De un ¿o una? Phablet no se vuelve

Dicen que de muchas cosas no se vuelven, pero por las dudas no vamos a entrar en detalles.

Aunque en lo que respecta a tecnología, una de las cosas que cuando fueron presentadas me parecieron bastante insulsas fue la “mezcla” entre smartphone y tablet que Samsung comenzó a promocionar con el Galaxy Note como una especie de híbrido y con un nombre que, no recuerdo si puesto por ellos o por la prensa, era bastante descriptivo: Phablets (una mezcla de las palabras phone y tablet – teléfono y tableta).

Sin embargo, cuando pude jugar muy poquito con aquel primer “goyete grande” me di cuenta que, además de tener una pantalla enorme comparado con todos los smartphones de aquel momento, al rato ya me había acostumbrado gratamente y acciones que – para mis manos que son básicamente un racimo de… bastante grandes – como escribir un mensaje de texto o navegar por Internet terminaron siendo muchísimo más cómodas que en un smartphone táctil tamaño estándar como un Samsung Galaxy S2. Había quedado con un excelente sabor de boca.

La cuestión es que después de vender el Samsung Galaxy S2 (y con una tarjeta de crédito prestada con excelente descuento para Personal) decidí cambiar de equipo y cómo las alternativas no eran muchas decidí ir por un Note 2, el cual estaba cerca de 1000 pesos menos que el Samsung Galaxy S4, diferencia que si bien para algunos puede “valer” ya para mi era un poco excesiva teniendo en cuenta que ya con el S2 estaba bastante conforme en lo que a performance respecta. Casi sobrado. Y es que… no juego, ni tampoco soy demasiado multitarea en un smartphone. Ah, cosas que pasan cuando uno se pone mayorcito.

samsung-galaxy-note-2
(El Note 2 en perspectiva, junto con auriculares inmensos y un mate de verdad)

No quiero entrar en detalles del Note 2 porque ya vamos a hablar específicamente de él, por lo tanto me gustaría contarles algunas cosas que experimenta uno al cambiar de un smartphone a un phablet.

Primero el tamaño: son gigantes, y nunca van a dejar de serlo. Con esto deberemos olvidarnos de escribir con una mano (yo nunca lo hice por lo que no tuve problemas con ello). Segundo y en caso del Note 2 debo decir que el “grip” es bastante malo culpa de la curvatura y la carcasa de plástico glossy que da la sensación de que se nos resbala en cualquier momento.

El tamaño es todo un tema, quizás el principal. Sinceramente creo que los phablets no son indicados para las mujeres, aunque alguna geek acérrima se va a dar maña y seguro lo compra pero todas las chicas que lo han visto y probado dijeron “muy lindo pero es muy grande”. Es verdad, es muy grande, tanto que puede llegar a ocupar un buen espacio dentro de la cartera (recordemos la teoría de Chiche Geldblund respecto al tamaño de las carteras femeninas).

Y para los muchachos debo decirles que, en mi caso, que uso jeans talle 36 (o 46, nunca entendí  bien eso de los talles y algunas marcas) no he tenido problemas para ponerlo y sacarlo del bolsillo, aunque aquellos que sean más flaquitos y/o usen jeans achupinados deberían pensarlo 2 veces. Fuera de chiste, hay que tener un ladrillo de 15cm x 8cm en el bolsillo…

Si el tamaño no es inconveniente yo les puedo asegurar que los Phablet son un viaje de ida. Una vez que te acostumbrás a esa pantallota gigante realmente la empezás a usar para cosas que antes hacías en la PC como navegar. Decidicamente las 5 pulgadas y media son muy cómodas para navegar, leer feeds, usar Facebook, Twitter y demás cuestiones “sociales”, incluso hasta para responder un e-mail es cómodo. No da para multimedia al menos en mi caso, de todas maneras eso de mirar películas o series en el celular nunca fue mucho lo mío.

Quizás la única contra que le encuentro es para salir a correr (lo uso para escuchar música mientras cronómetro los tiempos con Runkeeper) ya que es tan grande que molesta en el bolsillo y usar esa cinta del brazo bueno… no me gusta. Para todo lo demás es un dispositivo fantástico, no por nada casi todas las empresas que fabrican smartphones están con planes de meterse en este nuevo nicho, incluso Apple si no leí mal en algún sitio norteamericano.

En el caso estrictamente del Note 2 debo decir que el lapicito lo tengo de adorno al igual que los conocidos que lo tienen (cómo EPDS y otros innombrables). Es un lindo juguete que lo usás un par de veces y después lo jubilás, aunque quizás algún viejo usuario de PDA lo encuentre más que interesante. Lo cierto es que la pantalla es tan grande y rápida que con las yemas de los dedos, por más chorizos que sea, alcanza.

Respecto al título me queda la duda, al “castellanizar” ¿es “el o la Phablet”?

29 Comentarios

  1. Tuve el S4 y luego el Note 2 y ahora el Optimus G.

    Puedo decir que el note 2 no tiene nada que ver con el s4, este ultimo realmente es un smartphone premium. El note 2 muy plasticoso y la pantalla pierde nitidiez al ser tan grande. Siempre comparando un panel Hd contra un Full HD. EL tamaño del s5 para mi es el limite. Pero en fin, es subjetivo lo que digo.

    Saludos.

    • No es tan subjetivo, para mi es bastante objetivo

      Claramente el S4 es de “mejor gama” que el Note 2, ahora… ¿vale la diferencia de dinero?

      Después, en caso de valerlo, tenés el tamaño. Para mi es un must.

      • Tengo el S4 (conseguido con un buen descuento por tarjeta). Estoy más que conforme, de hecho solo cambié mi S2 porque duraba poco la carga aún con batería a estrenar. La ventaja que le veo al S4 con respecto al Note 2 es que tienen casi la misma pantalla en menor tamaño a expensas de los bordes. Siempre me tienta el teléfono con la pantalla más grande por lo que vos comentás aunque es ideal si trabajas todo el día en una oficina y lo tenés sobre el escritorio.

        Ah para mi es “la” phablet (como la coupet)

        Saludos

  2. Me gusta mucho el note 2, para mi es lejos el mejor teléfono de Samsung, mas que el note 3 inclusive. Lastima que la viveza criolla haga que salga un ojo de la cara, cuando en USA los regalar porque salio un modelo nuevo.
    Sobre otros phablets, creo que todavía no causan el mismo efecto, pero es solo cuestión de tiempo hasta que esos tamaños de pantalla toquen gamas un poco mas asequibles.

  3. No discuto el rendimiento del equipo en referencia al Note 2. Tuve uno y después de un mes de usarlo volví a mi querido S2.
    La casi única razón es por el tamaño: joder, parece un Dynatac 8000x con pantalla táctil.
    El concepto está muy bien planteado: definitivamente es un Phablet.
    Parece mentira que durante muchos años la tendencia era justamente la inversa, ir disminuyendo el tamaño de los dispositivos móviles. Está claro que todavía faltan tantos formatos de diseño como formas geométricas. El mercado es un abanico de sorpresas.
    Pero, bueno, dije casi la única razón, porque me preocupaba más que nada por un tema de seguridad (léase usos en el transporte público y/o la vía pública).
    De los años que llevo trabajando, éste fue el mayor en acumulación de denuncias por robos de celulares – sin contar otro hardware -. Por lo que razones para temer, tengo.

    Por el resto, sin lugar a dudas, es un fierro muy interesante.

  4. Con eso de que “son para hombres” voy a diferir en ciertos aspectos. Los pantalones de hombre ahora vienen bastante ajustados (aunque no sean chupines) y las mujeres suelen guardar el celular en la cartera.

    • Y…. yo he visto mujeres manejando motos de enduro, de 250 para arriba.

      Una cosa es que “no considere que esté hecho para” y otra cosa es que no la puedan usar, en el caso del Note 2 incluso, como bien decís, las chicas pueden ponerlo en la cartera y chau, tienen un hermoso smartphone gigante.

      Como dice el dicho, sobre gustos…

  5. Debo reconocer que aumentar el tamaño de pantalla en el celular, por lo menos para mi, siempre es un viaje de ida. Pase por los celulares clásicos, los pre-smartphones hasta los smartphones actuales y siempre aumentó. La lista: Nokia 3220, Sony W388, Nokia 5530, Nokia 5800, Moto Defy, Moto Atrix, Galaxy Nexus. Las medidas: 1.5 ->1.8 -> 2.9 -> 3.2 -> 3.7 -> 4 -> 4.65 . En ningún momento me arrepentí del cambio (después del periodo de acostumbramiento de un día como mucho). Lo único que extraño realmente y mucho es la autonomía que siempre disminuyó, en parte por el tamaño de la pantalla y por otro lado el mayor uso intensivo.

  6. Estoy totalmente de acuerdo con vos, todavia no tengo una phablet pero esta entre mis compras proximas ni bien tenga un dinerillo, mi experiencia fue pasar de un telefono con pantalla de 3″ a uno con pantalla de 4,7″, en un principio me parecio grande pero cuando me acostumbre fue barbaro, ahora lo uso hasta para entrar remoto a mis maquinas con el Team Viewer para Android, es increible lo practico que me parece la pantalla grande, por eso mismo estoy con ganas de pasarme a una phablet, pantalla un poco mas grande y listo. Es mas desde que tengo el celu con pantalla de 4.7″ casi ni uso mi tablet comun con pantalla de 10″, en el celular tengo el Flipboard instalado y es un lujo para leer mis sitios preferidos (incluido Alt-tab). Asi que para mi mas alla de parecer grandes una phablet es una compra obligada

  7. Como me gustaría tener una pantalla de 5,5+ portátil, pero que no me haga cargar una baldosa q me estresa los músculos de la mano para sostenerla!

    Diseñadores industriales plz…

  8. Hace poco tenia ganas de comprar uno, fui hasta el personal mas cerca y lo ví, me parecio muuuuy grande, pregunte por un GN1, y no encontre… me quede con mi razr i.. por ahora…

  9. Es mucho más que mis necesidades, aunque me tienta por el lado lector. En estos momentos leo en una pantalla de 4`.

    El lapicito sale sobrando, el fantasma de Jobs me da la derecha.

    Y… “tablet” es por tableta -en realidad por los sumerios pero esa es otra historia -, la tableta o ¿tebleta?

  10. Ayer estaba viendo uno en una sala de espera. Me re cabe el tamaño. Muco. Por ejemplo uso el Swift key pero igual a veces me toma cualquier cosa con mi racimo, de la comodidade de la resolución ni hablar. La única contra que le veo es que me da miedo hacerlo mierda al sentarme por torcerlo demasiado. No uso chupin ni loco, pero casi todos los lonpas que tengo tienen bolsillo chico, y también ando mucho en bici. Incluso en uno de trekking siento que se me va a caer.

    En español? Tablófono

  11. Tengo un S3 con pantalla de 4.7, y creo que cuando llegue el momento de cambiarlo(no muy pronto) voy a ir por un Note, el tamaño de mi S3 da la sensación de estar en el medio y no ser ni chicha ni limonada, cuando uso el LG L7(4.3″) de mi señora con una mano me parece el tamaño justo para un smartphone; el mío lo tengo que usar con 2 manos para marcar un nro. de teléfono pero cuando juego los pulgares tapan mucha pantalla y para leer me lo tengo que acercar bastante. Resumiendo, yo eligiría entre 4.3 ó 5.5 sin escalas intermedias.

    Saludos.

    PD: ¿¿¿Cúal es la teoría de Chiche Geldblund respecto al tamaño de las carteras femeninas????

  12. Me encantaría! me encantaría con toda mi alma tener un/una phablet… cansado de achinar los ojos para leer con claridad, lástima que no tengo un sope (lo normal en un estudiante universitario digamos).

  13. Para mi sin duda sería *un* phablet, porque hablamos de *un* celular; Solemos usar *la* para referirnos a una tablet “la tablet” y bueno el término castellanizado que se me ocurrió es fonobleta.

  14. Después de casi 6 meses haciendo comparativas de equipos con gsmarena.com y porque personal me apuraba a hacer el cambio de equipo con el 50% de desc, me decidi por mi note2.

    Razones: qué funciones uso mas en el celular? En orden decreciente, ver videos/pelis, llevar la contabilidad de casa en (muchos) xls, navegar, im, redes (twt y fb), sms, llamadas.

    Para esto y porque siempre tengo hasta 3 o 4 apps abiertas al mismo tiempo necesitaba q tuviese un buen procesador y una ram que al estarlas actualizando, no se quedara corta.

    La batería me dura hasta 36hrs si veo no mas de 3 pelis y dandole duro al twt; porq uso las alarmas a diestra y siniestra, esta prendido 24/7.

    El lapicito (lo uso un 5% y aprendiendo a usarlo), útil porque es mas preciso para con el teclado. El teclado es cómodo también (en este momento uso los 2 indices para escribir)

    El tamaño, el uniforme de mi trabajo (peajista) es un pantalon cargo y va como piña guardarlo alli; y si es en mi cartera, hay un bolsillo que cabe perfecto.

    El agarre, la verdad o tengo sopapitas en los dedos q no se me ha resbalado todavia o suerte. Pero no se me hace para nada incomodo. Y con un auricular bluetooth multimedia… non plus.

  15. tengo ganas de entrarle a un chino de 5 pulgadas, este post me termino de convencer

    para mi es el, todo lo que haga alusion a un telefono es masculino, siempre odie que a los blackberry le digan la blackberry, por que sera?

  16. Mas alla de que el software le falte pulir, El Lg g3 lleva el concepto de phablet al estado de arte.

    Saludos, el feliz poseedor de un g3

  17. Ojo! Que yo soy mujer y soy feliz con mi phablet! Igual siempre fui mas feliz en DOS que en la cocina :p . Me resulta practiquisimo. Excelente nota como siempre. Saludos!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here