Épocas de radio

Lamentablemente, hoy en día el término Geek está muy devaluado. Cualquiera puede ser Geek ahora. Pero, ¿Por qué no nos movemos unas décadas atrás?.

Mi viejo, fanático de la radio y radioaficionado desde los 80’s inculcó en casa un ambiente nerd-geek desde siempre, nací entre antenas, cables, radios y computadoras. Por aquel entonces no había internet (En realidad si, pero era solo para apoderados), el teléfono existió desde siempre y también había algo más: La radio. Era muy divertido sentarme junto a él mientras él entablaba un QSO (entablar una conversación) con otra persona en algún lugar de la ciudad, provincia, país o mundo. Se podían encontrar diversos temas para charlar, compartir anécdotas y hacer amigos. Para esa época la actividad de radio era bastante fuerte, había equipos de precios accesibles y con un examen uno podía tener licencia de radioaficionado. Era increíble como uno se situaba en una frecuencia del ancho espectro de radio, pulsaba el botón y tanta gente podía escucharte, si las condiciones eran buenas se podían establecer conversaciones con otro país y no solamente uno limítrofe. Escuchar yankees, ingleses, españoles e italianos era moneda corriente en onda corta, mas precisamente en las bandas de 40 y 20 metros. Lo mejor de esto es que uno podía tener referencia de que realmente había entablado un QSO con una persona que estaba a, tal vez, más de 10.000 km de tu casa, a través de las tarjetas QSL

Tarjeta QSL

(Una tarjeta QSL, en este caso es la del argentino Marcelo D. Leo)

La tarjeta QSL también llamada tarjeta de cortesía indicaba algunos datos de ese QSO, como por ejemplo la hora y el día, la frecuencia, el modo y con que estación se estableció la conversación. Esto se enviaba, obviamente, por correo postal. ¿Que esperaban? ¿Un email?

Tanta era la actividad de radio que había varias revistas que trataban el tema entre las que destaco CQ Radio Amateur y Radio afición y CB de una editorial española. La segunda era de entrega semanal con 50 o 60 fascículos que trataban temas muy interesantes, explicaban el funcionamiento de la radio, la electrónica, como montar una estación de radio, etc.

Los radioaficionados también construían sus propios equipos entre los que abundaban los filtros para mejorar la claridad del audio, amplificadores de potencia con válvulas en desuso (por lo general obtenidas de viejos equipos de la WWII), compresores y cámaras de eco para micrófonos, transversores y fuentes de alimentación. Así, un entusiasta de la radio y la electrónica como mi viejo tenía cierto arsenal de equipos ensamblados por él. Si bien para esa época ya se podían conseguir excelentes amplificadores lineales transistorizados de gran rendimiento, su precio era elevado y no era lo mismo que sentir ese espíritu tan lindo del Do-It-Yourself.

Amplificador lineal valvular

(Amplificador lineal de construcción casera basado en cuatro válvulas “813”)

Claro, los radioaficionados también se juntaban a asados, reuniones y en algunas ciudades tenían un Radioclub, como un punto de encuentro para ellos. Se realizaban tareas, festejos y jornadas. Hoy, esto es muy raro que se practique. Las nuevas tecnologías dejaron en segundo (o tercer) plano a la radio afición.

Radio afición + Computadoras = Modos digitales

Durante mi niñez también vi a mi padre hacer “modos digitales”. Algo bastante raro para mi en ese momento, recuerdo como si fuera hoy, estar junto a mi padre recorriendo frecuencias y de repente escuchar unos ruidos raros (similares a los que produce un modem dial-up). Cuando le preguntaba a mi padre que eran y para que eran esos ruidos el me contestaba que era información codificada que viajaba por radio, que utilizando una computadora se podía decodificar y se obtenía la información que se envió originalmente. En ese momento mi cabeza hizo “clic”. ¡Claro! ¡Era genial! Podría enviar texto e imágenes a través de la radio, a la distancia que yo quisiera y que muchos podrían ver y leer.

Para realizar esto, existen varios modos, entre ellos los que mas recuerdo son Packet Radio y SSTV. Mi padre tenía instalado en la computadora de la casa (Si mal no recuerdo, un Pentium II 233) una placa Baycom, de construcción casera (Y Nacional) que se conectaba a un puerto ISA. Para aquel entonces, los radioaficionados de mayor poder adquisitivo tenían un TNC que cumplía la misma función pero de forma externa a la PC y con algunas ventajas que sinceramente, no recuerdo.

Tnc2400

Entonces bien, teníamos el hardware que capturaba ese audio recibido por nuestro equipo, ahora nos faltaría el software que decodificaría todo ese ruido a algo entendible. El software que más recuerdo para esto, era uno que corría en DOS y se llamaba Graphic Packet, su ejecutable era GP.EXE y se veía así:

Graphic Packet

Ese software era lo que hoy se asimila a un cliente IRC. Uno se conectaba con otro radioaficionado para simplemente “Chatear” o a un BBS (Bulletin Board System) que era lo que hoy son los foros y las listas de correo. En un BBS uno podía encontrar revistas digitales (E-Zines) con tutoriales y hacks que se le podían realizar a los equipos de moda en esa época, así como también circuitos electrónicos para construir algún aparato casero, claro, como no había forma de insertar una imagen los esquemas se realizaban con los simbolos, algo así como ASCII Art pero útil.También se podían leer los boletines de información y revisar la cuenta de correo. Todo esto se realizaba a velocidades paupérrimas si las comparamos con las actuales conexiones de varios megas, estamos hablando del orden de los 300, 1200, 2400 o 4800 baudios por segundo como mucho (Si, 4.6 kbps!!) Era lento, pero funcional. (Claro que fallaba también).

Los radioaficionados no sólo establecieron comunicaciones terrestres, sino también a satélites, si bien ya existían satélites para radioaficionados, en el año 1990 Argentina lanzó su primer satélite al espacio, aunque cierta persona que debería saberlo, no lo sabe. Así, el 20 de enero se lanzó LUSAT-1, el primer satélite Argentino construido por radioaficionados.

Satélite LUSAT

(Recorte de la revista Billiken mostrando el LUSAT en detalle)

Y cuando digo casero, es CASERO:

Placa del LUSAT

Si bien su tiempo de vida se calculó en aproximadamente 6 años, hoy se puede seguir escuchando la baliza en telegrafía.

A través de este satélite se podían establecer modos digitales como Packet Radio con cualquier parte del mundo de manera muy sencilla y eficiente. Es bastante sorprendente, ¿No? Desde el año 1990, enero de 1990. Hoy, agosto de 2012 y ese satélite sigue funcionando.

¿Y que pasa con las imágenes? Bueno, si pudieron transmitir texto, seguramente también se pudieron transmitir imágenes, ¿No?. Existe un modo digital llamado SSTV (Televisión de barrido lento), con el cual se podían enviar y recibir imágenes con una computadora conectada al equipo de radio. El software que utilizaba mi padre se llamaba MixW y funcionaba en Windows 98. MixW se encargaba de codificar la imagen a sonido y se veía mas o menos así:

SSTV

Tardaba bastante recuerdo, y se podía elegir la velocidad de transmisión, así, una velocidad más lenta hacía que la imagen salga con mejor calidad y definición que una más rápida, esto era ideal para cuando se establecía un enlace a larga distancia, donde los ruidos eléctricos (expuestos como las pequeñas rayas y desfasajes de color que se ven en la foto) afectaban la imagen.

Hist 218

Radioafición + Computadoras + Internet = Boom

Claro está que en algún punto, si la radio afición se juntó a la computación, ¿Por qué no lo haría a la Internet también? Recuerdo que en el año 2005 o 2006, cuando teníamos Dial-Up de 56k mi padre hablaba sobre Echolink, al parecer era una especie de software de voz por IP para radioaficionados, donde uno se creaba una cuenta con su licencia y una contraseña y podía estar en contacto con radioaficionados de todo el mundo, ¡Y no solo eso! También existían los “Links” que no eran más que una computadora conectada a un equipo de radio, entonces quien se conectaba a un Link “salía” por radio en alguna parte remota del planeta tierra. Echolink se ve más o menos así:

EchoLink

Hay una lista separada por países e infinidad de estaciones, links y repetidoras. Fue muy sorprendente para mí (y supongo que para mi viejo también) ver que una vez iniciado el programa, hacias clic sobre una estación, se conectaba y con la barra espaciadora enviábamos audio a alguna persona, a los pocos segundos de cortar la transmisión, alguien respondía del otro lado, ¡Sin cortes ni ruidos! y solo a 56kbps de, en ese momento, Infovía (ahora Speedy).

Pasó el tiempo y armamos una vieja (muy vieja) computadora para hacer un Link de Echolink. Recuerdo que era un Pentium 1 de 75mhz con 32 MB de RAM y Windows 98 con un monitor de 13” monocromático, allí se “hospedaba” el Link. Claro, para aquel entonces ya teníamos ADSL (de 256kbps!). La interfaz a la radio fue bastante sencilla, ya que gracias a los modos digitales practicados durante tantos años por mi padre le habían dado suficiente experiencia para conectar la radio a la computadora. Sin más, registró un Link con su licencia (Los links se identificaban por tener un -L después de la licencia).

Mi padre salía a trabajar siempre con su equipo de VHF en la camioneta y desde allí, viaje al trabajo, podía comunicarse con colegas radioaficionados de otra parte del país, sin ruidos ni interferencias.

Habíamos llegado a un punto bastante alto en cuanto a avance tecnológico se refiere, si bien la voz se codificaba a bits y viajaba por algo que se estaba haciendo muy popular por esos días (Internet), no dejaba de existir el enlace de radio que le agrega ese toque especial a la conversación, cualquier persona con un receptor sintonizado en la frecuencia correcta y a algunos kilómetros de casa podía escuchar gente de cualquier parte del mundo como si estuviera hablando por celular. La tecnología ayudó a mejorar esto, pero no precisamente a perder el espíritu.

Fue por eso que mi papá hizo muchos amigos nuevos entre los que destaco a Manuel, EA3EA0. Uno de sus primeros contactos por este medio y a muchas personas de Argentina. A partir de este nuevo grupo de radioaficionados (mas que nada argentinos) surgió la idea de montar algo de ATV o televisión amateur, por sus siglas en inglés. Esto no es nada nuevo, el ATV existe desde hace muchos años (En las revistas de CQ Radio Amateur se tocaba mucho este tema), pero ahora se podía usar Internet para lograr mejores resultados al transmitir y recibir imágenes, así formaron ATVA (Argentina TeleVisión Amateur). Hacen reuniones durante el año para discutir temas relacionados a esto, exponer proyectos, inventos y desarrollos y por qué no, almorzar algo.

Gracias a esto la casa se empezó a poblar de transmisores de video, cámaras, más cables, más antenas y mas equipos, uno de los más interesantes es una repetidora de video que armó:

La misma posee un repetidor de video, un controlador de 8 salidas basado en un PIC gobernado por tonos DTMF, un generador de video y un detector de video, a su vez tiene una fuente de alimentación y una batería para que la repetidora funcione aún sin energía eléctrica.

En el sitio de ATVA podrán encontrar muchos proyectos realizados por los integrantes del grupo, son muy interesantes.

Avanzando un poco más, mi padre se empezó a interesar en la radio definida por software, que no es más que un receptor de radio que se controla por software, la ventaja que tiene es que con un solo receptor y un software especial instalado se puede generar un servidor SDR, y cualquier persona puede escuchar la frecuencia que quiera, dentro del rango del receptor.

Receptor SDR

(Receptor construido por mi padre, Daniel Rey)

Pueden escuchar el receptor de Nestor, LU5DNP http://lu5dnp.dyndns.tv/.

Si bien antes era todo más criollo, la llegada de la computadora a la radio ayudó muchísimo a ampliar los horizontes de este gran hobby.

Quizás en la actualidad, con conexiones de decenas de MB y tecnologías gracias a las cuales podemos ver a alguien en alta definición a miles de kilómetros con solamente un par de clics hagan que historias como estas no sorprendan a nadie. De todas maneras me gustarían que viajen mentalmente unos 10 o 15 años atrás, donde el aparato más avanzado de la casa era un TV color o, con suerte, un horno microondas para darnos cuenta lo mágico del asunto y de todo lo que le debo a mi viejo – entre otras tantas cosas que le debo -  para ser el geek que soy.

18 Comentarios

  1. Que genialidad! Como bien dijiste, pensar que lo mas moderno que teníamos era el tele color.

    Excelente el artículo, si no estuviera en público se me hubiera piantado un lagrimón

  2. Muy linda historia. Pensar que ahora que existen todos los medios la conversación se limita generalmente a texto (y hasta con limite de caracteres).

  3. Que epocasss, yo use bastante banda ciudana (bien amateur). De alguna manera siento que modular por radio me genero el interes por las participar en BBSs y despues al IRC e internet. Hermosas epocas.

  4. Que buena nota! La verdad no me esperaba encontrar algo así, ya me había emocionado con la anterior y leo esta con un enganche perfecto.

    Ya se la mande a mi viejo para que llore un rato al ver que todavía hay gente que le interesa un poco el hobby.

    Muy copado también el receptor de LU5DNP, yo hace años quería armar algo así con un receptor ICOM multibanda, pero nunca pude concretar nada.

    El echolink sigue siendo algo copado para radioaficionar seguido hoy en día. En el defy tengo la app para conectarme por echolink, cuando mi viejo tenia enlazado el servidor hacíamos que la repetidora de Miramar se hicieran contactos internacionales.

    Aprovechando las tecnologias actuales, también tengo el mapa en el Defy para cazar satelites, me acuerdo cuando teniamos que recibir por correo los datos keplerianos con las correcciones sobre las orbitas de los satelites para que con programas de seguimiento como el Orbitrak podamos calcular cuando iban a pasar los satelites por encima, y ya de escuchar la baliza nos poníamos contentos.

    Tengo un conocido que pudo conectarse al server de packet que esta instalado en la ISS y le llego la tarjeta del comunicado. Yo nunca tuve tanta suerte con eso pero igual me gusta.

    Saludos de parte de LU8EHS

    • La verdad, cuando no renove mas mi licencia (lw5dad) a mediados de los 90, no segui mas en tema, pero fue realmente excitante hacer packet a los 13 años con un handy y una c64. No era un hobby barato, no costaba tanto como los modelos a radiocontrol, pero yo apenas ahorrando pude comprarme el tnc. Y lo tuve que jubilar tempranamente porque los BBC de las pcs, me lo colgaban con un caracter que mandaban al aire. Ya despues cuando me compre una base icom de 2mts no tenia la licencia y me cobraban mucha guita por renovarla, asi que cerre ese capitulo de mi vida. Algo que recuerdo con cariño, es el correr a casa a desconectar la antena cada vez que habia tormenta.

  5. ahora si me sorprendio la nota… la vuelta de tuerca de la evolucion personal tuya y tu viejo es mas gratificante de leer q la anterior. XD exitos.

  6. Me encanto el articuló! La verdad despertó algo dentro mio. Me dieron muchas ganas de investigar un poco mas de esto y quiero montar una!

    La verdad, lograste tu objetivo. Me transporte a una época de la cual no tenía conciencia. Muchísimas gracias por el artículo!

    Abrazo!

  7. Yo estoy en el ejército: el código Q, echolink y SSTV lo utilizamos todos los días, la diferencia, no somos “aficionados” ni hablamos de trivialidades tal como lo usan los civiles.

    • Te lo pregunto sin ironizar ni nada por el estilo pero…

      ¿En épocas de paz o cuando no hacen “simulacros” o como se llame, para que la usan si no es para cosas “triviales” como bien decís?

  8. Hay mucha gente que sigue haciendo radio. Imaginense que ante una emergencia o catastrofe, los unicos medios de comunicacion fiable son la radio o la telefonia satelital (aunque mucho mas faciles de ser saturados en caso de emergencia).

    Acerquense a su radioclub local, y aprendan un hobby nuevo.

  9. Me hiciste acordar algo: en TELAM hasta no hace mucho usaban los Packet Radio para mandar lo boletines de noticias a los medios de comunicación, hasta 2006 trabaje en una radio que lo usaba, en una 486 con monitor monocromo, y todo a imprimirlo en una Epson matriz de punto, muy vintage para esa epoca, pero funcional. En ese momento se fueron volcando para el lado de internet, no se si todavía prestaran el servicio.
    Y como profesional de radio y civil, le digo al oficial que uso todos los sistemas que menciono, y no para trivialidades.

  10. Si me habré pasado noches escuchando a al VOA, Radio Nederland y su programa para Dx, la Voz de Sud Africa que entraba como una local,.. que épocas…. gracias por la nota

  11. Excelente post la vieja escuela, como lo comentas era una actividad muy reservada yo asisti de niño a algunos eventos de radioaficionados me maraville, ademas el vecino de la esquina era radioaficionado por que no cualquiera monta tantas antenas y torres en el techo de su casa.

    Equipos tan geniales que (si las condiciones lo permitian) la señal daba la vuelta al mundo.

  12. La mejor banda es la 11 muertos alli se comunica hasta con la luna, que elegancia. QSL TOTAL…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here