Hace unos días Kotaku saco una nota bastante interesante que contaba lo adelantado que estaba el emulador de Nintendo switch, a un nivel donde el Metroid Dread al salir era completamente emulable sin problemas al día 1 en 4k, algo que se podría considerar tanto un éxito como un lujo.

La internet reacciono… volviéndose loca.

Que emular es piratear, que nadie va a comprar el nuevo Metroid si lo puede conseguir y emular gratis, que la prensa »especializada» está fomentando robarle a los artistas con tal de un par de clics, y cientos de argumentos que suman más al humor que lo que fomentan al debate.

Si hay algo que es increíblemente fácil en el mundo digital, es copiar algo

En los métodos analógicos, donde realizar una copia digna requiere o de tener buena letra, o de tener buen equipamiento sonoro, o buenas cintas, o etc, copiar algo analalógicamente tuvo, tiene y siempre tendrá una puerta de entrada grande y difícil de saltar.

El mundo digital, donde lo único trascendental es que donde diga 1 siga diciendo 1 y donde no lo diga siga sin decirlo, es muy fácil copiarlo y hacerlo perdurar, viendo que toda la electrónica que usamos hace mas de medio siglo es absolutamente binaria.

Si bien, podemos estar debatiendo horas, acerca si el vinilo suena mejor que el cd, pero si hay algo que es imposible de debatir, es que el cd es inmensamente más fácil de copiar y mantener en prístinas condiciones que un vinilo, por lo menos de la mano del consumidor común.

Pero… ¿Cómo se te ocurre copiar un archivo cuando ese archivo tiene copyright?

Hay muy buenas razones por las cuales una obra posee copyright, en un principio para hacer justo el nivel de juego entre las partes, o sea, seria irreal ver a Sony sacando un exclusivo de PS5 con Mario Bros de protagonista, y en general, de no existir el copyright no habría freno alguno a que estas mega corporaciones se roben entre sí, o peor aún, a pequeños desarrolladores. Lo mismo pasa con las patentes, de no existir, nada prevendría que una empresa le robe los inventos a la otra.

La única y gran diferencia es que las patentes duran con suerte un par de décadas, mientras que el copyright a más pasa el tiempo parece durar siglos. Hoy estamos en números tan irreales en años, que poner una imagen de una película o un juego del siglo pasado en Tecnovortex podría ser considerado ilegal por los más acérrimos legalistas.

El copyright se fue completamente de control y el consumidor poco y nada puede hacer para combatirlo, más que ignorarlo por completo.

¿Así que una corporación o tu gobierno no quiere que tengas acceso a un archivo? Una lastima, dirán los legalistas.

Piratear no es robar

Robar es cuando alguien hace uso de algo que podría ser de otro.

Si tengo un auto y me lo roban, paso a no tener un auto y a no poder usarlo, (el que me lo robo probablemente tampoco ya que seguro lo llevo a un desarmadero), se entiende que toda víctima de robo tiene siempre como atributo ser alguien que le falta algo que tenia antes de ser robado.

Esto no podría ser más dispar en el mundo binario, donde nadie pierde nada por copiar un archivo, nada se degrada por generar una copia, el único resultado de una copia son dos copias.

Copiar siempre fue sagrado

El copiar textos, fue durante milenios un ritual sagrado, un viaje del pasado al futuro, donde usualmente vírgenes de siglos de antaño, que poco veían la luz u otras personas, dedicaban su vida a la lectura, el estudio, la copia y la traducción de textos para su posterioridad.

Hoy careceríamos de todas las obras de antaño, si algún pirata pasado no las hubiera copiado y pirateado, sin el permiso de nadie, sin otro objetivo que el que sobreviva la cultura al paso del tiempo.

Hoy, estos viejos escolares son considerados héroes en la mayoría de las sociedades que celebran la cultura, ya sea desde su importancia como reliquiarios, como también como unos conectores entre nuestros antepasados y los que probablemente vendrán.

Copiar es la única herramienta que tenemos aquellos que consideramos que el pasado no debe perderse. Que de ser por «Los creadores del cine» el 90% de las obras antiguas se perdieron en la desidia.

Me da pánico pensar cuanto de lo que hemos creado se ha perdido, no por ignorancia, o por incapacidad, sino únicamente por la desidia y la avaricia de unos pocos.

Lo único que somos como sociedad aparte de 8 mil millones de monos, son nuestras creaciones. El hecho de crear nos parece tan trascendental al ser humano, que por mucho tiempo medimos la inteligencia de otras especies en base a su capacidad de crear, ya sea nidos, herramientas, lenguajes, o sistemas sociales.

No existe crear sin copiar. No existe el artista aislado de la sociedad

El arte es lo que usamos como sociedad cuando le tratamos de dar un valor extra a nuestra presencia, una conexión entre pasado presente y futuro, una idea de que hace rato estamos, y que debemos seguir estando.

No existe héroe que no se inspire en Gilgamesh, ni tragedia que los griegos no hayan codificado, como al igual que el humor y la comedia nos persigue desde antes que la rueda y el comercio.

Me es imposible hablar del hombre moderno sin cultura. Y me parece un asedio a nuestra integridad como pueblo, el limitar quien puede y quien no consumir una obra cultural, ya sea por cuestiones de idioma, como por cuestiones políticas y de censura, como también por cuestiones económicas o de clase social.

El limitar la copia va completamente en contra de como creo que llegamos hasta acá como sociedad. Copiando cada cosa que vimos, regurgitándola hasta perfeccionarla, reinventándola hasta tornarla trascendental.

EL hecho de que venga un gobierno o una corporación a decirme que es ilegal que tenga acceso a una obra me parece grotesco, pero que existan individuos que vengan a defender esa visión proteccionista me parece pornográfico.

Pero Pero Pero… ¿Puede alguien pensar en los desarrolladores?

Ok, este es el momento de sacar las credenciales.

Me da inmenso orgullo en ser el primer (y por ahora único) escritor de Tecnovortex en ser pirateado.

Hace un par de meses lance uno de mis juegos por Steam (Cyber Defense) , el cual vendió relativamente bien, pero más raro aun, se pirateo el primer día que salió. Increíble, un Bot en china (de todos los lados) me compro el juego al minuto de salir, con metadata y todo para luego subirlo todo a una web con el torrent de la mano.

Obvio que al ser un indie, poco y nada de atención me genera el incluir o armar un DRM. Probablemente costándome más cabeza que el capital potencial a ganar. Enterarme fue muy fácil, con solo buscar el nombre en la Piratebay, me encontré ahí, con mi juego en mano (e increíblemente no le habían metido nada raro), con una sensación de haber trascendido el tiempo y el espacio.

Mi tiempo en este plano es limitado, y probablemente el de Steam también, si fuera por método y valor propio me es imposible garantizar que mis juegos estén accesible de acá a 100 años después. Puedo quizá yo darle un valor trascendental a que sea accesible, pero nada te garantiza que nuestros hijos o nietos tengan la misma visión, o el empeño. Quizá los juegos en 50 o 100 años no son más que una chispa cultural en un mundo que los dejo en el olvido, como lo fueron muchas otras artes.

Pero acá me veo, reflejado en un archivo, en una copia, en un sistema automático cuyo único objetivo es copiar todo lo que sale en Steam, donde vendrá otro sistema automático a copiar todo lo que este copio, y en lo que es un ciclo (dios quiera infinito), dejar que sean los piratas los que garanticen ese infinito acceso.

Porque aquí está la ironía, tienta mucho más mantener archivos y torrents de juegos que salieron en Steam, que juegos que fueron publicados gratuitos por motus propio en la web de un desarrollador.

Se que si un indie dev que me gusta saca un juego así al voleo en forma de archivo zip, hay altísimas probabilidades que en 10 años encontrarlo no me sea difícil, sino imposible.

Mi nombre y mi persona será olvidada, pero, ahí estaré, en la descripción de un torrent, tanto como desarrollador como publicador, en caso de que Steam se prenda fuego, o una guerra mundial, se bien que mi nombre quedara en manos de los piratas, para perdurar eternamente, como un pixel en una inmensa foto que es la cultura de los videojuegos, esperando a ser descubierto probablemente por otro virgen que poco ve la luz del día u otras personas, donde su merito personal sea copiarlo, por más de que el juego le parezca horrible, con el único objetivo de hacerlo perdurar un par de años más.

Larga vida a estos hombres, larga vida a la cultura que perdura y a quienes la hacen perdurar

No confundan, ni se crean que estas empresas son amigos, o deben ser defendidas, la integridad nada les interesa si no pueden capitalizarla. Así vemos obras maestras verse degradadas a lo largo del tiempo, como las nuevas versiones del GTA San Andreas que tienen su banda sonora reducida. Y créanme que en cada reversión se va a ver más reducida, porque poca plata hay para hacer para la corporación que posee derechos sobre la música, y la corporación que posee derechos sobre el juego, a ninguna de estas dos le interesa en absoluto la integridad de las obras, ni tampoco la perduración de la cultura. Ejemplos como esto sobran, como Nintendo en vez de tener una tienda unificada, te vende el mismo juego retro de super Nintendo en la Wii, en la Wii U y en la Switch como si derechos suficientes no poseías ya al comprarlo por una vez.

Steam, viene a ser un rayo de luz en un manto de plena oscuridad, donde casi podes garantizarte que el juego que compraste hoy, de Steam seguir viva como empresa, vas a seguir pidiendo acceder con la misma comodidad como la que haces hoy, sin tener que darle un centavo más. Me es muy difícil piratear un juego cuando puedo comprarlo y saber que probablemente pueda tener acceso irrestricto, independiente de que computadora use para jugar. Es por esto que el ecosistema de computadora como consumidor me atrae mucho más, se que me compre la que me compre siempre voy a tener acceso a mis 400 juegos, y se que si se rompe por que el desarrollador la cago y uso tecnologías que 10 años después se rompen, muy probablemente venga uno en Internet a darme una mano para poder volver a jugarlo.

Steam le gano a la pirateria y Netflix lo intento

Steam tiene una política muy interesante con la piratería en general, es un tema de precios y de servicios. En cualquier lado del mundo que estas, podes conseguir un juego a un precio coherente y divertirte de manera irrestricta, siendo el único compromiso real con el sistema, el de instalar la plataforma y hacer click en instalar.

0 problemas, 0 conflictos, y si Tenes suerte tu save game también si el desarrollador lo permitió.

La piratería en PC… ya no es lo que era antes. Pero por que Steam se volvió tanto accesible como cómodo. Ni hablar que siempre que se involucra alguna dinámica anti pirata, los únicos que pierden son los jugadores que pagaron.

Pero. La realidad ni es que Steam le gano a la piratería ni que Netflix perdió contra la piratería, porque no existe ganarle a la piratería. Porque no perder nada cuando te piratean. Nadie te está sacando nada, nadie le está privando del juego a quien compro.

Obvio que siempre están aquellos puristas que extrapolan en falacias brillantes de la índole de ‘si todos pirateáramos no habría industria de entretenimiento’, lo cual es verdadero, pero lo verdadero no le quita lo falaz.

Vivimos en un mundo consumista, donde no hay mayor orgullo a la persona común que mostrar sus consumos, ya sea en fotos de restaurantes, viajes o autos. El hombre común encuentra una relación trascendental con su consumo, se siente parte de consumir, y este consumo lo habilita a un aspecto inalcanzable que ahora increíblemente alcanzable está.

Todos tenemos esto, esta relación acérrima con todo lo que consumimos, desde juegos a series a todo tipo de elemento que nos intercambien por dinero, tenemos esta necesidad siempre de justificarnos, a nosotros, o en el peor de los casos, a otros, de nuestro consumo.

Usualmente lo llamamos pasión

Tecnovortex es un weblog apasionado por la tecnología y la informática, porque quién les escribe y probablemente quienes nos leen no solo le gusta consumir electrónica e informática, sino que se deben sentir en algún porcentaje de su persona, identificados con su computadora, sus juegos, sus programas o sus gadgets, a un punto de llamarlo un hobby y leerse un tabloide.

Nos cansamos en Tecnovortex, ya sea en nuestras cuentas personales, como en diversas notas, de oponernos a esta versión extrema de la pasión llamada fanatismo. Pero es esta pasión también, cuando está bien medida y razonada, la que lleva a que estemos escribiéndonos y leyéndonos al día de hoy.

Es irreal, en un mundo tan pasional con su cultura el reducir el acceso

No tolero a ningún purista decirme que música o no se debe escuchar, ni tampoco a ningún racista decirme que cultura es de qué color, ni tampoco ningún clasista que venga a decirme que clases sociales deben tener acceso y cuáles no.

Se bien que la equidad es un sueño irreal a la hora de hablar de problemas materiales como la comida, la salud, la vivienda, la familia y las oportunidades en general.

Pero en un universo digital, donde es tan pero tan pero tan fácil el poder garantizar el libre acceso a la cultura, el arte y el conocimiento, tanto a nivel tecnológico como logístico, que me da vergüenza verlos defender a aquellos que encuentran buenos motivos para generar una elite de consumo.

Si todos piratearan el juego, si seguro, sería imposible vender juegos, pero ver videos en Youtube es gratis, y con un par de publicidades y un Patreon, los buenos youtubers no solo se mantienen si no que fabrican carreras inmensas. Mecanismos de capitalización del arte y la cultura sobran. Y hay una gran importancia en garantizar que los artistas sigan produciendo, pero en criterio personal, es aún más importante trabajar en que nada de lo que se produjo se pierda, o se vuelva inaccesible a un porcentaje de la sociedad. Se vendrá quizá un cambio en la dinámica de mercado, o creo yo, que la gente va a seguir comprando y consumiendo, porque genera un gusto extra el dar plata por un producto que disfrutamos, el invertir y decir y saber que fue una buena compra. Mientras el precio sea justo, y la logística sea clara y transparente, los juegos se van a seguir vendiendo. Perdimos los juegos usados en el camino, pero de la mano de Steam y de Windows, con este sistema a distancia podemos acceder a toda nuestra colección con muy muy poco. Y dentro de poco ni Windows va a ser necesario si Linux y Proton siguen fomentando este camino de Linux Pro Gamer.

Reducir el acceso es elitismo

Siempre me va a parecer clasista y elitista el argumento anti piratería. El único resultado de coartar a la piratería es negarle el acceso a quien no puede pagarlo. Es un acto de justicia cuyo único resultado es el excluir al pobre de la cultura de los ricos.

Sus argumentos, por más validos que sean, pesan. Apestan de clasismo. Y jamás me quitare el asco al leerlos, por más que posean todo el valor de la lógica y el razonamiento.

Porque el único resultado, es que el pobre no acceda.

Que entiendo en planos »polémicos» como salud, educación, comida, planes y demás cosas que ocupan un rol fundamental en el presupuesto nacional, que exista esta división tristemente ineludible entre quienes acceden y quienes no.

Pero chicos… en un universo digital. Donde el único resultado de copiar uno es que hayan dos, oponerse a la copia, oponerse a la divulgación, oponerse a la universalización de la cultura, es simple y llanamente elitista.

Y te la re entiendo que una corporación sea elitista, total, ocupan el rol de élite en nuestra sociedad. Pero para todo aquel que es una persona común, de atacar la copia, no hacen más que escupir para arriba y darle más poder al poderoso.

Que otros tengan acceso a lo mismo que vos, no te quita tu acceso

Y créeme que si una empresa de entretenimiento se funde, es mucho más por malas decisiones (que sobran), que por la piratería.

Después de todo el GTA V es uno de los juegos más pirateados de la historia y ahí lo tenés, recuperando su inversión en semanas, y quedando en los libros como el único juego que salió tanto en la PS3, PS4 y PS5 y me la juego que saldrá en PS6.

El mundo del entretenimiento sueña con ser una pieza fundacional de la identidad de nuestra sociedad, pero jamás debemos permitir que el acceso de una pieza fundacional de nuestra identidad termine en manos de aquellos cuyo único objetivo son ganancias. Hoy estamos en un intermedio, donde nuestra cultura popular proviene casi exclusivamente de estas corporaciones, pero aún tenemos herramientas para poder garantizar que todo aquel que quiera ser parte lo sea.

Aun si esta lucha por masificar el acceso a la cultura no te interesa, hace el favor de no ser un payaso y oponerte a que otros en peores condiciones que vos puedan consumir. Nunca sabes cuando podes ser vos el que quede afuera.

15 COMENTARIOS

  1. Hacia rato que no le dedicaba un comentario a este maravilloso blog. Pero en este articulo, no podía dejarlo pasar.

    Coincido al 100%, es gracias a la copia ilegal que hoy en día están disponibles digitalizados en internet muchísimos contenidos audiovisuales que de otro modo hubiesen quedado olvidados. Casos hay millones, a nivel nacional (ARG) sin ir mas lejos esta el caso del pibe que grabo cientos de casettes con programación del difunto canal «Magic kids» en su época y ahora de grande tiene una pagina de Facebook donde cada tanto compagina una programación con el material que tiene y transmite 24hs de un canal que te remonta a la infancia (perdón centenials).

    Mira que yo soy lo mas pro-mercado que hay, pero en materia de propiedad intelectual y derechos audiovisuales, considero que estos deberían no superar un máximo de entre 20-50 años según el caso. Para que pasado ese tiempo, perdure el legado cultural en base a sus fanáticos y productos nuevos hechos por los mismos fans.

  2. Excelente Articulo!

    Siempre voy a decir lo mismo, no me jode para nada la batalla a la pireteria, siempre y cuando me den una opcion igual o mas practica para consumir el servicio legalmente y pagando (caso spotify y steam). Ademas me gusta pagar cuando algo es bueno.
    Mientras no den una opcion igual de comoda no me jode en lo mas minimo piratear a pleno peliculas, series y libros.

  3. Yo directamente considero que sin piratería no habría cultura. En la facultad fotocopiamos CIENTOS de libros (sino miles) que llevan la leyenda de «prohibido fotocopiar», costando de este modo decenas de veces menos su precio real.

    Sin pirataría no podríamos estudiar, leer, aprender, escuchar nueva música, ver arte pictórico, cine, series, TODO lo que se les ocurra.

    Sin piratería caeríamos en el clásico «no tiene cultura, solo conoce las series pedorras de la tele, o los temas de moda vacios de la radio»…

    Todo acto de consumo de cultura es pirata, y es lo que nos mantiene dentro y no fuera del círculo cultural. Porque, si: hasta prestar un CD o libro es infringir el derecho de autor, ya que llevan la leyenda de que no pueden prestarse sin debida autorización de su sello discográfico o editorial.

  4. Aplausos para Agustín por su nota… En especial por recordar a los monjes copistas y por equipararlos con The Pirate Bay, ese último argumento en especial se demostrará irrebatible con el tiempo.

    Doy un ejemplo en la práctica de donde vengo, que es la del periodismo. He escrito muchas notas para revistas de papel que no están en la red, porque las revistas por una lógica comercial no suelen replicar sus notas allí. Pero a la semana o al mes, la revista sale de circulación y la única manera de acceder a ese texto va a ser ir a la editorial o, con suerte, a una biblioteca a buscar ese número. Mientras que una nota sobre el mismo tema escrita directamente para la red -a menudo más pobre en producción que la otra- tiene grandes chances de persistir por siempre. Me ha pasado con notas que me rompí el orto escribiendo y que lamento hoy sean inaccesibles. Lo seguirán siendo a no ser que esa revista, después de cerrar definitivamente, sea rescatada por algún archivo digital, como han hecho con Expreso Imaginario por ejemplo. Pero incluso para que eso ocurra pueden pasar años, décadas. Es decir, vamos hacia una escisión entre una cultura para pobres, democrática y digital, pero perenne, y otra para ricos consistente en incunables perecederos, como el papel o el vinilo, a menudo con mayor valor, pero finitos. Y vamos a sacrificar esa cultura de mayor valor -al menos de mayor valor de producción- para satisfacer el afán de lucro de gente que a menudo no son sus productores, sino sus herederos o directamente corporaciones que compraron en paquete esas producciones. Por no hablalr de todo lo que es dejado de lado y se pierde, por ejemplo cada vez que un canal de televisión deja latas y cassettes viejos en un volquete para que se lo lleven con la basura.

    En fin, es criminal esto y los poderes tienen que comprenderlo. Gracias por tu nota.

  5. Estoy de acuerdo con muchas cosas del texto, pero no comparto los fundamentos de por que la piratería no puede considerarse un robo.
    Con los mismos fundamentos (y salvando distancias) el robo de identidad no debería penarse, porque la identidad sigue siendo de su dueño. Por mas que uno se haga pasar por el…
    Al margen de eso, tampoco voy a defender a las mismas empresas que después te sacan un juego o producto completamente deficiente, te vende mejoras o DLC el mismo día que el juego sale a la venta, te obliga a actualizarte porque dejan el soporte de lado, la maldita obsolescencia programada, entre otras practicas que realmente hacen mucho daño.
    Tampoco estoy de acuerdo con el precio que tienen algunas cosas, y ahí es en donde tanto Steam como Netflix, y sumo a Spotify, facilitaron las cuestiones. Dudo que su objetivo haya sido combatir la piratería, sino simplemente instalar un modelo de negocio.
    No estoy en contra de la piratería ni mucho menos, seria irónico de mi parte hacerlo, pero hay que ser consciente que se trata de un delito.

    • El caso del robo de identidad no me parece comparable al de una copia.

      Si yo armo mi persona en base a escribir articulos de calidad, y viene otro a llamarse igual y escribe basura, yo salgo perdiendo de ese robo de identidad al perder control de la marca.

      Y si deberia ser penado. No considero que el copyrigth este mal en todos sus ambitos, que un loco en merlo se haga pasar por disney y arme un parque de diversiones que se caiga a pedazos me parece una locura tambien. Hablo de la incoherencia que tiene el copyrigth a la hora de hablar fundamentalmente de copias. Y como esta copia ilegal, es literal la que termina trasendiendo al tiempo e historia. Hoy si queres ver la version de starwars original asi como salio, no podes, solo tenes acceso legal a las versiones re editadas. Dale a esto 50 años mas, y nada te puede garantizar que las corporaciones del entretenimiento mantengan algun interes en la integridad en general. Por que hoy no lo hacen, y mañana tampoco lo haran. Increiblemente al unico que le termino interesando la integridad fue al pirata. y al coleccionista que paga miles de dolares por un chip en un cartucho.

  6. ¿Quién no lo ha hecho de alguna u otra manera? Coincido plenamente con el artículo. Siendo un fan de la saga Metroid como se mencionó al inicio del artículo creo que muchos nos molestamos con Kotaku porque después de 19 años Nintendo le dió una importancia y respeto a una saga que se lo merece sin ser Mario o Zelda y que un medio «especializado» haga esas menciones «pirata» no deja de ser también un sabor agridulce. Yo compraré mi Metroid para Switch, pero de seguro bajaré el ROM para jugarlo en algún futuro cuando palme mi consola…

    Las leyes y normas de Copyright deben ser re adaptadas con mayor frecuencia, pero es obvio que la ley siempre va detrás de los cambios…

  7. Me parece totalmente acertado tu punto de vista, es mas para agregar algo que me parece que ocurre, las multinacionales al principio combratina la piratería, ya sea Office, o AutoCAD por caso que es lo que utilizo, pero después se dieron cuenta que eso les permitió que todo el mundo utilizara sus herramientas, lo que permitió dominar el mercado, al día de hoy, estos desarroladores bajaron los precios de sus productos, y hoy que soy ya un pibe bien grande no tengo problema en pagar sus licencias, me imagino que la gente que recién empieza los sigue pirateando, pero en la Facultad les dejan usar estas herramientas en forma casi libre, por que estan creando usuarios que al dia de mañana, algunos, no todos pagaran por sus servicios.

    Vos haces un comentario acertado cuando colocas, que Netflix casi mata el concepto de piratear pelis y series, y esos servicoos hoy son re baratos para la gran mayoría, y ya es muy dificl, encontrar las series y los subtitulos, para ver de forma alternativa. Es mas, en este momento Netflix es el mas caro de todos los servicios, hoy hay algunos que tienen el valor de una cerveza, de lo accesible que resultan, por lo tanto, permite masificar a casi toda la población su acceso.

  8. Totalmente de acuerdo, en casa tengo cuenta de Netflix y de Disney +, tengo cuenta de steam, pero eso no me limita a que si quiero ver el estreno de turno que no este en esas plataformas y no quiero ir a regalarle el dinero a la dulcería del cine, me meta a alguna de las tantas paginas de películas y me la chute en la comodidad de mi pc, o que mataría por poder tener el dinero para una Switch y por mas que quiero no llega el dinero o el ahorro para hacerme con una y toca tirar de emulador, que de otra forma esos juegos que tan buenos momentos me han dado no podría disfrutarlos.

    Así que para terminar, la piratería ni te da ni te quita, sino todo lo contrario, que dios tenga en su santa gloria a estos grandes hombres que hacen posible disfrutar cosas que muchos aunque quisiéramos no podríamos.

  9. Todos hemos estado en contacto con la piratería desde muy temprana edad. En mayor o menor medida, pero de seguro todos. ¿Quien no tenía libros fotocopiados para estudiar? McGraw Hill no se fundió. ¿Quien tenía el dinero para comprar el software original para estudiar? Pascal, Fortran, Cobol, Visual Basic… Nadie.

    Como puso Emmanuel, yo tengo Netflix, Amazon Prime y Disney+ además del pack HD de cable. Todo eso lo pago. Pero una serie/pelicula no está acudo a la web a buscarla.

    Tengo la idea de que bajar algo de la web, lo que sea, si es para «consumo personal», no debería estar mal. Mal sería vender eso que bajé. Estaría lucrando con el esfuerzo de otra persona.

    Además… la comunidad «pirata» (por ponerle un nombre) es muchisimo más abierta a ayudar, con sus infinitos foros, que el soporte oficial en muchas ocasiones.

  10. Hubo varias generaciones en el copyright de software. Desde el «don’t copy that floppy», pasando al «no descargarías un auto». Hoy tenemos un silencio, pero hay algo detrás.
    VMware, Microsoft brindan su software oficialmente, listo para descargar. Hay seriales «filtrados». Se activa todo 100%. No sabemos si están llamando a casa, no sabemos quién filtró esos seriales.

    Si alguien se pone a activar lo anterior detrás de una IP corporativa pueden caerle. También pasa con los arquitectos, ingenieros que usan Autocad. Autodesk está asociado a colegios profesionales.
    El usuario hogareño dejó de ser el objetivo. Alguna vez usará esos programas profesionalmente.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here