Grandes mentes del Gaming (VI): Stieg Hedlund

Éste vikingo enorme de aspecto y nombre nórdicos nos sorprende de entrada naciendo en Portland, USA, en lugar de Oslo o algún lugar por el estilo. Pese a ser uno de los game designers más exitosos de las últimas décadas éste cincuentón es conocido justamente por no ser conocido; su carácter tranquilo y bajo perfil lo diferencian de muchos de los histriónicos e histéricos personajes que pueblan la industria.

stieg-hedlund

Al igual que sus colegas roleros Avellone y Spector, Hedlund comenzó su aventura en el ambiente de los juegos de rol de tablero siendo aún un púber, habiendo mostrado incluso antes una fuerte inclinación a la freakeada cuando dirigió un exitoso minicomic en la secundaria. Fue cuestión de tiempo que Stieg comenzara a trabajar en la industria del videojuego, carrera que comenzó en la firma Infinity Software desarrollando títulos para Amiga, Macintosh y Commodore 64.

Para sus 25 entró a trabajar en Koei y pasó tanto por sus oficinas norteamericanas como japonesas. Ya para ésta época se podía apreciar el multifacético talento de Hedlund participando en títulos como Liberty or death (estrategia por turnos), Celtic Tales: Balor of the Evil Eye (estrategia/RPG), Saiyuki Journey West (TRPG) y Gemfire (estrategia). Tras 5 años de prestar sus servicios Stieg abanadona la companía, que deja de desarrollar juegos muy poco tiempo después quedando únicamente para tareas de localización y prensa.

Comix Zone
Comix Zone, rarísimo y dificilícimo juego de Sega Genesis

 

Luego de un frustrado paso por Electronic Arts y una infructuosa entrevista con Condor Software (¿Quiénes? Ya volveré sobre ellos) nuestro amigo ficha en las arcas de Sega dando vida entre otros al clásico de culto Comix Zone, un juego que presentaba novedosos conceptos de arte y gameplay. Algunos años después vuelve a probar suerte en Condor y queda apabullado por el título que estaban comenzando a gestar, no otro que Diablo, e ingresa a sus filas como Lead Designer. Tres meses antes del lanzamiento Blizzard Entertainment compra Condor Software renombrándolo como Blizzard North y saca a la calle dicho título, cambiando para siempre el panorama de los action-RPGs.

Un necromancer y sus minions enfrentando a Mephisto. Hermoso quilombo el Diablo 2.
Un necromancer y sus minions enfrentando a Mephisto. Hermoso quilombo.

Obviamente Hedlund conservó su posición durante el desarrollo de la secuela, Diablo 2, que se convirtió en uno de los títulos más exitosos, premiados y queridos de la historia. Dentro de Blizzard además de alcanzar la cresta de la ola participó brevemente del desarrollo de la expansión para su obra maestra (Lord of Destruction) y de otro título, el legendario Starcraft. Finalmente abandona el barco antes de que Blizzard decidiera cerrar la subsidiaria para la que él trabajaba y que comenzara el interminable tira y afloje que fue el desarrollo de Diablo 3, título que no contó con su presencia y, si me preguntan, se nota.

Diablo 2: obra maestra.
Diablo 2: obra maestra.

Luego de un poco fructífero intento por crear un estudio independiente con algunos veteranos de la industria llamado Full On Amusement Company ingresa a la monstruosa Konami para trabajar en algunos refritos de franquicias como Frogger (¡Qué desperdicio!) que abandona 2 años después por un puesto de Director Creativo en Red Storm Entertainment, un estudio del gigante Ubisoft, donde pone su granito de arena en iteraciones de diversas franquicias de Tom Clancy, las afamadas Ghost Recon y Rainbow Six.

Rainbow Six Lockdown, porque no solo de RPGs vive el designer.
Rainbow Six Lockdown, porque no solo de RPGs vive el designer.

Después de un breve paso por Oddworld Inhabitants donde colaboró con el desarrollo del poco recordado Oddworld: Stranger’s Wrath, Hedlund aterriza en Perpetual Entertainment como Director de Diseño en el malogrado título Gods and Heroes: Rome Rising que fue pasando de manos durante ¡7 años! hasta ver la luz finalmente en el año 2011, con Hedlund retirado del proyecto en el 2007.

Ya en ésta década Hedlund se lanza otra vez a la aventura del estudio propio con Turptitude Entertainment, donde no logra demasiado y termina ingresando a nWay, donde aporta su maestría en el género para parir el aRPG Chrono Blade, un adictivo y avanzado juego de Facebook. Es allí donde Stieg sigue trabajando al día de hoy.

Chrono Blade. Si, eso es un juego de Facebook.
Chrono Blade. Si, eso es un juego de Facebook.

Stieg Hedlund no solo es un creativo involucrado con una enorme cantidad de géneros de videojuegos que pasó por algunas de las empresas de mayor renombre del mercado y un profesional que craneó y dio forma a una de las franquicias más increíbles de las que se tenga registro, sino que también es un apasionado del idioma y, como podemos ver en su perfil de LinkedIn, un políglota excepcional.

Esperemos que nos siga regalando sus creaciones por mucho tiempo más.

¿Y vos? ¿Jugaste alguno de sus juegos?

3 Comentarios

  1. Estan muy buenos estos articulos de “grandes mentes del gaming”, los felicito. El Diablo lo recuerdo de mi epoca en la que labura en un ciber, los pibes lo jugaban horas, es un inpresindible del Ciber junto con el Counter.

    Comentario aparte: Que tremendo CV tiene este tipo en Linkedin!

    Saludos.

    • ¡Muchas gracias! Y si, el perfil de Hedlund es una cosa de locos. Pero bueno, es una de las personas más influyentes de la industria y tiene de carrera los años que yo tengo de vida

  2. Ese juego, Diablo, me recuerda mucho un juego que teníamos en un semestre en la universidad. La dinámica era totalmente de zombies pero la forma de juego y estilo, además de la vista esa como en diagonal desde arriba(no sé cómo se llama) era la misma.

    Un juegazo el de los zombies, me imagino que Diablo lo será más.

    Muy buenas todas estas publicaciones de los grandes del gaming.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here