Después de unos cuantos kilómetros en todo tipo de superficies, con los más variados autos de carreras de todas las épocas, online y offline, es momento de escribir mis impresiones de Project Cars 2. Pero hacer reviews de simuladores de autos no es tarea fácil, y por eso van a tener dos en lugar de uno. No se preocupen, en esta súper oferta salen los dos al precio de uno y juntos en esta misma nota.

¿Por qué dos reviews?

Es difícil escribir reseñas de simuladores de carreras por una simple razón, son diferentes cosas para diferentes personas. Todo termina dependiendo de qué estás buscando en un simulador. Si estuviésemos hablando de Forza Horizon 3, no habría discusión, está claro que buscás un juego de carreras, arcade, divertido, y en unos cuantos párrafos te voy a decir que es simplemente fantástico. Con los simuladores la cosa no es tan directa, porque podría apostar que si venís del lado de Forza Motorsports o Gran Turismo vas a esperar algo distinto a si venís del lado de rFactor o iRacing.

Empecemos entonces este doble review por algunas cosas que son comunes para los dos públicos.

¿Simulador o simcade?

Un simulador intenta reproducir de manera fiel cómo se comportan decenas distintas de autos en distintos tipos de superficies, las reglas del deporte, el clima y como si fuera poco, lograr una inteligencia artificial que respete todo lo anterior y maneje como un caballero inglés que eventualmente comete errores bajo presión y no como Pastor Maldonado.

Para los puristas, hay tres categorías en los juegos de carreras. Los arcades, los simuladores y los simcades, un punto intermedio entre los dos, que generan todas las discusiones habidas y por haber entre los miembros más quejosos de la comunidad. El primer Project Cars cae para muchos en esta última categoría y como se pueden imaginar las discusiones si esa categorización era correcta o no fue tema de discusión hasta el infinito. Lo primero que les puedo decir es que no me caben dudas que PC2 entra en la categoría simulador, si antes existían esas dudas, todas las mejoras que hicieron deberían eliminarlas por completo.

¿Significa esto que solo los que somos medios enfermos con los sims podemos disfrutar de PC2? Ni de casualidad, y esto es una de las cosas que más destaca a este sim de otros del mercado. Tiene algo para ofrecer para todos, desde los que podemos pasar horas buscando bajar 0,1 segundos al tiempo de una vuelta hasta los que buscan algo más complejo que Gran Turismo o Forza sin dejar de ser un título accesible y entretenido.

Para reforzar este punto les cuento que PC2, a diferencia de los sims más duros, tiene un muy buen y mejorado componente de historia, que te dejará hacer tu carrera a lo largo de diferentes categorías, luchando por obtener promociones. Para los que solo les interese correr y no son muy amigos del progreso de juegos como Gran Turismo, la buena noticia es que todos los circuitos y autos están disponibles desde el minuto cero para que armes las carreras como quieras.

Y sin dudas van a poder armar todo tipo de carreras, porque la variedad de circuitos es fantástica, y la cantidad de autos de distintos tipos es casi eterna. Lo mismo sucede con las disciplinas, porque este nuevo juego supera al anterior en todo sentido, y no se quedó con carreras tradicionales, sino que agregó Rally Cross y óvalos y la posibilidad de modificar el clima en cualquier trazado, permitiéndote hacer cosas locas, como correr en el eterno Nürburgring Nordschleife con nieve, haciendo drifting en todas las incontables curvas del circuito (nadie se pone de acuerdo en cuantas son, pero eso lo dejamos para otro día). Todas estas opciones están al alcance con una interfaz de las más cuidadas del mercado, y permite rápidamente unirte a carreras en línea o crear las combinaciones que se te ocurran en tiempo record.

Como su predecesor, soporta los cascos de realidad virtual del mercado, y un punto más que relevante es la posibilidad de navegar la interfaz íntegramente en realidad virtual, sin necesidad de sacarte el casco y sin usar un mouse, seleccionando todo con la vista. Puede parecer algo menor pero no lo es, y los que corremos en VR con un volante no podríamos estar más agradecidos.

Sus gráficos y efectos visuales siguen siendo un punto muy fuerte, y en PC es por mucho el mejor en este sentido, en las consolas todo indica que Gran Turismo le dará una pelea rueda a rueda.

Después de esta primera vuelta de reconocimiento, sabiendo de qué se trata este juego, llega el momento de separar el review en dos.

Versus Forza y Gran Turismo

Sin buscar entrar en discusiones y sin ser una crítica, sino más bien una descripción, podríamos decir que aunque ambos reyes de las carreras en consolas buscan simular el deporte automotor, es claro que su enfoque está más en un producto entretenido, con sensación de progreso y desbloqueo, que un simulador duro.

Como les explicaba antes, podríamos decir que estos juegos caen más en la categoría de simcade que otra cosa. Les doy un ejemplo simple, ya desde las primeras carreras nos encontramos con una situación que va a repetirse mucho, tenés que salir último en la grilla y llegar entre los primeros puestos para “ganar” y progresar, en un circuito que no conocés, con autos de similar performance, en dos o tres vueltas y sin pedirte que hagas alguna práctica o clasifiques. Frente a una inteligencia artificial no muy inteligente te incentivan a manejar como un loco y hacer todo lo necesario para lograr el objetivo. Con choques garantizados y sin penalidades severas por hacer las cosas de forma poco elegante, te vas a divertir, pero así no son las carreras.

Este enfoque es perfectamente válido, pero a veces, queremos “un poco más”. Project Cars 2 es hoy sin dudas la mejor opción disponible para dar un siguiente paso hacia los simuladores. No solo se toman muy en serio la simulación, sino que se concentran en darte una experiencia desafiante con un buen sentido de progreso, pero realista. Cuando busques hacerte un nombre en la historia singleplayer, vas a necesitar aprenderte los circuitos, conocer el límite de tu auto, estar atento a cambios en las condiciones climáticas y ser competitivo para clasificar en un buen lugar si es que querés sumar buenos puntos en el campeonato para llamar la atención de otras categorías.

Aunque podés cambiar el nivel de dificultad de tus oponentes, básicamente qué tan rápidos son y su nivel de agresividad, vas a encontrarte con otros corredores competentes que no te van a hacer las cosas fáciles. No con trampas o toques continuos, pero con constancia y ataques certeros para lograr pasarte ante la menor oportunidad. La IA no es perfecta, pero es considerablemente mejor que sus dos principales competidores, y te va a desafiar.

Project Cars 2, el simulador

Si hace rato que estás en el mundo de los simuladores más duros, seguramente vas a estar viendo otros detalles que pueden ser secundarios para los que son fieles jugadores de Forza o GT. Si leíste la sección anterior donde comparo a PC2 con esos títulos, te adelanto que mi review con cabeza de simracer no es tan positivo. Esto no es porque PC2 sea un mal producto, sino porque su gran ambición le juega en contra. Va a parecer de locos lo que voy a decir, pero tener tanto contenido colabora con un producto algo heterogéneo, que si bien es infinitamente superior a su predecesor, tiene espacio para mejorar.

Empecemos por lo más importante. Todo lo más relevante se ha mejorado, la sensación de manejo, el force feedback, la inteligencia artificial y la variedad de circuitos y categorías. El problema, y voy a buscar un sinónimo por las veces que voy a tener que repetirlo, es lo heterogéneo del contenido y estas sensaciones.

PC2 parece ir de un extremo a otro. Hay circuitos con un detalle fantástico y trazados escaneados por láser, y otros con poco detalle y diferencias respecto a los reales considerables que si estás acostumbrado a versiones escaneadas te van a volver loco. Si no haces bastantes tweaks, el FFB puede ser ultra detallado o transmitirte poco y nada, incluso entre distintos autos de una misma categoría. La inteligencia artificial en carreras tradicionales es por lo general muy competente, pero en rallycross y óvalos es para el olvido. La performance del juego de día es muy buena, pero de noche o con lluvia sufre bastante.

Y la lista sigue, pero se dan una idea. Yo soy de correr más en tintops, y la variedad y calidad de los GT me enamoró, más si armás carreras de larga duración con varias clases de vehículos y clima variable. Todo esto con un buen comportamiento de la IA te hace disfrutar mucho del juego. No se puede decir lo mismo de todo el resto del contenido, especialmente en cierto tipo de vehículos, como los clásicos, me hicieron empezar a sufrir por la variabilidad de la experiencia.

Un párrafo aparte merece la inteligencia artificial. Como les dije antes, tiene su mejor comportamiento en circuitos tradicionales, y si bien no es perfecta – ninguna lo es – ha mejorado tanto que está a la par con las mejores del mercado, sin llegar a ser la de rFactor 2, que posee hoy la más auténtica. Aunque siempre vamos a encontrar cosas para mejorar en la IA, algo que PC2 debería concentrarse es en el manejo defensivo de los autos que controla el CPU. Simplemente parecen no defenderse, y le quita mucha emoción a las mejores carreras. Como es casi una norma, los autos son bastante lentos en los primeros metros de carrera, pero es tan común en los sims que casi me olvido de mencionarlo.

Los sistemas de penalidades juegan un rol importante en el realismo de una carrera, y aunque no suelen dar problemas, necesitan refinarse un poco, en situaciones límites son erráticas, y pueden arruinarte una carrera. En los óvalos, como sucede con la IA, les falta mejorar considerablemente.

Hablando de situaciones límites, dejé para el final mi mayor crítica, y es que cuando llegas a esos puntos, se notan los peores defectos del juego. Físicamente los autos no se comportan bien en choques de alta velocidad, si es con otro vehículo parece que fueras un acoplado y ellos un karting, si es contra una pared es algo parecido, simplemente la reacción del auto no es la correcta. Algo similar sucede con la IA, cuando está a punto de hacer contacto con vos o con otro auto que ella misma controla, hace movimientos muy bruscos y poco naturales. No son situaciones que se dan en todo momento, todo lo contrario, pero cuando suceden te dejan un mal sabor.

Hoy en día todos sabemos que un software complejo como un simulador recibe varias actualizaciones a lo largo de su vida, y PC2 no será la excepción, ya empezaron a publicar parches para corregir varios bugs y comportamientos de vehículos, y todo indica que la experiencia se irá llevando al nivel de los mejores autos y pistas que el juego es capaz de ofrecer.

Carreras en línea, una gran promesa

Salvo que estés pagando una suscripción de iRacing, no importa el sim, jugar en línea es una lotería. Lo normal es que muchas de las carreras se terminan en la primera curva con choques espectaculares de todo un pelotón. ¿Por qué iRacing no sufre de esto al extremo? Por dos motivos, uno es su enfoque y precio, que hace que tengas mucha gente que mira a este hobby de otra manera y respeta las reglas de una carrera. El otro motivo es su sistema de puntajes, donde miden no solo tus resultados sino la cantidad de choques – seas culpable o no – y tus salidas de pista. Con esa combinación de puntajes, el sistema es capaz de enfrentarte a conductores de tu nivel que por lo general valoran tener una carrera limpia.

PC2 decidió implementar un sistema similar, y aunque está dando sus primeros pasos, por lo que no se puede dar un veredicto final, es una decisión que se aplaude. Si todo sale bien, será uno de los primeros títulos en tener carreras públicas de buen nivel y respeto, algo que fuera de las ligas es un unicornio en los simuladores del mercado.

Independiente de esto, hay que destacar que se encuentra bastante gente en línea y es fácil sumarse a una carrera. La única crítica es que sería bueno mejorar los filtros a la hora de mostrar servidores, hoy aparecen todos, incluso los que están con contraseña, los que ya están en medio de una carrera y los que son de licencias superiores a la tuya.

¿Lo compro o no lo compro?

Por donde lo quieran ver, Project Cars 2 es mejor y más completo que su anterior entrega. Para los acostumbrados a Forza o Gran Turismo que buscan algo más “serio”, es la mejor alternativa del mercado, sin dudas. Los simracers saben que no hay sim perfecto, cada uno tiene sus fortalezas, y PC2 es una buena adición a una librería, con una cantidad de contenido impresionante y con todo lo necesario para ser considerado un sim puro y duro, pero con bastante espacio para mejorar una experiencia que en ocasiones va de extremo a extremo. Cuando funciona bien, está entre los mejores simuladores del mercado, pero necesita algunos parches para que todo su contenido esté al mismo nivel.

4 Comentarios

  1. Lo estoy probando hace 1 semana, esta bueno, tengo un G27 y le modifique el archivo de configuracion del force feedback de Jack Spade !!! zarpado lo que cambia!! el problema que tengo es que mi pc llega medio con lo justo y no lo puedo correr como siempre corri todos los juegos…

    Soy histórico corredor de RFactor y me estoy despegando de a poco porque quiero ver graficos mas nuevos (Rfactor ya parecen de Play 2) en fin me esta gustando.

  2. Solo vengo a felicitar por toda esta info, y a pedir un review del Dirt Rally.

    Lo tengo hace rato, pero aun no pude usarlo…. podras?

    • No voy a dar fechas para no quedar mal después jajaja pero se viene dentro de poco una guía para los juegos de rally, ya está empezada pero faltan unas vueltas de tuerca para que salga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here