Muchas personas, especialmente los fanáticos de Apple, creen que los smartphones se inventaron cuando Steve Jobs lanzó el iPhone.

Pero la realidad fue otra. Yo siempre digo que Steve Jobs logró concebir y unificar el concepto Pantalla, OS y ecosistema como nadie lo había hecho antes, logrando que los smartphones comenzaran a ser un poco más de smart y menos de phones pero antes de su gran creación existieron equipos realmente buenos e incluso, algunos definitivamente impresionantes.

De hecho, podríamos decir que antes de que el iPhone impusiera un estándar (porque después de él siempre intentaron de alguna u otra manera copiarlos) los fabricantes tenían mucha mas libertad para intentar generar soluciones para los deseos de los usuarios. Eran épocas de innovaciones constantes y donde, de una generación a otra, la tecnología avanzaba a saltos más agigantados que ahora, donde los cambios suelen ser sutiles.

El equipo que hacía lo que los demás no

Hay que ubicarse en tiempo y espacio. Vayamos mentalmente al Año 2006…

Cuando salió el Nokia N95 al mercado, la mayoría de los usuarios de telefonos celulares teníamos dispositivos muy básicos. Tanto, que por lo general ni siquiera reproducían MP3. En mi caso, cuando lo conocí tenía un Nokia 5200 que tenía como novedad una cámara que sacaba fotos parecidas a las del Game Boy Camara en resolución VGA (640×480) y soportaba algún que otro jueguito en JAVA. Recuerdo que al verlo por primera vez sinceramente no podía creer que eso era real. Parecía sacado de una película de ciencia ficción.

Tapa deslizada: modo «teclado».

Y es que hoy, por poner un ejemplo, podemos comparar un MOTO E con un iPhone 11 PRO y darnos cuenta que existe una diferencia abismal en la potencia y en la calidad del hardware, si. Pero la realidad es que todo – o casi todo – lo que hacemos con uno, también lo podemos hacer con el otro. Y eso no pasaba antes. En la época del N95 la mayoría andabamos en bicicleta y el teléfono de Nokia era un avión.

Tapa deslizada: modo «multimedia».

Pero allá en el 2006, el que tenía un N95 podía sacar fotos que tenían una muy buena calidad (para su época y quizás hasta para hoy) y hasta contaba con una cámara frontal, algo inédito por entonces. Si bien Symbian siempre fue bastante tosco, hay que reconocer que era un OS completamente funcional y parecía sacado de una película de ciencia ficción si lo poníamos al lado de la mayoría de los celulares de ese entonces.

Contaba con HDSPA+ (para su época era lo que es 5G hoy), Radio FM, GPS (y una App de Garmin que era una exquisitez y todos nos volvíamos locos por tener uno de estos y poder usar el famoso «proyecto Mape.ar» en un celular) e incluso con WiFi. El N95 era una navaja suiza de tecnologías bastante bien implementadas. Una maravilla que entraba en el bolsillo y por si fuera poco… ¡era muy lindo el hijo de mil!

Que gran teléfono fue el Nokia N95. Quizás fue el pico máximo de genialidad de Nokia en aquel joven mercado de celulares. Después de este teléfono se vio claramente cómo la marca se durmió en los laureles y los sucesores de este tanque Sherman de la telefonía dejaron bastante que desear, innovando poco y fallando mucho (a la mente se me viene el mediocre N96 y el nefasto N97, equipos que deberían ser materias de estudio para cualquiera que se quiera dedicar a este mercado).

Después del N95 han pasado por mis manos decenas de Smartphones, cada vez más complejos y con un estado de arte que los ha ido acercado tanto a la perfección que tienen actualmente que cuando volví a ver un N95 hace unos meses me di cuenta lo mal que había envejecido. Así y todo, nunca volví a sentir nada igual a aquella tarde de principios de 2007 cuando un cliente me dió un N95 para que le configuremos algunas cosas y pude disfrutar de esta maravilla adelantada a su época por un par de horas.

El mito había nacido para nunca más morir.

16 COMENTARIOS

  1. Maik

    Acá un feliz EX usuario de un N78, fue todo lo que pude pagar… Pero tener eso era mágico.

  2. Edgar

    Recuerdo que en esa época tuve que escoger entre el N95 y el E61, me fui por el segundo y ha sido uno de los mejores celulares que he tenido, a pesar de ser grande para ese momento.

  3. Federico

    Éste post me hizo recordar dos equipos de esos años.

    El Nokia N-Gage (2003) para jugar y el Nokia N90 (2005) para hacerte el vloger o más de la empoca «el que filma cumpleaños y casamientos».

  4. Antraceno

    Para mis 18 (año 2008) me tiraron unos mangos y realicé mi primera compra en Mercadolibre: Un N73, hermano menor del MOSTRO N95. Después de años y años de guerra le faltan pedazos, la tapa cierra con algo de juego y la pantalla está cagada a piñas pero lo cargás, prende y funciona sin drama. En algún momento lo cambie por un Galaxy S Advance (GRAN equipo, murió joven por caída pantalla abajo) y un amigo me prestó su E75 por un tiempo. Una fiesta volver a tener teclado de verdad.

    Es increíble como los teléfonos viejos de Nokia eran tan tan vanguardistas y como erraron al no adoptar Android a tiempo. Lo peor, es que ahora intenta meterse a un mercado saturado cuando tienen un nicho no menor de gente que compraría un Nokia con teclado físico sin pensarlo dos veces.

  5. Isidoro

    Para mis 50 me regalé un N95. Hoy está en el mismo estante que una Nikon F2.

    Dos maravillas para la época.

  6. Luciano

    Yo tuve un N95 y le saqué todo el jugo que pude. Recuerdo que andaba orgulloso de tener un GPS con Garmin y mapas locales en el celular y en mi casa cuando lo comentaban me preguntaban “¿y para que queres un gps en el celular? Si ni auto tenes” jejeje.

    Es cierto que era fantástico. Pero la verdad, en lo personal, esa sensación de estar ante algo realmente increíble y que me marcó más que el teléfono de Nokia fue cuando encendí por primera vez mi iPhone 3GS. Fue el teléfono que tuve después del Nokia N95.

  7. Emmanuel Ramallo

    El mejor celu que tuve… La Palm 650, tremendo teléfono. Pantalla táctil, se le podían instalar aplicaciones, conexión WiFi, reproductor MP3…

    Todo eso, en el 2005!

    Que recuerdos!

  8. Ezequiel

    Me hiciste acordar a cuando deje 1 o 2 sueldos en un Nokia 6230. El primero con memoria externa. Con cámara MP3 y a COLOR!

    Lagrimon.

  9. Mauro

    Que buen teléfono! Nnunca llegue a poder comprarlo!

    Lo tenía mi mejor amigo y cuando nos encontrábamos, el tema era, mira lo que puedo hacer!

  10. leo

    Ese celular me violó la cabeza y el bolsillo, lo pague $1000 en ese momento que era muy pobre, con simbyan tenia aplicaciones que hacías cualquier cosa, control remoto para cambiar la tv y molestar a los mozos de los restaurantes con el infrarrojo, gps garmin, camara con flash, lo conectabas a la tele con el cable de salida rca y tenía la potencia de una play 1, parlantes stereo, aplicaciones como ebudy que tenias mesenger y chat de facebook. ESTABA A UN MILLON DE AÑOS LUZ DE LOS DEMAS!! Después de todo eso apareció el iphone

  11. Ariel

    Pequeño detalle, después del N95 salio el N95 8gb, con mas pantalla, el doble de ram y un exquisito color negro… Es sin lugar a dudas el mejor teléfono que tuve en mi vida…

  12. Nico

    En mi casa hubo durante un buen tiempo un N8, salido en 2010.

    La cámara de ese celular es igual o superior a la de muchos celulares actuales. La vieja Nokia sabía lo que hacía en su momento, una lástima cómo se durmieron en los laureles.

  13. Yo tuve la suerte de poder disfrutar de esta pieza de arte moderno!! Creo que fué el último gran teléfono de Nokia antes del ocaso de esta gran empresa. A los teléfonos con Symbian los conocí en los alrededores del año 2002 o antes, cuando entró a mi negocio de computación un cliente ciego, «no vidente», con una GRAN caja abajo del brazo recién llegada de Europa. Era un Nokia con Symbian, no recuerdo precisamente que modelo. Pero era la primera vez que veía un teléfono con pantalla color, cuerpo metálico forrado en goma, y sistema operativo… Imagínense que acá recién aparecían los teléfonos GSM y con Java… El chico me explicó que a ese teléfono se le podía instalar un programa que le leía la pantalla, los mensajes de texto, etc, y el podía interactuar. Obviamente trajo todo el software en CDs, y el software se instalaba en la tarjeta de memoria SD, de las grandes, que también era la primera vez que la vi en un teléfono. Historia larga hecha corta: en esa época empecé mi relación con los teléfonos de alta gama de Nokia, hasta que en los alrededores del 2004 pude comprar un Nokia 6626. Nunca más cambié de fabricante y llegué hasta el N95, (que lamentablemente me robaron al año de haberlo comprado). Ahí hice el salto a BlackBerry y Palm. Pero siempre el estándar para medir un teléfono fué Nokia, especialmente el N95 y luego el N8, equipo que lamentablemente no llegué a disfrutar.

  14. Gonzalo Gorosito

    ¿Qué tal Guille? Hace rato no me aceraba de nuevo Tecnovortex para leer un rato, raro. Recuerdo mucho como lo seguía de cerca en el mítico, y querido, Alt-Tab.

    Particularmente me sentí bastante identificado con esta nota, sobre todo porque un celular de la misma familia creo un impacto idéntico, y había sido el Nokia 6131. Recuerdo que mientras ahorraba para llegar a los $300-$600 de la época para comprarme el Motorola V300 o V360 (esos en modelo azul medio marino), jamás llego, ya empezó a escasear, y de casualidad mis padres me ayudaron y tomaron ellos la iniciativa trayéndome el 6131. Ese primer «click» y el deslizamiento de la pantalla fue tremendo, combinado con ese soft-touch más tremenda pantalla nítida y a color buena de atrás (que no todos tenían buena pantalla secundaria) fue épico, un celular que disfrute hasta el último de sus días, y que hoy no lo dejo atrás (porque «tirar» suena demasiado fuerte) por nostalgia.

    Muy buen articulo para dar justo en el corazón nostálgico. Creo que cerraría mi comentario con que ya no he tenido una experiencia similar de «sentirme contento» al ignaugurar un celular nuevo. Siento que ese efecto de carcasa distinta, o de diferencial tipo gatillo como el 6131. Cuando vi el Z-Flip me sentí intrigado, más no menos asustado por el precio :’) Capaz coinciden conmigo que más alla de buscar ya más performance, ya como que quedó atrás esa sensación de decir «tengo un celular vistoso».

  15. Zuleica

    Para mí el mejor celular de la historia fue el iPhone 4.

    En su contexto fue el smartphone perfecto, llegó al ápice de diseño estético, un SO pulido a la fecha, para mí fue más revolucionario que el iPhone original (el cual marcó el fin de los smartphones como el N95 de la nota)

  16. Alan Martin

    Recuerdo que había un mod para ampliar la antena del GPS y lo hice. Había que desarmar la tapa del frente y ponerle un hilo de cobre.
    Recuerdo haber filmado gran parte de un recital de Keane en 2009 con esa preciosura. Mi mejor teléfono y el más loco que tuve.

Responder a Emmanuel Ramallo Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here