Para los que comenzamos con los monitores CRT, los primeros años que usamos monitores planos fue muy duro.

El pésimo brillo, los malísimos ángulos de vision y una calidad de imagen muy mejorable fueron moneda corriente en los primeros monitores LCD de consumo masivos. Recuerdo la serie TN de Samsung con el casi olvidado formato 4/3, muy olvidables. De hecho, la recuerdo porque a veces uno cuando quiere olvidar algo con muchas ganas, lo termina recordando.

Y lo anterior no era todo, si a eso, le sumábamos que esta tecnología traía consigo los famosos “píxeles muertos” se trataba del combo del odio perfecto. Combo que luego de muchos años y mejoras tecnológicas hoy es casi imposible sufrir completo, de hecho, la mayoría de los monitores LED actuales son productos muy dignos que tienen buenos ángulos de visión, muy buena calidad de imagen (con un contraste realmente agradable) y hasta un formato ancho que se ha estandarizado. Pero de lo que todavía no se ha librado nadie – o casi nadie, digámoslo así – son de los píxeles muertos.

Malditos píxeles, malditos. ¿Porqué tienen que morir?

La realidad: Píxeles muertos versus Píxeles atascados (AKA moribundos)

Hay que aclarar algo. Muchas veces cuando generalizamos nosotros “matamos” a todos los píxeles cuando algunos están un poco inconscientes o en un coma recuperable. Esos, que muchas veces tienen un color un poco más oscuro pero que no son negros, se conocen cómo píxeles atascados (stuck pixels en inglés) y en su gran mayoría, son recuperables.

En un píxel muerto, los tres subpíxeles están desactivados permanentemente, produciendo un píxel que es permanentemente negro. Los píxeles muertos pueden resultar de anomalías de fabricación similares a los píxeles atascados, pero también pueden ocurrir a partir de un transistor que no funciona, lo que resulta en una falta total de potencia del píxel.

Los propietarios de pantallas LCD han informado que los píxeles ocultos, a diferencia de los píxeles muertos, han desaparecido, y existen varios métodos populares que pueden arreglarlos:

  • Frotar suavemente la pantalla (en un intento de restablecer el píxel)
  • Alternar el color el valor del píxel atascado rápidamente (en otras palabras, destellos de colores brillantes en la pantalla)
  • Bancarse el pixel atascado hasta que desaparezca solo (!)

Existen aplicaciones, decenas de ellas, tanto para computadoras personales cómo así también para Smarthphones cuyo objetivo es “desatascar” esos píxeles. La estrategia utilizada es “mover” al píxel generando la mayor cantidad de colores a la mayor velocidad posible.

Jscreenfix es un sitio web que hace lo mismo, y no es necesario instalar nada. Lo recomiendo.

Así que ya saben. Al igual que los seres vivos, los píxeles pueden revivirse, siempre y cuando no hayan muertos.

Al menos que existan los píxeles zombie, pero de esos todavía nadie ha hablado.

1 Comentario

  1. Aereon Frostmoon

    Me paso de tener la notebook con tres manchas negras bastante grandes, como si la hubieran golpeado, la cosa es que no habia plata para el repuesto asi que la maquina se cerro y guardo y termino bajo una pila de libros y otras porquerias, asi 2 años, el mes pasado la saque y dos de las manchas se “curaron” y se ve perfecto, igual si ves la pantalla en angulo se nota la zona donde estuvieron estas manchas.

    Mi teoria es que si la vuelvo a cerrar y dejar bajo una pila de libros la ultima mancha tambien se podria “curar” con el tiempo. Igual no me animo ni a limpiar la pantalla por miedo a que las manchas vuelvan peor y permanentemente, jajaja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here