Hace algunos años (más de lo que me gustaría admitir), sea por curiosidad o por necesidad de exprimir un poquito más los escasos recursos de mi PC solía andar toqueteando el registro de Windows, habilitando algunas cosas, deshabilitando otras. Muchas veces salí airoso de esa situación, otras veces salí derrotado, cabizbajo y con la cola entre las patas, viéndome obligado a tener que reinstalar el sistema operativo, con todo lo que eso implica: formatear, instalar el SO, instalar controladores, aplicaciones, configuraciones particulares de muchas de ellas, en fin: una enorme pérdida de tiempo.

Otras veces también tuve que repetir ese proceso por otras causas ajenas a mis dedos toquetones. Alguna vez fue consecuencia de una actualización del SO que salió mal y no se pudo recuperar, otras veces se debió a una falla del disco y no hubo más salida que empezar de cero con todo en un disco nuevo. Alguna otra vez fue porque en un descuido instalé algún software non-sancto plagado de virus y otras yerbas… En definitiva es muy probable que por una cosa o por otra más de una vez tengamos que pasar por la laboriosa tarea de perder una mañana entera en esta tarea. Y siempre puede ponerse peor.

O podemos tomar las precauciones necesarias a fin de minimizar los daños haciendo una copia de seguridad del sistema con regularidad. Tengo como norma, luego de hacer una instalación nueva del SO dejar una copia del sistema en una partición aparte, para poder restaurar rápido ante una eventual fatalidad como las arriba mencionadas, pero este modo de trabajo tiene, al menos, dos cosas en contra:

1.- Se pierde buena parte del trabajo realizado desde el día 1 hasta el del desastre.
2.- Requiere realizar la copia desde otro sistema, que en lo personal no me molesta mucho, ya que me es tarea habitual. Pero en el caso de hacerle una recomendación a la Tía Rosa, que apenas se maneja con el Feisbu y las páginas de recetas, la situación es distinta.

En este caso, a nuestra querida tía Rosa, le puedo recomendar EaseUS Todo Backup. Se trata de un software gratuito de copias de seguridad que viene a salvar estas dificultades que mencionaba. Las salva porque permite, por una parte, establecer una programación para realizar las copias de seguridad, y por otra parte lo hace desde el mismo sistema en el que está instalado, lo que facilita enormemente la tarea de disponer siempre de una copia reciente del sistema, y que el día del desastre, las consecuencias, si las hubiera, sean mínimas.

Vamos al grano: Descargamos el software (podemos comprar la versión Personal, que ofrece algunas funciones más que no están en la versión free). Durante la instalación elegimos dónde se va a hacer la copia de seguridad (aquí debería colocarse un disco externo en caso de tenerlo, o bien una carpeta en otra partición del disco).

La interfaz del programa es simple y minimalista. Para hacer un respaldo completo lo más conveniente sería, desde el menú lateral, seleccionar la opción “Copia de seguridad de Disco/partición”. Se elige la partición donde está instalado el Sistema Operativo y luego se presiona el botón “Proceder”.

Una vez finalizada la copia de seguridad debemos crear un disco de rescate (Menú > Herramientas > Crear disco de emergencia). Es el conjunto de herramientas (en CD/USB) que deberemos usar para restaurar el sistema cuando sea necesario. Vale recomendar que se hagan dos copias del disco de emergencia y se guarden en lugares separados, por si las moscas.

Si, llegado el caso, a la Tía Rosa se le queman los papeles (te va a llamar, dalo por hecho) no hay más que iniciar la PC desde ese disco de rescate, seleccionar la copia más reciente que se tenga e indicar al programa el disco o partición que debe restaurarse. De ahí en más no queda sino esperar a que el proceso finalice.

Desde que tengo memoria en mi casa siempre se habló sobre la importancia de tener una reserva de dinero (en efectivo), alimentos y agua para alguna emergencia. Lo más deseable sería nunca necesitar usar dicha reserva, pero uno debería irse a dormir tranquilo sabiendo que si llegara a haber alguna necesidad no se pueda disponer de algunos pesos y de un poco de harina, yerba y agua. Con las copias de seguridad se aplica el mismo principio. Es mejor no necesitar usarla, pero uno puede dormir tranquilo sabiendo que tiene un respaldo para el día que algo salga mal.

Y la pobre Tía Rosa va a poder estar tranquila de saber que sin importar qué pase va a poder disponer, sin mayores problemas, de toda su colección de recetas de cocina para deleitar a su sobrino del alma.

Ah, y por cierto. La foto del gato en el monitor es meramente ilustrativa

2 Comentarios

  1. En EaseUS son muy grosos.

    Me encanta Data Recovery, fue el único que me salvo las papas una vez(y siempre), que tenia que recuperar la estructura de directorios y los otros software de recuperación no lograban hacerlo, para poder salvar un software de facturación, cuyo programador no existía mas! Esta gente hace las cosas muy bien.

  2. Justo hace 2 semanas lo use al encontrarme que el clonezilla no me servia para clonar discos M2 Mve no lo reconocía. Mucho mas user frendly

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here