Paren el mundo, me quiero bajar
Momentos tachofobicos, ya quiero parar
Segundo por segundo, y las cosas no están
La cuenta regresiva no va a terminar

¿Gente con cascos de VR desde su casa y en calzoncillos hablando con otra gente desde su casa en calzoncillos?

¿Es este es el futuro que queremos? ¿Realmente estamos dispuestos a esta liviandad distópica? Me pregunto y me pregunto, leo y releo, veo vídeos de lo que podríamos hacer con la visión de Mark Zuckerberg – que a esta altura no podemos negar que es un genio y por algo está apostando tan fuerte a esto – y sinceramente no va conmigo. De hecho, si hasta me parece una de las pelotudeces más gigantescas que existen. Pero después me cebo un mate, respiro, y me respondo a mi mismo: «el tipo creó Facebook y vos con suerte tenés un weblog».

Pero… y siempre hay un pero, ese futuro que nos presenta Facebook Inc. – o mejor dicho Meta – es una apuesta a «algo», es querer llegar primero en la carrera sobre un concepto que ya hemos visto en muchas películas de ciencia ficción y que es posible que exista y verdaderamente funcione en algunos años. Será un nuevo mundo tan gigante y tentador que varios deben estar analizando y donde ahora se entiende más la compra de Oculus por parte de Facebook años atras.

Estamos hablando de una especie de mundo virtual en donde gracias a los cascos VR tendríamos la posibilidad de reunirnos y hacer actividades con personas a la distancia pero sintiéndolas cerca. Una especie de Zoom o Meet con dosis de videojuego 3D en donde incluso nuestro avatar nos va a representar en este mundo virtual, llamado el metaverso.

Nuestro avatar a priori sería «amigable» y tipo videojuego, pero… ¿y si se imaginan una realidad tipo Matrix?

El concepto de metaverso – en argentina suena divertida esta palabra – es algo similar a lo que puede verse en la película Ready Player One, básicamente es un mundo virtual en donde, gracias a nuestro «personaje» o mejor dicho, avatar podremos interactuar con colegas, jugar con amigos y quizás hasta tener citas románticas desde la comodidad de nuestro sillón. Es posible que si la implementación tiene éxito estemos ante el futuro de Internet tal cómo lo conocemos: un nuevo mundo virtual.

¿Y por qué no visitás a tu amigo y jugás al ajedrez tomando un cafecito posta?

Un nuevo mundo virtual

A nosotros hoy nos pintan un metaverso cómo si fuese una especie de Sea of Thieves pero en lugar de manejar barcos piratas tenemos reuniones de trabajo, jugamos al ajedrez en una mesa virtual o apostamos en el casino – algo que ahora podemos hacer en apuestawey.mx sintiéndonos realmente en un casino virtual, con el ruido, la música y el croupier mala onda – pero para mi a largo plazo estos genios del mal imaginan un futuro realmente distópico más digno de un capítulo de Black Mirror o de una película que me gustó mucho y que les aconsejo mirar que se llama Surrogates donde actúa el gran Bruce Willis y aquí les dejo una pequeña plot:

En el año 2017, es la época de la tecnología biocibernética, la gente vive sus vidas por control remoto desde la seguridad de sus casas a través de robots sustitutos.

Los sustitutos son representaciones mecánicas de ellos mismos pero ideales, jóvenes, más atractivos y físicamente perfectos. El creador de los sustitutos, Canter, es un genio de la biocibernética, acabado y arruinado moralmente desde la muerte de su hijo, al que asesinaron mientras usaba un sustituto del padre, creyendo que era él y no su hijo quien usaba el sustituto. Había creado la superempresa VSI, hegemónica en la producción de sustitutos perfectos; no obstante, dada su situación, había sido despedido de ella y el Estado, en conjunto con la policía, se había hecho cargo de ella para garantizar la continuación del nuevo estilo de vida.

Los humanos solo tenían que levantarse, alimentarse, hacer su vida casera y luego acostarse en el sillón de control, colocarse la interfaz de control, y el sustituto ya cargado de energía, se activaba y tenía las vivencias diarias por ellos: trabajan, flirtean, salen y se divierten, hacen una vida normal, idealista en felicidad y plena en sensaciones, mientras sus dueños envejecen en sus poltronas de comando.

Dice Bloomberg que para 2024 dentro del Metaverso se moverían unos U$S 800 mil millones. Imaginen que es una suma tan grande que pagaría varias veces la deuda externa de Argentina. Ahí es donde quiere pegar primero Mark Zuckemberg ya que a este reptiliano no lo mueve el interés por un mundo mejor sino por generar empresas que generen dinero.

¿Realmente tendremos esa sonrisa luego de usar tantas horas un casco de VR para… laburar?

Por lo pronto yo creo que el futuro del bueno llegó hace rato y es el actual. Donde vivimos ahora. Con poder llamar a nuestros amigos por vídeo (algo que mejoró mucho desde 2020 por culpa – o gracias – del Covid-19) o con los mensajeros instantáneos y las redes sociales ya tengo suficiente. Soy de las personas que prefieren jugar al FIFA entre 4 mientras otros amigos ven de afuera y otro prepara el asado. Esto del metaverso nos aliena, nos saca de lo verdaderamente lindo de la vida.

Y acá quiero hacer una última aclaración: El  VR es una tecnología maravillosa, pero por ahora creo que lo mejor que tiene es el consumo de contenido. Y si bien el Gaming en VR está en pañales, en estos últimos años está teniendo un crecimiento gigantesco y cosechando las primeras joyas para esta plataforma que para mi siempre va a ser de nicho por las mismas limitaciones de «ponerse un casco».

Pero quizás ya me he convertido en una especie de viejo choto en un cuerpo medianamente joven y no entiendo lo que viene.

Díganme ustedes.

10 COMENTARIOS

  1. Si no has leído a Yuval Noah Harari, te recomiendo que lo hagas, seguro te aporta una que otra idea interesante con respecto al futuro que nos espera.

  2. No puedo mas que coincidir, como lector de ciencia ficcion me encanta la Vr como fantasia, pero en la vida real me parece demasiada desconexion de la realidad.

  3. Nos guste o no nos guste la idea del Metaverso este, el flaco este se va a podrir en plata. Mucha gente se fanatiza muchísimo con estas cosas y van a pagar por ser parte.

    Aclaro, no me gusta la idea de vivir así. No uso Facebook tampoco.

    Prefiero esas cosas para las peliculas.

  4. En 10 años tendremos lentillas de RV (Realidad Virtual) y lo extraño será ver el mundo sin las «ventajas» de la RA (Realidad Aumentada)… tiempo al tiempo.

    Nuestra Metamask siempre conectada, nuestros Tokens siempre visibles, sentiremos todo ello como extensión de nuestro propio cuerpo. Y lo más interesante… nuestro Sirviente Virtual hará que nuestras posesiones virtuales adquieran vida cuando los Smart Contracts les permitan interactuar directamente con el mundo real.

    Ignoro si el mundo que viene será mejor o peor… pero sí estoy seguro de algo: la tecnología fundirá la VR-RA con nuestra actual Realidad Real.

  5. El que pega primero marca el camino (y se hace los billete$).

    Por lo que comentas, lo veo como un second life, pero en VR.

    que viene después? la vida virtual eterna? Como si fuera un capitulo de black mirror, seremos binariamente inmortales?

  6. El que pega primero marca el camino (y se hace los billete$).

    Por lo que comentas, lo veo como un second life, pero en VR.

    Que viene después? la vida virtual eterna? como si fuera un capitulo de black mirror, seremos binariamente inmortales?

  7. Zuckerberg y cia. no quieren crear un metaverso, solo quieren salvar Facebook.

    Lo interesante de este metaverso que propone Zuck es que va a ser desarrollado por programadores de Facebook, para correr en servidores de Facebook, usando hardware de Facebook y atado a cuentas de usuario de Facebook.

    Por empezar, FB tiene un problema grande, es una marca que cada vez le importa menos al publico. Y si, sigue teniendo muchos usuarios activos pero solo FB sabe el numero real, y tambien sabe que ese numero esta cayendo semana a semana.
    Por otro lado, tiene un problema de reputacion. No es casual que hayan cambiado el nombre de su empresa paraguas y presentado este proyecto en un momento en el cual estan recibiendo cientos de criticas por sus acciones (desde afectar las elecciones en EEUU, pasando por mentir con sus metricas de publicidad, hasta sus practicas de dudosa etica a la hora de disenar su producto). El motivo es solo uno: distraer.

    Esto no quiere decir que no tengan interes en avanzar con su vision, todo lo contrario, quieren creer la mayor herramienta de vigilancia del mundo y tambien monetizarla. Si FB puede capturar y analizar cada cosa que haces dentro de su metaverso y ademas hacer dinero (mostrando anuncios, patrocinios, vendiendo data anonimizada a 3ros, a contratistas gubernamentales, lo que se les ocurra) por que no hacerlo?

    El tema es que Minecraft, Roblox, Fortnite y similares hacen muchisimo dinero y FB se lo esta perdiendo y lo sabe.

    Personalmente dudo mucho del genio de Zuckerberg. Es un pibe que se robo una idea y supo conectarse bien. Algunos de sus inversores son nefastos, sobre todo su mentor, Peter Thiel.
    El cuento de los «genios» de Silicon Valley es solo eso, un cuento. Es facil crear empresas gigantes si se tiene contactos y dinero para bancarse. O creen que Bill Gates, Jeff Bezos, Elon Musk, Evan Spiegel o Mark Zuckerberg eran unos pobres universitarios visionarios? La realidad es que el mito del «self made millonaire» gusta, pero en la mayoria de los casos no es cierto.

    Yo creo en la vision de un metaverso, pero creo que cuando finalmente se materialice va a ser de codigo abierto, mantenido por un gran consorcio de empresas y sin nadie vigilandonos ni haciendo dinero con cada cosa que hagamos, sino a traves de accesos exclusivos, contenidos, eventos o lo que sea que se les ocurra vender. Mientras tanto seguiremos con estos pequenos universos aislados entre si.

  8. En el último viaje a USA pegue un Oculus, me gusta, me ejercito a diario con FITXR y alguna que otra vez entro a Horizon Venues que es una especie de lugar dónde podes ver eventos junto a tus «amigos» virtuales y ahí es donde, me agarra cierto cagazo, porque esta bueno, e incluso hay eventos en vivos como partidos de la NBA, pero como decís vos, el hecho de que se empiece a perder cosas como juntarse a comer un asado, chupar algo y cagarse de risa con los amigos es algo que definitivamente no me gusta.

    Ademas que todas estás cosas siguen alimentando comportamientos en nuestros jóvenes (hola 37s) en donde crean una ilusión y un ideal alrededor de algo que no existe. Vamos a seguir con pibes y pibas deprimidos / deprimidas, escondiéndose atrás de un cuerpo ideal buscando aprobación de gente que esta a 10.000km de distancia. Qué sé yo. No me gusta tampoco.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here