Anécdotas del genial Einstein

Smashing Magazine es uno de los sitios que más me gustan. Hablan de diseño, y no de tecnología en sí misma, pero de vez en cuando me pego una vuelta ya que suelen contar con excelentes redactores que escriben cosas de calidad.

En un reciente artículo donde hablaban de las nuevas tendencias acerca de diseño web me encontré con una anécdota del creador de la bomba atómica que me pareció fantástica. De hecho y si me pongo a pensar solo recordaba esa de “Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas” y me llevé una grata sorpresa que realmente quisiera compartir en este espacio.

La anécdota del artículo habla sobre cuando el físico daba una cátedra de física:

Un día, durante su período como profesor, Albert Einstein recibió la visita de un estudiante. "Las preguntas en el examen de este año son las mismas que las del año pasado!" exclamó el joven.

"Sí", respondió Einstein, "pero este año todas las respuestas son diferentes".

Me parecieron tan buenas que me tomé el atrevimiento de traducirlas y ponerlas acá, en un weblog que habla sobre tecnología, es decir, que estamos ante algo totalmente offtopic

Einstein con una guitarra eléctrica

(Einstein, un crack que la rockeaba y yo sin saberlo) 

Otto Neugebauer, un historiador de matemáticas antiguas, contó una historia sobre el joven Einstein que él caracteriza como una "leyenda", pero que parece bastante auténtica: De niño no hablaba y por ello sus padres estaban preocupados. Todo esto cambió una noche mientras estaban cenando ya que rompió su silencio para decir: "La sopa está demasiado caliente".

Muy aliviados, sus padres le preguntaron por qué no había dicho nada antes.

Albert respondió: "Porque hasta ahora todo estaba en orden."

Einstein llegó a la Universidad de Princeton en 1935 y se le preguntó qué iba a necesitar para su estudio. Él respondió: "Un escritorio, algunas pastillas, un lápiz y una papelera grande para contener todos mis errores".

Una vez Einstein envió esta respuesta, junto con una página llena de diagramas, a una chica de quince años que le había escrito para la ayuda en una tarea:

"No te preocupes por tus dificultades en matemáticas, te puedo asegurar que las mías son mucho mayores".

En la Iglesia de Riverside en Manhattan se planeó poner estatuas de los ocho científicos más famosos de todos los tiempos, Einstein incluido. Cuando se le preguntó al físico cómo se sentía al ser "inmortalizado" de esta manera, respondió:

"A partir de ahora y durante el resto de mi vida, tengo que ser muy cuidadoso de no cometer un escándalo".

En su intervención en la Sorbona durante la década de 1930, Einstein dijo: "Si mi teoría de la relatividad se verifica, Alemania me va a proclamar un alemán y Francia me llamará un ciudadano del mundo. Pero si mi teoría es falsa, Francia hará hincapié en que soy un alemán y Alemania dirá que soy un Judío ".

Einstein visitó un kibutz durante una visita a Palestina en 1921. Tuvo como guía a una chica de 22 años de edad que era “jefe” de la joven comunidad. Todo era algarabía hasta que Einsten pregunta:

"¿Cuál es la relación entre los hombres y las mujeres?"

Pensando que era uno de los muchos visitantes que creían que las mujeres eran propiedad común en el kibutz, tartamudeó, muy avergonzada:

"Pero profesor, cada hombre tiene aquí una mujer".

Los ojos de Einstein brillaron. Tomó la mano de la joven y le dijo:

"No se preocupe por mi pregunta. Por "relación " los físicos denominamos al porcentaje de hombres entre mujeres, es algo muy bastante simple.

En una reunión social la anfitriona le pidió a Einstein si podía explicar su teoría de la relatividad.

Dijo el matemático:

"Señora, un día caluroso mientras yo caminaba con un amigo ciego, le comenté que me gustaría beber un vaso de leche".

"Leche?" dijo mi amigo: "Sé lo que es beber, pero lo que es la leche?"

"Es un líquido blanco", le contesté.

"Sé lo que es un líquido, ¿pero qué es blanco?"

"Blanco es el color de las plumas de un cisne".

"Sé lo que son las plumas, pero cómo es un cisne?"

"Un cisne es un pájaro con el cuello torcido".

"Sé lo que es un cuello, pero… ¿qué es torcido?"

".. Entonces perdí la paciencia y lo agarré por el brazo y se lo enderecé" Eso es recto ", le dije, y luego lo doblé el brazo." Eso es torcido".

"¡Ah!" dijo el ciego: "Ahora sé lo que quieres decir con leche!"

Einstein declaró que su idea posterior después de la teoría de la relatividad fue añadir un huevo al cocinar la sopa con el fin de producir un huevo pasado por agua sin tener un utensilio extra que lavar.

En 1931, Charles Chaplin invitó a Albert Einstein, quien estaba de visita en Hollywood, a una proyección privada de su última película. Mientras los dos hombres caminaban juntos, los transeúntes los saludaban y aplaudían. Chaplin se volvió hacia su invitado y le dijo:

"A ti te aplauden porque no te entienden y a mi me aplauden mí porque sí me entienden".

En 1898, un joven Albert Einstein solicitó su admisión en el Instituto Técnico de Munich y fue rechazada. El Instituto declaró "no mostró demasiada competencia" como estudiante. En 1905, el físico había formulado su teoría especial de la relatividad.

Se cuenta que en los años 20 cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por su Teoría de la Relatividad, era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias.

Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el auto le resultaba cómodo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un automóvil. Después de varios días de viaje, Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez. “Si quiere -le dijo el chofer- lo puedo sustituir por la noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra“.  Einstein estuvo de acuerdo y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y Einstein se puso al volante.

Llegaron a la sala donde se iba a celebrar la conferencia y como ninguno de los académicos conocía a Einstein, no se descubrió la farsa.  El chofer expuso la conferencia que había oído repetir tantas veces a Einstein.

Pero al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cuál podía ser la respuesta, sin embargo tuvo una chispa de inspiración y le contestó:

La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré a mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda“.

(¡Gracias Zeta!)

Uno de los colegas de Einstein le pidió su número de teléfono. Einstein agarró una guía de teléfonos y se buscó a si mismo, para luego dárselo.

"¿No recuerdas tu número de teléfono?" – preguntó el hombre, sorprendido.

"No", respondió Einstein. "¿Por qué debo memorizar algo que es tan fácil encontrar en un libro?"

De hecho, Einstein afirmó que nunca memorizaba nada que pueda ser consultado en menos de dos minutos.

Sin dudas, un crack el tipo. Esta última anécdota es casi una base del sistema GTD

17 Comentarios

  1. interesantes anecdotas pero inventor de la bomba atómica ? pero que caraj…

    eso de atribuir hechos y acciones a quienes no se las merecen…

  2. Mirá no quiero romperte las tarlipes con esto porque el artículo está muy bueno, cosas que no conocía de Einstein que me hicieron cagar de risa. Pero cuidá más la ortografía, te lo digo de onda, porque sino hay frases o expresiones que no se entienden.

    Un abrazo

    • Carlo,

      En realidad (voy a contarte la verdad) dejé el artículo listo para arreglar la traducción, eso fue minutos antes del partido de Argentina – Uruguay.

      Aparentemente presioné publicar en lugar de “guardar borrador” y bueno, salió un poco desprolijo.

      Igual no rompés las tarlipes. Toda crítica con buena onda siempre es tomada de la mejor manera.

      Te mando un abrazo, y que tengas un buen finde.

  3. Jajaja, un capo Einstein la verdad! La traducción es bastante básica, pero se entiende muy bien.

    Gran artículo!

  4. Jajajaja un maldito genio! Al menos tengo algo con en común, no me gusta memorizar cosas que puedo consultar en un libro, ni siquiera cuando tengo que dar un final (me queda uno solo!).

    La que pensé que era mentira era la del chofer, pensé que era como esas frases que le asignan a personajes notables y que jamas dijeron

    PD: Arreglaste la traducción? Veo muchos comentarios acerca pero nada extraño, salvo el “muy bastante”

  5. Veo, que la manera de jugar de los profesores con los alumnos, no es algo nuevo, lo llevan ensayando desde hace tiempo xd

  6. Flaco, Einstein no inventó la bomba atómica, investigá un poco antes de escribir cualquier cosa

    • Otra vez…

      La ironía en internet se escribe con un fijate que lo puse al lado. En realidad más que ironía es un chiste malo, o lo que podría llamarse también un cazador de giles para que salten a bardear.

      Un saludo.

  7. Einstein fue un gran hombre, demasiado humilde a pesar de ser tan brillante.
    Dicen que una vez Marilyn Monroe le dijo que deberían tener hijos juntos, para que sean tan inteligentes como él y tan hermosos como ella, a lo que Albert respondió: “¿No se le ha ocurrido, señorita, que podrían salir con mi belleza y su inteligencia?”.
    Por cierto, él era físico, no matemático. (No me aguanté xD)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here