Las casualidades de la vida hacen que un jueves mientras tomaba unos mates con mi novia, me llame una clienta desesperada porque todo le era un caos en la oficina. Justito a la vuelta de mi casa era el lugar, así que pegué dos sorbos más y me fui.

Teniendo semejante bicharraco de impresora, en un pequeño estudio de abogados estaban sacando fotos con un celular (un samsung bien choto) de todo un archivo de expedientes para luego enviarse las capturas por email y guardando expedientes enteros por carpeta en fotos separadas. Después armarían un PDF. Para imprimir, solo lo hacían a través del cable USB, para lo cual habían puesto la impresora sobre una mesita con ruedas que llevaban de acá para allá.

Mi pregunta obvia fue:

-Y por que no imprimen por red?
-Porque no se puede.
-??? a ver, dejame ver si tiene puerto ethernet… si, tiene!
-Pero no se puede imprimir por red. Ya vinieron 5 técnicos y nadie la pudo hacer andar…
-Jeh. *me arremango el buzo* dejame a mi.

Debo haber arrancado a eso de las 4 de la tarde. Eran las 8 y seguía ahí tratando de hacer funkar la puta impresora. Desinstalé y limpié mil veces los drivers, solo para reinstalarlos otras mil veces. La IP que le configuro está en la tabla ARP. Ping? llega lo más bien. Windows la reconoce, pero no la deja agregar. Los cables no son. No hay firewalls rompiendo las bolas. Nada me desespera más que encima te digan…

–  Dejá, no importa… se vé que no se puede.
– Esto no me va a ganar!
– Yo ya me rendí con esa impresora… si no la podés hacer funcionar, la tiro!

Casi las 9. Me estaba por rendir cuando dije: ma seeeh! Le quemo un firmware nuevo y si se jode, se jode. Si total la va a tirar.
Por las dudas, leí las release notes del único firmware disponible. Solo decía que solucionaba algunas cosas de la administración web, que por cierto tampoco funcionaba hasta el momento. Me largué a instalarlo.

El instalador del firmware constaba de un programa hecho en visual con un solo boton que decia algo en un inglés mal traducido del chino como “ok for proceed?”. Mire para todos los lados como un nene que va a hacer una travesura. Clickee el botón. Acto seguido: NADA. Y dos minutos más tarde, NADA. Ni una barra de progreso, ni un pitido, ni una luz en la impresora. NADA. Toco el cuerpo de esa triste ventana de diálogo. La barra de título rezaba junto al nombre de la aplicación “(No responde)”.

– Por qué dice no responde ese programita?
– (Porque todos los dioses del olimpo y el valhalla se juntaron a comer un asado para cagarse de risa de mí) hay que darle tiempo, es que está procesando. (???)

Cierro el cuadro de diálogo. Pienso si pudo haber sido el cable que estuviera mal conectado, ya del estufamiento y la bronca que tenía. De golpe, la impresora empezó a hacer ruido y prender las luces como la piba del exorcista. Miro el display: Posiciones de memoria aleatorias y justo debajo ERASED, confirmando cada una. Un minuto después, NADA.
Me desremangué el buzo. Me estaba por ir derrotado cuando en la pantalla de la computadora emerge de los muertos una ventana tanto o más chota que la anterior diciendo: ACTION SUCCESSFULL!

La impresora se reinició. Pruebo imprimir por USB. Funciona! Vuelvo a respirar. La conecto por cable de red. La IP que le configuro está en la tabla ARP. Tiene ping? Si. La intento agregar… FUNCIONA! Trato de acceder a la interfaz web… PUEDO! Prueba de fuego: imprimir por red. Configuro la máquina de la tipa, que era la que estaba más lejos. Manda a imprimir… unos segundos, la tensión se cortaba con machete… sale la impresión! La cara de la tipa fue impagable, a tal punto que me dijo:

-Si no estuviera casada, te proponía matrimonio ahora mismo!
-No es necesario, mi cachet te va a salir más barato.

Volví a mi casa como si hubiera vuelto de la guerra. Solo para encontrarme con mi novia ya en bata diciendome “¿tanto ibas a tardar para configurar una impresora?”

Éste es artículo que se básicamente nació a partir de un maravilloso comentario de Nicolás que maravilloso comentario que ilustra a la perfección los desafíos a los que se enfrenta un técnico informático y las veces que esas ansias de “hacer lo que nos gusta” y las ganas de solucionar un problema son más fuertes que cualquier cosa.

19 Comentarios

  1. Jaja brillante! No tengo ni puta idea de ese lenguaje impresoril pero el relato es muy bueno, me imagino todas las instancias.

  2. Las impresoras son un mundo, una misma impresora en dos máquinas idénticas puede funcionar como se le pegue la gana, no soy experto, y aquí en el trabajo las impresoras nuevas de las que sí están hechas para la oficina (según) diario dan algún problema de desconexión que rompe las pelotas, hace algunos años teníamos una laser HP del año del caldo que en la vida molesto, salvo por cambiar el tóner, esas eran de acero, no como hoy en dia, creo que depende de la suerte que uno tenga…

  3. No hay periférico mas desagradable, por ser educado, para configurar que una impresora.

    Las peores son con conexión WiFi y le siguen las por Ethernet. Los drivers son un desastre y tienen muy poco feedback como para saber lo que está haciendo durante la instalación. Viva la oficina sin papeles.

  4. Excelente anécdota! Tengo 20 años de técnico de IT, y jamás le clavé un firmware a una impresora, pero me sentí muy identificado con el momento, es tal cual lo describis, cuando te importa mas el desafío q el problema en si. Ah y también se lo q es llegar y querer explicarle a tu pareja q estuviste 5 horas configurando una impresora….

  5. Me sentí muy identificado, en realidad en el 90% de los post me siento personificado. Paso a contarles una historia personal casi similar.
    Cierta vez una clienta (arquitecta) me llama para que le configure la impresora en una notebook nueva que tenia, llego veo que la impresora era wifi y que siempre la usaron por usb y tenían 3 maquinas conectadas en red, pero que cada vez que querían imprimir mandaban el archivo por mail a la otra maquina y lo imprimían…Veo esto y le digo mira hay una forma mejor de hacer las cosas y mas rápida conecto la impresora a la red y podrás imprimir de cualquier dispositivo conectado a la red, sin tener que hacer el mamarracho de mandar por mail los archivos, le brillaron los ojos como si le estuviera dando la cura a una enfermedad terminal.
    Me arremango( diría el admin) y me pongo manos a la obra, configuro la impresora perfectamente la engancho al wifi y… bueno el primer problema no enganchaba la clave del wifi la impresora, la única forma de enlazarla era dejandole el wifi sin clave, porque cualquier tipo de encriptacion no la tomaba. Viejo lobo quien escribe sabe que hay ciertos dispositivos que no enganchan en ciertos tipos de protocolos seguridad wifi sea WPA, WPA2,WPA PERSONAL etc. Llegue a la conclusión que el problema era la placa wifi de la impresora y obviamente lo era había algo en el firmware de la placa que no funcionaba bien con los protocolos de seguridad del wifi, Muy ducho en el tema de firmware entro a la pagina oficial de la impresora veo las opciones había un trillon de firmwares todos para este modelo, busco el ultimo y procedo a actualizar.
    Actualización finalizada correctamente procedo a conectar el wifi con la clave se engancha perfectamente, ya me relamía la victoria… mando a imprimir y nada… me marcaba como que no tenia toner una luz naranja, le pregunto si tiene tonert? me dice que no, que le quedaba poco y seguramente ya no tenia. En mis adentros pensé perfecto laburo terminado, me retiro le digo que compre toner y la pruebe que ya estaba en red y podia imprimir de cualquier dispositivo tranquilamente.
    Al otro día… me llama a la tarde que tenia toner nuevo y que le seguía indicando que le faltaba. le pregunte si el toner era alternativo me dice que si, le pregunte siempre usaste alternativo y me responde siempre. Ya sabia cual era el problema….obviamente la actualización de firm hizo que no reconozca mas los toner alternativos… La paso a buscar y empiezo a investigar como hacer un downgrade y era un quilombo de la san put* , o bien tenia que comprar un firmware liberado etc etc….. Se la paso a un amigo que hace impresora y obviamente me dice hay que cambiar la placa si consigo una de descarte le ponemos la tuvo como 3 meses y nada, me la devuelve nunca conseguimos la placa y mi cliente ya tampoco le calentaba mucho.. quedo guardada 2 años en casa… Hasta que hace un par de semanas agarre mi programador de eprom, le pedí prestada a mi prima la impresora de ella que era la misma y la tiene hace mil años andando con toner alternativo. Le desolde el chip del firmware le hice una copia y acto seguido le subí a la impresora de mi clienta que estaba archivada…. Empezó a funcionar perfectamente con el toner que tenia y la configure con el wifi y tomaba cualquier tipo de encriptacion… Si ya se pasaron 2 años… pero anda… no me rendí y ahora la hable a mi clienta y le dije que ya estaba lista jajaja en estos días se la devuelvo.

    • Magnífico! Es para libros de relatos de técnicos, en el pueblo donde vivo muchas veces es más barato comprar una nueva que hacer traer los respuestos , pero le damos lucha tb , saludos

  6. Me pasó similar con una Samsung (ahora devenida en HP)… Lo peor de todo es que el firmware se carga con un comando, pero los genios te dicen que arrastres la imágen sobre dicho ejecutable (en Windows) y nunca ves el error porque la terminal se cierra al toque. El problema es que la impresora debía ser encendida en modo recovery para poder flashearla, pero claro… no lo decía en el instructivo… ni en ningún lado

  7. Nachopro era una samsung ml2165w esta de la historia, jajaja.

    Si tenes un programador de eprom te paso el firmware y sale con fritas (si es que tenes un programador).

  8. Tema Printers! Es una área de soporte invariablemente hija de puta.
    Perdón por la palabra, pero es que no se merece otra… y las cosas como son.
    Vamos, que no estoy insultando a nadie; solo al universo de las impresoras.

    Parece una sonsera, pero siendo bien declarativo:

    Administrar diversos modelos de impresora: laser, tinta, matriz de punto, multifunción, etc.

    Logística de insumos: toner, fusor, kits, depósito de toner residual, ganchitos, papel, etc.
    Todo tiene que llevar a una correcta planificación de los tiempos entre el toner remanente y el tiempo estimado de reposición con su umbral de decisión).

    Firmware: la falta de capacidad de los fabricantes de diseñar algo simple de upgrade y rollback en caso de falla.

    Mantenimiento preventivo: Revisión lógica y física de cada impresora.

    Fax: tremendo vomipurgante este medio de comunicación. Es tanto o más obsoleto que la mente de los que abogan por seguir usándolo.

    Drivers: En el caso de HP, universalizaron un conjunto bien acotado de drivers que mágicamente soportan cualquier impresora de su marca.
    Suena bárbaro, resuelve un bache gigante de soporte improductivo, pero la realidad es que en la práctica funciona como un hermafrodita: tiene un poco de todo y a la vez, todo es insuficiente.

    Software de Gestión: fallas groseras en las notificaciones de alertas, en mantener un sync perfecto con todas las impresoras, fallas quizá compartidas en el diálogo con Microsoft y el servicio de spooler.

    Por suerte poco a poco va desapareciendo la idea de imprimir documentos tales como “la presentación entera en PowerPoint” usando todos los colores habidos y por haber, carillas con fondos negros, despilfarrando toner a lo bestia.
    Se ha mejorado la posibilidad de facilitar un mecanismo de autenticación vía RFID o NFC e imprimir solo lo que efectivamente confirmás en la impresora, forzándote a ir a buscar el trabajo y controlar lo que imprimís. Aunque, también tiene sus errores e inestabilidad.

    Factores colaborativos: se requiere estrictamente estar codo a codo con el área de networking y seguridad, y ésto suele ser traumático en esa gestión compartida.

    Es todo un capítulo aparte. En efecto, me atrevo a decir que debe haber un puñado de tésis sobre el tema “impresión” en distintas facultades de exactas.

    No hay técnico que conozca que haya salido con más de 70% de oxígeno en sangre después de tener un rol de gestión en esta área.

    Por cierto, el remate del artículo es desopilante. Gracias por sacarme una carcajada.

  9. El tema es que seguramente lo que le cobraste por esas cinco o cuatro horas no es nada.

    Hace años que trabajo como técnico It (unos 15) y por las impresoras maldigo el día que agarre una pc.

    Hace un tiempo me estoy capacitando como administrativo y en búsqueda laboral sería.

    Jamás creci por acomodamientos y por jefes que no sirven, soy autónomo ya desde hace cinco años, pero me canso el “no puedo trabajar por este error de excel” etc etc

  10. Que orgullo que mi pesadilla haya devenido en un artículo con actuación estelar

    Lo bueno de toda esta situación es que a pesar del tiempo invertido (y como dijo Eduardo en el comentario de arriba, tampoco pude cobrar mucho por esas 5 horas), quedé como el héroe que trajo a la vida la impresora y la dueña del estudio me trajo de todo para que le arregle (hasta me pregunto si arreglaba microondas, pero aunque tenga display, botones y parezca un monitor, no es mi metié :D)

  11. Me senti identificado. No solo por la inpresora sino por estas cosas raras que tiene la informatica en general. Tema aparte. Mi gran interrogante es como estando en el 2018 (casi 40 años de la era PC) es aun casi imposible cancelar un trabajo de impresion. Una vez mandado fuiste. Que pones cancelar en la impresora (nada) vas a la pc y cancelas (nada), volves a la impresora a cancelar. Finalmente en todos lados dice eliminando y se queda asi. Mientras siguen saliendo hojas. Abris la bandeja, deja de imprimir pero el trabajo colgado ahi. Apagas la impresora. Vuelve a prender y sigue largando el trabajo. (a lo sumo codigos ASCII a lo Matrix). Y empezar toda la rutina de vuelta. Y efectivamente en algun momento se cancela/elimina el trabajo. Esto se multiplica exponencialmente en red. Cuando todos los usuarios vienen a ver que pasa y a probar su metodo preguntando y lo miooooooo.
    Uff me desahogue.

  12. Porque todos los dioses del olimpo y el valhalla se juntaron a comer un asado para cagarse de risa de mí. Nueva colaboración para mi antología de expresiones contdundentes

  13. Me siento como cuando leia los articulos de un blog llamado alt tab.
    Maravilloso relato.
    En mi Laburo nos paso que en todo el edificio todas las impresoras de una marca que se podria traducir como “hermano” , no respondian a las impresones, estamos hablando de un edificio de 12 pisos y 4 prn por piso.
    Caos total, haciamos ping y se perdian, a veces respondian, mandabas a imprimir y salia despues de 20 minutos.
    Llegue a tal punto en que pense en actualizar todos los firmware del edificio, por suerte justo tuve un examen y falte ese dia, entre tanto tire y afloje el area de redes decidio investigar (ya que segun ellos estaba todo bien).
    resulto ser un switch mal conectado haciendo desastres, seguramente una mezcla de loop con vaya a saber que.
    De lo contrario si no era eso, firmware para todos y todas.

  14. Es lo que llamo Ley ChaveLa: No importa el estado de la impresora, ni el de sus consumibles, no vas a poder imprimir cuando más lo necesitas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here