Con varios amigos nardos y geeks de la «época de los weblogs» tenemos un grupo de WhatsApp: Los Nagios.

En su momento, hará 15 años, todos teníamos nuestros blogs y nos juntábamos en las reuniones que se hacían. Wordcamps, Barcamps y varios más. Eran tiempos dorados de Internet para los emprendedores chicos ya que cualquiera con buenas ideas, ganas y paciencia podía hacerse un lugarcito. Hoy, es imposible.

Somos varios, y después de 10 años de amistad y muchas juntadas, ya nos conocemos muchísimo. El tiempo pasa pero por suerte la amistad sigue siendo cada vez mayor. Y como buen grupo de geeks, siempre salen consultas técnicas interesantes.

Éste es el caso de Roberto. El tipo, en su laburo, tiene una configuración dual monitor que le da bastante felicidad, pero comentó que sería aún más feliz si sumaba un monitor más, que obviamente en el trabajo no le daban, pero si le permitían agregar si el quería.

El tema es que la placa de vídeo tiene 2 salidas. Por lo que no es posible agregar monitores con conexión HDMI o Displayport.

Entonces, buscando alternativas, pensé en varias opciones.

1) Un monitor con conexión USB-C, pero los que hay en nuestro mercado son muy caros y difíciles de conseguir.
2) Agregar una Notebook barata cómo la Lenovo W14 (ar$40k) y usar un KVM por software como Sinergy.
3) La mejor opción del mundo, que desconocía.

Mientras discutíamos las opciones, apareció una tercera que, sinceramente, no la tenía muy en claro. Uno de los pibes dijo «sumale un iPad» y obviamente comentamos lo bien que este tipo de cuestiones está solucionado en el ecosistema Apple, pero ahí se encendió una luz ya que es posible utilizar una tablet o smartphone con Android cómo si de otro monitor se tratase, con el fantástico Space Desk.

Space Desk: stremear pantallas a través de la conexión WiFi

Space Desk (descargar – Windows y Android) es excepcional. Basta con instalar el software en la PC que actuaría de «servidor» y un cliente en cada dispositivo que se quiere utilizar cómo pantalla. Totalmente APB y encima gratis para uso hogareño o «no profesional».

Una vez ejecutas el servidor, éste se pone en modo «conexión». Luego, en cada cliente, seleccionaremos el IP de esta PC que actúa cómo servidor y cómo si de magia negra se tratara, tendremos una nueva pantalla, o algo así como un monitor más, pero sin cables.

Space Desk corriendo «como un monitor» en un Galaaxy S22.

Cómo ven en la imagen que ilustra la nota, es posible poner un Smartphone (no recomendado) o una Tablet para usar cómo otro monitor. La fluidez va bien, de hecho, cuando tenés un buen WiFi la verdad que parece casi tiempo real.

Hoy en día, donde a veces nos falta un monitor pero a la vez capaz nos sobra por ahí una Notebook viejita, usar Space Desk para sumar una pantalla es muy interesante. Ideal para la pestaña del WhatsApp, para ver Crónica TV, jugar al Póker o porqué no, tirar alguna fichita en un casino online cómo los que podemos ver en La llama que apuesta https://lallamaqueapuesta.com/casinos-online/.

2 COMENTARIOS

  1. Glorioso datazo! Seguro hay algo tb para ubuntu que uso en el laburo… tengo la tablet acá abierta enfrente mio y ahora le puedo dar un gran uso! No se me había ocurrido buscar.

    Aparece data desde el 2019… y yo perdiendomelo!

    Gracias!

  2. Lo probé con una Surface de primera generación y anda bien. El problema es que en el segundo monitor, el mouse lagea un poco.

    Por lo que pude averiguar, es porque la tasa de refresco del monitor principal es de 60 y la pantalla de la Surface de 30. Lamentablemente, la Surface no me deja subirla y la diferencia entre las tasas es lo que provoca el lageo.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here