i3 en Linux y la gran paradoja: ¿es posible abandonar el escritorio?

Abandonar el concepto de escritorio en la organización de nuevas pantalla suena raro. Es a lo que la mayoría llevamos acostumbrados todas las vidas: los programas se ejecutan como pequeños rectángulos que pueden apilarse uno encima del otro (como papeles en el escritorio). Lo cierto es que parece la manera más intuitiva y normal de organizar las diferentes ventanas en un espacio limitado, como es una pantalla.

Pero hay otra manera: los gestores de ventana tipo “tiling” organizan nuestros programas en mosaicos más o menos predefinidos, sin dejar un solo pixel de nuestra pantalla sin ocupar. Si tenemos solo un programa abierto, ocupará toda la pantalla. Dos, la mitad cada uno. Los conceptos de minimizar, maximizar y arrastrar desaparecen. Prácticamente, desaparece el concepto entero de “escritorio” y solo vemos nuestro fondo de pantalla cuando no tenemos ningún programa abierto.

Olvidar las ventanas flotantes cuando hablamos de la organización de nuestro escritorio virtual parece del pasado. Después de todo, ¿qué alternativa hay? ¿Un sistema sin entorno gráfico? Porque, sin ventanas flotantes, no existen conceptos tan naturales como minimizar, maximizar o arrastrar. Sin ventanas flotantes, ¿como organizamos nuestro escritorio virtual en el limitado espacio de nuestra pantalla? ¿Como se muestran las intercaces de los programas? ¿Y como hacemos para que convivan varios al mismo tiempo en la misma pantalla?

Es posible. Y sin volver al pasado. Los tiling window manager (gestores de ventanas en mosaico) abandonan el concepto de ventanas flotantes y su objetivo es ser gestores rápidos, independientes del mouse, ultra-personalizables y que cuiden del espacio.

Un tilling window manager: i3

Un tiling window manager: i3 en mi Desktop

Aquí hay que parar y aclarar algo: estas posibilidades de experimentación estan disponibles exclusivamente para los que somos felices usuarios de Linux. Desgracidamente, Windows es un sistema mucho más cerrado y no permite la personalización que nos da poder manejar el back-end y el front-end de nuestro sistema de maneras separadas. De cualquier manera, creo que los usuarios de Windows también deberían quedarse, al menos por la curiosidad que representan estos minoritarios sistemas de gestión de ventanas.

Siguiendo con lo que importa, entonces. ¿Cómo hacen estos sistemas para gestionar nuestras ventanas? El concepto es simple: una ventana ocupa toda la pantalla; dos, la mitad cada una; cuatro, un cuarto cada una, y así. No, no se enconde nunca una debajo de la otra. No, no podemos hacer que nuestros programas desaparezcan minimizados. No, no vamos a ver nunca el fondo de pantalla si tenemos algún programa abierto. ¿Y qué? Suena raro, pero hay que probarlo. Gracias a una serie de estrategias, tanto de los usuarios como de los desarrolladores, el resultado no es el caos que puede parecer surgir de esta descripción, sino un sistema más rápido y eficiente.

¿Cuales son estas estrategias? Una posibilidad cuasi-infinita de personalización, atajos de teclado para casi todo lo que se te ocurra y un sistema de escritorios virtuales dinámicos que funciona de manera rápida y sencilla. Además, la mayoría permite marcar algunas ventanas como flotantes y aprovechar así sus ventajas cuando sea conveniente: sirve sobre todo para ventanas pequeñas e insignifcantes, por ejemplo, los pop-ups del navegador.

i3-windows-manager

Un screenshot de i3, sacad de su sitio web.

Hay varios gestores así, y pueden ver una práctica comparación en la Wiki de Archlinux. El que yo uso y recomiendo es i3. Es uno de los más sencillos de utilizar. Aunque hay una fair-warning que hacer: estos sistemas están recomendados para usuarios avanzados o “normales” con muchas ganas de aprender. Son configurados mediante archivos de texto (en el mejor de los casos; a veces se deben programar nuestras preferencias), aprenderse los atajos de teclado puede ser un problema y, sobre todo, se requiere paciencia y capacidad para no desesperarse. El cambio lleva un tiempo de adaptación. Probablemente durante los primeros días el resultado no sea un sistema más productivo, pero a la larga no sabremos como vivimos de otra manera. O al menos eso me pasó a mi.

Pueden ver cómo funciona precisamente i3 en el siguiente video, un poco más largo de lo que me gustaría, pero con escanearlo unos minutos deberían entender la idea básica.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=yAq_Enj_d2Q&w=560&h=315]

Para los que se animen a instalarlo, en Ubuntu es tan sencillo como:

sudo apt install i3

Deberían instalar también todos los paquetes recomendados adjuntos, son relativamente importantes, sobre todo para un primerizo. ¡Ah! Otra razón por la que me gusta i3: tiene una guía muy, muy, muy completa.

18 Comentarios

  1. ¿Instalar con comandos en archivos de texto? Olvídalo! Aunque tengo que empezar a usar Linux por asuntos laborales… vamos a ver si me amigo.

    De cualquier modo creo que no me serviría, ya que uso imágenes, o leo papers, o estoy con el Office… y la verdad que me gusta tener todo a pantalla completa e ir cambiando con “el viejo nombre del blog”. ¿Se puede tener algún programa a pantalla completa mientras el resto corre?

    • Por supuesto, i3, como cualquier window manager linuxero que se precie, te deja armar varios espacios de trabajo.

  2. Creo que me puede llegar a resultar MUY irritante no poder mover y modificar las ventanas a gusto… sigo con mi querido y clásico gnome nomás

  3. La idea me parece buena, ya que lo que nos interesa de la modificación de ventanas es la posibilidad de tener 2 o mas aplicaciones en la misma pantalla.
    Pero veo como que todavía el concepto esta verde, se tiene que poder cambiar los programas de tab arrastrándolos y se tiene que poder redimensionar las secciones de las ventanas solo con el mouse.
    Creo que cuando no dependa de la consola para modificar la ubicación.

  4. Yo uso Xmonad, la única contra que tiene es que está escrito en haskell, y se necesita el compilador (ghc) que pesa como 850Mb instalado.
    Pero la flexibilidad que brinda es muy buena. Se puede hacer de todo con el teclado, redimensionar ventanas, y cada parte de la grilla, mover ventanas, etc.
    Manejarse con varios espacios de trabajo, y tenerlos a sólo dos teclas de distancia, agiliza mucho.

    Casi todos (o todos) los tiling window managers permiten tener aplicaciones a pantalla completa, o el modo “flotante” (modo tradicional de ventanas). Siempre es cuestión de configurarlos a gusto.

  5. Loco posta con este i3 me siento un hacker, tengo el escritorio de Julian Assange en la peli ‘El quinto poder’ Saludos!

  6. En W8 se puede hacer algo parecido con las Apps, pero solo dos a la vez, y se puede elegir el tamaño que ocupa cada una en la pantalla.

  7. Iba a comentar lo que dijo Facundo. Después de ver The Fifth Estate (y sin poder recuperar mis dos horas perdidas con esa película basofia), me quedé pensando en la interfaz que había visto en las notebooks de Julian y Daniel. Fui a Reddit y me mandaron a Midnight Comander y OpenBSD. i3 parece una opción mucho más sencilla, aunque aún no me animo a abandonar la UI de mi querido Elementary.

    Genial artículo, Joaquin!

    • Lean, al instalarlo no perdes tu antiguo escritorio, al iniciar ubuntu(en mi caso) elegís con cual levantar el escritorio, si unity, gnome3(el que uso actualmente) o i3

        • No desde el bootloader, sino desde el DM, el programa que aparece cuando termina de arrancar la máquina y te pide usuario y contraseña. También tiene una ruedita para elegir con qué entorno querés iniciar sesión.

  8. Lo encuentro poco práctico. Tal vez, resulte muy bueno para dashboards o tareas de monitoreo. Pero, para el uso cotidiano, prefiero tener escritorios virtuales y manejar las ventanas libremente a través de ellos.
    @Joaquín, una pequeña corrección: la exclusividad no es de Linux. Existe una aplicación para Windows llamada bug.n

  9. Me quede pensando, que editor tener abierto para programar en python? es VIM?, por que ayer instale nerdtree, que agrega una navegador de directorios, pero veo que no es el mismo que tenes en tu screenshot! saludos.

  10. Bastante interesante el escritorio lo utilizare un rato haber si me acostumbro. Con respecto a los que comentan acerca de windows, como sea linux es mucho más flexible que windows, así que aunque tengan programas similares o cosas parecidas, la flexibilidad del software libre no la pueden tener en un sistema cerrado.

  11. hay quizas dos cosas para aclarar con respecto al window manager i3…

    La primera es que es muy muy util para monitores grandes sin importar que tareas hagas.. en un LED o LCD ya desde 22′ y con resolucion 1920×1024 el navegador no necesita mas que la mitad de la pantalla para mostrar bien una web… por ejemplo.. asi que el resto se aprovecha con el este gestor o cualquier otro muy comadamente sin redimencionar a mano nada…

    Y la otra que es hasta mas importante que el anterior punto de vista.. es que increiblemente no solo i3wm consume quizas 20 mb. ram de arranque, si no que una aplicacion escrita en gtk2 como firefox, inclusive ahora con esta interfaz australis, funciona mas rapida y fludia!

    Esto me parecio algo raro, pero lo comprobe en el mismo equipo usando firefox 3 y picos en el i3 y luego en xfce4.10… Impresiona lo rapido que se vuelve; yo no lo habria sospechado pensando que como era cuestion de gtk2 o3… en fin.

    Lindo el articulo y saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here