Son molestos, feos, y cada vez que le prestamos atención vemos que están próximos a vencer.

No quedan bien en ningún lugar ni tampoco – desconozco la razón – nunca están en casi ningún hogar por más que deberían. Llevamos matafuegos (así le decimos en Argentina aunque en otros lugares le dicen extintores) en el auto y en cualquier embarcación, pero extrañamente, no en nuestras casas, el cual es el lugar donde pasamos nuestra mayor parte de tiempo.

Y si bien la seguridad de los elementos eléctricos cómo también los calefactores y cocinas a gas es muy alta, la posibilidad de cualquier accidente por más mínima que sea está siempre latente. Allí es donde ese tacho rojo bien feo nos puede sacar de un apuro.

Existen varios tipos de matafuegos, cuyo rango de acción depende del “tipo de fuego” ya que no es lo mismo un fuego en una estación de servicio que en una oficina. Para hogares el recomendable es el del tipo “polvo químico seco – ABCD”, los cuales son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de fuego Clase A (combustibles sólidos), Clase B (combustibles líquidos y gaseosos), Clase C (equipos eléctricos energizados) y Clase D (metales combustibles).

Todavía recuerdo un verano de hace muchos años atrás donde puse un espiral (de esos para los mosquitos) que terminó encendiendo parte de una cortina que daba al balcón. Fue solamente un susto pero que de no haber estado en ese lugar en ese momento podría haber terminado en algo muy grave. La pregunta es… ¿Que pasaba si estaba durmiendo y me despertaba con un incendio en el living? Sin un extintor la respuesta es salir corriendo y llamara a los bomberos.

Cosas así pueden pasar en cualquier hogar, y un simple matafuegos ayudar mucho. Comprá un matafuegos. Uno de 5KG sale 2 mil pesos.

Mejor prevenir que lamentar.

5 COMENTARIOS

  1. Recuerdo, siendo niño, que mi papá trabajaba en una empresa de barcos, y tenía un extintor “real” (grande, industrial, para cosas serias) en el carro. Un día vimos un carro incendiandose del motor con un par de personas tratando de apagarlo con un extintor “tipo spray” (tamaño de lata de fijador de pelo) sin mucho éxito.
    Papá bajó, y en 3 segundos el fuego estaba controlado.
    Casi nadie necesita un extintor. Pero cuando lo necesitas, no hay como tener uno, bueno, a la mano.

  2. Alejandro

    Muy bueno tu consejo Guillermo, hay que tener en cuenta que un extintor sirve cuando el incendio está comenzando, más allá del tipo de fuego a atacar (Clase A B C etc) la carga de un matafuego normal de 5 Kg dura unos 40 a 50 segundos antes de agotarse. Se debe apuntar al foco del fuego y lanzar pequeñas ráfagas hasta lograr apagarlo. Si no se consigue apagar llamar a los bomberos y evacuar el lugar.

    Muchas veces antes del fuego se percibe el olor a quemado o rancio, por ejemplo un motor eléctrico antes de provocar el fuego comienza recalentando los cables, el bobinado, etc. En ese caso cortando el suministro eléctrico deja de recalentar y se puede llegar a evitar el fuego, o una sartén con aceite olvidada en la cocina encendida, cerrando la llave de gas a tiempo deja de sobre calentar el aceite y se evita un problema peor (en este caso nunca usar agua para apagarlo, OJO).

    Al igual que un curso de RCP, todos deberíamos saber utilizar un matafuego.

    Siempre es bueno además del matafuego tener en casa un par de sifones, no es aplicable para un incendio de cables o instalaciones eléctricas si está energizado, pero puede ayudar bastante a zafar en el momento. También en el auto, además sirve para limpiar heridas o como agua potable en caso de emergencia.

  3. Alexis

    Soy brigadista donde trabajo y no solo recomiendo el extintor en el hogar, si no también tomar al menos una capacitación de seguridad y extinción con fuego real controlado.

    Les dejo como referencia el lugar donde lo hice en Gral. Rodriguez. Allí entrenan policías, bomberos e incluso fuerzas de otros países:

    http://www.infocas.com.ar/

    Asegúrense también de revisar regularmente el manómetro del extintor, al margen de renovarlos antes de su fecha de vencimiento.

    Si trabajan en alguna empresa donde no se cumplan los planes y operativos de simulacro requeridos por ley, faltan extintores o están vencidos, faltan desfibriladores, botiquín, señalización, silla de ruedas y/u otros, exíganlos.

    Lo más importante: ofrecerse como voluntarios. Nunca alcanzan ni jamás van a sobrar.

  4. Boneco

    El matafuego que deberíamos tener para aparatos electrónicos es el tipo HCFC-123 que no deja residuos que corroen los circuitos electrónicos. También hay un matafuego especial para apagar grasas y aceites que se usa en restaurant y parrillas

  5. Luis Segura

    Yo en casa tengo uno de coche, no sera muy grande pero es discreto y de nada a ese, mejor ese.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here