¿Está realmente mal el “impuesto a Netflix”?

Ayer una noticia sacudía las redes sociales. El gobierno de la ciudad de Buenos Aires (CABA) había decidido aplicar el impuesto del 3% sobre la suscripción en calidad de Ingresos Brutos y que en definitiva abarcará a la “contratación de servicios de suscripción online para acceder a películas, TV y otros tipos de entretenimiento audiovisual que se transmiten por Internet a televisores, computadoras y otros dispositivos conectados a Internet”.  Aún, y a pesar de que el impuesto recaerá sobre  NetflixSpotifyiTunesGoogle PlayAmazonFacebookSony Play Station yMicrosoft Xbox automáticamente y por ser el más servicio más popular enseguida fue denominado “impuesto a Netflix“. El impuesto será cobrado a través del resumen de toda tarjeta de crédito que haya sido emitida por un banco radicado en la ciudad.

Netflix

Enseguida muchos diarios online empezar a preguntarle a sus lectores: ¿está de acuerdo sobre el impuesto a Netflix? La diferencia entre el No y el Si era abrumadora, como si alguna vez alguien estuvo de acuerdo con un impuesto, cualquiera fuera. Pero mi idea, detrás de todo esto es tratar de mirar un poquito más allá del árbol e intentar analizar algunas cosas.

Una por ejemplo, centrándonos en Netflix específicamente es dar vuelta la pregunta: ¿Porqué no debería pagar un impuesto? No sé ustedes, pero si yo prendo la TV, abro un diario o viajo a alguna ciudad grande muy probablemente me encuentre con publicidades del servicio. Netflix está en Argentina y le interesa nuestro mercado, de hecho incluso el sitio web nos muestra un 0800 local para hacerle cualquier consulta que queramos.

Muchos dirán: “Netflix es una empresa de Internet y no tiene personería jurídica en Argentina” y es cierto, pero… ¿debe ese punto ser el único válido que esté por encima de todos los demás? Netflix no está en Argentina pero a su vez presta un servicio en Argentina y cada día lo está enfocando aún más y ahí entra el gran tema a discutir en mi opinión: la competencia.

Netflix compite con la TV Abierta, con el cable, con los videoclubes, los manteros y también con otros “clones” del mismo que tienen bastante poco éxito como Arnet Play o Speedy OnVideo. De todos ellos los únicos que no pagan impuestos son los manteros… y Netflix.

A nadie le gusta pagar impuestos, pero Internet está cada día más metido en nuestra vida. Spotify es otro ejemplo del que vemos una empresa que claramente intenta regionalizar su contenido. Desde el hecho que publicita sus servicios hasta los locutores de los publicidades son Argentinos y le hablan a los argentinos con el obvio objetivo de sumar cuentas Premium.

El gran problema es, ¿por qué es selectivo? Es decir, existen miles de sitios y servicios multimediales que ofrecen una suscripción premium y esta ¿ley? aplica solo a los grandes. Fabio se lo pregunta en su blog y creo que es una de las claves de la discusión. Es interesante porque realmente y si bien no me parece mal que Netflix, como proveedora de servicios, pague ingresos brutos no me parece bien que Google Play o iTunes pague cuando es un servicio que permite comprar aplicaciones que son imposibles de conseguir de otra forma ¿Está bien que quede afuera STEAM y Origin por ejemplo? Muchas preguntas, más respuestas.

¿Da para el debate, no? Como respuesta a mi mismo y en el caso particular de Netflix no me parece mal que le cobren ingresos brutos, por más que no me guste, que es distinto. De hecho he llegado a leer cosas como “atentan contra el acceso a la cultura”… viejo, ¡entonces pidamos que al videoclub de la esquina o a la librería de la plaza no le cobren impuestos brutos por lo mismo!

Realmente la inserción de Internet en la vida diaria de la gran mayoría de las personas ha ido comenzando a volver extremadamente complejas muchísimas cuestiones primero legales y ahora también, tributarias. Para muchas cosas ya no existen fronteras y Internet es una de ellas.

Y vos, ¿qué pensas? ¿Está realmente mal que se cobre el “impuesto a Netflix”?

31 Comentarios

  1. El problema para mi es que meten muchos servicios en la misma bolsa que funcionan de manera distinta.
    Por ej. Spotify opera en el pais y cobra en pesos. En cambio Netflix si bien tiene un catalogo regional, no tiene oficinas de facturación acá y pagas el abono en dolares.
    Por un lado no me parece mal que le cobren ingresos a las empresas. Pero que sea un arreglo consensuado por la empresa, no que descuenten automáticamente el 3% de todo lo que pague con la tarjeta. Porque si yo compro una app o juego en una tienda de Rumania. Si a los tipos les llega un 3% menos del pago, no me concretan la compra y quedas afuera.
    Ademas ya nos están cobrando el 35% por cualquier pago no nacional que hagamos. Creo que eso debería fomentar mucho la competitividad nacional de este tipo de servicios.

      • Spotify cobra en dolares pero saca el valor dividiendo los 36 pesos en lo que vale el dolar oficial haciendo que cada vez que el dolar sube, spotify te cobre menos en dolares para que te termine saliendo siempre 36 pesos.

  2. Lo leí muy rápido, pero me parece que el impuesto tendría que ser a Netflix y no al usuario (como estoy entendiendo que sucede).

    Por otro lado, un impuesto del 3% no me parece una locura. Todos pagamos alguno en la boleta del celular y no sé si son más caros.

    Ahora, quién fue el que dijo que se atenta contra la cultura? En serio 37 centavos de dólar son un atentado contra la cultura?

    • Exacto, yo entendí lo mismo, el impuesto no lo paga Netflix, lo pagas vos que usas Netflix que es diferente, si vamos a la raiz de la cosa, los impuestos se cobran por servicios que se supone te brinda el estado, Seguridad, salud, etc, etc, ahora bien, que se supone que me brinda la ciudad a cambio de cobrar este impuesto ? que nuevamente no lo paga Netflix, lo paga la gente.

      Adorado y alabado sean utorrent y ThePirateBay

  3. El problema, es hay una desinformación de la mierda.

    Yo entiendo que es una retención, y si antes vos pagabas $60 al mes por Netflix, ahora seguís pagando $60, sólo que a Netflix ahora le retienen digamos $3 pesos de esos $60, y se quedan con $57.

    Si Netflix se aviva (garcha al usuario) sube la cuota a $63.

    No me parece mal la medida, de ser así. Están facturando un fardo “vendiendo” en Argentina sin pagar IIBB, o casi nada de impuestos. Supongo que también aplicará a Crunchyroll.

    Lo raro de la medida, es que aplique sólo para Capital Federal.

    Estos servicios online no están bien regulados, y corren con ventaja, admitamoslo. Hay un vacío legal, una suscripción online o una compra digital que vendría siendo? Un producto, un bien, un servicio? Nadie lo sabe, y nadie sabe cómo regularlo apropiadamente. Este es un buen comienzo, solo que la medida es algo…rara.

    • El problema no es la desinformación, el problema es el estado metiendo la mando en donde sea con tal de recaudar… total la gente es la que sigue garpando el despilfarro, meanwile en los hospitales los médicos tienen que ir a laburar con un fierro en la cintura…. así nos va…. XD

    • Esto no es correcto,

      Desde la AGIP (la AFIP de CABA) aseguran que el impuesto se lo van a cobrar a Netflix. El tema es que los representantes del PRO y representantes del Gobierno de la Ciudad casi que aseguraron que el impuesto va a terminar pagándolo el usuario, que seguramente sea lo que va a pasar al final de todo esto.

  4. MAS INFO

    El gobierno porteño prevé cobrarles el 3% de los ingresos netos a Netflix, Spotify, iTunes, Google Play, Amazon, Facebook, Sony Play Station y Microsoft Xbox, entre otros servicios que ofrecen suscripciones o permiten descargas pagas de contenidos audiovisuales. Y tiene todo previsto. La resolución, criticada anoche por la Presidenta, establece que los agentes de retención serán las entidades emisoras de tarjetas de crédito, la forma más frecuente de pago de estos servicios, que en muchos casos son provistos por empresas extranjeras sin oficinas en el país.

    http://bucket3.clanacion.com.ar/anexos/fotos/25/1938525w300.jpg

    De hecho, no importará si la empresa tiene o no CUIT en la Argentina, porque el texto de la resolución -que regirá desde el 1° de noviembre próximo- prevé que “el monto retenido deberá ser declarado bajo la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) genérica del país de origen de la empresa prestadora del servicio, según corresponda, consignando la razón social del sujeto retenido”. Sólo están alcanzados los contenidos audiovisuales (es decir, quedan fuera del tributo otros tipos de software) y la alícuota aplicable será del “3% sobre el precio neto de la operación y se practicará en el momento de la rendición de los fondos para su transferencia al exterior”.

    La resolución tiene fecha del 27 de agosto y se publicó en el Boletín Oficial de la Ciudad el martes, pero sólo ayer tuvo una amplia difusión en las redes sociales, donde los usuarios de este tipo de servicios (por lo pronto, los al menos 350.000 abonados de Netflix y varios millones de las tiendas de aplicaciones de los sistemas operativos de teléfonos móviles Android y iOS) expresaron su enojo y su sorpresa. En Twitter, uno de los temas más conversados fue #NoAlImpuestoaNetflix.

    La presidenta Cristina Kirchner también se refirió al “impuesto a Netflix” con críticas al jefe de gobierno porteño y precandidato presidencial, Mauricio Macri. “Ustedes se acuerdan de que yo era fanática de DirecTV, pero ahora estoy a full con Netflix. Hoy me enteré, con sorpresa, que a la Ciudad se le ocurrió este impuesto, voy a tener que hablar con el ingeniero”, afirmó la mandataria durante un acto en la Casa de Gobierno.

    “Ponen un impuesto del 3% a los que consumen películas en la web, ¿por qué no se lo ponen al que consume cable, que es mucho más caro? Después aclararon que lo hacían para las empresas, pero éstas ¿no se lo van a recargar a los clientes?”, agregó sobre la medida, que también fue rechazada por la oposición política en la Legislatura porteña. En la Ciudad, como el resto de las provincias, el sector de la TV por cable está alcanzado por el impuesto sobre los ingresos brutos.

    En el caso de Netflix, cuyo abono es de 7,99 dólares, el monto del impuesto será de 2 pesos. Se desconoce aún qué harán las empresas, si trasladarán esa imposición al precio o si mantendrán sus valores actuales. Tal como dijo la Presidenta, la AGIP aclaró que la retención no se aplica a la tarifa que abonan los usuarios, sino a la facturación neta que tienen los prestadores de los servicios. Sin embargo, el gobierno porteño no descartó que pudiera trasladarse a los precios al consumidor.

    Los voceros de prensa de Facebook (que se vería alcanzado en la comercialización de juegos) y Spotify (en su servicio de streaming de música por suscripción) dijeron que la medida no afectará a los servicios contratados por sus usuarios. En el caso de Netflix, no hubo comentarios, y en Google Argentina, pidieron más tiempo para estudiar el alcance de la resolución.

    Netflix, que ya superó los 50 millones de usuarios en los países donde opera, vende acceso a un extenso catálogo de cine y series, y en la Argentina cobra en dólares aunque tiene su filial, Netflix Argentina SRL, que figura con el CUIT 30-71203929-5. Quienes usan o adquieren contenidos online, cuando pagan en dólares, sufren el incremento de la cotización oficial y tienen que pagar, además, el 35% que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aplica en concepto de adelanto del impuesto a las ganancias.

    Para el consultor Enrique Carrier, de Carrier & Asoc.,”lo positivo del affaire Ingresos Brutos es que genera una discusión necesaria en relación con el mundo online y su situación legal y tributaria. La ley tiene que ser pareja para todos. Si el cable paga Ingresos Brutos no veo por qué no lo debe hacer otra compañía que participa acá del mismo negocio”.

    La decisión del gobierno de Macri vuelve a poner en evidencia los desafíos que plantea la economía digital globalizada, que permite llevar las finanzas personales y corporativas por fuera de las fronteras geográficas de los Estados. Los usuarios de criptomonedas, como el bitcoin, lo confirman. Y sin irse tan a la vanguardia, también lo hacen quienes tienen cuentas en sistemas como Paypal, con las que cobran y pagan en dólares que en ningún momento están al alcance del fisco.

    Servicios de contenidos online, sean de video, audio, texto o juegos, tendrán un crecimiento exponencial en los próximos años. Según la consultora Dataxis, los proveedores de cine y series por Internet (para ver en distintos dispositivos, como smartTV, celulares y computadoras), tendrán en 2018 unos 3 millones de abonados en la Argentina. Este fenómeno también está al margen de la ley de servicios audiovisuales.

    El impuesto sobre los ingresos brutos es un tributo provincial que pagan todos los comercios legalmente habilitados en cada una de las 24 provincias. La aplicación a empresas tecnológicas que venden contenidos online es una novedad en el país y podría inspirar al resto de las provincias a aplicar tributos similares. En sus considerandos, la resolución porteña -firmada por el administrador general Carlos Walter- advierte que “corresponde prever que las transacciones que se realizan a través del comercio electrónico no socaven la capacidad contributiva del Estado para recaudar los ingresos públicos vía tributación”..

    • La re-elección presidencial era anticonstitucional, y se debatió la modificación.

      Me parece mal cortar así con la discusión, aduciendo su inconstitucionalidad de algo que, convengamos, es un tema bastante menor. Creo que da para el debate

  5. Acá hay dos aspectos que veo yo, por un lado el primero y la razón de todo ésto: Ya no saben que inventar para recaudar plata…

    El segundo aspecto es que siempre le tocan el bolsillo al usuario, pero un 3% no es nada, de $100 te cobran $3, no comprás nada hoy en día con eso… No está mal que recauden así, y no me pongo la camiseta del gobierno de turno, sino que los entiendo, hoy en día Internet es el servicio que más se usa y era hora de que se aviven y empiecen a cobrar por ello. Pero me parece que la gente se está equivocando al decir que el 3% se lo cobran a Netflix o la prestadora que sea, no… Lo paga el cliente… Como todo impuesto, como por ejemplo el IVA, el vendedor lo cobra en la factura, el cliente lo paga, pero luego el vendedor tiene que pagarle a la AFIP lo que recaudó de IVA, lo mismo ocurre con los IIBB, para los que estamos inscriptos en AFIP y en IIBB no nos afecta tanto ya que sí o sí lo pagamos todos los meses, sólo que descontamos de ese importe lo que ya pagamos.

    • “hoy en día Internet es el servicio que más se usa y era hora de que se aviven y empiecen a cobrar por ello”

      No se vos, pero yo ya pago por internet, a mi no me sale gratis, y en la factura de mi proveedor, casi un 40% son impuestos varios.

      • Yo no pago, le robo WiFi al vecino!!

        Hablando en serio, yo pago por internet, pero acá hay que aclarar todo… Una cosa es Internet y otra cosa es Netflix (Generalizando), todo el que tiene Internet no usa servicios de streaming pagos, desconozco el porcentaje de gente que lo usa pero no es tanta, eso sí, está creciendo; ahora imaginate a una jubilada que paga el servicio de Internet para jugar a los jueguitos de Facebook y leer algunas noticias, a vos te parece bien que le cobren un 3% de retenciones por servicios de streaming pagos? O en vez del 3%, le cobren el 1%, va a haber gente pagando por algo que no usa, y va a ser desigual… Y si fuera el caso de que se lo cobren a los ISP, el mismo no va a perder y se lo traslada al usuario.

        Hoy no lo veo mal, siempre y cuando no se abusen como hicieron con los autos importados…

  6. Agrego una cosa más, es una crítica general contra todos los gobiernos, y es que generalmente designan a una persona encargada de un tema en particular, pero la designan a dedo, pocas veces eligen a alguien competente, y en éste caso estaría bueno que varios expertos se encarguen de regularizar cada servicio y sin que se les vaya la mano…

  7. Para todo pagamos impuestos. La expresión “pagar por respirar” es casi un hecho.

    Creo que el tema no sería tan controvercial si la media poblacional tuviera ingresos acordes a todo lo que tiene pagar.

    Este impuesto en particular no le mueve la aguja a nadie. Pero, también es “luz verde” para empezar aplicarlo sobre lo que se te ocurra.

    Por consiguiente, como todos sabemos, los impuestos tienden a subir. Hoy son 3$ e hipotéticamente en cinco años serán $100 y en diez, $1000.

    Lo mejor de todo esto es que los impuestos que pagamos vuelven…

    Sí, claro, voy a escribirlo en mi máquina de escribir invisible (…)

  8. Clarisimo como siempre Guillermo, me hiciste ver bastante diferente el asunto

    De cualquier manera, cuando aparece un impuesto es porque se saca plata de un lado y se pone en otro, me gustaria saber con que derecho el gobierno porteño pone este impuesto y a que destinaria la recaudacion.

    Creo que esta decision deberia ser reglamentada en un marco que abarque a todo el pais, desde ahi, si quieren que la plata recaudada vaya directo para los gobiernos provinciales donde se utilizen. (o por ahi que los gobiernos provinciales/de la ciudad decidan no cobrarlo)

  9. Acá el problema es un poco forma y otro poco el fondo.
    Es correcta la aplicación de IIBB,, como toda otra tasa o impuesto que se deba tributar localmente, lo que realmente esta mal es:

    A.- La forma de implementación
    B.- Las atribuciones tomadas por quien no debe (para eso esta la legislatura)
    C.- EL nivel de improvisación (que genera mas quilombos que soluciones.)
    D.- La falta de tacto y criterios a la hora presentar los informes a la legislatura.

    En CABA el PRO critica (y con razón) al gobierno nacional y terminan haciendo mamarrachos similares a los K, pero en escala 1:2000, ½ pila señores, dejen de improvisar!

  10. Leyendo el post de Guillermo, se pueden plantear distintos puntos de vista. Como yo lo veo, me da a entender que el gobierno porteño trata de sacar guita de donde puede. Es cierto que Netflix está en una situación favorable para evadir pagar IIBB pero también nos encontramos frente a una situación de que no se sabe si esta gente realmente entiende cómo funciona la era digital estos días.

    Saliendo un poco del tema, algo que se me viene ocurriendo hace tiempo, es lo de cobrar “un porcentaje” de las comisiones que MercadoLibre recauda de todas las ventas que realiza. Ya que ellos no hacen nada, son como una página de clasificados que cobran un porcentaje bastante alto (desconozco el porcentaje actual, pero debe estar por el 14%) sobre un precio que a veces puede tener varios ceros y nos terminan descontando, por decir un número, $500 por publicarlo nomás.

    ¡Saludos!

  11. Argenteam + tpb + google + utorrent = no pago ni un solo dolar, ni mucho menos un defoltipeso, asi no me violan con el 38% (35% del exterior + 3% del iibb).

    Y dicho sea de paso despues del 21 arrancan las nuevas temporadas de mis series favoritas, y las pienso seguir bajando gratis.

  12. Primero quisiera comentar que el Gobierno de la Ciudad solo puede cobrar TASA por distintos servicios de actividades comerciales donde el “pago” es en la Ciudad de Bs.As. No es un impuesto (aunque parezca lo mismo es distinto). Por otro lado en este caso solo aumenta los contribuyentes que pagan el impuesto así que no necesita ninguna ley de la Legislatura y no es Anticonstitucional ya que los Ingresos Brutos existe y no es un impuesto o tasa nueva.
    Cuando pagamos cualquier factura pagamos el servicio mas impuestos mas tasas mas contribuciones municipales, etc. por lo que al final lo termina pagando el usuario.
    Sin embargo deberíamos tener en cuenta que empresas que venden sus servicios a través de Internet con pago por tarjeta de crédito y con direcciones en paraísos fiscales para evitar pagar cualquier tipo de impuesto ya sea nacional, provincial o municipal tampoco son buena gente.
    Lo correcto es que estas empresas se inscriban como cualquier empresa en el país y paguen sus impuestos ya que de esta manera y siempre hipotéticamente hay mas dinero para que los habitantes de la Ciudad de Bs.As tengamos mejores servicios.

  13. El problema, creo yo es el hartazgo:

    Primero, te cobran un 35% de recargo en compras al exterior… no suficiente con eso, te complican hasta el hartazgo la entrega con la aduana y el Correo Argentino (6 meses esperando un paquete del exterior), te hacen ir a Ezeiza a buscar el paquete (vieja, pago al correo para que me llegue a casa, no para tener que ir a buscarlo yo…), te cobran 40 mangos por “costo de almacenaje”; y ahora, te cobran 3% (porque el el impuesto lo van a trasladar al usuario, eso no lo dudes).

    Ojalá todos estos politicos inutiles se mueran de cancer…

  14. Me parece perfecto que le cobren impuesto A netflix (nótese la A en mayúsculas) y A cualquier empresa de internet que venga a vender al país.

    Lo que deberían hacer es obligarlos a cobrar EN PESOS. Andá a querer cobrarle en dólares a un francés en Francia o a un gallego en España!

    El tema es que, detrás de todo esto, seguro hay un chanchullo entre don Mauricio y los dueños de las financieras (dueños de las tarjetas de crédito, que serán ENTE RECAUDADOR (?!!!))

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here