Siendo usuario de la red hace ya dos décadas, puedo decir que experimente tanto lo mejor como lo peor de la red. 20 años son suficientes para recorrer un sinfín de sitios y servicios virtuales, cada uno con distintas políticas de moderación y de convivencia.

Pero nunca vi como hoy, el debate tan presente entre la libertad y la “sabía moderación”.

Acompañado de lo que hablamos en “no leas los comentarios“, internet dejo de ser un lugar para compartir opiniones, trasendiendo a ser algo más íntimo, más identitario, más personal. Especialmente de la mano de las redes sociales, donde más que ser, somos lo que mostramos, donde que decir y como decirlo son dos tópicos vitales en el ecosistema virtual.

Tanto implica hoy tu identidad virtual, que uno puede perder el trabajo por un posteo racista o perder una oportunidad de trabajo por tener un perfil “no apto” para la empresa. Razones no faltan en el mundo virtual para querer ocultarse en el anonimato.

No es formalmente no hacerse cargo de lo que uno dice (aunque muchas veces lo es), si no un escape a que la vida personal no esté vinculada a la laboral. Es entonces, aún motivo importante de debate que hacer y que no hacer con el anonimato.

Si permitimos redes y circuitos anónimos, estaríamos fomentando y dándole guarida a ideologías inmorales e incorrectas como el racismo, la xenofobia, la homofobia, los crímenes de lesa humanidad, y cosas más ilegales todavía. Toda una serie de conflictos aún presentes en nuestra sociedad moderna de la cual una buena proporción de la sociedad está de acuerdo en erradicar.

Por otro lado, no darle lugar al anonimato implicaría de una vez por todas que nuestra identidad real este fuertemente vinculada con todas nuestras identidades virtuales. Siendo irreal tener dos cuentas en un mismo servicio con distintos nombres en Twitter, Facebook o Steam.

Ambos extremos son distópicos. y cualquier postura gris impera en meter la cabeza bajo tierra e ignorar el problema.
Hoy sin duda estamos en un gris. Donde castigamos unos anonimatos pero no nos esforzamos en implantar una única identidad.

Más porqué pensar un problema donde ambas soluciones son malas, siempre nos la va a bajar.

Facebook hizo un atisbo de erradicar anonimatos, pero solo con la utilidad de vendernos publicidad, ignorando la profundidad del tema resultando en un sinfín de cuentas falsas.
Ni hablar Twitter, imperio de bots. El anonimato está presente en todas las redes sociales, pero al mismo tiempo coexistiendo en un juego del gato y el ratón tratando de “tapar” las consecuencias del anonimato, un problema a la vez.

Pues. Las redes sociales antes que sociales son fábricas inmensas de publicidad.

Y en un mundo moderno y moralista, ninguna empresa tiene ganas de ser vinculada con comentarios inmorales.

Entonces, podemos notar como lentamente las diversas redes van trascendiendo de una libertad impune a un control persecutorio y reactivo. Más que prevenir perseguir. Perdiendo toda una serie de recursos a combatir las desventajas del anonimato.

Esto cambia de red a red. Tenemos aún redes como 4chan o Voxed donde no es necesario tener un usuario para participar. Cómo Reddit dónde para comentar es necesario un usuario pero la confiabilidad de este depende es un puntaje (fácilmente inflable), o como el Facebook donde a los meses nos va a inventar alguna escusa para pedir el documento.

A ciencia cierta es difícil tomar una postura ideal al respecto. De darle libertad a internet, vamos a alimentar conductas “inmorales”, mientras que de controlar moralmente Internet, requiere que tu vida de alguna forma u otra este irrestrictamente ligada a todo lo que haces, decís, consumís y producís en Internet.

El tan temido cartel de “Forbidden”.

Y tomen atención en “inmorales”. Por qué bajo este pretérito se puede considerar inmoral muchísimas cosas. Lo que es moral hoy puede ser inmoral mañana. Estos conceptos morales nunca son precisos, y siempre están a discreción. Es así como en China se puede considerar inmoral criticar al CCP (el gobierno de turno). O en nuestros propio país 40 años atrás de podía considerar inmoral tener tendencias comunistas. Ni vale la pena mencionar cuáles son las consecuencias de la inmoralidad en estos casos.

De alguna manera. Ejemplos de control estamos viendo en China, dónde podemos debatir si son correctos o justos, pero cuya eficiencia no da lugar a debate. Siendo la china del CCP el destino final de controlar la internet, y siendo la cultura del odio darle rienda libre… a ser sincero no se aún donde pararme.

Y quizá, este gris ineficiente en el que estamos ahora, sea la mejor alternativa que nos queda para escapar.

Independiente de cual sea mi opinión, escucho argumentos tanto a favor como en contra de la libertad y el control en Internet.

5 COMENTARIOS

  1. Dario

    No recuerdo quien fue que dijo algo así como “el que está dispuesto a sacrificar libertad a cambio de seguridad, no obtiene ni lo primero ni lo segundo”, y en este caso es totalmente aplicable.

    La idea del control de internet, es siempre siempre para la “gilada”, la gente de a pie, cualquiera de nosotros. Y ni siquiera es control, es solamente poder obtener más información nuestra, para lucrar con esa información. No es control, es dinero.

    Delitos hubo antes, durante y después de Internet. Y los que se dediquen a lo ilegal, siempre van a encontrar la forma de usar internet, sin importar cuan controlada sea. Piensen en los autos: un bien 100% registrable, y sigue existiendo el negocio del robo, la venta de repuestos truchos, etc, etc.

    El que piensa que hay que controlar internet para impedir que un troll diga boludeces en un foro, no entendió NADA.

    Abrazo!

  2. La frase se le atribuye a Benjamín Franklin.

    Los problemas del control:

    – ¿Quién decide que es válido y que no?
    – ¿Quién vigila alos vigilantes?

    Es de recordar que Internet creció POR NO ESTAR CONTROLADA. Si se hubiese creado controlada, seguramente no se hubiera vuelto lo que es actualmente.

    • Dario

      Gracias por recordarme al autor!

      Y si, si alguien quiere ver lo que era una red “controlada”, ahí tiene la “Microsoft Network” y la de AOL, allá por los 90’s…

    • Yoshiki

      Está mal que personas sean castigadas por actos en los que no cometen daño a nadie, pero hay gente que si produce daños a terceros en internet. Muchos encima niños, que son los más vulnerables. Si no investigas, esa gente queda impune y las víctimas siguen sufriendo.

      Yo no soy un moralista. Los tabues morales de la sociedad me chupan un huevo. Pero entregarles niños en bandeja a gente que los lastima no es algo debiéramos permitir.

      Y Franklin si dijo eso era un hipócrita. No creo que haya rechazado tener un ejército o una policía xD Cualquier fuerza guvernamental quita libertad. ¿Entonces en qué quedamos? El problema es que esas fuerzas a veces te coaccionan por actos que, morales o inmorales, no produjeron daño de ningún tipo a nadie. Y a eso debemos oponernos.

  3. KMJB

    Andar metiendole “puertas al campo” es algo más bien imposible, la red de redes nació por y para ser “salvaje”… salvo como comentas del caso Chino o ahora mismo también Rusia con su gigante intranet…

    creo firmemente que en la educación se centra casi todo el meollo del asunto. Abrazo.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here