Nota: Éste es el primer artículo de una serie ¿Semanal? que llevará por título “Grandes mentes del gaming” donde se hablará de la carrera y el legado de algunas de las personas más influyentes de la industria de los videojuegos. Espero que disfruten al leerla tanto como yo al escribirla.

Warren Spector es de esas personas inquietas, que generan pasiones muy fuertes con todo lo que les interesa. Interesado cuando niño en cosas tan dispares como el derecho y el basket, ya como un joven adulto casi pisando los 80s estudió y recibió títulos en Comunicación y Radio-TV-Cine con intenciones de convertirse en crítico de películas.

Amante de los juegos de rol de tablero y posteriormente de papel y lápiz, consiguió mediante un amigo un trabajo de redactor para la compañia Steve Jackson Games (Dedicada justamente a esa rama del entretenimiento) y se convirtió al poco tiempo en editor en jefe de todas las publicaciones de la firma, terminando luego como productor de algunos de sus juegos. Cuatro años después lo contrata TSR, empresa creadora de Dungeons & Dragons entre otros títulos de renombre, colaborando en juegos como Marvel Super Heroes y Spelljammer.

warren-spector
Rico pibe

De los juegos de tablero a los de PC había una brecha muy chica y Spector la cubrió en Origin Systems y Looking Glass Technologies, compañías que trabajaron juntas como publisher y developer de algunos títulos verdaderamente legendarios y pioneros que lo tuvieron a nuestro protagonista como productor, entre ellos los dos Ultima Underworld (posiblemente el primer RPG en primera persona con elementos de acción en un entorno 3D), System Shock (abuelo de la saga Bioshock y precursor de muchas mecánicas que hoy vemos en cualquier FPS moderno) y el primer Thief (primer título en utilizar la luz y el sonido como elementos de gameplay dando nacimiento al género de sigilo representado luego por Hitman, Splinter Cell y Metal Gear Solid entre otros).

thief3_4
El tercer Thief

Pero el salto a la historia de don Warren se daría al quebrar Looking Glass, momento en el cual con varios de sus ex compañeros funda Ion Storm Austin y da forma al juego que en el 2000 dio un puntapié a la industria, Deus Ex, obra maestra donde se conjugan de manera perfecta elementos de stealth, FPS y RPG con una impresionante trama sci-fi, sin dudas el mar donde confluyeron todos los ríos que éste prócer del gaming navegó durante su carrera. Dentro de Ion Storm Spector produjo también la secuela de su hijo pródigo, Deus Ex Invisible War (mucho menos influyente que el primero) y la tercera entrega de la saga Thief. En el 2004 Warren deja Ion Storm, que será cerrado por su dueño Eidos Interactive un año después.

Con varios ex Ion Storm forma Juntion Point Studios, que dos años después es adquirido por Disney Interactive. Spector, fanático de los personajes de la mítica casa de animación, dirige dos títulos llamados Epic Mickey (exclusivos para Wii) antes de dejar el estudio que él mismo creara, ante lo cual Disney decide cerrar la desarrolladora en 2013.

Su último proyecto publicado, Epic Mickey
Su último proyecto publicado, Epic Mickey

La actualidad lo encuentra a Spector alejado de los estudios de desarrollo pero aún sembrando las semillas que nos darán los grandes títulos del mañana: Se desempeña como director, diseñador de currícula y profesor de la Denius-Sams Gaming Academy en la Universidad de Texas.

Para los que todavía soñamos con ver nacer otro hijo virtual de apellido Spector aún hay esperanzas, en una reciente entrevista manifestó tener ganas de volver a producir y dirigir, pero que de hacerlo volvería con un estudio pequeño y casi indie, alejado de las grandes producciones AAA con equipos de 800 personas.

Y vos, ¿Jugaste alguno de sus títulos?

7 Comentarios

  1. Tanto el Deux como el Thief me vinieron de regalo con una placa de sonido SoundBlaster 32, pero en esa época sólo jugaba a los Quake, así que ahí quedaron…creo que todavía tengo los CDs originales…

    El Epic Mickey es una obra de arte, uno de los juegos mas logrados para Wii…

  2. Mi vida (y no solo de gamer) fue un antes y un despues de jugar Deus Ex. Ahi realmente me di cuenta que los videojuegos pueden ser una expresion artistica tan valida como cualquier otra, pero tienen una inmersion que en mi opinion no la logra ninguna otra expresion. Fueron dias enteros encerrado resolviendo puzzles, siguiendo pistas y desentramando esa historia. Chapeau, Mr Spector.
    Cabe el comentario que la reciente continuacion de la saga (Deus Ex Human Revolution) fue una digna sucesion, aunque no haya estado involucrado este señor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here