Los tiempos que corren, más que correr, se arrastran. Caen a cuentagotas. Se nos ha impuesto una mochila de tiempo que para algunos es bastante difícil de llevar. Por suerte están los amigos, la tecnología y un catálogo asombroso de cosas que hacer desde la seguridad de nuestras casas, que sería un verdadero pecado no utilizar.

Como ya resumió el dueño de casa, con fantásticas acotaciones de los comentaristas añadiendo más, hay algunos juegos que se grabaron en el ADN no solo de los videojugadores asiduos. Sino, de varias generaciones que mientras vivan, podrán regresar a ellos y hacerlo con el gusto del que se siente en casa. Ecos de la gloria del cybercafé, el Dial-Up y los años donde habían menos canas, más tiempo libre y casi ninguna arruga, salvo la del ceño fruncido ante un headshot, o la sonrisa de costado al subir un nivel. Recuerdos y épocas que afloran al regresar a tales páramos digitales con amigos.

Pero, ¿qué sucede con los que nunca los abandonaron del todo, quienes no tienen una conexión buena con baja latencia, los que no tienen amigos gamers (o amigos casi)? Los que quedaron a medio camino entre actualizar la PC, o caen fuera del gusto por tales nombres como Counter-Strike o Age of Empires II (arrepentíos, herejes).

No sufran más, acá su ermitaño de confianza tiene otra lista para el single player, más single que nunca. Una que recorre algunos de los mejores momentos en el arte contemporáneo por excelencia, los videojuegos. De carácter accesible, que no necesita de una computadora última generación (en su inmensa mayoría) ni una abultada y dolorosa boleta de electricidad. Que por si fuera poco, de seguirse a rajatabla bien podría pasar de las 1000 horas de juego distinto, nuevo, sin caer en la repetición y el hastío. Comencemos sin más preámbulos a bucear en busca de aquel proverbial tesoro en los salones del gaming antiguo.

Command & Conquer: Tiberian Dawn & Red Alert

Empezamos por tremenda piña, golpe de nostalgia y uno de los mejores y más adelantados juegos, así como extrañada saga, de la historia. Westwood no solo terminó de inventar el concepto de RTS (Real Time Strategy, estrategia en tiempo real), sino que lo perfeccionó desde Dune a C&C, y también se dio el lujo de ponerle la cereza de distinción encima con Red Alert. ¿Quieren saber de dónde, de quién y cómo aprendió Blizzard que las cinemáticas son tan importantes como el juego, además del modelo que explotaría en los 3 sucesivos Warcraft y Starcraft? O, ¿de dónde vino la inspiración para que en Age of Empires II, las campañas estén hermosamente narradas entre batalla y batalla? Si bien esto último es medio incomprobable más allá de la cronología obvia, sirve para dar una idea a quienes no lo hayan jugado, de contra qué juegos se medía Command & Conquer. Y no me hagan empezar a hablar del Soundtrack a cargo de Frank Klepacki.

¿La mejor parte? Ambos juegos entran en el Valhalla de los guerreros caídos, aquel que llamamos abandonware, son fáciles de encontrar, instalar, hasta jugar en línea, tudo bom, tudo legal. Acá el enlace oficial.

Diablo I & II

La simplificación por excelencia. Un roguelike, dungeon crawler, de la época en que estaban supuestamente muertos. Otro que muchos conocen de la era del cyber, ahí instalado en silencio en la mayoría de máquinas. Adictivo como no pueden darse una idea, resumía en aquel sistema de niveles, historia a través de cinemáticas y simpleza engañosa que se complicaba en milisegundos; toda una parafernalia que el rol clásico nunca supo editar. Como lo describió Guillermo, una de las joyas de la corona de Blizzard, hoy caída en desgracia y olvido, a la que se le pueden sacar cientos de horas de juego, sea de a uno o en LAN.

El primero puede acabarse en una sentada muy larga, digna de cuarentena. El segundo, puede requerir siglos para terminar las 3 modalidades de dificultad. Cosa que si seguimos con la lista, no hará falta, tranquilos.

Danganronpa

De la Tierra del Sol Naciente, llega este juego que mezcla una profunda lectura psicológica, investigación detectivesca, y juicios a lo Ace Attorney, con asesinatos, battle royale y un grupo de desconocidos encerrados en una escuela intentando sobrevivir.

Cualquier parecido de la última parte con nuestra realidad, es mera coincidencia. Pero el hecho de que la comunidad se haya tomado el nada menor trabajo de traducir por completo un juego con una cantidad de palabras capaz de rivalizar con un libro, es pista de la calidad del mismo y no un designio del azar.

Puntapié para una saga de lo más distintiva y extraña, única que se pueda ver, el primer Danganronpa es una de esas pequeñas joyas del gaming moderno.

Persona

¿Hay algo me quede por decir, luego de las más de 7000 palabras dedicadas a 3 entregas de la saga Persona? Si. Muchísimo. No solo porque los 2 títulos restantes, el primero y el último, ahora famoso Persona 5, lo valen. Sino también porque es una serie de juegos con infinitas lecturas, modalidades en simbiosis y tramas a otro nivel de lo visto en este y el otro lado del mundo.

Persona se viene aguantando a Final Fantasy, Dragon Quest, Pokémon y Monster Hunter, e incluso a su propio progenitor, Shin Megami Tensei, desde antes que existieran varios de estos. Sin embargo, pasan los años y con cada entrega, Persona conquista más corazones, cambia cabezas y se vuelve más fuerte sin caer en lo masivo. Por algo será.

Si bien hay una serie de traducciones de la comunidad en progreso, es una buena oportunidad para pulir esas habilidades en inglés, o transportarse, ¿por qué no? A épocas en las que aprendíamos por inercia la función de los poderes y a entender la historia a través de imágenes. Quien te dice, hasta salgas sabiendo un inglés rudimentario pero útil. Dos funciones en la misma aplicación. Tiempo, no te falta.

Tal y como lo recomendé antes, empezá por el que quieras, pero es más fácil siempre desde el más cercano en tiempo, en este caso el 5. En caso de no poder, no te preocupes, son historias completamente separadas y podés arrancar por el 4 sin problemas.

Y de paso, si alguien quiere, me avisa y hago 2 artículos más sobre los Personas restantes para completar la saga.

Fallout

La concepción de un mundo post-apocalíptico luego de una guerra nuclear entre Estados Unidos y China, donde las personas que sobrevivieron lo hicieron en base a esconderse en refugios nucleares diseminados por ahí, quizás no sea una muy alegre hoy por hoy. Pero si es uno de los mejores juegos y sagas de la historia. Punto.

Sea desde la presentación jocosa pero llena de reflexión del primero, el perfeccionamiento de la fórmula alcanzado en el segundo, la adaptación y elderscrollización del tercero, o el regreso a las bases en New Vegas; no hay un solo momento donde Fallout baje del escalón de imprescindible. La mejor parte es que mientras más atrás en el tiempo vamos, pierden algunas mejoras estéticas, es cierto… pero, ¡cómo escribían antes los maestros del gaming, cuando mirábamos más la historia que colorcitos o si corría a 120 cuadros por segundo!

Hacete un favor y jugalo. De buena voluntad te lo pido.

BioShock (& System Shock)

Siguiendo con la racha de sociedades caídas en desgracia, como para subir la moral, toca la obra maestra de Ken Levine.

¿FPS con poderes y una vuelta de tuerca necesaria al género? Si. ¿Historia influenciada por la literatura, la política, filosofía, que mezcla horror con inteligencia, sigilo con destrucción? También. BioShock sigue la estela de otros grandes juegos como Deus Ex o Half-Life, pero la lleva más lejos. Porque mientras en el primero, un clásico de culto más oscuro, o en el segundo, un superventas más implícito, acá no hay dudas, medias tintas, sutilezas: La narrativa es explícita, y va de la mano con una jugabilidad universal. Cualquiera de los dos originales son el punto dulce perfecto del género.

¿Jugás desde una tostadora con pantalla? No te preocupes, podés aventurarte en System Shock, el padre espiritual, ya no solo de BioShock sino también de Half-Life. Otra obra maestra más modesta pero con un soundtrack bestial, una sensación de miedo constante y asfixiante, y la Inteligencia Artificial más emblemática, SHODAN, abuela de GLaDOS en Portal. Si te animás, claro.

Planescape: Torment

La mejor historia jamás contada en un videojuego. Si, es una afirmación bravísima, llena de subjetividad, de carácter incomprobable. No importa. Habría que armar un género aparte para P:T. Juego le queda corto, novela visual muy inexacto, incluso en Rol cuesta ponerlo porque no hay nada ni remotamente parecido.

Como actividad lúdica, estrictamente videojueguil, quizás desactualizado o francamente inferior a sus propios parientes de esa época, los Fallout o Baldur’s Gate. Irrelevante. Porque en efecto, Planescape no intenta nunca superarlos en ese aspecto. Tampoco lo necesita. Juega en su propia liga, a algo diferente. A algo nuevo. Que no se ha tocado de vuelta. Entregando en el proceso, la perla narrativa del CRPG occidental. Y quizás, con permiso, del gaming.

Acá de nada sirven los adjetivos que yo le pueda poner. No hay con qué compararlo o como explicar al que no lo haya jugado a fondo. Pero, cuando alguien que vive de hacer reseñas de videojuegos en forma profesional, con cientos o miles de títulos bajo el cinto, se larga a llorar en medio de un video explicando qué tan importante es este juego en su vida, no por hype, no por memorias, no por nostalgia, sino por carga narrativa; uno tiene que entender que las palabras sobran.

White Day

Uno de los más oscuros y desconocidos de la lista, pero no por eso menor en calidad. ¿Querés asustarte? Este juego en sus dos versiones, la original y la remasterizada, es para vos. Un pequeño clásico de culto del género terror, que hace ver al famoso PT de Kojima como un chiste de jardín de infantes.

Viste que los coreanos ahora justo están de moda con las estatuillas que se llevó Parasite en los premios Oscar. Bueno, White Day: A Labyrinth named School, además de ser también coreana, se lleva todos los premios al horror simple, incontestable, bien hecho. Ése en el que poco importa tener un arma en las manos o los bugs, defectos gráficos o falencias propias de una producción menor. Aprendé, Capcom, aprendé, Resident Evil, lo que nunca debiste olvidar.

Neverwinter Nights I & II

Eterna y obligatoria referencia de este escritor, Neverwinter y sus diferentes versiones han tenido un destino extraño. Más recordados por la revolución que supuso la capacidad de crear niveles y jugarlos con amigos, que se convertiría en la cuna de los futuros MMORPGs, se ha olvidado que los juegos base son un pilar fundamental para entender la historia del videojuego.

Nexo entre las épocas de perspectivas cenitales, de Baldur’s Gate o Fallout, para llegar a aquellas en primera persona de nuestros Witcher‘s y Skyrim‘s más modernos, la tragedia de La Plaga y Aribeth de Tylmarande del primer NWN se antojan más actuales que nunca. Además de poder ejecutarse con una calculadora a media pila.

Cientos de horas posibles de aventuras en Los Reinos Olvidados, aquel setting maravilloso de Dungeons & Dragons, con una historia sutilmente partida en 2 juegos y varias expansiones, una mejor que la otra. Es posible que en mi epitafio se lea por favor jueguen Hordes of the Underdark y Mask of the Betrayer, solo para ver si alguien más se prende.

Populous: The Beginning

Pequeño desconocido para muchos, a cargo de Bullfrog, la olvidada y mítica compañía de Peter Molyneux, y bien puede ser una de las últimas producciones en las que metió mano antes de dejar la compañía en las garras de EA, el devorador de mundos.

Un juego de estrategia divertido, fascinante, que mezclaba las capacidades de la época en cuanto a gestión de tropas, con poderes sobrenaturales encarnados por la chamán, una unidad-deidad capaz de manifestar la fe de su pueblo a través de rayos, maldiciones, cataclismos. ¿Suena muy parecido a Warcraft III? No es casualidad en absoluto, porque Populous fue una de las referencias, junto a los trabajos de Westwood, para crear tanto Starcraft como la máquina de imprimir billetes verdes que fue y es Warcraft.

The Beginning pule las previas entregas y es la más fácil de recomendar por su accesible apartado gráfico, simpleza aparente, y diversión asegurada.

Baldur’s Gate I & II

El juego que rompió el CRPG, y jamás lo volvió a arreglar. Van a pasar las décadas, y la gente va a seguir comparando, en cuanto a capacidades rolísticas, cualquier videojuego del género que salga, con BG. Para la poca fortuna de lo que se le pare delante.

Quienes lo jugaron y amaron a su salida, parecen miembros de una secta dirigida por Bhaal, Myrkul y Bane, los dioses de la muerte en aquel momento particular de Los Reinos Olvidados. Desde la jugabilidad, los gráficos, la historia, los personajes, y las infinitas capacidades de exploración y rol, se mantiene como un hito del gaming. Uno que ve en forma periódica mods, ediciones y reinterpretaciones de parte de sus cultistas.

Equilibrado, ligero para nuestras máquinas modernas y hasta con versión portable. Si no lo jugaste, probalo. Te vas a dar cuenta de quién es el papá del Rol moderno occidental. El juego que creó el molde que otros grandes seguirían después con diversa suerte… Pero como con las cosas únicas, el molde se rompió para sacarlo.

Dark Souls

Uno más nuevo, conocido y pesado, que quizás requiere de una máquina más potente o un procesador posterior al año 2010. Un desafío como pocos se han visto en el gaming, de prueba y error, de jugabilidad arcade en tiempos de consolas hogareñas y masividad a través de Internet. El primer Dark Souls es responsable de romper muchos Joysticks, y conozco a un acérrimo gamer con años de experiencia que, me ha confesado, debió simplemente dejar el mando al costado, sacar el disco de la Play, y no volver a tocarlo en su vida.

Si, en Dark Souls vas a morir. Si, vas a tener que buscar guías, encontrarle la vuelta, perder horas de progreso. Adaptarte, mejorar, sobreponerte vos al juego y no visceversa. De hacerlo, vas a encontrar una narrativa casi única, por medio de objetos y acciones. Tácita, diferente, oculta, pero no menos interesante. ¿Qué mejor para enviciarse?

Dragon Age & Knights of the Old Republic

Dos vástagos, émulos de Baldur’s Gate y su inocultable influencia en el gaming. Dos historias que intentan, una desde la fantasía medieval, la otra aupada en Star Wars, hacer el mismo proceso de usar el rol como forma, medio y excusa para subir a nivel de relevancia los videojuegos. Tanto así, que incluso los fanáticos de la saga de George Lucas, mantienen en el cariñoso recuerdo (ahora descanonizado por Disney) aquellas aventuras.

Por su parte, el primer Dragon Age, ahora Origins, es el último intento fructífero de BioWare, también relacionada a Neverwinter Nights y muchas otras grandes sagas, de incursionar y traer el rol de la época dorada noventera, a las nuevas generaciones. Grises morales y decisiones con importancia capital luego, son lo que podemos encontrar en ambas joyas de la década 2000’s.

Vampire the Masquerade: Bloodlines

El juego definitivo de vampiros, inspirado en la versión de mesa que a su vez, es la definitiva en tal medio. Nunca antes ni desde entonces, se ha retratado tan bien la sociedad enigmática de los hijos de Caín, a cargo de la demente gente de Troika Games.

¿Su mayor problema? Haber salido a la venta el mismo día que Half-Life 2, por un tremendo lado, y por el otro, ser un nido injugable de bugs. Nada que unos cuantos parches no arreglen y mejoren hoy en día. Un bellísimo suicidio comercial que nos dio un juego eterno, único en su clase.

Atmósfera opresiva, extraña, nocturna, con una banda sonora que aplica perfecto al caso, ya que su compositor pasaba un momento muy complicado en su vida (de hecho terminó preso), y una nada halagadora pero muy realista composición sobre lo que sería ser un vampiro real en nuestros días. El último clavo en el ataúd draculesco de Troika Games. ¡Por más clavos así!

Civilization

Civ es al género estrategia, lo que la Ingeniería Aeroespacial es al resto de Ingenierías. Cerebral, pausada, sin riesgos a tomar, sin concepto de Billy the Kid o a ver quién es más rápido. La gran obra que naciera de Sid Meier, es un clásico, un dinosaurio vivo que no se extinguió, y se sigue comiendo de un bocado a toda la competencia. Aguantó a los Age of, Command & Conquer, Rise of Nations, Warcrafts, Starcrafts, Empire Earths, Crusader Kings… y ahí está. Un T-Rex incontestable que no termina de pasar de moda, hace 30 años.

Vicio come tiempo. Hay gente que ha perdido empleos, noviazgos, que no ha presentado tesis de sus carreras o se ha transportado en el tiempo a varios días adelante, cual DeLorean roto que solo viaja al futuro. Tengo la teoría de que el marinero de la canción En el Muelle de San Blás, no se perdió en el mar ni sentó cabeza. Solo se le alargó la partida de Civilization. Un turno más

Adminístrese con sumo cuidado en estos tiempos de cuarentena. Agarrá cualquiera que corra tu máquina, todos lo valen.

Age of Mythology

El hermano con onda de la saga Age of, Mythology fue un intento bastante desesperado de los creadores de parecerse más a juegos como Warcraft o Populous. Evidente y con una trama que mezcla fantasía con mitología como el nombre indica, tiene una campaña de un solo jugador larga, muy entretenida, llena de pequeños giros argumentales y una jugabilidad que es la delicia de cualquiera que haya probado los otros grandes del género.

Olvidado o recordado con cariño pero sin mucho seguidor activo, para los más chicos que no vivieron la época es un increíble desconocido que se puede jugar en casi cualquier cosa que tenga un microchip. De paso, y entre otras cosas, se aprende un poco de los mitos y héroes a través de su biblioteca interna. Porque si, nunca olvidaré el día que una compañera llevó un resumen para la tarea de Historia, lo leyó ante la clase, y yo casi entro en paroxismo cuando me di cuenta que lo que estaba leyendo, en realidad era la reseña de un dios en Mythology. Sigo estando seguro de que Hades no ponía centinelas alrededor del centro urbano en la mitología griega de verdad, pero puedo como siempre estar muy equivocado.

Palabras finales y llamado a la solidaridad

Hasta acá, tenés unos cuantos miles de horas jugables, de calidad excelsa y comprobada por el paso del tiempo. Toda una vida en el gaming avala tal afirmación. ¿Querés matarme por no poner todo el catálogo de SEGA, NES, SNES, Dreamcast, los Zelda, o algún favorito personal? ¡Por favor, es tu momento de brillar y sumar a esta ya kilométrica lista, muchas otras opciones que por obviedad o constricción no están!

También, recordar que aunque es cierto que escribí un libro sobre los peligros y lo adictivo de los juegos, en un caso como este en donde lo mejor que se puede hacer es quedarse en casa, pasar el tiempo y entregar una pequeña posibilidad de escape así sea imaginario; darle al público la posibilidad de jugar grandes cosas tomando en cuenta la obvia limitación que impone la cuarentena, ya no es un gesto, sino un verdadero servicio ciudadano. En especial, de juegos tan accesibles para los niveles de cómputo modernos.

No seas tímido, te leemos. Y si solo te llevás aunque sea alguna recomendación, no vendría mal compartir la lista para que llegue a la mayor cantidad posible de personas, que hay muchas que están necesitando despejar esas mentes. Demostremos lo positivo de esa capacidad de abstracción e imaginación. Eso, y que disfrutes mucho.

8 COMENTARIOS

  1. danie

    No me parece que le falten ninguno de los grandes en la lista, pero recomendaría unos mas actuales para mi: Factorio y Rimworld. Juegos totalmente re-jugables eternamente y que podes estar horas perdido sin darte cuenta.

  2. alexis

    me voy a bajar varios
    ahora estoy aprendiendo a volar el Falcon 4.0, probando el comandos q es de estrategia
    algunos q recomiendo el ofp Flashpoint es viejo pero me gusta es una mezcla de Sutter y estrategia y lomac simulador de vuelo no muy complejo

  3. Yo encontre un fix para los juegos Commandos y me hicieron la cuarentena.

    En windows 10 la dll de directx 9 es bloqueada automaticamente, agregando las legacy feature desde las feature de windows resuelve este problemita.

    • Nico

      El que quiera viciar, pero con ganas, le recomiendo el Commandos 2 (no la expansión, sino el Commandos 2: Men of Courage). Es la gema de toda la saga.

      Y como frutilla del postre, está el parche «Destination Paris» (que se puede bajar de MODDB). No solo agrega muy deseadas habilidades a cada Commando, sino que además contiene cerca de 200 misiones, entre las cuales podemos encontrar escenarios del 1, de la expansión, del 2, del 3 y personalizadas. Y hay misiones para todos los gustos: de acción (coser a balazos), de ingenio, preparar emboscadas, de velocidad y una gran lista de etceteras.

      • Muy buena data, sabes si estan en el workshop de steam? trate de buscarlos y me salio cualquier banana.

  4. Javier Sola

    Buenas, tiro un par:
    Snes: Yoshis Island….. LPM que adictivo me resultó hasta terminarlo, gracias a Dios por los SAVESTATES. Chronotiger
    System16: Shinobi (y en menor medida, shadow dancer) – Golden Axe.
    Mame: Cadillacs & Dinosaurs – Final Fight – Super SF2 – Dragon Ninja.
    C64 – International Karate – Henry´s House

    PC:
    Flashback: Plataformero de mediados de los 90. Muchos decian que era la continuación del Genial «Out of this world».
    Titus the Fox: Juegazo que cabía en un diskette. Plataformero, Hoy puede jugarse en linea en un emulador de DOS. Frustrante como pocos. Si sos de poca paciencia, seguí de largo.
    Undiying (si, el del clive barker). Aventura en 1ra persona. tal vez hoy sea dificil que te asuste, porque tiene mas de 20 años, un juegazo con un final mediocre (o ese es el recuerdo que tengo, tendria que volver a darle)…. Pero los cagazos que me pegué…..
    Prey (fps del 2007), motor de doom3 muy optimizado, es el primero que recuerdo que haya incorporado el caminar por los techos. Facil de pasar, muchos puzzles, me gustó mucho la historia (la historia del desarrollo del juego, luego de varios cajoneos es aún mas interesante). El locutor del programa de radio que aparece durante el juego, existia en la vida real, no se si seguirá vivo.
    Batman Arkham Asylum (el primero de la serie, para mi el mejor, escrito por Paul Dini).
    VVVVVV: juego indie de hace unos 10 años. Debe andar hasta en un ahtlonXP, lo termine en 2hs 53 minutos…. Exuda una onda C64.
    Lost Files of Sherlock Holmes: Aventura grafica point and click de principios de los 90. Como en los libros, cuando llegas al final, se da vuelta todo y nada de lo que uno intuía, es la razón del asesinato.

    En los civilization recomiendo del 3 en adelante, venian en CD. Los anteriores en diskettes. Yo jugue al Civ 1 en el 93 creo, y no venia en español (por eso luego de cada vocal con acento o ñ el texto cambiaba de color, el juego no soportaba esos caracteres), la traducción la hizo un flaco de tigre que se tomó el tiempo de traducir todos los TXT, me robó un cantidad de hs tremendas.

    Ahora en plena cuarentena aproveche para ponerme al día con las series que tengo colgadas, y en los ratos libres del laburo, CS1.6….la vieja confiable.

    Abrazo Gente.

  5. Diego M - PepiMDQ

    Mediante Hamachi, armamos una lan virtual y jugamos C&C con amigos. Uno de ellos en España. Que emoción jugar asi, cada cual en su casa…

Responder a danie Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here