Satoru Iwata: Que en paz descanses, señor videojuego

Que en paz descanses, señor videojuego. Te fuiste temprano, pero serás eterno…

Satoru Iwata, el señor videojuego, solo tenía 55 años cuando tuvo que marchar. La vida logró ponerlo de muy joven cómo presidente de una compañía tan importante cómo lo es Nintendo. No fue casualidad, por supuesto, sino que su ascenso tan marcado se dio gracias a una inmensa capacidad, un gran sentido del honor y la humildad – algo muy valorado en el ambiente ejecutivo japonés – y por supuesto una extraordinaria sensibilidad y sentido de la creatividad (algo indispensable para ser parte de Nintendo).

El señor Iwata se fue de este mundo por culpa de un maldito cáncer en el conducto biliar. Pero sin conocerlo me atreverí­a a decir que vivió muy intensamente sus 55 años que pasó por este mundo. Sus inicios en el mundo del videojuego se remontan básicamente a su niñez y lo encuentran aprendiendo a programar juegos numéricos para las primeras calculadoras electrónicas. Ya con solamente 20 años fue uno de los primeros en formar parte de HAL Laboratories, empresa que años más tarde darí­a vida al primer juego de Kirby siendo el señor videojuego uno de los responsables del desarrollo del mismo.

Las cosas de la vida (y el crecimiento de la gran N en el occidente) hicieron que HAL pase de ser una pequeña desarrolladora independiente a ser parte de Nintendo. No fue algo fácil para la desarrolladora pero ese espaldarazo económico le permitió a la compañía­a centrarse en hacer juegos de calidad y a Satoru le abrió una posibilidad cómo ejecutivo. Una de las cláusulas del contrato requerí­a que el señor Iwata fuera presidente de HAL, un puesto “a dedo” desde las cabezas Nintenderas que años más tarde se verú­a que no fue una decisión circunstancial.

Poco a poco Nintendo le iba dando más responsabilidades a Satoru, quién a finales del siglo pasado tuvo en sus haberes el increí­ble éxito de varias versiones de Pokemon. Para el 2000, el señor videojuego ya tení­a un puesto corporativo en la fábrica de sueños, que aceptó su pedido de disponer de horas de trabajo a cargo del desarrollo de videojuegos. Era evidente que su objetivo y su pasión no habí­an cambiado desde niño. Amaba hacer videojuegos.

En mi tarjeta de visita, soy presidente de una corporación. En mi mente, soy un desarrollador de videojuegos. Pero en mi corazón, soy un jugador.

2 años después, Hiroshi Yamauchi – quien fuera presidente de esta centenaria empresa desde 1949 – le ofrecí­a el puesto de presidente al señor videojuego. Se barajaban otros nombres, pero su elección fue bienvenida por medio mundo. Iwata era un tipo querido, humilde y por sobre todo, tenía un potencial tremendo. Bajo su “corta” presidencia Nintendo no solo tuvo su etapa más innovadoras de su historia sino que podrímos decir que armó una revolución en una empresa con tanto legado. Es curioso que aquel pedido de poder seguir estando en contacto con el desarrollo de juegos le permitió, siendo presidente, mejorar varios juegos que tení­an numerosos bugs. 2 ejemmplos de éstos fueron Pókemon Stadium y Super Smash Bros. Ya lo decía aquel dicho de “la mañas no se pierden”.

satoru-iwata

El señor videojuego apostó por la innovación y vaya si tuvo éxito. Nintendo DS, Wii, 3DS y la Wii U son un claro ejemplo de ello, aunque esta última decididamente no tuvo la trascendencia que se esperaba. Nunca fue a lo fácil, a lo rápido, sino que basta con jugar un juego de Nintendo (cualquiera sea) para notar que seguían buscando generar “otras cosar”en el jugador. A muchos – me incluyo – nos podría parecer infantil, o insulso, pero lo único que nadie que acepte llamarse “un jugador” cómo también se definía él mismo, va a discutir la magia implícita que supo mantener Nintendo en estos últimos años, aún a pesar del gigantesco cambio de paradigmas que golpea al mundo del videojuego.

Basta ver el siguiente “unboxing” de la Wii U para conocerlo un poco más, y darnos cuenta que detrás de esa rigidez tí­pica que tienen los japoneses parece existir alguien que, no por nada, fue tan respetado y admirado por colegas y hasta por ejecutivos de “la competencia”.

Es increíble ver la cantidad de mensajes de condolencias por la muerte de Satoru Iwata. La mayorí se lamenta por la pérdida de un excepcional ser humano. Alguien que a pesar de ser el presidente de una gigantesca multinacional nunca dejó de ser aquel pibe japonés como cualquier otro que creció en una época mágica y que supe seguir sus sueños y también fabricar los de millones de videojugadores

Adiós señor videojuego. Tus obras y vos, serán eternos.

4 Comentarios

  1. Un grande Satoru, que bueno que le rindan homenaje aquí en tecnovortex.
    Una preguntita Guille ¿Influyó en algo mi comentario en facebook donde recomendaba ver el unboxing de wii u, o es casualidad?.
    Ese unboxing yo creo que es mi favorito, se antoja tener un wii u, el señor trata con mucho amor y respeto a su maquina.
    Saludos

  2. Me siento agradecido por haber tenido una consola que salió a su mando. No puedo decir que la Wii es una consola súper HD ni que tenga hipermegagraficos, pero cuando jugué con ella, me sentí realmente como si fuera la primera vez que jugaba videojuegos, una sensación imposible de replicar.

    Con él no habían DLC, ni ningunas de estas nuevas formas de pago, y los juegos tenían una excelente trama, bien pensada, como debería ser el panorama ¿videojueguil? Yo realmente tengo una ps3 y no la miro, pero cuando puedo, vuelvo a abrir el Super Smash Bros Brawl, el Pókemon y soy feliz con ello.

    Yo considero que Satoru Iwata, debió haber permanecido mas tiempo con vida, lástima que el cáncer se le haya llevado los sueños al más allá.

    Todo un grande.

  3. Un visionario a la altura de Steve Jobs, que como él sabía exactamente qué era lo que intentaba vender. El hombre que salvó a Nintendo y la llevó a lo que es hoy. No por nada 3 de las 4 consolas creadas bajo su presidencia arrasaron con la competencia. ¿La Wii-U? Mario Kart 8 y SSB ya justifican su compra.

    And no, I don’t understand

  4. No te puedo creer! Que pena murió muy temprano y encima de cáncer pobre, no tení­a ni idea que padecí­a la enfermedad. Estoy un tiempo alejado de las noticias de videojuegos y pasa esto, no hace mucho estuvo presentando el E3!

    Asi que me entero por ustedes, gracias por darle un espacio en esta web para recordarlo, el tipo ha sabido darle nueva vida a Nintendo si bien la wiiu ya no logró sostener la misma magia e innovación. La wii y las ds fueron tremendas. Y era un cago de risa verlo en las presentaciones bajándose al nivel de cualquier jugador y encima con ese inglés entrecortado jaja. Que en paz descanse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here