Ya pasó con las series y películas de la mano de Netflix y con la música gracias a Spotify, era cuestión de tiempo para que los juegos comenzaran a adoptar un esquema de suscripción. Con EA Accesss, Electronic Arts fue el primero en tirarse a la pileta de la mano de Microsoft. Ahora su socio decidió continuar en la misma dirección y está lanzando Xbox Game Pass.

Sin dudas se vienen cambios en la forma que accedemos a los juegos. La era de la suscripción cada día cobra más fuerza, y todo indica que será mucho más grande de lo que creemos.

Tal vez no todos lo recuerdan, pero cuando arrancó en la era digital, Netflix no tenía contenido propio. Todo su contenido era “viejo”, de más de dos años. Con una única suscripción, Netflix ponía de forma simple y rápida al alcance todo el contenido que ya había salido del cine, lanzado en DVD, pasado por los canales premium y algunos canales del cable. Netflix era el lugar donde podías ver los “clásicos”.

Con los juegos estamos dando esos mismos primeros pasos. Por el momento, tanto EA como Microsoft nos ofrecen acceso a títulos viejos solamente. Incluso podría discutirse la variedad del catálogo de Microsoft, la primera oferta lista 100 títulos, sumando los de Xbox One más los retrocompatibles de Xbox 360, pero hay huecos importantes para hacerlo realmente interesante.

De la misma forma que Netflix cambió la estrategia y optó por centrar sus esfuerzos en la generación de contenido propio, buscando ser HBO mientras que HBO busca ser Netflix, lo mismo va a terminar sucediendo eventualmente con las suscripciones de juegos. Es inevitable.

XBOX One quizás sea recordada como la pionera en el ¿alquiler online? de videojuegos.

La gran pregunta es si los jugadores irán juntos o separados. Los indies tal vez no tengan mucha alternativa, y se vean tentados a firmar para ser incluidos en los catálogos de los grandes, pero los publishers con muchos títulos estarán ante una interesante encrucijada, ir por su cuenta o sumarse a Microsoft o Sony.

El clave de un esquema de suscripción es que sientas que obtenés mucho por un único pago, la mensualidad se vuelve algo casi transparente. Pero todo cambia cuando en lugar de tener una suscripción necesitás tener 4 o 5 para acceder a la librería que quisieras tener. ¿Cuántas suscripciones estarías dispuesto a pagar? Dudo que tantas, y las cabezas de los estudios lo saben. ¿Irá cada uno por su lado tratando de hacer valer el peso de la marca, o caerán todos bajo los fabricantes de las consolas? Va a ser interesante ver cómo termina esto.

Hoy tanto Sony como Microsoft, con Playstation Plus y Xbox Live Gold, tienen sus servicios de suscripción, necesarios para jugar en línea, que para generar valor regalan juegos todos los meses. No es muy loco pensar que en un futuro, ambos productos podrían terminar incluyendo el acceso a librerías de juegos.

¿Y el futuro?

Nos guste o no, de la misma forma que eventualmente el formato físico desaparecerá, existe una posibilidad cada día mayor que la única forma de jugar sea accediendo a un servicio de suscripción. Hoy puede parecernos algo lejano, pero es un futuro que se acerca cada día más.

¿Y vos qué pensás? ¿Vamos a terminar pagando todos los meses una o más suscripciones? ¿Es esto una moda pasajera y seguiremos comprando juegos como siempre? Espero sus comentarios enriquecedores, como siempre.

6 Comentarios

  1. Se quedaron muy cortos con la nota. El debate es inclusive por alquilar la consola, la tecnologia y porque hasta vamos a terminar alquilando los coches que nos lleven de un lado al otro. Por lo cual, de quien es algo? Del que es dueño y/o del que paga para hacer uso de bien?

    • El streaming de videojuegos, como PS Now, busca eso, pero por ahora lamentablemente no logra despegar. Para muchos mercados, como el latinoamericano, la poca calidad de las conexiones lo hacen hasta inviable a gran escala. Hace un par de años parecía que se iba a llevar el mundo por delante, hoy es una moneda al aire… veremos qué nos depara el futuro

      • Lo de XBox Game Pass no es Streaming de videojuegos, es alquiler. Pagas una mensualidad y tienes a tu disposición cierto número de juegos que descargas, instalas y juegas de manera nativa en tu consola. Si no pagas mensualidad, no podrás acceder a ellos.

        Es una aclaración que no hicieron en la nota. Sony PlayStation sí tiene un sistema de Streaming de videojuegos, pero no recuerdo cómo se llama.

  2. La suscripción es el futuro de muchas cosas, de varios de nuestros productos obsolescentes de consumo masivo también. Ecológicamente mas viable y beneficia a aquellos que prefieren pagar de a mes y tener uso y acceso total constante.

    Para todo esto el costo es un valor clave, si la suscripción vale menos de lo que sale un AAA por mes puede ser viable. Pero rinde solo para aquellos que juegan bastante seguido. En mi caso, me cuesta pagar los mmorpg por mes, porque se que no voy a poder jugar mas de 4 o 5 veces antes de tener que volver a pagar. Con esto seria parecido.

  3. El tema es que no la “caguen” como pasó en su momento con la TV por Cable. No tengo Netflix, pero escuché por ahí que el catálogo de peliculas ahora es menor que el de hace algunos años. El tema de la distribución por “regiones” también es un tema. Si te gusta el cine asiático (por poner un ejemplo), o escuchás música fuera de lo “mainstream” también estás complicado con muchos de los servicios online.

    A lo que voy es lo siguiente: Internet nos permite acceder a contenidos de cualquier lugar del mundo, en igualdad de condiciones. Pero estos servicios lo que hacen es volver a un esquema no muy distinto de los medios de distribución tradicionales.

  4. Hay varias plataformas digitales de ventas de videojuegos que ya ofrecen paquetes de juegos por suscripción para PC, como la Humble Store y G2A. En el el caso de Humble Store por algo así como 12 dólares mensuales te dan acceso a varios juegos que se renuevan cada mes (aunque creo que no todos). Lo bueno es que por esa guita te llevas varios juegos que ya son tuyos, no es “alquiler” (aunque toda licencia de software es una suerte de “alquiler”). Lo no tan bueno es que los juegos que integran estos paquetes suelen ser indies, que de todas formas son baratos en su compra individual, o juegos AAA viejos o que no se vendieron bien o de segunda línea. Es cierto que para que sea conveniente tenés que tener tiempo para jugar, con uno o dos juegos ya consumís el poco tiempo libre que puedas dedicar a jugar.

    Que los juegos AAA se incluyan en este esquema lo veo muy lejano en el tiempo. Que un juego digital se venda al mismo precio al que se vendía uno físico cuando este era el soporte principal es una gran avivada de los distribuidores de videojuegos, una gallina de los huevos de oro a la que no van a renunciar fácilmente. No existe todavía un “Netflix” de los juegos que pueda patear el tablero, puesto que los peces gordos de la industria tienen mucho poder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here