Les tengo que contar un secreto, nunca fui fan de Tekken… lo mío era Street Fighter, Mortal Kombat, aunque les prometo que no voy a entrar en una discusión si SubZero es mejor que Scorpion, porque lo es y no es una discusión, pero eso es para otro artículo. Tekken por algún motivo no terminaba de convencerme, pero después de dedicarle un buen rato a esta nueva entrega, tengo que reconocer que el problema era yo. Tekken 7 es un juego de peleas único, déjenme contarles porqué.

Para los fans, no hay dudas…

Antes que nada, si les gustó algún juego anterior de Tekken, no sé qué hacen leyendo esto, deberían ir y comprarlo, ya. Para citar las sabias palabras de Gandalf, “Fly you fools!”. Podría decirse que es un homenaje a todos los juegos anteriores, con muchos personajes recurrentes y un modo historia que nos cuenta más sobre el Clan Mishima, pero refina la fórmula y a mi forma de ver corrige el balance en varios aspectos.

Los que lo vienen jugando desde hace tiempo van a alegrarse de saber que se pueden desbloquear todos los comerciales y cinemáticas de todos las anteriores entregas, sí, todas. Incluso las canciones están disponibles para que armes tu propio playlist y lo escuches durante el juego.

Todo esto lo hace una compra obligada para los fans de la saga, créanme, no los va a defraudar.

Muchos de ustedes seguro que todavía tienen sus dudas de Tekken y déjenme decirles que los entiendo, pero probablemente cometieron mí mismo error. Tekken no es un juego de peleas “normal”, no es Street Fighter, aunque tiene como invitado al genial Akuma para despistarnos un poco. Podría decirse que es un juego mucho más técnico, con su estilo, y si lo tratan como otro juego de peleas más, es muy probable que no lo vayan a pasar bien.

Akuma: de ser un luchador de mito en Street Fighter al Mainstrem.

Les dejo algunos consejos que me sirvieron para disfrutarlo, y mucho: Lo primero que tienen que tomar en cuenta es que Tekken es un juego 3D, a diferencia de otros juegos de pelea donde siempre estás moviéndote en un mismo plano, podés rodear a tu oponente, y aunque los viejos hábitos son difíciles de romper, empiecen a mentalizarce a dejar de saltar y agacharse tanto, o buscar un juego de distancia del que hacíamos todos con Ryu tirando mil Hadokens.

(Hagan una pausa para gritar HADOOOOUUUUUUUKEN, saben que quieren hacerlo, yo los espero)

Empiecen por lo básico. Aprendan a bloquear, moverse y algunos combos básicos. Prueben rápidamente algunos personajes pero les aconsejo usar uno solo por un tiempo para poder concentrarse en aprender las dinámicas del juego, en lugar de tratar de usar algunos de los 200 movimientos posibles de cada personaje. Y acá viene la otra parte, eso de 200 movimientos no es una exageración, son 200, pero olvídense de ellos, busquen los 5 que los dejen empezar a sentirse cómodos. Busquen combinar movimientos que se complementen bien para establecer una estrategia.

La clave es tener paciencia. En los juegos tradicionales te van llevando de la mano y buscan que te sientas super poderoso y feliz dominando tus enemigos (no From Software, esto no es con ustedes). Los juegos de peleas son más frustrantes, en especial si querés jugarlos en línea. Se necesita práctica, y hay que perder muchas veces para poder empezar a ganar y disfrutar. Los combos hay que practicarlos hasta que salgan siempre, no por suerte, y se van a frustrar un poco, pero cuando las cosas empiezan a salir, ¡qué bien se siente!

Me fui de tema y me puse a escribir una guía, pero volvamos a lo nuestro. Tekken 7.

Hay que destacar el buen uso de cinemáticas y como se hace la transición de ellas al juego, pero desafortunadamente no alcanzaron para quitarme la sensación que el modo historia podría haber sido mucho mejor, probablemente la culpa recae el relator, un periodista sin nombre, que no hace las cosas tan entretenidas como el resto de la historia.

Modalidades de juegos hay para todos los gustos. Si lo que te interesa es jugarlo offline, adicional al modo historia tenés el modo Arcade, que es una fiel representación de la versión que está disponible en los arcades de Japón desde el año pasado. Existe también una modalidad muy entretenida, llamada Treasure Battle, que permite ganar distintos elementos para personalizar el aspecto de tus personajes, y te enfrenta a enemigos que están disfrazados de las formas más bizarras, siguiendo el tono del juego que no se toma a si mismo demasiado en serio. En este modo me encontré diciendo “un solo partido más y apago”, y horas después seguía riéndome con las locuras que iba desbloqueando.

Si estás buscando un desafío mayor, siempre podés jugar en línea. Si andás confiado, probá con partidos rankeados, que te van a enfrentar con personas de todo el mundo que buscan llegar al tope del ranking. Pero no te preocupes, si no te sentís listo, existen partidos que no otorgan puntos para el ranking o la posibilidad de observar enfrentamientos para aprender nuevas estrategias.

Tekken 7 es un juego sumamente completo, como les comentaba al principio, es una compra obligada para los fans de la serie, parecería hacer casi todo bien. Para los que venimos de otros juegos de peleas, aunque demande olvidar algunas mañas y aprender muchas cosas nuevas, el resultado final es tan gratificante que me hace recomendarles arriesgarse a comprarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here