Microsoft nunca pudo ser fuerte en la industria móvil. Tuvo su primavera allá por los comienzos de la historia de los Smartphones. Si bien por aquel entonces su producto, el no tan bien recordado Windows Mobile, no tuvo el desarrollo que debería haber tenido en una época en donde la fertilidad del mercado junto con la mediocridad de la competencia (Symbian y RIM arrancando) podría haberles permitido sacar ventaja ante los dos gigantes dormidos que por entonces eran Apple y Google.

Conocí y usé varias PDA y Smartphones con Windows Mobile. Eran épocas de Windows XP y Microsoft era el rey del mundo, una posición que probablemente en algunas circunstancias no permite innovar lo suficiente en áreas que no eran masivas por entonces. Recuerdo que, a pesar de todo, las sensaciones que me dieron algunos equipos cómo el Samsung Omnia o el sensacional HTC HD2 a finales de la década pasada era que con esfuerzo, dinero y visión, podrían ser los reyes del mercado.

Pero en el interín, Apple lanzaba el iPhone y Google le metía fichas a Android. Junto con esto se abrió un mercado de magnitudes pocas veces vista que demandaba sus pequeñas computadoras de bolsillo que también permitían llamar por teléfono. Las ventas se fueron a las nubes, los desarrolladores comprendieron que el concepto de jardines vallados no era tan malo después de todo y las posibilidades de vender Apps a precios irrisorios a través de las tiendas de aplicaciones cobró fuerza. Esto sería la estocada final de Symbian y por consiguiente llevó a Nokia de ser el lider absoluto de la telefonía a una crisis terminal en sólo 4 años. A Microsoft le costó también, ya que la evolución de Windows Mobile que sería el WM7 se canceló (muchos dicen que era terrible comparado con las primeras versiones de iOS y Android) y por ello se embarcaron en un Sistema Operativo totalmente nuevo: Windows Phone.

En 2012 se juntaron el hambre y las ganas de comer. Nokia estaba prácticamente fundido y Microsoft tenía un OS móvil moderno, ágil pero casi sin ningún fabricante de Smartphones interesados en jugárselas por un OS nuevo cuando se estaban cansando de vender Androides como pan caliente.

Microsoft podría haberse asociado cómo hizo Google con todos los vendedores y hacer lobby en el mercado subsidiando parte de los equipos y con ello ganar cuota del mercado, o comprar a una moribunda Nokia por más de U$S 7 mil millones. Lo primero podría haber sido una guerra de guerrillas y lo segundo, una bomba nuclear. El tema con lo que eligieron (para los que no lo saben, fue lo segundo) es que Microsoft pasaba a ser juez y parte en el mercado – al igual que lo es Apple – y esta opción no iba a entusiasmar a los Samsung, LG, Sony y demás fabricantes a hacer teléfonos con un OS Móvil que competía con Nokia. Así, y salvo honrosas excepciones, las únicas opciones con Windows Phone fueron obviamente las de Nokia.

Buenos teléfonos, buen OS Móvil, pero una plataforma inexistente

MS/Nokia supo hacer buenos teléfonos. Los primeros Windows Phone fueron bastante buenos en comparación con la competencia, aunque estuvieran uno o dos pasos detrás. Gama baja barata con diseños agradables, duraderos y una experiencia de uso ágil le dieron una interesante entrada a los Lumia 550 a muchos mercados cómo por ejemplo el nuestro. La gama alta, por otro lado, se presentaba con muy buenos equipos en cuando a Hardware y cámara, pero el usuario que paga por lo general quiere más que ello y analiza cosas cómo la plataforma y las Apps disponible, algo en lo que Microsoft siempre hizo agua.

“Usuarios de Windows Phone lamentando su pérdida” – Original de @ijortegar

Nunca entendí la estrategia de Microsoft con su Tienda de Aplicaciones. Si yo hubiese sido Juan Microsoft sacaba plata del banco para mejorar Apps para Windows Phone que eran vergonzosas. Los clientes de Facebook, Twitter e Instagram fueron un ejemplo de ello. Nunca hubo casi juegos, ni utilidades, ni herramientas. Windows Phone al comienzo era sólo un OS interesante y al final, un OS con aire vetusto, pero su tienda de Aplicaciones siempre fue un desierto infértil.

Y así se termina el soporte de Windows Phone 8.1: Desde mañana Microsoft sólo le dará Soporte a Windows 10 Mobile, aunque todo indica que el mundo Móvil fue, es y seguirá siendo el talón de aquiles de la empresa de Redmond. En mi humilde opinión lo mejor que le puede pasar a Windows es que los SoC ARM evolucionen lo suficientemente rápido para emular Windows 10 X86 de manera digna. El puente al que está apuntando Microsoft ahora se llama Windows 10S, un Windows que sólo depende de la tienda de aplicaciones.

La única manera de que Windows tenga una chance en la movilidad es que exista una simbiosis muy importante con el escritorio. El gran problema es que mientras eso pasa, los adolescentes y jóvenes de hoy casi no usan el escritorio y por ende dependen menos de Windows.

Hoy, la dualidad iOS & Android es tan fuerte como dependiente. No hay lugar para un tercero, por más peso pesado que éste sea.

11 Comentarios

  1. Listo, voy a dejar mi lumia 920 para otra cosa, esta noticia me reafirma y acelera la compra de otro celular, solo estoy esperando a apple que larga con el nuevo iphone a ver si voy por el 7plus o el nuevo, ya pase por android, windows phone (ninguna queja) y atento esto voy a probar apple.

  2. Windows Phone 8.5? Me parece que la última versión liberada fué Windows Phone 8.1.2 Denim. Tengo un 530 y venía con esa versión y después no hubo más actualizaciones ni parches.

    Me acuerdo de tantos equipos con Windows Mobile, la versión Pro era para táctiles y la Standard para los Qwerty. Tengo un par de LG c570 y un par de Samsung Omnia Pro 5, hermosos equipos que pretendían competir con BlackBerry en el ámbito empresarial, y un HTC Typhoon, que salió allá por el año 2004 corriendo Windows Mobile 2003 Second Edition, un verdadero smartphone varios años antes de que aparecieran en escena el cerradísimo y sobrevaluado iFono y el Androide verde imposible de actualizar jamás sin tener que cambiar el equipo completo con cada postre, dulce o galleta nueva que van sacando del horno de Mountain View.

    Nombraste en la nota al HTC HD2, que venía con Windows Mobile, pero yo también he visto que se puede instarlar en él una ROM Android. Formidable equipo sin duda.

    Que lindo sería que los fabricantes no fueran tan mezquinos y dejaran al usuario la libertad de correr en su equipo el sistema operativo que más le guste? Por ejemplo el Alcatel Pixi 3, TCL lo fabricaba con Android 4.4.2, o con Windows Phone 8.1, o con Firefox OS, el mismo equipo puede correr cualquiera de ellos a elección del usuario, en lo único que difieren es en el software y en los dibujitos de las teclas capacitivas del panel frontal. Lamentablemente y como era de esperarse, la versión con Android fué la única que se podía conseguir, las otras eran imposibles, ninguna operadora las comercializaría jamás. Los engranajes de la obsolescencia programada deben mantenerse bien lubricados, a no dudarlo.

  3. Uff recuerdo cuando un compañero de trabajo me dio un nokia con windows phone, que sistema malo comparado con Android. No es que me lo regalo ni nada, basto con que lo usara 2 minutos para darme cuenta que nunca tenia que comprar un telefono con ese OS.

  4. Que triste noticia. Veo la inminente muerte de mi 920 y se me pianta un lagrimón, sobre todo por que no estoy acostumbrado a “las apps” que no te muestran todo como la PC, sino una variante recortada de las versiones de escritorio.

    Entiendo que mucha gente vive la vida a través del teléfono, y que “las apps” son la parte mas importante del smartphone, pero cuando dejas el boludeo de lado, te das cuenta que usas 2 o 3, y ahi, el Windows Phone es un excelente teléfono.

  5. No creo q pueda entender nunca cuál fue el plan de MS al comprar Nokia, porque a pesar de estar golpeada, seguía siendo una marca muy reconocida y con una legión de seguidores fervorosos. Se gastaron 6-7 mil millones para después dejar morir todo lentamente entre políticas vagas, malos desarrollos y defraudar a los poseedores de cualquier Lumia, sin importar el modelo q fuera. Cuando quisieron lanzar W10 mobile mintieron durante un año hasta el mismo día del lanzamiento sobre qué equipos lo podrían soportar y el supuesto flagship q demostraría todas las bondades del OS costaba lo mismo q un iPhone, se calentaba a niveles imposibles y funcionaba peor q cualquier gama media-baja. Hoy dejan de dar soporte a 8.1 y no van a darselo a W10 por más de otro año y esperan q la gente confíe en la supuesta llegada del surface phone q se integre a un Windows global.

    Realmente toda la división móvil de MS es patética. Una lástima porque siempre me pareció que Windows mobile tenía mucho potencial. Todavía tengo un Lumia en un cajón. Con un moto G4 volví a poder usar un smatphone que se deje usar

  6. Yo venía de un lumia 735, que me costó muy barato, y hacía todo bien. Con w10M ya no hacía todo tan bien, un poco mas lento, pero igualmente era un buen equipo. Por cosas de la vida pude comprar un lumia 950 que me trajeron de gringolandia, y a nivel hardware y sistema operativo, es un cañon.

    Ahora bien: mi banco no desarrolla apps para ese sistema. Whatsapp sigue con una app totalmente mal desarrollada, lenta, pesada. Telegram funciona bien, pero no pasa de eso, de funcionar “bien”. Spotify es un dolor de huevos. La mitad de las veces que queres usarlo, hay que reiniciar el teléfono porque se crashea y no reconoce nada de lo que tengas descargado previamente.

    Sinceramente me encanta el sistema, es fluido, muy optimizado para productividad, la integración con OneDrive es simplemente orgásmica. Pero como dije en el párrafo anterior, apps muy muy muy comunes ya flaquean, y no hay esperanza en el horizonte para ver un real cambio. Es entendible, si yo fuera desarrollador de apps móviles, tampoco gastaría mis recursos en un sistema al que ni el propio creador le da demasiada pelota, y su cuota de usuarios es bajísima, y tendiendo a ser nula en poco tiempo.

    Me costó bastante cambiar de sistema, porque cualquiera que haya probado un par de dias W10M, sabe que dificilmente encuentre otro sistema tan bien pensado de cara al usuario. Todo ahí, todo cerca, todo fácil, todo lo que tiene que ver con el sistema esta bien desarrollado.

    Terminé con un iphone, puteo por la falta de algunas opciones que veo como imprescindibles, no me gusta como estan segmentadas algunas cosas, pareciera que todo esta pensando desde un sentido estético, en lugar de pensarlo desde un sentido de usabilidad (el centro de notificaciones, parece un chiste). Peeeeero… todo anda. Las apps andan bien, abrís algo a la mañana, no lo miras en todo el día, lo dejas en segundo plano, y al verlo a la noche está ahí, tal cual lo dejaste, sin hacerte esperar, sin mensajes de “reanudando” ni nada parecido. Todavía no encontré una app que no estuviera disponible para mi telefono (miento descaradamente, me falta CORTANAAAAAA)

    En fin… no existe el sistema definitivo, al parecer…

  7. Yo tengo un lumia 1020. Microsoft apostó mal con este OS, los Nokia son unos equipazos, en mi caso para trabajar la integración Office + correo electrónico + OneDrive y algunas apps de productividad y la sencillez del teléfono, sin muchas opciones que configurar me hicieron la vida mas simple, pero cuando mi familia comenzó a jugar ciertos juegos que solo hay en Android o IoS o cuando mi banco u otras instituciones lanza apps para IoS o Android, o las páginas web mobile no están optimizadas para Windows phone me hacen necesitar cambiar de teléfono. Debió haber jugado al nicho una vez que perdió la batalla con Android y IoS.

  8. Una lastima que no vean las posibilidades del mercado y que actúen en consecuencia. Windows hace agua por que no tiene desarrollo de app. A sabiendas de eso por que no utilizar las que hay, en vez de querer reinventar la rueda. No se cuan dificil seria, pero tienen recursos para que eso suceda.

  9. 8.1 funcionaba como un cañón. Tengo un 650 XL al que baje de Windows 10 mobile a windows phone 8.1 y ha sido y es un equipo estupendo. Las aplicaciones HERE son cojonudas (en windows 10 no van porque lo vendieron a un consorcio alemán de GPS para automóviles) y sin HERE transit me sentiré huérfano.

    Conste que tengo Mac de toda la vida, conozco el iphone (mi mujer tiene un 6S) y yo he tenido android de gama alta pero me parecen variaciones de lo que fue el primer iphone, ¿Para qué coño quieres en una pantalla enana un fondo de escritorio entre medias de los iconos? La idea de las tiles sencillamente era utilísima, elegante y moderna.
    En fin muchas buenas ideas revolucionarias en manos de una empresa que no terminó nunca de creer en ellas, espero que al menos Android las recupere en alguna capa que funcione. De momento yo seguiré utilizando 8.1 antes que 10 porque a nivel de usabilidad es mucho mejor, no consume nada y a no tener aplicaciones ni actualizaciones ya estaba acostumbrado…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here