Estamos en una etapa de cambios. Mientras que plataformas de streaming como Twitch, Facebook Gaming o YouTube se ganan una mayor relevancia como medio de comunicación a nivel mundial, los videojuegos se convierten en el tópico por excelencia de los jóvenes. La salida de cine con pochoclos se remplaza por Fortnite con chat de voz, mientras que el programa de TV favorito de todos ahora es una transmisión en vivo por una persona como vos que prende la cámara de su habitación para charlar con sus seguidores un rato.

Por supuesto, ninguno de estos cambios es necesariamente negativo. Mirar los streams con asco solo te convierte en un boludo, como bien describimos en este artículo por lo que, ante semejante momento de cambios, lo mejor es acercarse y descubrir por qué. ¿Por qué Twitch, Facebook Gaming y YouTube crecen tanto año tras año? ¿Cuál es el punto llamativo de estas plataformas? Bueno, vamos a poner las cartas sobre la mesa.

Streaming y pandemia: un espacio de desconexión de problemas y conexión de comunidades

La pandemia de coronavirus que estalló a principios del -cada vez más lejano- 2020, nos cambió la vida a todos. Los empleados de oficina tuvieron que trabajar desde casa de la manera menos precaria posible, mientras que muchos niños, adolescentes y adultos universitarios trasladaron sus estudios a la habitación, con libros en formato PDF para leer en pantallas y muchas, muchas clases virtuales en los que conocieron el living de sus profesores. Nadie se esperaba esto, pero mientras uno trabajaba o estudiaba, al menos se distraía, pero… ¿Qué se podía hacer en el resto de horas del día?

Con las actividades de entretenimiento presencial suspendidas en todo el mundo, los videojuegos aparecieron como una de las mejores maneras de conectarse con amigos para charlar y, de paso, disfrutar de una buena aventura en cooperativo o enfrentarse al mundo en competitivo. Títulos como Fortnite, Call of Duty Warzone, FIFA, Among Us, Phasmophobia o Fall Guys serán inolvidables. Y cuando las personas no estaban sumergidas en mundos virtuales, abrían la ventana de su plataforma de streaming preferida para conectarse con un streamer.

Twitch, Facebook Gaming y YouTube fueron el otro salvavidas en el surgimiento de la pandemia: conectarse a un stream no es solamente “ver a una persona jugar”. Lo que diferencia a estas plataformas de medios de comunicación como la TV es que los espectadores tienen la posibilidad de enviar un mensaje directamente al que creó la transmisión, y éste le puede responder en tanto por escrito como por la misma cámara. La sensación de estar en compañía en momentos tan angustiantes como el inicio de la pandemia en 2020 salvó a muchísimas personas que, además, se divirtieron con los mismos streamers, que suelen charlar sobre los temas más populares del momento, contar anécdotas, jugar videojuegos online o una historia, cantar, tocar un instrumento, enseñar y muchas cosas más.

El crecimiento de Twitch es imparable

El crecimiento de Twitch, la principal plataforma de streaming en occidente, se demostró en números cuando cerró el año 2020: más de 17 mil millones de horas vistas, un 83% más que en 2019 con sus 9 mil millones. “Twitch, YouTube y Facebook experimentaron grandes saltos de tráfico de espectadores” reportó StreamElements, y agregó que esto “incluye que Twitch alcanzó tres hitos consecutivos de octubre a diciembre para terminar con un récord de 1.700 millones de horas vistas en ese último mes”. Este número colosal aumentó incluso aún más en 2021, el año más reciente que dejamos a nuestras espaldas, con 24 mil millones de horas vistas en Twitch.

Entre los juegos más jugados del 2021, GTA V encabezó la lista y se llevó unos 2100 millones de horas. Le siguen League of Legends con unos 1800 millones y Fortnite con 1000 millones de horas vistas a lo largo del año pasado. “Si hay alguna duda de que la industria del streaming ha experimentado un enorme repunte, Twitch y Facebook Gaming lograron cerca de un 50% de aumento en el total de horas vistas en 2021 en comparación con 2020” declaró StreamElements.

Los mejores streamers argentinos en Twitch

En los últimos años, el crecimiento de Twitch no solo trajo una oleada de nuevos espectadores, sino también de nuevos streamers: personas que tenían algún talento, además de carisma, para prender la cámara y enganchar a miles de personas con su transmisión. Entre los streamers argentinos más conocidos se encuentra Martin Disalvo, mejor conocido como Coscu, y es quien lidera los streams a nivel regional con anécdotas, charlas con sus seguidores, reacciones a videos musicales y muchos videojuegos.

De estilo informal y desenfadado, así suelen ser los streamers argentinos más famosos. En la foto: Luquitas Rodriguez.

Coscu también es el responsable de que muchos de sus colegas crezcan: en pandemia invitó a numerosos streamers poco conocidos para que se den a conocer mientras pasaban el rato con partidas de Among Us, y así es como salieron a la luz personas queridas como Markitos Navajas, que engancha con sus anécdotas como peluquero, Luquitas Rodriguez, un comediante que se había ganado su popularidad en YouTube, pero encontró un espacio mucho más grande en Twitch, además de Pimpe y Joaco, un dúo explosivo que entretuvo a miles de personas con las famosas IRL.

Claramente, el espacio de streamers no termina ahí. Los usuarios de Twitch pueden encontrar a Grafo, Boffegp, Momo, Goncho, Luchi Quinteros, La jefa o Lunadss con charlas improvisadas o sobre las tendencias del momento, mientras que Lit Killah (sí, el cantante), Pepazx, CoscuZeko, Baldu, Rustyk, DuendeGaming, K1ng, Elmorocho, NickDaboom o Shelao son otros nombres conocidos por sus partidas en videojuegos como GTA Online (los llamados “roleplay” se llevaron la atención de todos en 2021), League of Legends, Fortnite y CS GO.

Por otro lado, es importante recalcar que, por lo general, la plataforma de streaming se caracteriza por sus streams en videojuegos. Muchos streamers utilizan un Fortnite como telón de fondo para contar sus anécdotas o tener un intercambio de palabras con su comunidad. Y obvio que, en ocasiones, también se ponen competitivos: casos como K1ng, Baldu, Rustyk, Shelao o Elmorocho son ideales para marcar esas transmisiones de videojuegos esports en los que podés pasar un rato entretenido y aprender las mejores estrategias de la mano de los mejores.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here