“El libro de la camisa Rosa, o la guía del programador  para la PC/IBM. Se llama así debido al desagradable color de la camisa que tiene el tipo en la portada”.

La anterior frase corresponde a Hackers (película ciberpunk de culto a mi gusto) en la cual un joven intentaba rehacer su vida luego de ser arrestado y sentenciado a no utilizar una computadora ni Internet hasta cumplir 18 años. Luego del flashback la historia se centra en un particular y seductor mundo del “hampa cibernético” y la vuelta a las andanzas de “Zero Cool” (ese era su nick), aunque esta vez no lo haría solo… (y entre tantos compañeros de travesuras se encuentra una joven y bellísima Angelina Jolie). La película en lo que respecta a tecnicismos es de lo menos seria que existe pero como historia cyberpunk siempre me pareció muy interesante e incluso divertida, de hecho, se las recomiendo.

Pero… ¿existía aquel libro con el tipo de la camisa rosa o era otro invento? Si, existía y todavía existe, su nombre es Peter Norton y por más que ahora no sea tan conocido, en una época fue una marca registrada de confiabilidad y seguridad informática.

El libro de la camisa rosa. Como para no acordarse de Peter…

Peter Norton comenzó como informático desde muy joven y lo que más le atraía era programar a bajo nivel. Bueno, si bien en la década del 70 las computadoras no tenían un “alto nivel” como el actual, Peter se destacaba entre sus pares a la hora de programar utilidades para ampliar la capacidad de los mainframes y minicomputadores de importantes empresas como BOEING o incluso la misma NASA. Entre los skills de Norton se conocía su capacidad para permitirle a sus aplicaciones acceder a la memoria reservada del sistema para diagnóstico, un detalle que puede parecer insignificante actualmente pero recordemos que por entonces cada KB de memoria valía muchísimo dinero y aprovecharla en esas computadoras del tamaño de un ropero significa quizás hasta una ventaja estratégica.

Esa época significó un increíble momento de oportunidades para muchos informáticos y no solo para los más conocidos como Bill Gates o Steve Jobs. Quizás la de el tipo de la camisa rosa esté un poco emparentada con el muchacho de Redmond que “creó” la IBM PC. En 1981 fue uno de los primeros compradores de una computadora personal y debido a ser despedido por una reducción de personal en la industria espacial comenzó a dedicarse al estudio y la programación en la arquitectura que cambiaría el mundo. Un día, luego de borrar un archivo por error y en lugar de volver a crearlo, decidió programar una aplicación para “recuperarlo” del disco duro. Lo compartió con sus colegas y debido a una reacción muy positiva de los mismos y del feedback que le devolvían comenzó a entusiasmarse y a crear una colección de utilidades que luego comenzó a vender gracias al “boca en boca” de aquellos primeros usuarios entusiastas de las primeras PC que hoy deben rondar los 60 años (como pasa el timpo, que lo tiró…). Recordemos que por entonces seguramente no existía nada y el tipo supo estar en el momento exacto y en el lugar exacto y por supuesto, no perdió la oportunidad.

Norton fundó Peter Norton Computing un año después y su producto estrella era UNERASE, el recuperador de datos. Un año después comenzó a vender la suite completa de utilidades nombrada, no muy originalmente “Norton Utilities”. Mientras la empresa crecía y debido a que el perfil de Peter era el de una persona seria a la cual le gustaba compartir sus conocimientos un editor lo contactó para que escriba un libro técnico sobre la programación en computadoras personales. Un año después el famoso libro de la camisa rosa salió a la venta y terminaría siendo un bestseller de 8 ediciones, siendo la última lanzada en 1999. Además de escribir varios libros, fue columnista de las revistas PC Magazine y PC Week durante muchos años. Ahora que me pongo a pensar y si no me falla la memoria, en una pila de revistas de informática de los 90 que todavía tengo hay alguna que otra columna escrita por él en donde opinaba sobre “la relación de los humanos con la tecnología” y eran textos de opinión que terminaban con una muy interesante conclusión.

Podríamos decir que Peter la gastó de joven… ¿qué opinan ustedes?

Siempre voy a recordar mi primer acercamiento con un producto Norton y fue con un antivirus, fue en la casa de un conocido cuyo padre era un gran entusiasta de las computadoras. Me acuerdo como si fuera hoy cuando probamos un flamante 486 DX4 recién traído de Buenos Aires. El padre nos decía muy confiado “úsenla tranquilo que tiene el Norton Antivirus” y ahí nos mostró la caja del software. En la misma había un tipo, cruzado de brazos, con cara de tranquilo y una mirada de tranquilidad digna de un ninja. Creo que Norton, consciente o inconscientemente al comienzo, supo explotar ese tipo de marketing que tanto usaron en Estados Unidos durante años y era el de “poner la cara en la tapa”. Inmediatamente y luego de que mi amigo vuelva a decir “¡mirá, tiene el Norton!” yo asocié el producto a algo que tenía respaldo, que era programado por un tipo tranquilo que en el peor de los casos me iba a solucionar el problema. En eso (y hasta en el nombre) Norton fue único porque las empresas pioneras de Silicon Valley fueron menos clásicas y eligieron nombres como Apple y Microsoft.

Años más tarde y cuando comencé a ser yo el entusiasta comencé a dudar de la calidad de los productos Norton. Quizás porque se fue dando casi simultáneamente con la venta de Norton Computing a Symantec por u$s 70.000.000. Luego de eso y cuando comencé a trabajar llegué a odiar varios de sus productos pero principalmente al Antivirus el cual, además de un colador, supo ser una bestia ocupa recursos (principalmente las versiones del 2004 al 2007) que si se llegaba a “romper” era casi imposible de quitar de un sistema Windows. Mi puteada más grande hacia este señor fue cuando dejaron de “actualizar” el, a mi entender mejor software creado por la empresa, software de imágenes Norton Ghost. Lo que hizo Symantec con esta genial pieza de software fue terrible, tanto, que en una actualización dejó de permitir la clonación de disco a disco y solo permitía copiar particiones, algo que se complicaba si uno quería clonar un HD con más de una partición, algo que sucedía en el 75% de los casos.

Actualmente Peter Norton pasa sus días tranquilo, disfrutando de su fortuna, haciendo obras de caridad junto a su esposa y principalmente buscando y comprando obras de arte para su gran colección que se encuentra entre las mayores 200 del mundo.

Un pequeño homenaje para alguien que casi ha sido olvidado del mundo de la informática pero que durante mucho tiempo fue un sinónimo de calidad y confianza. Había que poner la cara en la tapa de los productos, eh, y Peter lo hacia.

43 Comentarios

  1. Norton commander!!!!!! como olvidarte esa pantalla dividida en dos que te permitia ahorrar tiempo…. que bellos y naranjas tiempos.

    • LO podes conseguir en esos sitios WEB con software viejo. Eso sí, no soporta nombres largos … te los trunca.

      En LINUX, siempre uso MC ( midnight COMMANDER) es tan bueno como el anterior … YO CREO que es mejor!

      Un abrazo

    • Alta nostalgia. Cuántos discos habré salvado sector por sector con el Norton Disk Doctor.

      Y Norton Commander era una obra maestra que por algún motivo hoy está casi olvidada. Yo desde hace muchos años uso el Total Commander (http://www.ghisler.com/), un clon para Windows sin el cual estaría perdido. Te aprendés unos cuantos shortcuts y manejás un Jaguar en comparación con la patineta que es Windows Explorer. NC vive!

      • Hubo Norton Commander para Windows, pero llego tarde, por aquel entonces Windows Commander (hoy Total Commander, ya que le cambiaron el nombre por cuestiones legales con microchot) ya se había robado el mercado.

  2. Que buenas historias que publicas chabon. Amo este blog!!

    Y si, yo tambien odié mal ese antivirus hdp que se resistía a toda costa. Para colmo, durante mucho tiempo mucha gente asociaba Norton con Antivirus. Así que tenías que luchar el forro del Norton y con la gente!!!

    Un saludo!

  3. Guille, como siempre impecable tu post, gracias, me hiciste acordar a años dorados, donde todo era parecido al sueño americano jajajajaja, gracias! me instale tranquilo el Maniac Mansion con el Norton Comander (snif!)

  4. Norton Utilities / SystemWorks (las primeras versiones)!!!
    Era como una cepillada obligatoria que había que pasar inmediatamente después de instalar Windows 98 / ME.
    Y Ghost… ni hablar. Qué manera de clonar discos.
    Es más, creo que de no ser por Internet y el ancho de banda masivo que hay que te permite bajarte un programa en dos patadas, todavía se seguiría usando al mismo nivel.
    Por último, NC. Lo amabas para hacer cualquier operación con archivos y lo odiabas cuando te consumía esos sutiles KB que te jodían los 640 KB de memoria convencional para correr otros programas.

  5. recuerdo haber pasado horas mirando el speed disk buscando que un win95 acelerara un 1% sus prestaciones… y seguro que system doctor salvó a más de uno… qué recuerdos!

  6. No me acordaba del tipo de la camisa rosa porque yo tenía una fotocopia del libro. Grande el Norton Commander, que recuerdos los monitores Hercules. Gracias por este recuerdo.

  7. Que bueno el articulo, no sabía la historia de este tipo ni tampoco que había sido comprada su empresa por Symantec. Eso explica mucho la caída en picada que tuvo la calidad de su software. Es una lástima pero es una historia que se sigue repitiendo, una empresa grande compra a una más pequeña y la destruye… Symantec -> Norton, Sun -> MySQL, Oracle -> Sun. Adobe -> Macromedia, Adobe -> Syntrillium y bueno… Así es la vida.

    • Venía pensando en algo similar. El caso de Atari.
      Estupideses del marketing. Comprar una buena marca esperando a que venda millones por sí sola a cuando en realidad hay que ganarse el pan con genialidad, con buenos productos, con innovación.
      Lo bueno de éstas historias es que al menos los creadores en la mayoría de los casos salen ganando. Los que “perdemos” somos los usuarios.

      Y bueno, Nokia también, vamos a ver cuánto dura en manos de la MS.

  8. Para mi de niño, gracias a Norton Commander, por ejemplo. Siempre fue sinónimo de BUEN software.
    En el año 1997 leí un libro, si no me equivoco de 1994: “Toda la PC” (Peter Norton – Prentice-Hall) y fue BRILLANTE, hablaba del futuro, era increible como anticipaba “lo que se venia” en cuanto a procesadores

  9. Bue, cambió el nombre del blog por “el blog de la nostalgia” jajaja… ¡Cómo olvidar las Norton Utilities! El Norton Disk Doctor y el Speedisk creo que fueron las que más usé en mi vida como técnico. Luego alguien me pasó el dato del Ghost y fue amor a primer clonada. El Norton Antivirus no lo llegué a usar porque amé el Dr.Web ruso cuando fue el primero y único que detectó el virus Mendocino en los juegos. Tampoco usé el Norton Commander porque era del palo del XTreeGold, aunque su versión para Windows apestaba. Reconozco que el tipo ponía la cara en los productos, pero a mi me gustan esas empresas que llevan el nombre de sus creadores, como por ejemplo Dell (que empezó vendiendo PCs puerta a puerta).

  10. Posta que en un momento dado Norton era sinónimo de antivirus. Un poco antes de eso, era bueno, más allá de ser casi lo único que había, se portaba bien.

  11. Con el Norton Commander me inicié en las pc. Por querer borrar el Street Fighter sin querer terminé borrando casi todo el disco, aunque ahi aprendí a formatear e instalar un S.O. (en mi disco de 420 mb que el que me vendió la pc me dijo “este no lo llenás más…”

  12. A Peter Norton lo tenían metido en un frasco de formol y lo sacaban para las fotos de las cajas de sus productos al lanzarlos al mercado :D. Un groso.

  13. Recuerdo que, cuando todavía estaba en el colegio secundario, en la biblioteca tenían el libro “Introduccion a la Informatica” de Peter Norton: era increíble lo completo que era ese libro… desde las sutiles diferencias entre procesadores (386 SX vs DX, 486 DX vs SX), hasta un capítulo dedicado a los lenguajes de programación; donde mostraba el codigo fuente de un mismo programa (un programa que obtenía una carta al azar de un mazo) en distintos lenguajes (Basic, Pascal, Cobol, C, etc.) para ejemplificar las diferencias. Nunca volví a ver un libro tan completo.

  14. En épocas del DOS era indispensable el Norton Commander, cómo habrá pegado en mí que ahora uso el Total Commander para hacer copias de seguridad, conectarme por FTP y editar.
    No olvidemos la conexión serie y después la paralelo entre dos pc

  15. Genial Artículo, No pensé entretenerme tanto un lunes amargo con algo de mis inicios en la informática. Claro, ndd, unerase, etc. y El rey de reyes para manejar archivos en la PC Norton Commander. Tanto lo use en DOS que ahora en windows * uso Total Commander y en linux Midnight Commander. Para mi es la “cortaplumas suiza”

  16. Eran un caño los programas de Norton para DOS, luego la historia es conocida. En mi caso pasé del Xtree al NC y no hubo vuelta atrás.

  17. Muy buen post. Va mi reconocimiento a Don Piter por todo lo que aprendí gracias a él y a sus productos. Una imagen impecable que perdura a través de los años.

  18. Me acuerdo en la 486 de mi viejo estaba don peter, trabajando duro y parejo, haciendo las cosas bien. Hasta que se baqueteo y vendio a Symantec. Ahi transformaron el genial antivirus en un asqueroso bloatware, inservible. Otra cosa buena que tenia antes era el norton utilities, que groso como recuperabas giladas y revisabas el disco. El ghost todavia si lo queres usar podes hacerlo desde el hiren’s boot. Lastima que el clonzilla no es asi de facil como el ghost, porque sino nadie tendria la necesidad de usarlo

  19. NDD (Norton Disk Doctor).

    Tenés un jueguito que no anda, no importa traé el diskette que le pasamos el NDD y te lo recupera!!!

    Dios mío, que linda época!!!

  20. Ultimamente vengo usando para hacer imagenes de disco el AOMEI en su version freeware es bastante completo y hasta ahora no he tenido ningun problema.

    Corre bajo windows XP y superior, tambien se puede generar un CD bootable, se puede montar la imagen de disco o particion para ver el contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here