Cuando Microsoft lanzó su Game Pass, muchos le criticamos que fuese un servicio adicional al Xbox Live Gold, nos parecía que lo lógico hubiese sido darnos la opción de un solo producto con todos los beneficios. Después de varios días de rumores hoy MS no solo hacen eso sino que agregan en el combo la financiación a dos años de una consola.

Si bien por ahora esto será solo una prueba en EEUU y para clientes que califiquen para el programa, es una movida interesante para buscar recuperar algo de terreno frente a Sony en volumen de ventas.

¿Es este el modelo de videojuegos del futuro? La respuesta es obvia.

Habrá dos opciones disponibles y los precios parecen muy interesantes. Si te interesa una Xbox One S, con Game Pass y Gold, vas a pagar $22 por mes. En cambio si querés la consola más potente del mercado, te vas a tener que estirar hasta $35 mensuales. Después de esos dos años, la consola es tuya.

No sería la primera vez que Microsoft hace una prueba de este tipo, ojalá tenga más suerte que la anterior y lo extienda a otros mercados como el nuestro. Porque… soñar no cuesta nada, ¿verdad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here