen esa herramienta de forma correcta va a permitir que las personas se eduquen siguiendo su guía.
    Algunos pensaran que jugando al Age of empires van a aprender historia, pero alguien que conozca le podría decir de los innumerables errores históricos que posee. Civilizaciones que no convivieron en tiempo y lugar conviven o luchan en el juego.
    Otros podrán pensar que aprenden ingles viendo youtube o jugando a tal juego, sin embargo ¿pueden mantener una conversación en tal idioma?¿Pueden sobrevivir en un país solo con el limitado lenguaje de un juego de computación o un vídeo de youtube?
    No descarto la computadora como herramienta sin embargo la educación, buena o mala, divertida o aburrida, siempre debe tener un guía que ademas de saber del tema tenga el conocimiento para transmitirla.
    La computadora por si misma no educa. Tampoco debamos despreciar un libro o un mapa solo por que la computadora nos permite verlo “mejor”.
    Un kindle puede contener cientos de libros y solo habremos logrado eliminar peso de nuestras mochilas. El conocimiento lo vamos a adquirir porque alguien nos indico que libros leer.
    No debemos dejar de lado el rol del educador, en internet podemos encontrar muchos ejemplos (wikipedia) donde la información errónea convive con la correcta y no debemos esperar que quien necesita ser educado pueda diferenciarlo. Necesitamos un educador como guía.
    Siendo una persona que vive de las computadoras creo que en educación no debemos perder de vista que es solo una herramienta mas, que bien usada puede servir para enseñar, pero por si misma sigue siendo un aparato vació de contenido útil. Aclaración necesaria: Este texto solo representa mi opinión, intento respetar todas las posiciones. No soy docente ni educador.

    • Como bien decís es complicado resumirlo, sobre todo porque es un tema social muy hondo. Concuerdo con vos en que si sucede un cambio como el que nos hace falta, no será contra los educadores sino con los educadores, que son los que mantienen y hacen al sistema, con todas sus bondades y falencias.

      Sin embargo la parte que comentás de guía… ahí entramos en otro terreno. Parafraseando a Watchmen: “Nosotros vigilamos a la sociedad, pero, ¿quién vigila a los vigilantes?”. Lo que vos decís no es nuevo ni mucho menos, al fin y al cabo el mismo Platón hace 2500 años propuso la idea de un estado donde un rey-filósofo gobernara, ya que este con su sabiduría era el más apto para hacerlo, y no la plebe. Para argumentar este debate en particular siempre recurro a este caso de mi experiencia y vida personal: dos pensadores muy inteligentes discutían exactamente lo mismo, y uno de ellos dijo “la juventud es como un árbol, necesita un tutor (un palo atado al costado) para crecer recto”. El otro, simplemente le respondió “pero el árbol va hacia la luz”. Al primero de los dos se le abrieron grandes los ojos, y dijo “tenés razón”, dando por concluido el debate. Tal vez para el tutor lo correcto sea lo mismo que haga que ese árbol viva toda una vida a contramarcha, porque al fin y al cabo él no es árbol. El árbol sabe lo que hace, por algo se va para ese lado. Algo hay ahí. Lo mismo se puede aplicar para este caso.

      Casualmente, aunque no soy de creer en coincidencias, un familiar después de leer este artículo me escribió y me pasó este otro. Como verás, el tema esta en que el sistema que se usó y del que estamos hablando, no sirve. Yo crecí con él, lo vi dejar desamparados a chicos que no eran tontos ni malos estudiantes, solo necesitaban una mano, comprensión, y nadie se las dio. Esta obsoleto y en su obsolescencia deja inoperantes a varias generaciones en el camino.

      Años, durante años mi lema fue, académicamente hablando, el nivel te lo hacés vos solo. Si tenía que confiar en que X o Y me enseñaran, iba perdido. Ahora, ¿no te parece Sergio lamentable que un chico de 15 tenga tan clara esa cuestión de desigualdad? “o me preparo solo o no llego a nada, acá enseñan todo a las apuradas y mal”. Tristemente, mal no me fue. Casi la confirmación de que hasta cierto punto… tenía razón.

      Como dijimos los dos, no se conseguirá un cambio sin educadores, pero como bien dijera el chico en el foro que ya esta habilitado para enseñar Historia, o el pedagogo de renombre internacional en el link que acabo de pasarte… dejar todo en mano de ellos, tampoco es una buena alternativa. Deberá ser un cambio social, en el que jugar un juego, escuchar un disco en otro idioma o ver una película con subtítulos no sea visto con cara rara, y entender que así también se aprende.

      Con respecto a tus puntos sobre Age Of Empires, yo mismo aclaré en el artículo que esta lejos de ser un juego histórico factible, y que está enfocado en lo militar de una forma muy plana. Para eso hay simuladores de estrategia más complejos. Sin embargo, para lo que lo usé de ejemplo es para decir: fíjense como un juego cuya sola finalidad era divertir, pudo meterles el bichito de la curiosidad y enseñarle aunque sea un poquito a chicos de hasta 7 años como era yo cuando salió el primero. Y por cierto, en las campañas de un jugador, a las que hice referencia, si bien estan lejísimos de ser representaciones fidedignas de la historia, no vas a ver chinos luchando con aztecas, como bien apuntaste que sucede en partidas aleatorias. Ahora, imagináte un juego así, sin tanto énfasis en lo militar, y además asesorado por el gabinete de Historia de alguna universidad… ¿se entiende el punto?

      En el tema de juegos y otros idiomas, mirá, he chateado por webcam con gente de Rusia, de Inglaterra, de Estados Unidos, de Finlandia, y la mayoría me dijeron que hablaba muy, muy bien. Como ya dije antes, en mi caso el rock me influenció mucho más, así como la poesía que leo en inglés, porque es casi pecado leer a Shelley, Byron o Keats en otro idioma jajaja Pero te aseguro que mis primeros pasos con esa lengua los dí en los juegos, y que salí con mucho, mucho más nivel que los compañeros que no tuvieron contacto con el mundo de la música o del gaming. De hecho conozco gente con First Certificate in English, que no te articulan más de 5 palabras en inglés. En un tono preciosamente británico, eso sí, pero no les pidas mas. Lamentablemente como verás, la máxima uno hace su propio nivel sigue mandando.

      Por supuesto que no es mi intención decir que con solo juegos o música estás hecho, sino lo que enarbolé en el post: apuntar a una educación más didáctica, más de ida y vuelta. Sobre todo, porque el modelo viejo y vigente, esta fallando. Terriblemente esta fallando Sergio, lo veo en mis hermanas. Cuando yo egresé de la secundaria en 2007, la cosa ya venía mal, y había mucha gente que me lo hacía notar. Hoy en día esta varias veces peor. Mis hermanas van a la misma secundaria, mismos profesores que tuve yo… era normal que 3 o 4 repitieran. 10 repiten como normal ahora por curso.

      Podemos seguir probando con el sistema actual, o empezar a tomar en cuenta siquiera las posibilidades para mejorarlo, o armar uno nuevo. Pero siempre será con los educadores y la sociedad de la mano, una vez cambie de mentalidad la sociedad, ellos mismos lo propondrán.

      Gracias por dejar tu opinión Sergio, entiendo perfectamente que en temas medio polémicos o socialmente incomprendidos como este, uno dude siquiera de asomar la cabeza y tenga que andar aclarando que es solo mi forma de verlo, pero es que así se progresa, con debate, con ideas, exponiendo lo que uno ve y siente. Gracias por eso

  5. Tema superinteresante, recientemente curse una materia sobre videojuegos educativos y me llevo la sorpresa de que quienes dictan las clases no tiene la mas remota idea sobre el tema, es decir manejan toda la bibliografia que hay dando vueltas sobre el tema pero son incapaces de entender si quiera lo que es un juego y cuando se convierte en educativo, por un lado los desarrolladores de juegos saben hacer juegos es decir aplican su arte pero no enseñar, los docentes se supone saben enseñar pero de juegos nada y no logran combinar sus conocimientos para dejar de hacer obras de arte y crear herramientas de enseñanza divertidas que es lo que deberia ser un juego educativo.

    El problema de que los juegos, la musica y tantas otras cosas que no tienen relacion con actividades academicas tradicionales no es de los juegos de la musica, de los deportes de los documentales o lo que sea. El problema es lisa y llanamente de la Educación. La educacion a nivel mundial esta en crisis absoluta porque no se puede adaptar a las necesidades actuales, de hecho esta desactualizada hace rato pero ahora esa desactualizacion pesa y mucho, especialmente en nuestro pais. Los ambientes academicos en Educacion estan fallando en generar nuevo conocimientos del area con la velocidad que hace falta y en dar soluciones basicamente porque la metodologia que se utiliza robada, hemm tomada de otras ciencias no sirve para la eduacion. Los docentes se aferran ante los problemas del libretito que les dan un par de autores, y no son capaces de interpretar los cambios que solicita la eduacion.

    Entonces ¿Como puden llegar a implementar juegos? cuando para ello se tienen que voler gamers, investigadores y administradores de proyectos, habilidades que en los profesorados no se dictan. Es muy dificil de romper con la inercia de la pedagogia obsoleta que se aferra a las aulas por comodidad e ignorancia.

    ¿Se puede enseñar con juegos? La respuesta es un si rotundo, el problema de que no se haga es de la docencia.

    Un pequeño detalle, en el curso que detalle al principio la mayoria de los profesores que lo hicieron nunca en su vida habian jugado un juego en la computadora!!!

    • Tal cual Facundo, a mi me sorprendió el tremendo desconocimiento de la gente que trata estos temas. Es como si realmente nunca hubieran jugado un juego de video en toda su vida y teorizaran sobre eso, en los peores casos. Igualmente, si a Sergio le respondí extensamente que no todo puede quedar en manos de los educadores, tampoco todo en manos nuestras. Al fin y al cabo creo que uno de los puntos importantes desde mi perspectiva es que los profesores, pedagogos y educadores son parte de la sociedad, son personas como vos y yo. Cuando la sociedad como un todo empiece a debatir y a entender mejor estos temas en su totalidad, el cambio en los sistemas educativos no solo será lógico, sino fácilmente implementado.

      Esperemos que sea pronto, sino… ya nos dijo Borges la alternativa que nos queda.

  6. Te felicito por el artículo, un tema sin dudas muy interesante e inspirador. Realmente da esperanzas el saber que la educación puede y está cambiando(demasiado lentamente, lamentablemente).

    Yo con mis 19 años puedo decir con propiedad que el sistema educativo actual no funciona del todo bien; en mi caso particular nunca tuve dificultades para aprender y soy muy curioso, por lo cual siempre me interese y busqué información para aprender más, pero pude ver la frustración de varios compañeros a quienes se las hacía muy sufrido aprender.

    Creo que es justo decir que he aprendido mucho más por mi cuenta que gracias a la educación tradicional, una gran parte de este aprendizaje autodidacta fue y continúa siendo gracias a los videojuegos (y estoy seguro de que va a continuar siendo porque no pienso dejar de jugar nunca), aprendí más historia medieval gracias al Age of Empires II que gracias al liceo, e incluso cuando dábamos esos temas en el liceo me interesaban mucho más gracias al interés previo generado por el juego, y este juego no es el único representante de esto, lo menciono porque fue uno de los primeros que jugué(el primero fue el mario si mal no recuerdo) y cuyo efecto se aprecia claramente.

    Acá en Uruguay Gonzalo Frasca es el referente en el tema y habla frecuentemente sobre esto en charlas TED u otras conferencias. Te dejo el link de una charla TEDx que dio aquí en Montevideo: http://www.youtube.com/watch?v=TbTm1Lkm18o . Si bien no desarrolla completamente el tema en esa charla tira algunas ideas interesante, por ejemplo menciona como en la educación tradicional se condena el error dando malas notas y como hace sentir estúpido al alumno, mientras que en los videojuegos se aprende haciendo, experimentando y equivocándote, y cuando te equivocas volvés a intentar hasta que tenés éxito. Creo que este debería ser el espíritu de la educación, necesitamos una educación interactiva, que involucre al alumno, y lo estimule a probar y por sobre todo a no tener miedo a equivocarse.

    Un saludo.

    • Excelente conferencia Joaquín, recomendada para ampliar el tema tratado en el artículo, se dijo lo mismo pero con otras palabras y ejemplos. Y si, tal y como le comentaba a Sergio, hoy en día manda el nivel te lo hacés vos solo, idea muy desigual y triste. Además, sos otro más que confirma que algo, algo aunque sea chiquito nos dejó un juego que estaba pensado no para enseñar, sino para divertir.

      Un saludo.

  7. Desde hace años, existe software educativo para los mas chicos, recuerdo que 1 prima mia aprendia jugando con barbie con una pentium mmx 233, o sea del año del ñaupa. Es cierto que algunos aprendieron ingles jugando a algo, yo aprendi leyendo a cerca de bandas de musica, y cosas de informatica, ademas de que en casa teniamos el “famoso” Victor’s English Method, y que habia pasado 2 años en un instituto.

  8. Ah y con respecto a las netbooks la mayoria de los pibes la usan para jugar al counter en red, o al mario bros, pacman y algunos a versiones viejas del pes. La mayoria de los docentes no proponen el uso las netbooks porque no saben ellos como se usa. Y si te pones a mirar el menu de inicio de windows tienen bocha de software educativo, como cmaps para mapas conceptuales, BKChem de quimica y muchos mas. Te lo digo como parte del programa y por ver las preguntas de los docentes. Es lamentable, pero la gente mas grande generalmente le tiene miedo a las netbooks porque piensan que se pueden romper

    • Muy cierto Nikodeb, hay juegos educativos desde incluso antes que yo naciera, crecí con algunos de ellos justamente. El tema es que como vos bien dijiste son “para los más chicos”, falta implementarlo en otros niveles que son el los que más problemas estamos teniendo en materia educativa, como el secundario.

      Te doy toda la razón en la parte de las nets, sobre todo porque yo vi lo mismo en las de mis hermanas: están llenas de software interesante para aprender. El tema es que jamás lo usaron, ni siquiera ellas los abrieron de curiosidad, y ahí, ahí falló ese software, no se hizo juego, no interesó, dependió, igual que el libro de estudios, del maestro o profesor que les diga cuando y como usarlo. Sin dudas también influye la brecha generacional, como bien decís, pero es la mezcla de todas las cosas, y muchas asentadas en un desconocimiento/miedo/incomprensión de estos temas.

      Saludos

  9. El asunto pasa por dos posturas muy diferentes. La escuela como proveedor de conocimientos no existe más. El pedagogo italiano tiene toda la razón, pero no descubre nada. Hay docentes que no lo entienden, y después odian a internet porque el pibe pega en google la pregunta que le dieron (tal cual) y luego les copia la respuesta.

    La cosa pasa por enseñar pensamiento crítico, saber manejar miles de opciones de información, plantearse un criterio propio para diferenciar lo bueno de lo malo, e indagar el asunto.

    Pero el problema más grande es que el eje de la educación argentina cambio rotundamente hace 15 años. Nadie sabe qué hacer con las escuelas, y hoy la máxima es “hay que contener”.

    Hoy se le pide a un docente que sea madre, padre, tutor, orientador, motivador, lider de proyecto,gamer, burócrata, psicólogo para los padres, orientador familiar y encima, coreógrafo para los actos. Es imposible. Resultado, la mayoría de los trabajadores en educación se mueven por la máxima de “no me traigas problemas”. SI el aula es un quilombo, doy clase a los 3 que me escuchan. Citar un padre, olvidate, corres riesgo de que te fajen. Si apretas la tuerca, el propio director te plantea que armes “planes especiales” (o sea, hacelo pasar para sacarte el problema”. Y así va todo.

    Es MUY difícil, muy pero muy difícil trabajar en docencia.

    En mi caso recibo chicos de 12-13 años, y me da infinita tristeza que mi sobrino de 3 años tenga más curiosidad. La escuela primaria les mata eso. No saben la resistencia que encuentro cuando propongo algo más que dictados y estudiar de memoria. Romper con 7 años de amansamiento cerebral lleva mucho tiempo, y ni hablar de la cultura del goce como único valor.

    Los juegos son una herramienta increíble, pero a los 10 minutos de no poder pasar un nivel, están buscando el cheat code en google. No descarto los juegos, lo que critico es la cultura del 0 esfuerzo, que por desgracia, es el resultado de muchísimos factores que escapan al alcance del docente.

    Saludos,
    Juan

    • Juan,

      Acabás de expresar lo que pienso de la educación argentina de una manera sorprendentemente clara y concisa.

      Trabajo unas horas semanales en un colegio y estoy completamente de acuerdo con tu pensamiento.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

    • Exactamente, Juan Ignacio. Hoy mismo me contactaron para enseñarle Historia a una amiga de mis hermanas, preparándola para rendir. Hace años que hago este tipo de cosas en las vacaciones y no solo a nivel secundario sino en ocasiones universitario, preparando Político de Abogacía.

      En casi todos los casos, no me encuentro con problemas del alumno en sí, sino del abordaje, del nivel de atención prestado no solo por él, sino por su profesor… te das cuenta que en un punto se dejaron mutuamente a la deriva. Lo del amansamiento es tal cual vos lo estás describiendo, Foucault mismo lo dijo y demostró hace décadas.

      Incluso cuando yo estaba en secundaria pasaba así, y si este artículo apuntaba a despertar a alguien, sin lugar a dudas no es tanto a los profesores que serían como soldados rasos y capitanes de escuadrón, sino a los altos mandos y generales que les arman las tácticas. Sería bastante inescrupuloso justamente, decirle a los soldados en el campo de batalla “fabriquen mejores armas”. Y si bien el pedagogo no descubrió nada (si vamos al caso yo sin ser una eminencia dije algo muy parecido a lo que dijo él y lo mostrado en la conferencia incluida en otro comentario), esta bueno que alguien dentro de sus propias filas salga y lo diga. Así empieza el cambio.

      Charlando con mamá sobre el tema, siendo que ella tuvo 20 años de servicio en el sistema educativo, me comentó de una oportunidad en que una maestra propuso unirse con los profesores de música y recomendarle discos a los chicos para que escuchen, y así entrar a temas como el análisis de sentido, estructura musical, oraciones, y darles un poco de cultura en el proceso, por ejemplo. Los padres de los chicos le armaron una asamblea pidiéndole explicaciones, porque no les entraba en la cabeza que escuchar una banda fuera tarea y estudio.

      Por eso mismo en el artículo traté de no andar señalando culpables ni chivos expiatorios, que al fin y al cabo las culpas no arreglan nada. Saber quien inició el incendio no lo apaga. Vos lo reflejaste muy bien de hecho, es una construcción social contra la que solo los educadores no pueden combatir, tenemos que llevar este tema a debate como sociedad entera. Todos juntos.

      Finalmente, un pensamiento: si en un juego educativo el chico se traba y no puede pasarlo, se frustra y se aburre y googléa el cheat code… caramba, ese juego logró lo que muchos no logran hacer con la juventud, lo motivó a aprender a resolver el problema, a pasar el obstáculo por medio de la experiencia ajena. Ese juego, ya ganó. Le ganó a todos los libros de estudio que no generan eso, que no son pocos. El chico, en definitiva, aprendió y lo resolvió con inteligencia en lugar de quedarse trabado contra una pared imaginaria. Así de poderosa puede ser una herramienta bien utilizada.

      Un gusto tu comentario lleno de sabiduría desde adentro en el tema Juan Ignacio, como dijo Guillermo, definiste un montón de cosas con ejemplos muy buenos y claros.

      Saludos!

  10. Como habrán leído anteriormente no estoy de acuerdo en una forma de estudiar anarquica. Considero que si bien uno puede “autoeducarse” siempre se necesita un guía.
    Con respecto al tema de esta nota encontré una frase en el blog error500 que me pareció interesante exponer acá.

    Cito: Las historias interactivas están diseñadas para los niños pequeños que todavía pueden necesitar que la lectura sea guiada, pero la interactividad a menudo crea más una experiencia de un videojuego que una experiencia de lectura. En vez de ser el foco, la historia se convierte simplemente en el trasfondo.

    http://www.error500.net/la-interactividad-mata-la-narrativa/
    que lleva a este link (en ingles) http://qz.com/159059/tablets-make-it-impossible-for-kids-to-get-lost-in-a-story/

    • Hola Sergio, ¡que bueno que volvieras a compartir de nuevo!

      Interesante el link y su argumento pero paso a aclarar/responder unos puntos que me parecen fundamentales luego de leerlo:

      -Ya en el mismo artículo aduje que no, que nunca, que jamás, ningún juego película o disco tapará o reemplazará efectivamente un libro literario. Una cosa es querer enseñar reglas de tres simple, líneas históricas a ordenar, o cadenas carbonadas con un software o juego a tal fin, pero la idea de reemplazar un libro como Cien Años de Soledad o Ulysses por una versión gamer es irrisoria, y jamás se trató ese tema. Como mucho se podría llegar a ayudar al alumno a armar la trama, el árbol genealógico, ordenar los tiempos, pero nunca algo que evite o “amenice” la lectura del libro que escribió el autor en sí. Fijáte hasta que punto esto es así que los dos libros que traje a colación no los elegí al azar: múltiples veces se los trató de adaptar al cine o series y se fracasó, no hay forma de pasar tales Leviathanes de la literatura ni a la pantalla grande, o chica, menos a la más chica de todas.

      -Los ya mencionados Fallout, sobre todos el 1, 2, y New Vegas, son obras maestras de narrativa interactiva bien aplicada. Obviamente que si querés convertir al Quijote o Alicia en el País de las Maravillas interactivo (ejemplo mostrado en el link que Sergio envía), algo va a salir mal por lo ya expuesto. La idea no es tirar para ese lado, sino crear un nuevo tipo de videojuego/herramienta de aprendizaje que aún no existe, hecha a tal fin, y no adaptar un libro. Están, como libros, armados desde otra perspectiva y con otras herramientas, apelando a distintos sentidos. Metafóricamente sería como tratar de ver una película con el tacto. Ahora, ¿se puede realmente armar una buena historia interactiva? Por supuesto, los libros Elije tu propia Aventura lo hacían mucho antes, y el que dude que se puede hacer en videojuegos, que por favor cate los Fallouts que acabo de recomendar.

      -No es por descalificar, fijáte que primero tomé en cuenta todo lo dicho en el link de qz, pero Asi Sharabi, el autor del artículo, dice en su propia metadescripción ser co-fundador de una página cuyo fin es… imprimir libros personalizados para niños. Por un precio, claro esta, de casi 20 libras esterlinas (exactamente 200 pesos Argentinos al cambio actual mientras escribo esta respuesta). Sumále a eso subtítulos en su nota del tipo “How interactivity is killing narrative” (Como la interactividad esta matando a la narrativa), o el título mismo (Las tablets hacen imposible que un chico se meta en la historia), y gran parte de su objetividad al opinar del tema se va con esa frase. Además, él toma datos de una encuesta, y como muchas veces lo he explicado, los números no mienten, pero las personas sí, al interpretarlos, consciente o inconscientemente. Como será esto así que del mismo estudio, yo interpreto que felizmente muchos chicos gracias a las tablets leen al menos. Mal, bien, interactivamente o dándole para adelante con bloques de texto cuadrados, pero leen. Noto además que en los libros que Asi distribuye (pueden verse rellenando un pequeño formulario acá), menores a 20 páginas, esta lleno, llenísimo de dibujos, paradójicamente focalizando toda la atención, ejemplificando y contando la historia con poco o muy poco texto. ¿No le parece acaso a él que eso coarta la inmersión? ¿Qué genera un estímulo visual que va en contra de lo que el chico tal vez hubiera imaginado solo? Sin contar que tienen poca o nula narrativa. Si es por interpretar, todos podemos hacerlo. En mi caso, creo que estos condimentos adicionales cuando estan bien usados no son malos. Igualmente, él hace referencia al caso específico de libros, y fundamentalmente artísticos, literarios, punto que no es menor en cuanto a su interpretación del tema.

      Sacando a Asi del tema, Antoine de Saint-Exuperý y su Principito son ejemplos perfectos de que se puede poner un dibujito para amenizar la historia, sin comprometer la narrativa. o haciéndolo parte fundamental de esta (al dibujo del sombrero/Boa pitón que se comió un elefante de tal libro me remito). La idea como ya expuse sería usar esas herramientas, pero no en detrimento del libro en sí. De hecho en eso concuerdo con el autor del link original y puede verse reflejado en mi artículo, cuyo espíritu en parte era ni solo educativo ni solo videojuego, las dos, cosa que aún no existe o no se aplica. Lamentablemente el arquetipo del segundo ingrediente suele ser tan fuerte al hablar del tema, que la gente se imagina un counter educativo y se aterroriza, justificadamente de hecho. El estilo de juego al que yo le veo más futuro en estos temas es uno del que ya hablé en su momento, basado, créase o no, en la narrativa y la imaginación.

      Muchas gracias por regresar Sergio, como podrás ver por mis devoluciones a tus dos aportes a este post, tu opinión es una de las más interesantes desde mi punto de vista. ¡Saludos!

  11. Algo que es increíble para trabajar con juegos es el tema de los valores. Informalmente, voy llevando en mis clases un seguimiento de “jugadores minecraft vs actitudes democráticas”. Se me van a matar de risa, pero a principio de año siempre les pregunto a qué juegan. Todos los jugadores de minecraft encaran las problemas del aula en forma democrática, escuchando y colaborando. REpito, informalmente, y en una audiencia limitadísima como para inferir generalizaciones, pero es tan fuerte la correlación que voy detectando que ya medio que convencí a una docente de construcción de la ciudadanía para que lo incorpore en la currícula como forma de trabajo y ver si podemos investigar algo del asunto en forma más o menos rigurosa.
    Saludos,
    Juan

  12. Realmente, te tengo que decir que me encantó tu artículo. Soy gamer, escritor y lector. En ese orden. Desde chiquito me gustaron los videojuegos (con la PsOne se inició todo) y siempre aprendí muchísimo con eso. Tampoco hay que dejar de lado, dentro de la lectura, las novelas fantásticas o mangas y comics. Se mucho acerca de la Revolución Meiji en Japón gracias a Rurouni Kenshin, que más allá de lo que aprendí con él, fue gracias a la curiosidad que me otorgó con respecto a la historia feudal japonesa, la que me llevó a querer investigar y saber más.

    Estoy de acuerdo en que habría que incitar más a los alumnos a aprender mediante los videojuegos, y no solo con juegos designados totalmente para ello. Por ejemplo; Counter-Strike 1.6 puede ser un juego violento y polémico, pero si se enseña bien, ¿no puede ser un excelente educador del trabajo en equipo?
    Para ese ejemplo también podría hablar de los PES, FIFA…

    Un juego (retomando tu lista del género estrategia) que vale la pena mencionar, es “Faraón”, y ya que estamos, “Zeus”. Dos juegos con una fuente de información acerca de los imperios Egipcios y Grecos increíbles, divertidos y complejos en su funcion.

    Perdón por la mala redacción, ando apurado, pero no quise dejar pasar la oportunidad para felicitarte por tu reflexión y compartir un poco mi idea al respecto.

    Bravo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here