Parece increíble. Pero es real. Hace unos días me entere que el juego de Tron, de Disney, se torno injugable para aquellos jugadores que lo venían jugando hace años. ¿La razón y el motivo? Disney decidió dejar de pagar la licencia anual de Securom.

Para aquellos que nacieron en el ultimo siglo, securom fue un sistema bastante expandido de DRM, muy presente en juegos de la primera década. Digamos que sería algo asó como el DENUVO de antaño.

Ahora, motivos buenos para no pagarla hay de sobra, especialmente para un juego muerto qué poco puede moverle la cola al ratón.

No obstante, deja en evidencia las debilidades del sistema basado en DRM, y en licencias anuales. En un principio, la violación absoluta a la pertenencia de un bien. En el que no solo los teléfonos, las computadoras y las lamparitas tiene obsolescencia programada, sino que ahora también las piezas de software.

Aunque sea común ver esta obsolescencia en juegos online, en el que promesas de “una década de mantenimiento” se reducen a un año y medio o dos, por bueno, no poder garantizar la rentabilidad del servicio. Pero esta es una de esas veces en que no es un juego online el involucrado, si no un juego completamente offline.

Han pasado casos, de juegos que han desaparecido de tiendas virtuales por vencimientos de licencias (rip scott pilgrim, outrun HD, y el gta san andreas con todos los temas), y si bien el tron no estaba siendo comercializado (como es común en casos de juegos muertos), es la primera vez que un juego se torna imposible de ejecutar por el vencimiento de una licencia.

Deja en evidencia, una vez más, lo poco que nos pertenece el código que ejecutamos, y lo gradualmente que se va transformando toda la escena de videojuegos a un servicio online, como si de netflix se tratara.

En este caso, el daño es mínimo, por la mínima cantidad de jugadores que debe tener ese juego.

Y aun así, es gracias a la existencia de las consolas que podemos garantizar un atisbo de pertenencia, aunque sea hasta la séptima generación, por que en esta generación el disco esta de adorno en algunos casos.

Los videojuegos no nos pertenecen. Aun legalmente comprados.

Y son estas legalidades grises por parte de las corporaciones, lamentablemente, las que le siguen dado un lugar primordial a una comunidad pirata, que busca ( a cambio de la ejecución de código falopa), la preservación de nuestros juegos.

Como demostró la historia y como demostró la explosión de servicios de series, ni bien el contenido se torna inaccesible para el usuario, el usuario lo va a hacer accesible. Siendo lamentablemente perjudicada, la misma industria que uno busca alimentar.

Pero al mismo tiempo, como puede ser que esta industria quiere hacernos el juego sucio de alquilarnos algo que acaba de vendernos, se sorprenda o se moleste cuando los usuarios no queramos ser estafados.

Si los juegos son caros de hacer cobrarlos más caros.

Si son necesarias licencias, licenciarlos.

Pero actuar por las sombras y jugar a oídos sordos, no es algo digno de una mega empresa como Disney.

Ni hablar de cómo una vez más un DRM se torna en contra de los compradores legales, más que en contra a los piratas, quienes no pongo duda alguna pudieron, pueden y seguirán pudiendo jugarlo.

No es el único ejemplo. Hace poco Microsoft cerró su tienda de libros electrónicos y arrasó con las licencias de los libros vendidos, dejando miles de personas si la posibilidad de leer un ebook que habían comprado legalmente. Es cómo si el dueño de la librería venga a tu casa y se lleve el libro que compraste hace 3 años. Inédito.

Da a pensar. Como en este capitalismo del siglo XXI, las cosas aun dignamente compradas, nos pertenecen cada vez menos.

 

4 COMENTARIOS

  1. Seba R

    Por eso adhiero al pensamiento de otro, no mio, no hay como el dinero físico, que podes tocar, sabes que esta ahí y lo tenes, y no los ceros y unos en una cuenta. Lo mismo aplica para la música online con respecto a los soportes físicos, y todas las otras variantes que se te ocurran. En mi opinión el poseer algo es tener algo material, palpable y tangible.

  2. Christian

    Es por eso que tiendas de juegos digitales como GOG.com tienen todo el sentido del mundo y creo deberían tener una mayor preferencia por sobre otras alternativas más populares. ¿No lo crees?

    • Shengdi

      La otra tienda que vende juegos sin DRM es Humble Bundle… pero no siempre. Muchas veces vende licencias de Steam, otras veces sí permite la descarga directa desde sus servidores y sin DRM.

      Y por eso es mucho mejor comprar juegos en sus cartuchos cuando es posible.

  3. Diego M - PepiMDQ

    Esa maldita letra pequeña de la licencia que nadie lee, ni leerá jamás.

    Me recuerda a la época de las revistas con CD y sus programas shareware (y eso que no puse disquetes, iba a sonar a viejo choto!) que lo instalabas y te duraban un tiempito.

    No sos dueño ni de lo que comprás… compañías: “ustedes son maléficos”

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here