Como saber la velocidad de una memoria SD

Hay un mito en el mundo computacional de que existen varias empresas que fabrican memorias flash “en paralelo”. Esto viene dado por el hecho de que han existido memorias con el número de serie duplicado (algunos dicen que han visto dólares “mellizos”) con la curiosidad de que ambas memorias parecían totalmente originales desde el empaque hasta la memoria en si misma, como también en la durabilidad. Mito urbano o no, este tipo de circunstancias puede llegar a hacer que queramos probar la velocidad de la memoria SD que compramos “por las dudas” o también aderezar un aburrido post que explica cómo conocer la velocidad de una memoria SD con un poquito de pimienta

kingston-sd

(Kingston MicroSD con adaptador SD y USB clase 4: una de las SD que estuve probando)

El tema es que se complica hacerle una prueba de HD común y corriente a una memoria que está siendo leída a través de un adaptador, por eso, quizás, la mejor forma de probar esto sea desde un sistema sin intermediaros o adaptadores, es decir, poniéndola directamente en el board de un Smartphone con Android y correrle un test hecho a medida: el SD Tools.

Esta aplicación, además de darnos información útil como el número de serie, la fecha de fabricación y algunas cosas más, nos permite “benchmarkear” la memoria, para saber si es cierto eso de las clases de memoria SD y los fabricantes cumplen con lo prometido.

De las varias memorias que he probado, debo decir que todas, desde la Kingston de 16GB clase 4 hasta la clase 10 que muestro benchmarkeada debajo, pasan la prueba. Algunas por un poco más (5.3 una clase 4) y otras por un pelito, como la clase 10, escribiendo a 10.1 MB/s.

Benchmark de memoria SD

Desconozco si existen aplicaciones para iOS que hagan lo mismo (lo anterior puede volver a leerse con un tono irónico) y les recomiendo esta App por si creen que han comprado una SD falsificada y “anda a menos de lo que dice”.

SD Tools es una masa, y lo voy a seguir usando hasta conseguir un adaptador SD-USB 3.0

10 Comentarios

  1. Al principio me pregunte si estaba para iOS pero no lee microSD, de ahí lo volví a pensar y recordé que con esos adaptadores de pandawill si los lee pero con un abismo enorme de perdida de rendimiento…

  2. Puede ser lo que decís de que haya memorias truchas. Siempre se hablo de que los vendedores taiwanlen y extremeprocessor vendian memorias truchas pero nunca se pudo comprobar.

    Obviamente hay cientos de vendedores más, pero los más conocidos de eBay son estos. De Dealextreme, Focalprice y otras, la mayoría son truchas (más si no vienen en el package original)

  3. Hace un año me regalaron una memoria Kingston 16 Gb “original” y digo “original” porque era re trucha “made in Paraguay”, si bien el packaging era “original” con cada una de sus letras y texturas, cuando la conecte nunca la leyo y nunca prendio una luz , pulule por muchas pc y notes probando mi memoria “original” pero jamas fue reconocida, hasta que se me dio por desarmarla, era el terminal usb yyyyyy un pedacito de plomo de peso, asi me cagaron…

  4. Si de que hay packings y memorias truchas de Kingston las hay, Me canse de ver como en Tucuman las venden por originales, y la gente se enoja cuando le decis te cagaron tu pen es trucho… por eso kingston tiene en su sitio un apartado para verificar mediante los números de series si la memoria / pen es original.

    Los pen es muy fácil, cuando lo conectan y dicen Generic USB Flash Device… chauuu vaya a reclamar. De todos modos hay memorias genéricas que también logran buenos resultados de lectura/escritura.

    De todos modos aborrezco la copia de marca, ponete los huevos encima y deci mi memoria es igual o mejor que una kingston y listo.

    • Digamos que la memoria está conectada al “motherboard” del Smartphone, por lo tanto, podría decirse que la “interfaz” es bastante “nativa” y por lo tanto no tendríamos cuellos de botella en cuanto a transferencias de datos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here