Llevamos más de un año conviviendo con la COVID-19, un virus invisible ante los ojos, pero problemático para una sociedad que tuvo que cambiar drásticamente su ritmo de vida a nivel mundial: empleados de oficina que se trasladaron a sus casas para seguir realizando sus tareas, estudiantes que se adaptaron a las clases con videollamadas y libros en PDF, así como una multitud de personas que entraron a medios digitales los cuales jamás les habría interesado. En este contexto angustiante, los jóvenes fueron de los más afectados psicológicamente, aunque a través de las tecnologías, muchas personas pudieron encontrar un lugar para descansar, dispersarse y socializar con las personas que aprecian.

Algunas opciones demandadas por otros estratos de la población, que se encuentran en la mayoría de edad, se centran en el juego en línea como forma de entretenimiento. Este tipo de ocio está vetado para los menores, vertiendo muchas falsas creencias sobre el juego online, como se ha demostrado en muchos casos esas afirmaciones son falsas al alcanzar el denominado juego responsable.

Tik Tok: videos cortos para ganar una sonrisa rápida

A principios de 2020, las redes sociales nos unieron a la distancia. Hablábamos con amigos y familiares por WhatsApp, realizábamos una videollamada por Skype y actualizábamos nuestras vidas por Twitter, Facebook o Instagram. Pero no era suficiente. Tantas horas en casa exigían una distracción, y así es como se potenció el uso de medios como Tik Tok, Instagram Reels o Twitch.

En TikTok, por ejemplo, profesionales del mundo del entretenimiento (comediantes, magos, actores, cantantes, bailarines, etc.) comenzaron a publicar videos cortos para entretener a sus seguidores. Esos videos comenzaron a hacerse virales en otras plataformas, y de a poco se fueron sumando personas comunes y corrientes con la chispa suficiente para distraerse ellos y al resto de personas con un tema en particular o una tendencia, que por lo general duraba una semana. Instagram Reels, el Tik Tok de Instagram, también explotó al comienzo de la pandemia: se usó como trampolín para dar a conocer perfiles de Tik Tok y, posteriormente, se llevó la misma popularidad que la primera. Un combo de entretenimiento que en 10 minutos exponía más de 20 videos cortos de temáticas distintas: diversión rápida, instantánea y accesible para todos.

Twitch: jugando, charlando y pasando el rato en comunidad

Por otro lado, la pandemia vio el resurgimiento de Twitch, la plataforma de streaming más grande de Latinoamérica. El pasatiempo de stremear para pasar el rato fue más común entre los jóvenes que se resguardaban en sus casas para cumplir con el confinamiento y prendían la cámara para tocar la guitarra, cantar, jugar un videojuego, mirar una película con espectadores o charlar de la vida. Twitch unió a personas de todas partes del mundo en uno de los momentos más angustiantes de la historia moderna, y si bien muchas veces se compara a la plataforma de streaming con la TV, hay una diferencia radical: en Twitch, cualquiera que se siente solo en su casa puede hablar con el streamer a través de un chat y sentirse acompañado por lo que dure el directo, y sentirse parte de una comunidad que está allí con él.

Videojuegos: un medio que creció más que nunca en la historia

Los videojuegos también recibieron un papel fundamental en esta pandemia. Hace algunos meses, un reporte de GamesIndustry (portal especializado en la industria de los videojuegos), mostró los números del 2020 y confirmó una de las sospechas más grandes: el año pasado, nadie estuvo exento de jugar. El medio interactivo creció como nunca en su historia. Animal Crossing New Horizons en Nintendo Switch estuvo en boca de veteranos, pero mucho más en novatos que jamás habían puesto un pie en la isla virtual de Nintendo. Por su lado, Fortnite impulsó sus espectaculares eventos con el añadido de conciertos en vivo desde su propio mapa, donde millones de personas en el mundo disfrutaron de un show en vivo inolvidable de Travis Scott, y posteriormente otros músicos como Diplo, Major Lazer o J. Balvin.

Las PC Gamer tuvieron un “revival” gracias a la pandemia del Coronavirus.

El lanzamiento de Fall Guys Ultimate Knockout de manera “gratuita” en PlayStation Plus de PS4 fue uno de los mayores éxitos en 2020. Más adelante, el inesperado Among Us se llevaría las miradas de todos con una propuesta interesante de “deducción social” y un precio sumamente accesible en todas las plataformas (menos de $100 en Steam y gratis en smartphones). Y cuando el año se acercaba a su final, lanzamientos como los de Genshin Impact gratuito en PS4 y smartphones, o la supervivencia de Phasmophobia y Rust, volvieron a cambiar las tendencias, la gente tenía cada vez más opciones de videojuegos para disfrutar con amigos, y se desterraban las falsas creencias sobre los juegos online. Ni hablar de las campañas de empresas como PlayStation, Microsoft, Ubisoft o Epic Games que regalaron videojuegos en plataformas como PS4, Xbox One y PC.

¿Qué hubiera sido de nuestra sociedad sin las tecnologías de nuestros días? Está claro que un abrazo real no es lo mismo que un saludo a través de pixeles, pero a lo largo de 2020 descubrimos que las redes sociales, los medios digitales de streaming y los videojuegos fueron las mejores herramientas para asegurar nuestra salud en confinamiento y mantenernos cerca de las personas que mejor nos hacen.

2 COMENTARIOS

  1. “Leandro
    Misteriosamente el #1 pareciera ser Zoom….” hay otras alternativas a Zoom… lo que sucede es que se menciona mucho por gente que no es de este rubro….. y casi lo “naturalizan”….

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here