Amazon compra Twitch: las repercusiones

Amazon Twitch

Hace unos días Amazon compraba Twitch, y mientras algunos se preguntaban por qué tanto revuelo, otros nos preguntábamos qué había pasado con Google, empresa que según se había reportado, prácticamente había comprado Twitch hace varias semanas. ¿Cómo es que un gigante como Google pierde una compra casi asegurada?

Para los que no están familiarizados, Twitch es un servicio de video streaming que se hizo popular entre los gamers, en el cual se pueden ver playthroughs y competencias de eSports en vivo, así como videos on-demand.

Hoy en día, a pesar de que hay varios servicios similares, prácticamente es la web de-facto para ver contenido relacionado a videojuegos, especialmente cuando se trata de streams en vivo. Es el YouTube del streaming gamer.

Y tal vez por esto último, es que Google parecía ser el comprador ideal: con YouTube como referente de los videos on-demand, y Twitch en los videos en vivo, los dos servicios parecían poder complementarse perfectamente.

A esto último se le sumó un cambio de política en Twitch: conocido por darle libertad a los usuarios para pasar música a gusto (contrario a YouTube, donde es necesario usar música de licencia gratuita para que no te den de baja el video), anunció que los videos on-demand ya no podrían contener “audio de terceras partes sin autorización”.

Era demasiada coincidencia: justo tras la noticia de la posible compra de Google, Twitch regulariza sus políticas de uso haciéndolas coincidir con las de YouTube. Era tentador asumir que la adquisición ya era un hecho, y muchos lo hicimos. “Compran Twitch y ya le están poniendo restricciones” pensó más de uno.

Pero Amazon nos guardaba una sorpresa: no por los mil millones que (según el rumor) iba a pagar Google, pero casi. Por U$S 970 millones, compraron Twitch sin que nadie lo viera venir. ¿Amazon interesado en el gaming?

La gente de The Verge es bastante gráfica al respecto: desde el 2008 que Amazon viene sentando las bases para convertirse en un jugador de peso dentro del segmento gaming. Comprando estudios de desarrolladores de videojuegos, estableciendo su propia app store e incluso desarrollando juegos de su propia firma: “Amazon Game Studios”.

amazon fire tv

No es casual que la reciente Fire TV cuente con su propio gamepad: ni Google ni Apple tienen un gamepad oficial acompañando sus dispositivos para la TV, simplemente delegaron la tarea a terceros, y uno de ellos (Apple) lo hizo apenas a principios de este año, a pesar de que su producto tiene una considerable antigüedad en el segmento.

“Si ven los bienes que Amazon posee actualmente, ahora tienen la capacidad de hacer juegos, venderlos, comercializarlos, distribuirlos y publicitarlos.”

Tal parece que para los gigantes Tech, el gaming es una feature más, mientras que Amazon lo ve como un nicho con potencial. Y lo bien que hace, ya que en un mercado donde las grandes marcas buscan acaparar todo, es importante que sus competidores sepan identificar esta clase de descuidos y explotarlos para hacerse un lugar.

Desde luego, no va a ser fácil: a la versatilidad de Android y Google Chromecast se le van a sumar los gamepads y potenciales juegos de Apple TV, sin contar con las ya instaladas consolas (Xbox, Playstation y Nintendo Wii) e incluso el anunciado esfuerzo de Steam por “invadir el living”: Steam OS y sus Steam Machines.

Pero el gaming casual (Android, iOS) y el gaming “entusiasta” (Xbox, Playstation, Wii) no tienen una zona intermedia, ni mucho menos un denominador común. Y ahí es donde Twitch cobra importancia: es el servicio que pueden terminar usando los gamers de todas las plataformas.

De esta manera, Amazon no tiene que competir por dominar el segmento: basta con hacerse un lugar, tener una oferta, que Twitch hará el resto. Pronto no será raro pensar en Amazon al momento de comprar un nuevo gamepad, consola, o videojuego.

Recordemos que según el comunicado oficial, Twitch seguirá siendo una empresa independiente: el cambio es que contará con el respaldo de Amazon para sus planes de expansión. Pero no nos extrañemos si aparecen publicidades de Kindles y otros productos de la empresa, es exactamente lo que Amazon necesita para hacer crecer su base de usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here